Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Patologías del ano. Fisura anal, fístula anal y hemoroides

28-03-2014
Patologías del ano. Fisura anal, fístula anal y hemoroides
Valora esta Noticia:

La patologías del ano suelen ser molestas e incluso muy dolorosas en algunos casos, llegando a provocar a los pacientes miedo a ir al baño.

Existen diferentes tipos de patologías del ano, entre las que encontramos la fisura anal, la fístula anal y las conocidas hemorroides.

Para solucionar los problemas derivados de patologías anales como la fisura anal, la fístula anal y las hemorroides la única solución definitiva es la cirugía.

Muchos pacientes que sufren de alguna patología del ano, ya sea fisura anal, fístula anal o hemorroides, además de sufrirla en silencio, pueden llegar a desarrollar un miedo atroz a ir al baño debido al dolor o molestia que ésta les provoca. La gravedad de estas patologías varía de una a otra, aunque algo que tienen todas en común es que reducen considerablemente la calidad de vida del paciente, ya sea en cualquier momento, como es el caso de las molestias continuas causadas por las hemorroides, o en a la hora de ir al baño.

Para ayudar a diferenciar entre las diferentes patologías del ano, a continuación explicamos brevemente en qué consisten y los síntomas de las fisuras, fístulas y hemorroides:

Fisura Anal

¿Qué es una fisura Anal?

La fisura anal suele confundirse con las hemorroides, pero en realidad es una herida que se produce en el recto y provoca un dolor intenso a la hora de defecar. Este dolor en algunos casos llega a prolongarse durante las horas siguientes, lo cual hace que el paciente llegue a temer ir al baño. Además, debido a su localización, es muy propensa a sufrir infecciones, por lo que el dolor y la molestia aumenta considerablemente.

Solicita una consulta gratuita e inmediata con uno de nuestros especialistas

Causas de la aparición de las fisuras anales

La aparición de las fisuras anales suele deberse a problemas relacionados principalmente con la alimentación, siendo la causa principal el estreñimiento, aunque es posible que se produzca debido a la introducción de elementos en el ano o a prácticas sexuales que impliquen penetración anal. Entre las causas de aparición de las fisuras anales podemos mencionar diarreas persistentes, el esfuerzo del estreñimiento, una alimentación demasiado rica en alimentos picantes, estrés o una humedad excesiva en la zona anal.

Síntomas de la fisura anal

Como hemos comentado, los síntomas de la fisura anal son el sangrado, la molestia y el dolor en el momento de defecar y en las horas posteriores. Además, probable que se produzca infección por lo que el dolor y la molestia se agravará notablemente.

Fístula Anal

¿Qué es una fístula anal?

Se trata de un absceso (infección e inflamación de tejido que causa hinchazón y pus, lo que conoceríamos como grano) que aparece en las glándulas del ano encargadas de la lubricación del conducto rectal durante la defecación.

Causas de la aparición de las fístulas anales

La aparición de las fístulas anales puede deberse a diferentes factores. También es interesante mencionar que algunas enfermedades predisponen a las personas a sufrir de fístulas anales, entre las cuales encontramos la Enfermedad de Crohn, la Colitis ulcerosa o un tumor en la zona.

Imagen de hombre con fisura anal

Por último, como causas de la aparición de las fístulas anales, existe la relación con cirugías previas en la zona rectal, radioterapia colorrectal o por complicaciones en el parto. A pesar de todas estas posibles causas, en numerosas ocasiones la fístula anal aparece sin razón aparente.

Síntomas de las fístulas anales

Los síntomas de las fístulas anales son fácilmente reconocibles, e incluso se podría decir que son una mezcla de los síntomas de las fisuras anales y de las hemorroides. Los síntomas son dolor y sensación de ocupación en la zona del ano, intenso dolor durante y después de la defecación, leve presencia de sangre en las heces e incluso sangre o pus en la ropa interior, lo cual puede ir acompañado o no de fiebre.

Hemorroides

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides consisten en la inflamación varicosa de las venas hemorroidales del recto, de ahí el nombre. Las hemorroides se producen debido a la dilatación de las venas hemorroidales del ano. Dependiendo de la localización de las hemorroides podemos diferenciar entre hemorroides internas, las cuales se encuentran en el interior del ano; o hemorroides externas; situadas, como bien su nombre indica, en el exterior.

Causas de la aparición de las hemorroides

Las causas de la aparición de las hemorroides son variadas, y van desde irritación por diarreas muy fuertes, estreñimiento, embarazo, factores hereditarios o una ingesta excesiva de picante. La mejor forma de prevenir la aparición de las hemorroides es llevar una alimentación equilibrada rica en fibra y una vida activa, ya que las hemorroides tienen una incidencia alta en personas que debido a su puesto de trabajo pasan largas horas sentadas o de pie.

Operación de hemorroides

Síntomas de las Hemorroides

Los síntomas de las hemorroides varían dependiendo del nivel de gravedad de las mismas, pero en general son: molestia contínua, picor, sangrado e incluso dolor durante la defecación. En las hemorroides de nivel alto de gravedad, las venas hemorroidales salen del ano durante la defecación, lo cuál provoca un intenso dolor y deben ser devueltas a su posición por el paciente.

Tanto en el caso de la fisura y la fístula Anal como en las hemorroides, la única solución definitiva es mediante cirugía, a no ser que sean poco graves en los que puede intentarse aliviar los síntomas mediante otros tratamientos. Por ejemplo, si se trata de hemorroides de grado I o II, es posible aliviar los síntomas con cambios en la alimentación y en algunos hábitos, mientras que si son de grado III o IV la única forma de solucionarlas y mejorar la calidad de vida del paciente es con una operación de extirpación. Para conocer más sobre estas patologías y sus correspondientes operaciones podéis hacerlo en los siguientes enlaces:

Operación de Fisura Anal

Operación de Fístula Anal

Operación de Hemorroides, extirpación

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 28-03-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hemorroides (extirpación)

Hemorroides (extirpación)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.950 €
Financiación 
desde 95 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso