Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

El varicocele testicular

4.9 (98%) 431 votos
16-07-2014
El varicocele testicular
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

El varicocele testicular es una de las principales causas de infertilidad masculina en el mundo y tiene una incidencia mayor de lo que se conoce.

El diagnóstico del varicocele testicular suele ser casual durante una exploración debida a infertilidad, aunque hay casos en que es visible a simple vista.

El varicocele testicular se puede tratar con diversas cirugías, pero todas tienen una recuperación bastante cómoda y sencilla.

¿Qué es el varicocele testicular?

Llamamos varicocele testicular a la acumulación de sangre en un conjunto de vasos sanguíneos llamados plexo pampiniforme dentro del cordón espermático de los testículos del ser humano. Esta acumulación de sangre venosa que llamamos varicocele testicular produce un aumento del tamaño de las venas y favorece la formación de trayectos sinuosos que llamaremos tortuosidad venosa testicular.

La importancia y gravedad del varicocele testicular en los hombres está directamente relacionada con la infertilidad, ya que en numerosos estudios de todo el mundo se recoge que el 70% de la infertilidad en el sexo masculino viene determinada por la presencia de varicocele testicular.

Asimismo, se ha determinado que entre un 15 y un 20% de la población adolescente y adulta joven puede llegar a presentas algún grado de varicocele testicular. Del mismo modo, de entre los hombres que padezcan variocele testicular, se calcula que aproximadamente un 40% de ellos presentará infertilidad masculina.

Solicita cita con un médico especialista en varicocele

Causas de la aparición del varicocele testicular

Las causas u origen de la formación del varicocele testicular vienen definidas en dos tipos de causas, causa primaria y causa secundaria.

  • La causa primaria de formación del varicocele testicular es confusa y multifactorial, aunque se ha observado que es posible que haya personas genéticamente propensas a sufrirlo, ya que la incidencia del varicocele testicular es mayor entre hermanos e hijos de pacientes que lo han padecido o lo padecen.
  • Las causas secundarias de varicocele testicular son variadas aunque mejor definidas que en el varicocele testicular primario. Estas causas son el carcinoma de células renales, el tumor peritoneal, la fibrosis peritoneal y la cirrosis hepática con hipertensión portal.

Operación de varicocele testicular, imagen

Tipos de varicocele testicular

Los tipos de varicocele testicular suelen clasificarse según la clasificación de DUBIN, determinada según el tamaño de la acumulación venosa en la red pampiniforme y de sus manifestaciones clínicas. Los distintos grados de varicocele testicular según su gravedad son:

Grado 1. Varicocele testicular que sólo es explorable mediante la realización de maniobras de Valsalva.

Grado 2. Varicocele testicular que es palpable en reposo mediante una exploración urológica manual.

Grado 3. Varicocele testicular que es visible sin necesidad de exploración testicular.

Síntomas del varicocele testicular

La sintomatología de un varicocele testicular suele ser ambigua y poco clarificadora ya que en un 80% de los casos no suele dar signos o síntomas directos de enfermedad. Lo habitual es que los hombres que padezcan de varicocele testicular sean diagnosticados durante la exploración rutinaria a manos de un urólogo o médico de atención primaria durante el estudio de infertilidad masculina ante una dificultad para la reproducción. En menos ocasiones el paciente puede consultar por dolor o sensación de pesadez en la zona inguinal y en muchas menos ocasiones, el tamaño es tan grande que los pacientes consultan con los especialistas por el aumento de tamaño.

Operación de varicocele testicular, convalecencia

Diagnóstico del varicocele testicular

Para el diagnóstico del varicocele testicular, tal y como lo hemos explicado anteriormente, lo principal en el diagnóstico de esta patología es la sospecha de que existe un problema. En un paciente que está buscando la concepción junto a su pareja sin éxito, la exploración manual de la bolsa escrotal de los testículos y los mismos testes es parte fundamental del proceso. En esta exploración se puede detectar una disminución del tamaño del testículo afectado respecto al testículo del otro lado. Asimismo, se pueden palpar pequeños tractos fibrosos y de recorrido tortuoso en el testículo afectado de varicocele.

La sospecha diagnóstica del varicocele testicular mediante la exploración manual realizada por el urólogo o por el médico de atención primaria debe continuar con la realización de una ecografía testicular. De los dos tipos de ecografía testicular más importantes para la detección de un varicocele testicular, el ECO doppler color es el que más sensibilidad diagnóstica presenta (muy cercano a un 100% de sensibilidad y especificidad). Por otra parte, en el caso de la ecografía testicular normal sin doppler la disminución de tamaño de un testículo por debajo de 2 cm (hipoplasia testicular), la presencia de varices tortuosas dentro del cordón espermático y un diámetro de la vena más grande superior a 3 mm durante la maniobra de valsalva son suficiente para diagnosticar un varicocele testicular. La ecografía testicular presenta una sensibilidad del 98% y una especificidad del 99%.

La realización de un espermiograma no es una forma definitiva de diagnóstico del varicocele testicular ya que la alteración del número de espermatozoides o del volumen de los mismos sólo es indicativa de infertilidad, la cuál no tiene por qué estar causada directamente por un varicocele testicular. A pesar de ello, en pacientes con dudas diagnósticas razonables y exploraciones sospechadas, es un argumento más a favor de la presencia del varicocele. Los hallazgos más habituales del espermiograma suelen ser oligoespermia, astenospermia y teratospermia.

La venografía espermática y el uso de radioisótopos y tomografía computerizada (TAC) que antes solían ser utilizadas para el diagnóstico de varicocele testicular han sido desechadas en los últimos estudios por su gran invasividad y la normalización de pruebas inocuas para el ser humano como son los nuevos ecógrafos.

Tratamiento del varicocele testicular

El tratamiento definitivo para el varicocele testicular sigue siendo la intervención quirúrgica. Existen varios tipos de técnicas quirúrgicas para tratar con éxito un varicocele testicular, dependiendo el uso de una u otra del tipo de paciente.

Las indicaciones para la intervención del varicocele testicular son claras. Un hombre debe ser sometido a la intervención quirúrgica para la reparación de un varicocele testicular siempre y cuando cumpla con las siguientes características: dolor testicular a causa del varicocele, cuando se presenta un varicocele de grado 3 aunque no sea doloroso, cuando el testículo del lado del varicocele sea más pequeño de lo normal (si recordamos lo comentado anteriormente se define como inferior a 2 cm de diámetro), cuando sea bilateral o cuando el varicocele sea de un adolescente con alteración en su espermiograma.

Cuando el paciente cumpla, al menos una de las indicaciones anteriores es subsidiario de someterse a una intervención quirúrgica para la reparación y extirpación de un varicocele testicular. De forma global diremos que existen tres grandes métodos quirúrgicos para la operación de variocele: intervención quirúrgica abierta, intervención quirúrgica laparoscópica e intervencionismo radiológico.

¿En qué consiste el varicocele testicular?

El intervencionismo radiológico para la reparación del varicocele testicular consiste en la embolización o taponamiento de las venas espermáticas dilatadas mediante una especie de cateterismo que suelen realizar los radiólogos intervencionistas. Esta opción, en la actualidad, suele utilizarse en aquellos pacientes que ya han sido intervenidos quirúrgicamente en más de una ocasión sin éxito y con recidiva de la enfermedad. En este caso sí sería necesaria la realización de una venografía espermática.

Para las otras dos opciones de reparación de varicocele testicular tenemos un gran conglomerado de intervenciones, las más importantes son la varicocelectomía laparoscópica, la varicocelectomía subinguinal con gafas de 4 aumentos, la cirugía inguinal abierta y la cirugía retroperitoneal de Palomo.

Todas estas opciones han sido realizadas en los últimos años con diferentes características. La cirugía retroperitoneal de Palomo es la que más casos de recidiva (oreaparición del varicocele testicular) presenta en comparación con las otras.

Conoce más sobre la operación de varicocele

La cirugía inguinal abierta y la varicocelectomía laparoscópica son opciones similares y, sin duda, las más elegidas por los cirujanos en la actualidad. Ambas tienen unas tasas de recidiva muy semejantes aunque la opción laparoscópica suelen presentar más dificultades en la realización y en algunos casos parece que es la que presenta una menor tasa de éxito si se mide con la posibilidad de reproducción posterior a la intervención.

La cirugía inguinal abierta y la microcirugía suelen ser las opciones terapéuticas de primera elección para la reparación del varicocele testicular.

Complicaciones postoperatorias del varicocele testicular

Las principales complicaciones postoperatorias de la intervención para la reparación del varicocele testicular son las relacionadas con el postoperatorio inmediato, como son el dolor, la posibilidad de infección y la recidiva o nueva formación del varicocele. Por otra parte, es muy poco común que la atrofia sufrida por el testículo no se recupere, siendo superior al 90% de los casos esta mejora. A pesar de que es posible, el dolor crónico testicular tras la intervención se produce en muy pocas ocasiones.

Solicita cita con un médico especialista en varicocele

Postoperatorio tras la operación de varicocele testicular

La operación de cirugía abierta inguinal para la reparación o resolución de un varicocele testicular suele durar entre 30 y 60 minutos. Generalmente es posible que el paciente pueda regresar a su casa el mismo día tras permanecer unas horas en la sala de reanimación tras la operación. En cambio, si la intervención ha durado más de la cuenta o la co-morbilidad del paciente es compleja, es posible que deba permanecer ingresado durante una noche para controlar mejor el dolor postoperatorio y asegurar el cuidado anestésico posterior.

En aproximadamente 2 semanas el paciente puede incorporarse a sus tareas habituales. Dependiendo del trabajo del paciente esta incorporación a sus actividades cotidianas puede ser antes o después.

Consulta postoperatoria de varicocele testicular

Normalmente los puntos suelen ser quitados en torno a los 10 días, aunque dependerá de la edad del paciente, de si la herida se ha infectado o no para que este plazo sea menor o mayor. El cuidado de la herida es básico y el paciente puede realizarlo perfectamente en su casa, siendo destacable que la cura debe ser mínimo cada 12 horas y que la zona de la herida siempre debe permanecer bien seca.

Si la causa o el problema por el cual el paciente acudió a la consulta del especialista o de su médico de cabecera fue el estudio de infertilidad, es conveniente la realización de un espermiograma que debe ser al menos 4 semanas después de la intervención con el fin de objetivar los posibles cambios a mejor tras la intervención.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 16-07-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Varicocele tratamiento quirúrgico

Varicocele tratamiento quirúrgico

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.989 €
Financiación 
desde 97 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso