Reparación de hernia inguinal con malla quirúrgica

5 (100%) 527 votos
04-02-2020
Reparación de hernia inguinal con malla quirúrgica
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es | Revisado por Dr. Antonio Rebollo Marina (nº colegiado: 282834715)
Valora esta Noticia:
​​

La cirugía hernia inguinal con malla quirúrgica tiene una tasa de recidiva menor a la operación sin prótesis sintética.

La hernioplastia se puede realizar con cirugía abierta o por vía laparoscópica, siendo esta última una técnica mínimamente invasiva.

Las mallas quirúrgicas están hechas de biomateriales que permiten la perfecta adhesión a la estructura abdominal y reparar los defectos herniarios.

Una hernia inguinal es un tejido, de parte del intestino, que sobresale por un defecto en la cavidad abdominal. El principal síntoma asociado a esta protrusión abdominal es el dolor al toser o al ejercer algún sobresfuerzo.

Para tratar la hernia inguinal, se puede recurrir al método farmacológico con el objetivo de paliar los síntomas. No obstante, actualmente no existe ningún tratamiento, a base de medicamentos, que consiga reparar el defecto herniario.

La reparación de hernia inguinal, o hernioplastia, es una intervención que se realiza cuando las hernias inguinales, no solo no responden a ningún tratamiento (no quirúrgico), sino que además, van agravándose. Así pues, tras el diagnóstico de una hernia inguinal sintomática, el especialista te recomendará la corrección quirúrgica.

A continuación, podrás leer con detalle todo sobre la operación de hernia inguinal con malla quirúrgica y las características propias de esta prótesis sintética.

Operación de hernia inguinal con malla quirúrgica

La operación de hernia inguinal con malla quirúrgica está indicada en aquellos pacientes que presentan dolor y molestias durante sus actividades cotidianas, causados por la hernia inguinal. Normalmente, las hernias inguinales no se curan por si solas. De hecho, lo habitual es que se agranden con el paso del tiempo, convirtiéndose la operación de hernia inguinal en el único tratamiento efectivo.

El único tratamiento efectivo para la reparación de la hernia inguinal es la intervención quirúrgica.

Aunque es cierto que la operación de hernia inguinal se puede llevar a cabo sin malla quirúrgica (herniorrafia), mediante diversas técnicas de sutura, también es verdad que este tipo de cirugía está en desuso. El uso de la malla protésica es el más habitual, ya que tienen una tasa de recidiva menor que las herniorrafias.

Actualmente, la cirugía con malla quirúrgica (hernioplastia) es la intervención para reparar las hernias inguinales más efectivas y con mejores resultados. Así pues, dentro de sus opciones podemos distinguir dos técnicas:

Hernioplastia con cirugía abierta

La cirugía abierta de hernia inguinal con malla es la técnica más extendida. También conocida como reparación de hernia inguinal por vía anterior, consiste en reparar la pared del abdomen por la que ha protruido la hernia.

Consulta para la Hernia Inguinal

Su técnica consiste en colocar una malla estéril en el agujero, por la parte superior del defecto, es decir, por donde sale la hernia inguinal, reforzando así la región inguinal.

  • Se realiza una incisión en la zona de la ingle, a través de la cual se accede al defecto herniario, donde está la pared abdominal defectuosa.
  • Una vez localice, se introduce nuevamente en el interior de la cavidad abdominal.
  • Se cierra con puntos de sutura.
  • A continuación, coloca una malla quirúrgica de material sintético en la zona debilitada de la pared abdominal. Esto evitará que se vuelva a producir la protrusión de la hernia.
  • Por último, se cierra la herida con puntos de sutura y se coloca un apósito.

Hernioplastia vía laparoscópica

La técnica con laparoscopia se realiza accediendo a la pared abdominal y al defecto herniario desde su parte posterior. De hecho, debido a su método de actuación, se hace referencia a esta técnica como reparación por vía posterior.

Una vez dentro, se realiza la colocación de la malla quirúrgica por donde se genera la hernia inguinal, es decir, por debajo de los músculos.

  • A través de 3 mini incisiones, se introduce el laparoscopio y los instrumentos quirúrgicos necesarios.
  • Una vez dentro, se recoloca el tejido que se ha desprendido por el desgarro de la pared abdominal.
  • Se coloca la malla quirúrgica para evitar que se vuelva a producir.
  • Finalmente, se extraen las herramientas y se cierran las incisiones.

La recuperación tras la operación de hernia inguinal se puede dividir en dos bloques: la estancia en el hospital y la recuperación en casa.

En ambos casos, a las 6 – 8 horas aproximadamente, tras la cirugía, ya podrás ponerte de pie. Además, es recomendable que empezar a caminar lo antes posible. Normalmente, estarás bajo control médico 24 horas, aunque es probable que, si la cirugía que se realiza es de carácter ambulatorio, abandones el hospital el mismo día de la intervención.

Una vez en casa, no se recomienda realizar grandes esfuerzos físicos durante las primeras semanas. Además es importante limpiar y cuidar bien la herida para evitar las posibles infecciones. Finalmente, podrás retomar las actividades cotidianas al cabo de un par de semanas.

No obstante, será el médico quien determine las pautas a seguir tras la cirugía y quien te dé el alta médica.

Malla quirúrgica para hernia inguinal

La malla quirúrgica que se utiliza en la reparación de las hernias inguinales. Estas prótesis sintéticas consiguen reforzar y tapar la debilidad de la pared muscular, anclándola e impidiendo que la hernia inguinal vuelva a salir.

Características de una malla quirúrgica o protésica

La malla quirúrgica o prótesis sintética es una estructura artificial fabricada con materiales sintéticos o naturales cuya finalidad es reparar los defectos que generan las hernias inguinales cuando el saco herniario protruye a través de ellos.

Operación de Hernia Inguinal

Está formada por biomateriales que permiten que la malla se integre a las estructuras naturales del interior del abdomen y que además sirva de tapón para que la hernia inguinal no vuelva a salir.

Algunos de los requisitos que debe cumplir una malla quirúrgica, son:

  • No se modifica en contacto con los líquidos corporales
  • Hecha de una material inerte que no provoca reacciones inflamatorias en los tejidos adyacentes
  • Sin sustancias que puedan derivar en alteraciones de las células circundantes
  • Hecha de un material estéril, que no provoca alergias ni reacciones de hipersensibilidad
  • Soporta la tensión y deformidad sin perder sus propiedades

Por otro, las mallas quirúrgicas se podrán diferenciar según su tipología. Así pues, encontramos diferentes mallas quirúrgicas según su porosidad:

  • Macroporosas o reticulares (tipo I): formadas por poros mayores de 75μm, compuestas por polipropileno o poliéster, flexibles y no absorbibles.
  • Microporosas o laminares (tipo II): formadas por poros menores 10-75μm, compuestas por politetrafluoretileno expandido, no permiten la propagación de macrófagos y fibroblastos, pero sí de bacterias.
  • Mixtas (tipo III): se integran perfectamente a la pared abdominal. Están compuestas por polipropileno o poliéster y se les añade una barrera antiadherente en su cara visceral.
  • Orgánicas (tipo IV): cuentan con una muy buena integración tisular. No son exactamente mallas, ya que no cuentan ni con trama tejida, ni con poros.

También se pueden dividir las mallas quirúrgicas, según la cantidad de material protésico incluido en la cicatriz:

  • Alta densidad. 95-110 g/m2.
  • Media densidad. 45-90 g/m2.
  • Baja densidad. 35-38 g/m2. Se reduce el contenido de polipropileno y de poros de gran tamaño, eso conlleva una reducción de la inflamación y una mejor integración de los tejidos circundantes.

No obstante, no hay ninguna diferencia significativa para elegir una malla u otra. En cualquier caso, será el especialista quien, tras conocer al paciente y saber las características de la hernia, elija la opción más idónea para esa situación en concreto.

Si estás pensando en recurrir a la cirugía de reparación de hernia inguinal y quieres conocer la valoración quirúrgica del especialista, Operarme.es te ofrece una primera consulta de manera gratuita, inmediata y sin compromiso.

Dr. Antonio Rebollo Marina

Dr. Antonio Rebollo Marina
Nº colegiado: 282834715
Médico Asistencial en Centro Médico Caser
ver más

Fecha de publicación: 26 de agosto, 2014
Fecha de modificación: 4 de febrero, 2020

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal (tratamiento quirúrgico)

Hernia Inguinal (tratamiento quirúrgico)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.385 €
Financiación 
desde 116 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.