Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Recuperación y rehabilitación tras una prótesis de rodilla

4.7 (94%) 420 votos
17-06-2014
Recuperación y rehabilitación tras una prótesis de rodilla
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

¿Qué son las prótesis de rodilla?

Las prótesis de rodilla están formadas por elementos y estructuras artificiales que sustituyen la rodilla original cuando realizamos una artroplastia total de la articulación de la rodilla debido principalmente a enfermedades degenerativas como la artrosis. Dicha artroplastia total de rodilla es una operación de cirugía mayor que implica la sustitución de las estructuras dañadas de la rodilla por una articulación artificial. Al ser una cirugía de estas magnitudes, se requerirán una serie de cuidados previos y posteriores a ella.

¿Cuándo se es candidato a la colocación de una prótesis de rodilla?

La principal indicación para que un paciente se someta a una sustitución completa de su rodilla por unas prótesis es la presencia de artrosis severa en la articulación. A este proceso lo llamaremos gonartrosis. En España la prevalencia de gonartrosis es cercana al 28% entre 60-69 años y cerca del 35% en personas mayores de 70 años. Por lo tanto, la gonartrosis es una enfermedad que está muy presente en la vida diaria de un gran número de personas en este país.

Solicitar cita con un especialista en rodilla

La presencia de tumores de partes blandas que afecten a la articulación de la rodilla, la presencia de osteoporosis importante en cualquiera de los huesos que forman parte de esta articulación, las lesiones traumáticas de ligamentos o meniscos pueden ser otras de las causas que conlleven la necesidad de realizar una artroplastia total de la rodilla con colocación final de una prótesis total, aunque de forma mucho menos prevalente que la afectación por la gonartrosis.

¿Cuántos tipos diferentes de prótesis de rodilla hay?

Para poder hablar de los diferentes tipos de prótesis de rodilla debemos de comentar con anterioridad que existen, a grandes rasgos, dos tipos diferentes de artroplastias de la rodilla: artroplastia parcial o unicompartimental (en el que está dañada sólo una parte de la articulación) o artroplastias totales (son las más frecuentes, generalmente asociadas a gonartrosis e implican una sustitución completa de todas las estructuras salvo el ligamento cruzado posterior).

Dentro de las artroplastias totales podemos encontrar 3 variantes: prótesis no constreñidas (respetando el ligamento cruzado posterior o extirpándolo), prótesis semi-constreñidas y prótesis constreñidas o en bisagra.

Generalmente los elementos usados en la fabricación de las prótesis de rodilla suelen ser aleaciones de titanio, cobalto y cromo.

¿En qué consiste la rehabilitación posterior a la implantación de una prótesis de rodilla?

El éxito de una artroplastia total de rodilla no sólo radica en una buena técnica quirúrgica y anestésica, factores importantes también, sino que se ha demostrado que un programa de rehabilitación previo y posterior a la intervención lo más individualizado posible y adaptado a las necesidades de cada paciente aporta mejores resultados.

Rehabilitación de prótesis de rodilla

El inicio de una rehabilitación lo antes posible, generalmente a partir del segundo día, se ha comprobado que mejora de forma sustancial el resultado final de la operación.

En la mayoría de ocasiones, tras la finalización de la intervención quirúrgica, es habitual que los pacientes permanezcan ingresados unos cuantos días mientras las cicatrices de la operación y el postoperatorio se completa. Durante este ingreso, el uso de movilización pasiva continua durante 1 hora al día unido a sesiones de crioterapia 3 veces al día no superiores a media hora han demostrado una vuelta a las actividades diarias del paciente mucho más precoz. Los ejercicios isométricos de cuádriceps de ambos miembros inferiores y los ejercicios activos de flexión y extensión de la rodilla a partir del tercer y cuarto día también han demostrado su eficacia.

Posteriormente cobran una mayor importancia ejercicios de fortalecimiento de la rodilla que catalogaremos como ejercicios de acción temprana como pueden ser caminar con el uso de muletas con apoyo del peso del cuerpo de forma progresiva o bajar escaleras y subirlas siempre con el apoyo de un pasamos, siempre que las mismas no superen los 10 cm de alto. Progresivamente podremos ir añadiendo trabajo a nuestra articulación operada según encontremos más fuerte nuestra rodilla.

Imagen de un tipo de prótesis de rodilla

El siguiente paso es el de realizar ejercicios más complejos que llamaremos ejercicios de carácter avanzado que generalmente suelen constituir en movimeintos de flexión y extensión de la rodilla con resistencia (bien con gomas elásticas o con muy poco peso en forma de tobillera) e inicio de actividades aeróbicas como es la bicicleta estática. Estas actividades se iniciarán en un primer momento dos veces al día durante 10 minutos con muy poca resistencia, aumentándola progresivamente hasta conseguir que durante 3-4 días a la semana podamos realizar 2 turnos de 30 minutos con resistencias cada vez más elevadas.

Es posible que durante la realización de estos ejercicios y, sobre todo, al finalizar los mismos se pueda producir cierta inflamación de la articulación de la rodilla y cierto dolor. En este sentido es importante mantener elevado el miembro inferior de la rodilla afectada y aplicar hielo de forma local, nunca de forma directa, durante al menos 15 minutos después de cada ejercicio. En caso necesario siempre es imprescindible contactar con el traumatólogo de referencia si existen dudas al respecto.

En las últimas guías españolas sobre la rehabilitación en pacientes con artroplastias totales de rodilla se ha demostrada que no hay diferencias entre realizar estos ejercicios de rehabilitación en un ámbito hospitalario a realizarlos en un ámbito de carácter ambulatorio, en pacientes seleccionados con poco rango de comorbilidad y con apoyo familiar.

¿Quieres saber cuál es la salud de tu rodilla?

Para conocer el estado de salud actual de tu rodilla y si pudieras necesitar una prótesis, ponemos a tu disposición el cuestionario Oxford de salud de rodilla. Tras rellenarlo, recibirás una valoración médica gratuita de los resultados del cuestionario. Tan sólo necesitas pinchar en el siguiente banner:

Hacer cuestionario de salud de rodilla

¿En cuánto tiempo nos recuperamos de la implantación de una prótesis de rodilla?

Generalmente podemos decir que si se inicia una rehabilitación en los dos siguientes días a la operación y se realizan los ejercicios que comentamos en la sección anterior y si todo transcurre dentro de la normalidad es posible iniciar la marcha con muletas en torno a los 15 después de la artroplastia total de la rodilla. Será posible caminar sin carga y sin muletas en torno a las 3 semanas de la operación y empezar a hacer ejercicios aeróbicos tipo ciclismo (siempre en bicicleta estática) entre las 4 y las 6 semanas posteriores a la operación, de manera que la reincorporación a las actividades diarias dentro de una relativa normalidad es posible lograrlo en torno a las 2 meses de la operación.

Descarga gratis el manual "Prótesis de rodilla, el primer paso hacia una vida mejor"

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga de forma gratuita nuestro manual sobre prótesis de rodilla. Descubre todo lo que necesitas saber sobre la operación de prótesis de rodilla con este cómodo manual:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 17-06-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Rodilla (Artroplastia)

Prótesis total de Rodilla (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 7.990 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso