Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Rehabilitación de prótesis de cadera

4.5 (90%) 429 votos
15-07-2014
Rehabilitación de prótesis de cadera
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Tras una operación de prótesis de cadera es importante llevar a cabo una rehabilitación adecuada para maximizar al máximo los buenos resultados de la intervención.

La rehabilitación de prótesis de cadera debe iniciarse en el hospital y continuarse en casa hasta que el paciente esté totalmente recuperado.

Tras una exitosa rehabilitación de prótesis de cadera el paciente puede practicar algunos deportes, aunque algunos están terminantemente contraindicados.

​​

¿En qué consiste la articulación de la cadera?

La cadera es una de las articulaciones del cuerpo humano que más capacidad para generar ángulos de movimiento presenta. Con esta articulación conseguimos el equilibrio necesario para poder mantenernos en bipedestación y conseguir deambular sobre dos extremidades. Es, a su vez, la articulación que soporta junto con la columna vertebral y las rodillas la mayor parte de la presión que el cuerpo humano ejerce sobre las articulaciones. Está formada por una parte fija que denominamos acetábulo y que se encuentra a ambos lados de la pelvis y que no es más que una cavidad en la que se apoya el otro componente óseo de la articulación que es el fémur, en concreto la cabeza del fémur. La unión de una parte cóncava sobre otra convexa genera una articulación que es capaz de moverse en todos los ángulos posibles, en mayor o menor medida según la disposición muscular que los envuelve.

Solicita cita con un especialista en prótesis de cadera

Por norma general podemos definir la capacidad de rotar de la articulación de la cadera bajo los siguientes números: flexión de la cadera con el miembro recto conseguimos como máximo un movimiento de 90º mientras que si intentamos la flexión con la rodilla doblada conseguimos un máximo de 120º. Con la extensión con el miembro inferior recto logramos 20º mientras que con la rodilla flexionada lograremos un máximo de 10º. La addución que es la capacidad de la articulación de la cadera de desplazar al miembro inferior hacia la otra cadera es de 30º. La abducción que es el movimiento contrario a la adducción (es decir de separación del miembro inferior de la línea media del cuerpo humano) el máximo que podemos alcanzar es de 45º. La rotación interna que es la capacidad de la articulación de la cadera de poder girar hacia el centro de la pelvis al miembro inferior logramos como máximo 30º mientras que la rotación externa es de 60º.

¿Cuáles son las principales enfermedades que pueden dañar la cadera?

Estadísticamente la articulación de la cadera puede generar patología por dos entidades muy concretas que abarcan el grueso de las patologías que afectan a la cadera. Estas son las fracturas en pacientes mayores de 65 años y la artrosis. Ambas entidades son de carácter crónico y están caracterizadas por un deterioro progresivo de la cadera que la hace más susceptible a la rotura en el caso de las fracturas de la cadera y a la anquilosis o fijación mediante nueva formación ósea impidiendo el movimiento de la cadera en el otro caso. En ambas suelen ser las personas más mayores las que sufren estas patologías.

En ambas es prácticamente imposible evitar su aparición, sin embargo si es posible que con la intervención de los servicios sanitarios se pueda intervenir en el desarrollo de la enfermedad y minimizar su afectación o, por lo menos, retrasar lo máximo posible la aparición de fases más severas de la misma.

Rehabilitación tras una operación de reemplazo de cadera

¿Quieres conocer la salud de tu cadera?

Conoce la salud actual de tu cadera con el Cuestionario Oxford de Salud de Cadera y recibe una valoración gratuita de nuestro equipo médico. Para acceder al formulario tan sólo tienes que pinchar en la imagen:

Cuestionario Oxford de salud de cadera​​

¿Cuándo es necesario intervenir quirúrgicamente la cadera?

En el caso de las fracturas de cadera es aconsejable la intervención quirúrgica en el menor tiempo posible siempre que el paciente, y la comorbilidad que lo acompañe pueda permitir dicha operación. En el caso de la artrosis de cadera generalmente se aconseja la intervención para la implantación de una prótesis de cadera siempre que el paciente vea limitada su vida diaria por dolor o incapacidad funcional de la articulación de la cadera, es decir que el paciente no sea capaz de realizar sus tareas habituales por dolor o imposibilidad de flexión-extensión de la cadera impidiendo el movimiento con dicha articulación.

¿En qué consiste la rehabilitación tras una intervención de prótesis de cadera?

La rehabilitación de la cadera requiere un cuidado extremo en el postoperatorio para tratar de maximizar al nivel más alto posible el resultado de la operación de manera que el paciente logre alcanzar la mayor capacidad de generar movimientos con el miembro inferior afectado que sea posible.

Para ello es importante el apoyo de la cadera afectada en el menor tiempo posible e intentar la movilización de la misma cuanto antes. Sin embargo y teniendo en cuenta que la mayoría de las personas que serán sometidas a una operación de prótesis cadera de este tipo serán personas de edad más avanzada y que generalmente estarán acompañadas de una serie de enfermedades crónicas, es muy importante individualizar los planes de rehabilitación de manera que se pueda adaptar cada programa a cada paciente, su situación clínica y sanitaria previa, teniendo en cuenta el tipo de intervención quirúrgica realizada.

Rehabilitación de prótesis de cadera foto

El tiempo de hospitalización requerido tras este tipo de intervención ronda los 4 o 5 días aunque es posible que en determinadas circunstancias pueda acortarse a 2-3 días. En este periodo es recomendable iniciar la rehabilitación de la cadera con ejercicios sencillos para potenciar la musculatura adyacente a la articulación de la cadera e impedir la formación de coágulos en los miembros inferiores por la inactividad e inmovilización de los pacientes.

¿Cuáles son los ejercicios de rehabilitación de la articulación de la cadera durante el periodo de hospitalización?

Durante el postoperatorio inmediato a la intervención para la implantación de prótesis de cadera es importante que en las primeras horas, antes de poder iniciar la bipedestación, que el paciente cuando permanezca tumbado en la cama del hospital pueda colocarse un cojín o almohada entre las piernas de manera que se pueda limitar los movimientos bruscos en la medida de lo posible. Tras las primeras 24 horas después de la operación de prótesis de cadeta es posible la bipedestación del paciente con apoyo del miembro inferior de la cadera operada siempre apoyado en un andador para minimizar el impacto y apoyo directo de la prótesis de la articulación reparada según el propio plan específico de cada paciente.

Hasta el 5º día, el paciente no puede hacer el movimiento de sentarse por lo que el apoyo con andador con ayuda del fisioterapeuta es fundamental. Esta deambulación debe ser progresiva con apoyo de la prótesis de cadera intervenida progresivo. En los periodos en los que el paciente permanece acostado en la cama del hospital es importante hacer ejercicios de fortalecimiento de la musculatura adyacente a la articulación de la cadera, al principio siempre serán de carácter isométrico (contracción de la musculatura abdominal y del cuádriceps de la pierna afecta) y de desplazamiento del miembro intervenido de prótesis sobre la cama (ejercicios de desplazamiento de la pierna hacia el exterior buscando la abducción del miembro inferior con el objetivo de empezar a conseguir más grados de movimiento o ejercicios de fortalecimiento de los tobillos con movimiento de flexión y extensión).

Cuando con el paso de los días la bipedestación sea posible, los ejercicios de rehabilitación que antes se podían hacer sobre la cama es posible hacerlos de pie siempre que se tenga un punto de apoyo elevado para no apoyar la cadera intervenida con la colocación de la prótesis.

A la hora del alta del paciente de la hospitalización se deben de haber conseguido los siguientes objetivos: control del dolor con las analgésicos pautados, conseguir poder desplazarse con andador y poder sentarse en un sillón o una silla y controles radiológicos correctos que sitúen la prótesis de manera adecuada.

Conoce más sobre la operación de prótesis de cadera

¿Qué ejercicios de rehabilitación pueden realizarse en casa?

El postoperatorio y la rehabilitación a medio plazo una vez fuera del hospital es tan importante como el realizado dentro de las instalaciones sanitarias. Durante esta rehabilitación, el paciente debe seguir avanzando en el proceso de fortalecimiento muscular y en conseguir con el mínimo dolor posible la obtención del máximo grado de movimientos posibles siguiendo las instrucciones y cuidados para la prótesis de cadera que el médico le haya indicado.

Dentro de los ejercicios que se pueden realizar a nivel domiciliario destacamos que el más importante es el mantener una rutina de paseos diarios que vayan aumentando en distancia y apoyo del miembro intervenido de prótesis de cadera así como el mantenimiento de los ejercicios que explicamos en el ámbito hospitalario que se podían realizar en bipedestación. Estos ejercicios siempre deben mantenerse bajo la supervisión del facultativo responsable y de un rehabilitador o fisioterapeuta que pueda ir ajustando los ejercicios para adaptarse en la medida de lo posible a las necesidades de cada paciente de forma individual.

Hasta la sexta semana el paciente debe ir con andador para poder pasar al uso de muletas a partir de esta fecha, siempre hablando de forma general. Una vez el paciente es capaz de movilizarse con la ayuda de dos muletas es posible realizar los ejercicios de subir y bajar escaleras de forma progresiva con apoyo gradual de la pierna intervenida de prótesis de cadera.

A la octava semana es posible que los paciente puedan reincorporase a sus respectivos trabajos siempre y cuando éstos no supongan un trabajo exigente para la articulación de la cadera intervenida de prótesis.

A partir de la décima semana es posible que los pacientes puedan conducir, realizar tareas domésticas e incluso leves ejercicios deportivos que no comprometan la articulación intervenida de prótesis de cadera en sus grados máximos.

¿Qué ejercicios hay que evitar durante el proceso de rehabilitación tras una intervención de prótesis de cadera?

En la medida de lo posible y durante las primeras 6 semanas, sería muy conveniente que el paciente que ha sido intervenido de una prótesis de cadera intentara evitar los movimientos de rotación interna y externa de la cadera, así como el ejercicio de colocar el miembro inferior afectado encima del otro (cruzar las piernas) y evitar los viajes largos que obliguen a la articulación a estar un tiempo prolongado en una posición de semiflexión.

¿Qué deportes están permitidos y cuáles no en un paciente intervenido de prótesis de cadera?

En general hay una serie de deportes y actividades deportivas que estarían permitidas tras una rehabilitación completa tras una intervención de implantación de prótesis de cadera. Estas recomendaciones o clasificaciones siempre hay que consensuarlas con el especialista encargado del control y tratamiento de la intervención quirúrgica y del fisioterapeuta o rehabilitador que se encargue de la recuperación por lo que en determinadas ocasiones alguno de los permitidos pueden estar contraindicados y viceversa.

Solicita cita con un especialista en prótesis de cadera

Deportes que es posible realizar tras la intervención de una prótesis de cadera: golf, natación, caminar, senderismo, bicicleta estática, bicicleta de carretera, baile, culturismo, remo. Habría que tener especial cuidado y preguntar específicamente si es posible la práctica de los siguientes deportes: esquí, esquí alpino, patinaje, pádel, aerobic, pilates…

Deportes que deberíamos evitar tras la intervención de una prótesis de cadera: squash, tenis, futbol, baloncesto, balonmano, rugby, carrera continua, maratón, atletismo, judo, karate, boxeo…

Conoce más sobre las prótesis de cadera con el libro "Prótesis de cadera, del dolor a la calidad de vida"

Rellena el siguiente formulario y descarga de forma totalmente gratuita nuestro libro "Prótesis de cadera, del dolor a la calidad de vida". Una vez rellenes el formulario ve a tu correo electrónico y allí encontrarás el enlace a la descarga.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 15-07-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 8.190 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso