Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Operación de hemorroides internas

4.8 (96%) 440 votos
29-07-2014
Operación de hemorroides internas
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La operación de hemorroides internas suele ser necesaria en los casos de hemorroides de grado 3 y 4.

Existen numerosos tratamientos conservadores para el tratamiento de las hemorroides, pero la única solución definitiva para los casos graves es la operación de hemorroides internas.

La hemorroidectomía se puede realizar mediante dos tipos de técnicas quirúrgicas, una de tipo abierto y una de tipo cerrado.

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides son dilataciones de un conjunto de venas y arterias de pequeño tamaño que forman los plexos vasculares del ano y del recto. Las hemorroides son como varices de las pequeñas arterias y venas que irrigan el canal anal en su parte más superficial.

Desde un punto de vista anatómico hay tres posibles localizaciones en las que podemos encontrar hemorroides internas dentro del canal anal (parte del intestino que transcurre entre el ano y el recto) ya que hay tres plexos vasculares en esas tres localizaciones: plexo derecho, plexo izquierdo, plexo medio posterior (esta localización se suele encontrar en la parte posterior del canal anal, la más cercana a la espalda si entendemos el canal anal como un tubo esférico).

¿Cuántos tipos de hemorroides hay?

Básicamente y haciendo referencia a todas las clasificaciones de la literatura científica podemos dividir a las hemorroides en dos tipos distintos teniendo en cuenta el origen de las mismas: hemorroides internas y hemorroides externas.

  • Las hemorroides externas son las que se forman a partir de un plexo vascular hemorroidal externo, suelen encontrarse formadas por tejido perianal en su superficie y poseen una gran cantidad de fibras sensitivas.
  • Las hemorroides internas son las que se forman a partir del plexo hemorroidal interno en el interior del canal.

Solicita una consulta gratuita e inmediata con uno de nuestros especialistas

¿Cuántos tipos de hemorroides internas existen?

Dentro de las hemorroides internas podemos clasificarlas dentro de su gravedad y su sintomatología. Para ello las dividiremos en cuatro grados distintos:

  • Hemorroides internas de grado 1: en este caso no sobrepasan el final del canal anal.
  • Hemorroides internas de grado 2: estas son las que pueden prolapsarse durante la defecación o con maniobras de valsalva de gran entidad hacia el exterior pero que se reducen por si solas volviendo al interior del canal anal.
  • Hemorroides internas de grado 3: estas son las hemorroides internas que se prolapsan durante la defecación o con maniobras de valsalva pero que no se pueden reducir espontáneamente sino que requieren de una reducción manual por parte del paciente.
  • Hemorroides internas de grado 4: aquellas hemorroides internas que se prolapsan y no pueden volver a reducirse ni de forma espontánea ni mediante reducciones manuales por parte del paciente ni del profesional sanitario.

Imagen de la operación de hemorroides internas

Es en los grados 3 y 4 en los que es mucho más probable la necesidad de llevar a cabo una operación de hemorroides internas, ya que el dolor y las molestias derivadas de estas hemorroides no es posible aliviarlas con métodos conservadores en la gran mayoría de los casos. 

¿Cuáles son los síntomas habituales de las hemorroides internas y externas?

La forma habitual de presentación por parte de las hemorroides internas, así como las externas, suele ser la presencia de sangrado rectal, siendo generalmente en pequeña cantidad, de color rojo y siendo observable por el paciente tras limpiarse apareciendo en el papel o la toallita, así como el de dolor o la sensación de molestia durante la defecación o inmediatamente después a la misma.

La presencia de sangrado rectal asociado al diagnóstico de hemorroides internas suele producirse por una pequeña ulceración de la variz vascular que se forma a partir del plexo venoso y arterial tal y como hemos explicado anteriormente. En ocasiones se debe a una pequeña incisión en la variz venosa debido al esfuerzo al defecar y al prolapso a través del canal anal de la hemorroide. El sangrado suele ser de pequeña cuantía, de color rojo vivo (que nos ayuda a diferenciar entre un sangrado reciente y de localización cercana al ano de una más crónico y que procede de partes más altas del intestino del cuerpo humano, que será un sangrado mucho más oscuro, casi negro, de consistencia más pastosa y con presencia de coágulos).

En ocasiones, sobre todo en hemorroides crónicas y prolongadas en el tiempo, es posible que el paciente pueda notar sensación de picor (conocido como prurito en términos médicos) en el margen del ano y sensación de pesadez que se acentúa con los movimientos y mientras el paciente se mantiene sentado.

Hemorroides internas y externas

Es posible que un paciente que sufra frecuentemente de hemorroides o que sufra un grado 4 de hemorroides internas pueda padecer un episodio brusco de dolor a partir de un esfuerzo concreto y adquirir un color muy oscuro. Esto podría relacionarse con la presencia de una hemorroide trombosada. Este es un episodio relativamente frecuente dentro de las complicaciones en aquellos pacientes que sufren de hemorroides, en la actualidad el mejor tratamiento suele consistir en intentar reducir de forma manual la hemorroide, suele ser complicado que el mismo paciente pueda llegar a hacerlo por el propio episodio de dolor que se asocia.

La presencia de hemorroides internas que provoquen dolor, picor, sangrado rectal o sensación de pesadez está muy relacionada con el estreñimiento crónico. Se ha observado que casi el 75% de todas las personas que padecen o han padecido un proceso de dolor y/o sangrado rectal debido a la presencia de hemorroides internas o externas se asocian a un episodio puntual de estreñimiento moderado-severo o un proceso crónico de estreñimiento con la necesidad de ejercer una presión intraabdominal severa para el esfuerzo defecatorio. Esta consideración es importante ya que actuar sobre este problema del ritmo intestinal nos servirá tanto para prevenir como para tratar este tipo de patologías.

Como se puede extraer de los síntomas mencionados, así como de lo comentado en el apartado anterior sobre los grados de las hemorroides internas, la operación de hemorroides internas es en muchos casos una necesidad. Es cierto que existen numerosos tratamientos para las hemorroides, muchos de ellos conservadores y útiles para las hemorroides internas de grado 1 ó 2, pero si el paciente presenta hemorroides internas de grado 3 ó 4 es muy probable que si se quiere solucionar el problema de forma definitiva sea necesaria la operación de hemorroides internas. En el siguiente banner puedes conocer más sobre las hemorroides.

Ampliar información sobre las hemorroides

¿Cómo se diagnostican las hemorroides internas?

Para llevar a cabo el diagnóstico y conocer si posteriormente puede ser necesario llevar a cabo la operación de hemorroides internas, generalmente el paciente que está afectado por hemorroides acude a la consulta del especialista de atención primaria o a un especialista en proctología o cirugía general por la presencia de sangrado rectal o dolor durante la defecación.

Esta clínica ya nos indicará como una de las primeras posibilidades a tener en cuenta la presencia de hemorroides en un grado al menos 2, 3 ó 4. Asimismo, el diagnóstico de las hemorroides internas se realiza durante la propia consulta, colocándose el paciente en la camilla en posición genupectoral para que el médico pueda observar las hemorroides al protuir fuera del canal anal. Como ya hemos mencionado en varias ocasiones, en el caso de que el médico considere que se trata de hemorroides graves, de grado 3 ó 4, junto con el testimonio del paciente sobre su calidad de vida recomendará o no una operación de hemorroides internas.

Hemorroides internas y externas

La operación de hemorroides internas ¿en qué consiste?

La operación de hemorroides internas consiste en la extirpación de las venas hemorroidales varicosas que causan lo que conocemos comúnmente como almorranas. La operación de hemorroides internas se conoce como hemorroidectomía y se puede realizar mediante dos tipos de técnica quirúrgica, de tipo abierto o Milligan-Morgan o de tipo cerrrado o técnica de Ferguson:

Operación de hemorroides internas de tipo abierto o Milligan-Morgan

Con esta técnica lleva a cabo la disección del plexo hemorroidal vascular, que se extrae del ano mediante el uso de unas pinzas quirúrgicas, utilizando un bisturí eléctrico trar realizar la ligadura del pedículo, que es la parte final del plexo vascular que lo une con el canal anal. Enn este caso la herida no se sutura, realizándose esto en segunda instancia.

Solicita una consulta gratuita e inmediata con uno de nuestros especialistas

Operación de hemorroides internas de tipo cerrado o técnica de Ferguson

En este caso, el proceder de la técnica quirúrgica es exactamente igual que en el caso de la técnica de Milligan-Morgan, diferenciándose principalmente en el hecho de que tras realizar la extirpación de la variz hemorroidal se realiza la sutura en la herida final para que se cierre en el interior del canal anal.

En ambos casos se hace uso de anestesia regional y sedación, siendo la estancia hospitalaria tras la operación de hemorroides internas de tan sólo 1 día. Se trata de una cirugía sencilla y el paciente puede volver a sus actividades cotidianas a los 2-3 días. Asimismo, despues de una cirugía de hemorroides es normal tener molestias o un leve sangrado en los días posteriores, hasta que la herida cicatrice de forma definitiva.

Descarga gratis nuestro libro sobre hemorroides

Si quieres conocer todo sobre las hemorroides y los problemas asociados a las mismas, puedes descargarte nuestro libro gratuito sobre las hemorroides, desde su aparición hasta su solución mediante tratamientos conservadores o quirúrgicos, puedes hacerlo rellenando el formulario a continuación:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 29-07-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hemorroides (extirpación)

Hemorroides (extirpación)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.950 €
Financiación 
desde 95 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso