Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Artroscopia de menisco

4.9 (98%) 418 votos
10-06-2014
Artroscopia de menisco
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

​La rodilla permite a las personas llevar a cabo los movimientos de flexo-extensión implicados al caminar o correr. Es al mismo tiempo la articulación del cuerpo humano que más sufre al tener que soportar la mayor parte del peso.

La rodilla es una articulación compleja que se compone de diversas estructuras, 3 tipos distintos de huesos que la encierran desde arriba (fémur), abajo (tibia) y la abrazan en su parte anterior (rótula) y estructuras de un material más blando que permiten mantener la sujeción de la articulación y conseguir que los movimientos puedan realizarse de forma suave y no traumática. De entre las estructuras blandas que conforman la rodilla, los meniscos forman una parte muy importante dentro de la articulación.

Consulta tu caso con un especialista en cirugía de menisco

Los meniscos de la rodilla son elementos orgánicos conocidos como fibrocartílagos, no poseen vasos sanguíneos ni terminaciones nerviosas. Su función principal es la de permitir el rozamiento entre ambos huesos y aguantar las compresiones e impactos del cuerpo sobre la articulación. Los meniscos disminuyen su grosor de fuera a dentro y se suelen asentar en la parte inferior de la articulación de la rodilla siendo redondeados en su parte superior y planos en su parte inferior.

El mecanismo de lesión de los meniscos de la rodilla suele ser p,rincipalmente, a causa de un movimiento brusco de extensión de la pierna afectada, momento en el que los huesos atrapan parte del menisco y lo rompen. Otro mecanismo lesional importante es cuando doblamos la rodilla hacia un lado de forma brusca y tenemos la articulación flexionada, algo muy frecuente en esquiadores. También es frecuente la asociación de la lesión de ligamentos cruzados con la lesión de los meniscos de la articulación de la rodilla

Artroscopia de menisco

La elección del mejor tratamiento para las lesiones de los meniscos de la rodilla depende de una serie de factores distintos: edad, comorbilidad del paciente (Si presenta alguna lesión adicional), características de la lesión, la dificultad del paciente para la realización de su vida cotidiana y las expectativas del paciente sobre cuál quiere ser el resultado final. Generalmente el tratamiento de la lesión de los meniscos de la rodilla de carácter leve debe seguir un tratamiento conservador no quirúrgico cuando la articulación de la rodilla no se bloquea imposibilitando su función y no se produce derrame articular, pudiendo el paciente realizar sus actividades cotidianas sin presencia de dolor. En estos casos, el objetivo del tratamiento será el del control del dolor y disminuir la inflamación que se produce en este tipo de lesiones mediante el uso de antiinflamatorios y técnicas de rehabilitación y fisioterapia.

En todos los demás casos en los que encontramos lesión meniscal está indicado el tratamiento quirúrgico, para ello debemos diferenciar 2 objetivos que queremos explicitar a la hora de la intervención: tratamiento quirúrgico definitivo y tratamiento en lesiones muy agudas que se encuentren bloqueadas y que sea necesario el uso de una artroscopia diagnóstica-terapéutica para localizar el tipo de problema y solucionarlo en ese momento o en un segundo tiempo si en esa primera exploración no fuera posible.

Los tipos de intervención quirúrgica para resolver la lesiones meniscales de la articulación de la rodilla son sutura de una parte del menisco, extirpación parcial del menisco mediante artroscopia, transplante de menisco y el implante de colágeno. La decisión por la cual nos guiaremos para elegir un tipo de intervención u otra dependerá del tipo de lesión, la localización, el tiempo de evolución de la lesión y las características individuales del paciente.

Artroscopia de menisco

La sutura del menisco está especialmente indicada si la lesión se encuentra en zonas en las que la regeneración del menisco de la rodilla es más importante, son las llamadas zonas roja-roja y roja-blanca.

La meniscectomía es la indicación generalemente más frecuente y está indicada en aquellas zonas que por su localización anatómica son poco vascularizadas y que presentan una pequeña capacidad de regeneración del cartílago. La idea es retirar la mínima cantidad de menisco roto intentando conservar las zonas más periféricas y que son las que sustentan en mayor medida la funcionalidad de la rodilla. Esta técnica generalmente se usa mediante una artroscopia, técnica mínimamente invasiva que consiste en la introducción de pequeños tubos equipados con un sistema de luz de mínimo tamaño que nos permite poder visualizar la rodilla desde su interior y realizar reparaciones o intervenciones quirúrgicas de forma mínimamente invasivas.

El trasplante de menisco alogénico está indicado en pacientes que tras una intervención de extirpación parcial del menisco de la rodilla sigue presentando dolor, suelen ser pacientes menores de 60 años y el objetivo es intentar frenar la destrucción del menisco y atrasar los cambios degenerativos que pueden estar asociados al mismo tiempo que disminuir los episodios de dolor al mínimo posible. En los últimos ensayos clínicos este tipo de tratamiento está dando muy buenos resultados. Está contraindicado en pacientes con gran degeneración de la articulación de la rodilla y aquellos en los que la articulación ha podido sufrir procesos infecciosos.

Conoce más sobre la operación de menisco

El implante de colágeno es una técnica que también se realiza por artroscopia que consiste en la administración de un tipo de colágeno específico llamado tipo I en aquellas zonas de la articulación de la rodilla que por el traumatismo se hayan quedado sin cartílago meniscal protector. Las indicaciones en este tipo de intervención son muy específicas y todavía está en discusión cuáles son los pacientes que se beneficiarían más de esta técnica y la duración de los beneneficios de la misma.

La rehabilitación de estos tipos de intervención viene medida por las características del paciente y por ejercicios de fortalecimiento de la musculatura que rodea a la articulación. Generalmente los pasos de la recuperación-rehabilitación están medidos de la siguiente manera: hasta la retirada de los puntos se prohíbe la movilización y la carga de peso sobre la articulación de la rodilla (generalmente 10-15 días), a partir de este momento se permite la carga pequeña siempre con muletas y se inician los ejercicios isométricos en los que potenciamos la flexión y extensión de la rodilla hasta el primer mes con posterior uso de rodillera que impida la flexión hasta 90º de la articulación de la rodilla al menos 6 semanas más. Este proceso de rehabilitación puede ser variable según las características individuales de los pacientes.

Consulta tu caso con un especialista en cirugía de menisco

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 10-06-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.849 €
Financiación 
desde 138 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso