Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Fractura de cadera, lo que hay que saber

4.5 (90%) 430 votos
07-07-2014
Fractura de cadera, lo que hay que saber
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Una fractura de cadera es cualquier rotura producida en los componentes que forman dicha articulación, siendo normalmente el fémur.

Las mujeres son más propensas a sufrirlas en una proporción de 3 fracturas en mujeres por cada hombre.

Existen varios tipos de fractura de cadera así como también varias formas de repararlas, pero siempre se hace con cirugía.

¿Qué es una fractura de cadera?

Se considera una fractura de cadera a la rotura de cualquiera de los componentes que forman la articulación de la cadera. La articulación de la cadera es la que se encuentra a ambos lados de la pelvis y que está formada por un componente fijo en la pelvis llamado acetábulo, que sirve de espacio en el que se pueda encajar la otra parte de la articulación de la cadera, y el fémur, cuya cabeza va encajada en el acetábulo y que además es la que le da la capacidad de moverse en la mayor cantidad de ángulos posibles. La cabeza del fémur continúa con el hueso del mismo nombre y forma junto con los músculos, vasos sanguíneos, nervios y demás estructuras la parte del cuerpo que conocemos como muslo.

Solicita cita con un especialista en prótesis de cadera

¿Qué tipos de pacientes suelen sufrir una fractura de cadera?

Si hablamos desde un punto de vista epidemiológico es evidente que la mayor parte de pacientes que sufren una fractura de cadera son aquellas personas mayores de 65 años que presentan o están siendo medicadas para la osteoporosis o sufren una serie de enfermedades sistémicas importantes que les afectan la salud de forma crónica.

En la actualidad se sabe que las fracturas de cadera afectan mucho más a las mujeres que a los hombres en una proporción de 3 mujeres por cada hombre, aunque la mortalidad es siempre mucho más elevada en los hombres que las mujeres.

Se calcula que el 5% de las mujeres de España sufre o ha sufrido una fractura de cadera en su vida y que un 17% de ellas sufrirán o han sufrido una fractura de cadera si su vida media supera los 85 años.

Paciente con fractura de cadera hablando con un médico

¿Qué enfermedades se asocian en mayor medida a sufrir una fractura de cadera?

En la actualidad se conoce que se asocia con más fuerza a un riesgo elevado de fractura de cadera es la osteoporosis. Ésta es una enfermedad metabólica que altera la síntesis de hueso de buenas condiciones en las personas afectadas de manera que aunque sigan fabricando hueso, éste es de mala calidad y tiene una gran predisposición a fracturarse. La existencia de otras enfermedades sean o no metabólicas hace que las personas mayores de 65 años, junto con el deterioro normal de su salud debido a la edad, tengan muchas más probabilidades de padecer en algún momento de su vida una fractura de cadera.

Los esfuerzos de todos los servicios sanitarios se dirigen de forma clara a intentar minimizar los estragos de la osteoporosis desde edades medias de la vida de forma que no se puedan presentar estadios avanzados de la misma y a su vez disminuir la elevada cantidad de fracturas de cadera que sufren los pacientes de edades superiores a 65 años.

¿Cómo se produce una fractura de cadera?

Hay numerosos estudios que han definido las causas de la rotura de la cadera, donde se divide la población en dos grandes grupos según su edad: mayores de 65 años y menores de 65 años. Para la gente menor de 65 años el mecanismo por el que se produce la fractura de la cadera suele ser por un impacto de alta energía: un accidente de coche, una caída desde una gran altura, un aplastamiento de la pelvis, etc. Para las personas mayores de 65 años el 80% de las veces se produce desde su propia altura (una caída casual en la calle o en casa), un 5% desde una altura superior a 1,5 metros, un 5% en el transporte público y un 3% desde la cama. Esto es debido a la presencia de las enfermedades que hemos comentado anteriormente, sobre todo la osteoporosis, la diabetes, la desnutrición, etc.

foto fractura de cadera

¿Cómo se diagnostica una fractura de cadera?

Las fracturas de cadera que sufren todos y cada uno de los pacientes que las padecen tienen un desencadenante claro, un momento, traumático o no, en el que la aparición de dolor y de deformidad de la pierna del mismo lado de la fractura sean patentes en la persona. Por tanto los signos y/o síntomas de una fractura de cadera son claros: dolor y deformidad de la pierna. La deformidad viene definida por el acortamiento de la pierna del lado de la fractura si lo comparamos con la otra pierna y una rotación del miembro patológico, es decir, que la pierna de la cadera fracturada está girada hacia un lado y el intento por colocarla en su sitio es imposible, bien porque no es posible mover la pierna o bien porque el dolor que ocasiona al hacerlo es tan fuerte que la paciente o el paciente no lo permite.

La radiografía de la cadera en una proyección anteroposterior o de frente y una radiografía lateral o en dirección oblicua son necesarias para determinar por donde se ha roto el fémur y si los trozos que pueden haberse formado tras la rotura se encuentran desplazados o juntos. Si tras las radiografía todavía quedaran dudas, es posible realizar una tomografía computerizada o TAC para acabar de definir el tipo de fractura.

¿Qué tipos de fractura de cadera podemos encontrar?

Hay muchísimas formas de clasificar todas las fracturas de cadera posibles y diferentes puntos de vista a través de los cuales los profesionales de la salud clasifican y proponen un tratamiento específico y directo según sus propias escalas.  Si hablamos de los tipos de fractura de cadera debemos dividir al fémur en dos partes fundamentales ya que es este hueso es el que se rompe en este tipo de fracturas: la cabeza del fémur y los trocánteres (son pequeños salientes en la parte alta del fémur pero por debajo de su cabeza). Teniendo en cuenta esta división hacemos dos clasificaciones generales:

  1. Fracturas de cadera en la que se afectan la cabeza del fémur, que según su localización se pueden dividir a su vez en varios tipos: fracturas subcapitales (justo por debajo de la cabeza del fémur), fracturas transcervicales (roturas justo en el centro del cuello del fémur que une la cabeza con el resto del hueso) y fracturas basicervicales (roturas en la parte inferior del cuello justo en el lugar donde se une con el resto del hueso).
  2. Fracturas de cadera en la que se afectan los trocánteres: que son las que se afectan alrededor de los trocánteres que tal y como hemos dicho anteriormente están en la parte alta del fémur debajo del cuello y la cabeza del fémur, estas se pueden dividir a su vez en fracturas intertrocantéreas (la rotura está justo entre los dos trocánteres), pertrocantéreas (cuando la rotura está justo por debajo de los trocánteres) y subtrocantéreas (cuando la rotura está más por debajo que las pretroncantéreas muy cerca del resto del hueso).

Dentro de todas las clasificaciones que hay y de todas las escalas para medir la complejidad o la intensidad de las fracturas de cadera, siempre hay que tener en cuenta la gravedad y la necesidad de cirugía urgente o programable si las fracturas son completas o no y si los fragmentos están desplazados o no lo están. Las fracturas más complejas son aquellas que son completas (rotura total del hueso es decir, una entrada y una salida de la rotura) y que los fragmentos están desplazados respecto al resto del hueso.

fracturas de cadera

¿Cuál es el tratamiento de las fracturas de cadera?

El mejor tratamiento y además el único que es definitivo, es el tratamiento quirúrgico. Sin una intervención quirúrgica ya sea para colocar una prótesis de cadera como para intentar fijar con una placa y tornillos los fragmentos rotos y/o desplazados  de las fracturas de cadera, es imposible solucionar el problema y devolver una calidad de vida aceptable a los pacientes que la sufren.

La clasificación que hemos comentado anteriormente de las fracturas de cadera nos sirve para definir de forma más clara cuál es la indicación del tipo de cirugía que debe llevarse a cabo para reparar este tipo de fracturas.

¿Cuál es el tipo de tratamiento de las fracturas de cadera de la cabeza del fémur?

Según la clasificación de este tipo de fracturas de cadera las podemos dividir en dos grupos: las fracturas subcapitales y transcervicales no desplazadas ya sean completas o incompletas, que deben repararse mediante la colocación de material de osteosíntesis (tornillos y placas sobre el hueso de forma que se fijen las estructuras óseas y pueda crecer hueso a su alrededor para fijar los trozos) y las fracturas desplazadas, las cuáles se deben dividir según la edad del paciente y según su patología concomitante. Si es un paciente menor de 65 años sin patología asociadas y con una calidad de vida buena debe de intentarse operar mediante la osteosíntesis que hemos comentado anteriormente, si por el contrario, es un paciente mayor de 65 años con patología asociada, graves problemas de salud o con una actividad física muy limitada por alguna enfermedad se prefiere la intervención quirúrgica para la implantación de una prótesis de cadera.

Conoce más sobre la operación de prótesis de cadera

Ante los casos intermedios siempre se prefiere individualizar a cada paciente y estudiar con detenimiento las alternativas. En el caso de preferir realizar una intervención para la fractura de la cabeza mediante osteosíntesis se ha de intentar realizar lo antes posible para favorecer lo máximo posible la regeneración del hueso.

¿Cuál es el tipo de tratamiento de las fracturas de cadera trocantéreas?

En este tipo de fracturas de cadera siempre se elige, salvo complicaciones muy importantes de los pacientes, la intervención quirúrgica con material de osteosíntesis. Para elegir qué tipo de material de osteosíntesis se van a utilizar las clasificaciones que hemos citado anteriormente. Para ello las dividimos en fracturas de cadera estables o inestables.

En las fracturas de cadera estables siempre se prefiere la colocación de una placa de titanio u otro material sintético junto con la implantación de tornillos que fijen la fractura y los trozos no desplazados de la misma.

En las fracturas de cadera inestables se prefiere el uso de clavos intramedulares más el uso de tornillos. Los clavos intramedulares son unos tipos especiales de tubos muy parecidos a los vástagos de las prótesis de cadera que se introducen en el interior del fémur y sirven para fijar y estabilizar el hueso ya que se anclan a la cabeza del fémur e impiden su movimiento. Los tornillos se usan para fijar a aquellos fragmentos que se encuentran desplazados de forma que se puedan situar en su localización natural y cuando la regeneración ósea se produzca el resultado final sea el más fisiológico y natural posible.

Solicita cita con un especialista en prótesis de cadera

¿Cuál es la recuperación después de una intervención de una fractura de cadera?

En la recuperación de las fracturas de cadera de las personas mayores de 65 años es muy importante la movilización precoz de la extremidad afecta, cuanto más tiempo se pase sin apoyar dicha extremidad mayor será la incapacidad residual que quedará después de la intervención. Teniendo en cuento esta situación hay que cumplir los siguientes objetivos:

  1. Sentarse en un sillón o en la cama o en una silla a las 24 horas de la operación con el fin de que la extremidad afectada por la fractura de la cadera pueda apoyarse en el suelo lo antes posible.
  2. Es muy importante fortalecer lo más precozmente posible la musculatura de la extremidad afectada por la fractura de cadera. Para ello pueden ser necesarios ejercicios isométricos o intentar la deambulación de forma precoz.
  3. Es muy importante que para una movilización muy rápida los pacientes no sufran dolor, por lo que una analgesia lo más adecuada posible es un factor predictor de la incapacidad residual que pueda acontecer de la intervención de una fractura de cadera.
  4. Una vez que el paciente, tras 5-10 días de estancia en el hospital, llegue a su casa debe continuar con los ejercicios iniciados en el hospital para no frenar la recuperación. Secuencialmente debe ir apoyando la extremidad afecta en el suelo e ir eliminando apoyos físicos. La secuencia debe ser esta: primero usar un andador, tras 15 días usar los dos bastones ingleses, 2 semanas más tarde empezar a movilizar con un bastón inglés, 2 semanas más tarde cambiarlo por un bastón normal para que a los dos meses tras la intervención quirúrgica pueda empezar a deambular sin ayuda de apoyos físicos.

Consigue todo lo que necesitas saber sobre las prótesis de cadera con el libro "Prótesis de cadera, del dolor a la calidad de vida"

Descarga de forma totalmente gratuita nuestro libro sobre prótesis de cadera rellenando este formulario. Después de ello ve a tu correo y encontrarás el enlace a la descarga.

 

¿Te ha gustado la información sobre fractura de cadera en este artículo? Si es así, no olvides compartirla con tus amigos en redes sociales aquí abajo :) 

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 07-07-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 8.190 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso