Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Recuperación de hernias inguinales

4.8 (96%) 451 votos
20-08-2014
Recuperación de hernias inguinales
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La hernia inguinal es la protrusión de parte de componentes del interior del abdomen hacia el exterior a causa de una rotura de la misma.

La recuperación de la hernia inguinal suele variar dependiendo de la técnica, pero suele ser de aproximadamente 3 semanas.

La primera consulta con el especialista durante la recuperación de la hernia inguinal suele ser a los 15 días.

¿Qué es una hernia inguinal?

Una hernia inguinal es la protrusión de parte de los componentes de la cavidad abdominal a través de una salida artificial, de origen congénito o adquirido a lo largo de la vida de los pacientes, o natural (orificio inguinal) de la pared abdominal. Las hernias inguinales aparecen, tal y como su nombre indica, en la región inguinal. La zona inguinal comprende, en forma de triángulo, la ingle de uno de los lados del paciente y una línea recta imaginaria que va desde el punto más alto de la pelvis hacia el centro del abdomen.

La hernia inguinal está formada por un saco herniario que puede tener varios componentes. Puede contener tejido graso, tejido linfático o parte de un asa del intestino de las personas, siendo preferente y en la mayoría de los casos, intestino delgado. En ocasiones podemos encontrar los 3 elementos al mismo tiempo, aunque es mucho más frecuente que el contenido del saco herniario sea simplemente protrusión grasa. El tamaño del defecto de la pared muscular del abdomen marcará también el contenido de la hernia inguinal.

Solicitar una cita con un especialista en hernia inguinal

¿Cómo se tratan las hernias inguinales?

Las hernias inguinales se resuelven de forma definitiva mediante una intervención quirúrgica. Al tratarse de un defecto en forma de agujero u oquedad a través de la cual sale el propio saco herniario, el objetivo de la cirugía es taponar dicho defecto impidiendo que en un futuro aparezca de nuevo la protrusión de la hernia inguinal.

Para ese cometido, el cirujano puede optar por dos tipos de intervención quirúrgica, si hablamos de forma generalizada. Por un lado, el cirujano especialista puede elegir realizar una herniorrafía que consiste en la sutura de la oquedad mediante varios puntos con el objetivo de solucionar la salida o el defecto de la pared abdominal. Por otro lado, el cirujano especialista puede elegir tapar mediante una prótesis o malla para hernias inguinales el defecto muscular que las ocasiona, anclándola a la pared muscular y asegurándola mediante suturas de manera que se pueda corregir la oquedad que provoca la hernia inguinal.

Recuperación tras una operación de hernia inguinal

Para cualquiera de las dos opciones es posible la realización de una cirugía abierta o de una cirugía laparoscópica. La cirugía abierta consiste en realizar una incisión en la región inguinal y disecar capa por capa el tejido superficial hasta encontrar el defecto de la pared muscular. En ese momento, el cirujano reduce la hernia inguinal y procede a la sutura del defecto o a la colocación de la malla o prótesis para hernias inguinales.

En el caso de la cirugía por laparoscopia, el cirujano especialista insertará mediante una serie de incisiones, de en torno a 7 y 5 mm, una serie de tubos con una óptica digital conectada a un monitor en quirófano e instrumentos  para poder separar los tejidos y suturar desde dentro. Mediante la inyección de aire medicinal en el interior del abdomen se crea una cavidad virtual desde la cual el cirujano puede corregir el defecto mediante las dos técnicas que ya hemos comentado y proceder a la reparación de la hernia inguinal.

¿Cómo es la recuperación de la hernia inguinal?

La recuperación de la hernia inguinal dependerá del tipo de intervención que se realice.

La recuperación de una hernia inguinal tras una operación por laparoscopia con malla o prótesis es muy rápida. El paciente podrá marcharse a casa el mismo día de la operación o al día siguiente. Las incisiones que se realizan al ser de pequeño tamaño permiten que el paciente pueda abandonar el hospital de forma breve. Es posible que el paciente pueda sentir dolor en la zona de la reparación o en las mínimas incisiones durante las primeras 24-48 horas de la intervención, aunque generalmente es controlado con analgésicos habituales como el paracetamol o  antinflamatorios. En un espacio corto de tiempo el paciente suele poder volver a sus quehaceres diarios.

Saber más sobre las hernias inguinales

En una cirugía para la reparación de hernia inguinal abierta, tanto si es una herniorrafía como si se implanta una malla o una prótesis, el tiempo de recuperación puede ser algo mayor que en las operaciones por laparoscopia, aunque en 24-48 horas el paciente suele poder regresar a casa. En estos casos al tener una incisión mayor que en la laparoscopia, la vuelta a las actividades cotidianas suelen retrasarse levemente hasta las 2-3 semanas. En este tipo de intervención, al ser una incisión algo mayor, la posibilidad de formación de un seroma suele ser mayor que en las laparoscópicas. Llamamos seroma al acúmulo de líquido seroso por debajo de la herida quirúrgica. Generalmente se reabsorben por si solos y únicamente en un pequeño porcentaje de los caso es necesarios aspirarlo con una pequeña jeringa.

En ambos casos es muy importante l el cuidado de las heridas o incisiones, las curas diarias con suero y betadine y el cambio de apósito suelen ser recomendaciones que intentan evitar una posible infección de la herida quirúrgica. Normalmente los puntos de la herida quirúrgica se comienzan a retirar a partir de los 10 días de la intervención si todo ha ido correctamente. Es posible que los puntos comiencen a retirarse de forma alterna asegurando con ello una cicatrización correcta de la herida.

En los pacientes de mayor edad es posible que durante las horas siguientes a la intervención se pueda producir una retención urinaria que haga necesario el uso de una sonda vesical durante algunos días, aunque en la mayoría de los caso no suele ser necesario.

Solicitar una cita con un especialista en hernia inguinal

En el caso de la colocación de una malla o prótesis para la reparación de las hernias inguinales, es aconsejable que el paciente no realice esfuerzos abdominales como coger peso importante, ejercicio físico intenso o cualquier actividad que implique realizar una presión abdominal moderada o superior por el riesgo de desplazamiento de la malla protésica durante al menos 30 días. Tiempo suficiente para que la malla para la reparación de las hernias inguinales pueda integrarse con el conjunto de las estructuras de la pared abdominal y quede fijada por completa a ella sin riesgo de movilización.

Generalmente la primera consulta con el especialista tras una intervención para la reparación definitiva de las hernias inguinales suele ser en torno a los 15 días o 2 semanas. En ella el cirujano especialista visualiza y explora  que toda la operación ha quedado de forma satisfactoria y que no se ha reproducido la hernia inguinal ni ninguna otra complicación postquirúrgica.

Recuperación de hernia inguinal

El riesgo de una reproducción de la hernia inguinal, sobre todo con la colocación de una malla o prótesis es muy pequeña. Sin embargo en un pequeño porcentaje de los casos es posible que esto pueda ocurrir.

Otras complicaciones asociadas a esta intervención quirúrgica son: hematoma o formación de seroma en la herida quirúrgica, dolor postquirúrgico moderado por lesión de los nervios superficiales de la pared abdominal, reproducción de la hernia inguinal, infección de la herida quirúrgica, entre otros…

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 20-08-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal (tratamiento quirúrgico)

Hernia Inguinal (tratamiento quirúrgico)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.385 €
Financiación 
desde 116 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso