Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

El dolor de las hemorroides

4.9 (98%) 448 votos
25-08-2014
El dolor de las hemorroides
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

El dolor de las hemorroides es el síntoma más común de esta patología al quedarse atrapada en el exterior la hemorroides .

La intensidad del dolor de las hemorroides dependerá del tamaño de la hemorroide y del tiempo que lleve prolapsada.

La única solución definitiva para las hemorroides es la intervención quirúrgica de extirpación.

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides son pequeñas varices que se producen por la acumulación de sangre venosa en uno o varios de los plexos venosos que nutren el recto en su porción final y al ano de todos los seres humanos.

Estos plexos venosos dilatados o aumentados de tamaño pueden provocar un cuadro clínico muy conocido como el dolor de hemorroides, llamadas comúnmente almorranas. Este proceso de dolor de hemorroides se produce cuando estas varices que conocemos popularmente como almorranas se prolapsan al exterior del ano cuando se realizan esfuerzos al defecar o cuando los pacientes padecen episodios de estreñimiento crónico.

El dolor de hemorroides o almorranas aparece cuando una de estas hemorroides o almorranas sale al exterior por el ano y se queda “atrapada” fuera, siendo imposible o dificultoso su regreso al interior del canal anal o del ano. Esta compresión o atrapamiento que provoca el dolor de hemorroides o almorranas se produce por una contracción del esfínter interno del ano. El esfínter interno del ano es un músculo que se localiza en el interior del mismo, rodeándolo, y es el que se encarga de permitir o no la evacuación de las heces o el inicio de la micción.

Solicita una consulta gratuita e inmediata con uno de nuestros especialistas

Es un músculo con células musculares lisas, lo que quiere decir que es involuntario y que por tanto, no es controlado conscientemente por las personas. Esto hace que un episodio de dolor como puede ser la salida de una hemorroide de gran tamaño, reaccione produciendo una contracción involuntaria del músculo y causando a la vez una mayor compresión de la hemorroide, la cuál aumentará su tamaño produciendo más dolor e impidiendo que se pueda reducir por si sola.

El dolor de hemorroides o almorranas es por tanto peor y de mayor intensidad cuanto más tiempo pase la hemorroide prolapsada y comprimida en el exterior del ano por el esfínter interno. El dolor suele ser mayor durante la defecación y en los momentos posteriores a la misma, en hemorroides o almorranas crónicas el dolor pasa a ser una sensación de pesadez que acompaña al paciente a lo largo del día. En los momentos agudos del dolor este se caracteriza por una sensación lancinante, como si nos clavaran agujas, pudiendo impedir la evacuación de las heces si este dolor hemorroidal es muy agudo.

Dolor de hemorroides

Una complicación que puede presentar cualquier paciente que presente hemorroides o almorranas de larga evolución son las hemorroides trombosadas. Este tipo de complicación de las hemorroides o almorranas se caracteriza por un intenso dolor en la región anal y unas hemorroides o almorranas muy aumentadas de tamaño, congestivas y de un color parecido al morado. Esto se produce por formación de coágulos o trombos en el interior de la hemorroide o almorrana por un acúmulo de sangre venosa debido a una gran compresión del esfínter interno durante un periodo de tiempo prolongado.

Este tipo de dolor de las hemorroides trombosadas es parecido al dolor habitual de las hemorroides aunque de mucha más intensidad, no modificándose con el paso del tiempo. La resolución de este tipo de crisis hemorroidal suele ser la reintroducción de la hemorroide trombosada al interior del ano o la incisión de la mucosa de la hemorroide más la extracción manual de los trombos que causan este tipo de patología.

¿Cómo se trata el dolor de hemorroides?

El tratamiento del dolor de hemorroides habitual se resuelve mediante la reintroducción o reducción de la hemorroide al interior del ano, en el canal anal. Esta maniobra es posible que se produzca de forma espontánea si el proceso que sufrimos de hemorroides se cataloga dentro de los dos primeros grados en la clasificación de las hemorroides. En cambio, si padecemos hemorroides o almorranas de grado 3 o 4 esta reducción espontánea no es posible y será necesario realizar una maniobra manual para poder reintroducirlas en el interior del ano.

La explicación de la necesidad de reducir las hemorroides cuando producen dolor es sencilla ya que, tal y como hemos explicado anteriormente, la compresión del esfínter interno es causa y consecuencia de una hemorroide prolapsada, si eliminamos la compresión de este esfínter con la introducción de la hemorroide o almorrana en el interior del ano conseguiremos que se pueda reestablecer la circulación venosa normal, reduciéndose su tamaño y, por consiguiente, el dolor y la congestión que lo produce.

Ampliar información sobre las hemorroides

El uso de analgésicos habituales en su consumo como el paracetamol o determinados antinflamatorios nos facilitará la maniobra de reducción manual y, en el caso de los grados 1 y 2, poder soportar la reducción espontánea durante las horas que dure el episodio de prolapso de las hemorroides.

Es posible que algunos remedios caseros como los baños de asiento con agua tibia durante 3 o 4 veces al día un máximo de 10 minutos cada vez y el control del estreñimiento con la toma de alimentos ricos en fibra y el ejercicio físico moderado así como la ingesta abundante pero controlada de agua puedan aliviar el dolor o sensación de pesadez de las hemorroides prolapsadas y como característica secundaria permitan disminuir la frecuencia de la aparición de estas crisis hemorroidales.

En definitiva y aunque durante este texto hayamos hablado de soluciones para aliviar el dolor de las hemorroides es importante resaltar que la única intervención terapéutica que garantiza la resolución del dolor de hemorroides o almorranas así como la patología de hemorroides o almorranas en sí, es la intervención quirúrgica para su extirpación. Operación que se conoce como hemorroidectomía abierta o cerrada según el tipo de técnica quirúrgica que se realice. Este tipo de intervención es compleja por la zona de trabajo de que dispone el cirujano, aunque a largo plazo garantiza en la gran mayoría de los casos la resolución por completo de las hemorroides o almorranas, sobre todo en comparación con todas aquellas intervenciones terapéuticas que buscan aliviar y controlar los síntomas de las hemorroides o almorranas pero que no inciden en resolver su causa.

Solicita una consulta gratuita e inmediata con uno de nuestros especialistas

Descarga gratis nuestro libro sobre hemorroides

Si quieres conocer todo sobre las hemorroides y los problemas asociados a las mismas, puedes descargarte nuestro libro gratuito sobre las hemorroides, desde su aparición hasta su solución mediante tratamientos conservadores o quirúrgicos, puedes hacerlo rellenando el formulario a continuación:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 25-08-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hemorroides (extirpación)

Hemorroides (extirpación)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.950 €
Financiación 
desde 95 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso