Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Información sobre quistes sebáceos

4.9 (98%) 422 votos
20-06-2014
Información sobre quistes sebáceos
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Los quistes pueden ser de varios tipos, aunque el más habitual es el quiste epidérmico.

La principal diferencia entre lipomas y quistes es su consistencia y comunicación con el exterior.

La unica solución definitiva para los quistes y lipomas es la extirpación quirúrgica.

​¿A qué llamamos quiste?

Se define como quiste a una cavidad de contenido líquido o semisólido que se encuentra recubierto por epitelio, es decir, capas de piel. Un quiste es una formación muy específica y reconocemos muchos tipos de ellos. Generalmente los de mayor frecuencia son los quistes epidérmicos, los quistes millium, los quistes pilares y algunos otros menos frecuentes. 

La diferencia entre todos estos tipos de quistes sólo es posible mediante un estudio de anatomía patológica ya que es necesario ver qué tipo de capas lo recubren para poder ponerle nombre y apellidos. Dentro de la sospecha diagnóstica que debemos tener en cuenta cuando nos encontramos con una lesión de tipo quiste son los llamados pseudoquistes, que son cavidades dentro de la piel pero que no se encuentran revestidas ni rodeadas por tejido epitelial.

Solicita cita con un especialista en extirpación de lipomas, quistes sebáceos

La apariencia externa de los quistes es la de una pequeña protusión que asoma hacia fuera de la piel. Ésta puede tener o no un pequeño poro en el centro con el que se comunique con el exterior. Todos los quistes cutáneos o de la piel tienen su origen en cualquiera de las diversas porciones que rodean al folículo piloso (el pelo) en cualquier tramo del cuerpo humano que presente nacimiento de vello, según comience el quiste a formarse en cualquiera de esas partes tendremos quistes distintos con características distintas. Alrededor del pelo y su nacimiento en la dermis solemos encontrar, aunque en una proporción variable, dependiendo de la región del cuerpo humano en la que nos encontremos, glándulas que segregan sustancias que salen al exterior. Estos tipos de glándulas pueden ser sebáceas o sudoríparas principalmente.

¿Qué es un quiste sebáceo o epidérmico?

Un quiste sebáceo o epidérmico es una cavidad, tal y como hemos explicados antes, que se encuentra rellena principalmente de células muertas de la piel, desechos o contenido cutáneo muerto provocado por una infección en las glándulas sebáceas. Generalmente siempre es de características benignas. Por lo general suelen ser firmes al tacto, móviles y fluctúan en planos profundos de la piel por lo que no se suelen encontrar pegados a capas más alejadas de la superficie de la piel. Suelen ser más frecuentes en tronco, cara, cuello, escroto o detrás de las orejas. Es posible que en las mujeres puedan aparecer en sus genitales externos.

Cirugía de quistes sebáceos o epidérmicos

¿Cómo se forma un quiste sebáceo o epidérmico?

La piel está formada por varias sustancias y durante toda nuestra vida no deja nunca de crecer, se ha estudiado que la piel crece a un ritmo elevado y se renueva completamente cada 28-30 días. El ciclo normal de crecimiento de la piel es de dentro a fuera. Se empieza a sintetizar en las capas más profundas de la piel y va “empujando” a las capas más superficiales que se descaman, es decir, se van cayendo de la superficie del cuerpo humano.

Dentro de las capas más superficiales de la piel, la queratina (proteína con estructura fibrosa, muy rica en azufre y muy resistente) forma su componente más importante. La queratina se encuentra en estructuras tan distintas en dureza como la piel, el pelo o las uñas. La diferencia de dureza se explica por la diferente compactación que sufre la queratina según van saliendo las capas de piel hacia el exterior. En la formación de un quiste sebáceo, la cavidad se encuentra rodeada de queratina, generalmente debido a alguna alteración en el crecimiento de esta sustancia proteínica empieza a crecer alrededor de un folículo piloso o pelo y se encierra a si misma permitiendo que en el hueco de la cavidad siga creciendo queratina en su interior.

Cuando en ocasiones la cavidad comunica con el exterior es posible que los microorganismos que todos poseemos en nuestra piel puedan acceder al quiste y puedan sobreinfectarlo, en este momento hablaremos de un quiste sebáceo sobreinfectado en el que el tratamiento es distinto al quiste sebáceo no infectado o simple, tal y como veremos más adelante.

Operación de lipomas, quistes sebáceos

¿Cómo diferenciamos entre un lipoma y un quiste sebáceo?

Un lipoma es una tumoración blanda, de consistencia gomosa que se forma por el acúmulo de grasa. Se diferencia del quiste en que el lipoma no es ninguna cavidad que se rellene con material sino que es en sí una masa compacta. Suele ser más duro que el quiste y generalmente suele estar adherido a planos más profundos de la piel. No tiene una comunicación al exterior como puede presentar el quiste y es muy poco frecuente que se infecte. El tratamiento para el lipoma suele ser quirúrgico si queremos que el lipoma sea extraído por completo.

¿Cuál es el tratamiento para el quiste sebáceo?

El tratamiento para el quiste sebáceo dependerá de si lo que tenemos es un quiste simple no infectado o si por la comunicación con el exterior que hemos comentado anteriormente se encuentra infectado.

Si el quiste está infectado tenemos dos opciones de tratamiento. Por un lado, si la infección es aún reciente y lo que encontramos es un quiste duro e inflamado pero que no se advierte aún colecciones de pus, suele ser más efectivo el tratamiento con antibióticos durante al menos una semana y esperar a que la infección pase y se convierta en un quiste simple.

Solicita cita con un especialista en extirpación de lipomas, quistes sebáceos

Si la infección es más evolucionada en el tiempo y podemos objetivar una colección de pus (en estos casos suele haber bastante dolor y el aspecto es de enrojecimiento con un centro blanquecino) el mejor tratamiento es dar un pequeño corte en el centro del quiste sebáceo infectado y dejar que la colección de pus del interior del mismo drene hacia el exterior, en ocasiones es necesario apretar para eliminar completamente los restos de infección. Posteriormente se dejará una gasa empapada con un agente antiséptico durante unos días y dejar que se cierre sólo y pase a convertirse en un quiste simple sebáceo de nuevo.

El tratamiento para eliminar por completo un quiste sebáceo simple es la extirpación quirúrgica. Para ello, es necesario hacer un pequeño corte alrededor del mismo y extraer el quiste en su totalidad. Si no extraemos completamente la cápsula de la cavidad que forma el quiste es posible que reaparezca con el paso del tiempo. Este tipo de operación suele tener mínimas complicaciones, únicamente es posible que el paciente pueda tener leves molestias en las horas siguientes a la operación. Ésta no requiere ingreso hospitalario, es necesario la utilización de puntos de sutura cuyo número dependerá de la extensión del quiste. La operación suele durar entre 15 minutos y media hora.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 20-06-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Lipomas y quistes sebáceos, extirpación

Lipomas y quistes sebáceos, extirpación

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 390 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso