Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Artrosis de cadera, causas, síntomas y tratamientos

4.8 (96%) 530 votos
04-02-2020
Artrosis de cadera, causas, síntomas y tratamientos
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es | Revisado por Dr. Antonio Rebollo Marina (nº colegiado: 282834715)
Valora esta Noticia:
​​

La artrosis de cadera es una enfermedad degenerativa que implica el deterioro del cartílago de la articulación.

Los síntomas más comunes de la artrosis de cadera son el dolor y la pérdida de movilidad, que se acentuará según el nivel de artrosis que haya alcanzado el paciente.

Aunque existen alternativas farmacológicas para paliar los síntomas, cuando la artrosis de cadera es severa, el tratamiento quirúrgico es la solución más efectiva.

La artrosis es una enfermedad degenerativa y multifactorial que puede afectar a todas las articulaciones presentes en el cuerpo humano.

En el caso de la artrosis de cadera, las causas que pueden estar causando el deterioro de la articulación, son múltiples. Sin embargo, el envejecimiento es un factor de riesgo muy común, que acelera el desarrollo de la enfermedad.

Los síntomas principales son el dolor intenso y la inmovilización de la articulación. Además, a medida que el estadio de la artrosis avanza (leve, moderada o severa) los síntomas se hacen presentes de manera más acentuada.

Para paliar los síntomas, el especialista podrá recurrir al tratamiento farmacológico a base de medicamentos, de tipo analgésico y antiinflamatorio. No obstante, no existe ningún tratamiento, a parte de la cirugía de artrosis de cadera, para tratar de manera efectiva y definitiva la enfermedad.

A continuación, podrás encontrar toda la información respecto a la enfermedad, sus síntomas y causas, así como el tratamiento a seguir según el diagnóstico que se dé.  

¿Qué es la artrosis de cadera?

Antes de nada es importante saber qué componentes forman la articulación de la cadera: la cabeza del fémur y el cotilo o acetábulo, ambas partes recubiertas por el cartílago articular.

La artrosis de cadera es una enfermedad degenerativa que consiste en el deterioro del cartílago de la articulación

La importancia de la artrosis de cadera es su alta frecuencia en la población y la pérdida de la calidad de vida que supone. Aunque más adelante podrás ver, con detalle, cuáles son los síntomas de la enfermedad, el dolor y la inmovilización articular son los que predominan y condicionan el día a día del que la padece.

Esta enfermedad es muy común, sobre todo, en personas mayores de 65 años. No obstante, la artrosis de cadera puede aparecer antes de los 50, siendo muy poco habitual, y siendo excepcional en jóvenes.

Además, es ligeramente superior su frecuencia en hombres, aunque esta tendencia se iguala a las mujeres a partir de los 70 años.

Clasificación de la artrosis de cadera

La clasificación de la artrosis de cadera viene dada por su implicación en la calidad de vida de los pacientes afectados:

  • Artrosis de cadera leve
  • Artrosis de cadera moderada
  • Artrosis de cadera severa

¿Cuáles son las causas de la artrosis de cadera?

La artrosis de cadera es una enfermedad multifactorial, es decir, son varios los desencadenantes de carácter genético y ambiental, los que pueden hacer que se produzca el desgaste del cartílago articular.

Algunas de las causas o factores de riesgos que, juntos o por separado, influyen en el desarrollo de la enfermedad, son:

  • Sobresfuerzo de la articulación y práctica de deporte intenso
  • Obesidad
  • Edad avanzada
  • Sexo o factores anatómicos
  • Actividad profesional y carga excesiva de peso en la articulación
  • Alteraciones o malformaciones en la anatomía de la cadera
  • Factores genéticos
  • Traumatismos

Aproximadamente, entre el 5% y el 10% de los casos de artrosis de cadera son a causa de traumatismos.

Artrosis de cadera

Con el desgaste de las articulaciones, los componentes óseos más cercanos a la cadera empiezan a alterar la arquitectura normal de los huesos.

A consecuencia de esto, surgen los osteofitos, una reacción del hueso que busca aumentar la superficie articular para mantener su funcionalidad, y los quistes subcondrales, las últimas alteraciones en el proceso de degeneración.

Síntomas de la artrosis de cadera

El principal síntoma de la artrosis de cadera es el dolor. Este síntoma se localiza en la ingle y avanza por la cara anterior del muslo, hasta la rodilla. De hecho, en muchas ocasiones, el paciente tiene a pensar que la lesión está en la rodilla.

El dolor y la pérdida de movilidad de la articulación son los principales síntomas de la artrosis de cadera.

Al principio de la enfermedad, los síntomas son más frecuentes al hacer un sobresfuerzo en la articulación, en actividades cotidianas como caminar, subir escaleras, cruzarse de pierna, calzarse, etc. Normalmente, desaparece al tumbarse, aunque el dolor de reposo y el nocturno pueden aumentar a medida que avanza la enfermedad.

La artrosis de cadera tiene una serie de síntomas muy comunes y que se hacen más notorios en según qué situaciones:

  • El dolor de carácter estacional en el que el dolor se hace más intenso en temporadas de mucho dolor.
  • En algunos casos, puede desvelarte durante la noche, sobre todo en estadios moderados y/o avanzados.
  • La pérdida de movilidad es un síntoma muy común en artrosis de cadera leve, que se acentúa en artrosis de cadera más severas.
  • La rigidez y la inmovilidad incapacitante son síntomas comunes de la artrosis severa, pudiendo limitar los movimientos en ángulos de flexión máxima.

¿Cómo se diagnostica la artrosis de cadera?

Para elaborar el diagnóstico, el especialista tendrá en cuenta los síntomas que presentas y los episodios de dolor. Tras comprobar que los síntomas son propios de la artrosis de cadera, se realizará un examen físico para verificar la perdida de movilidad.

A continuación, se llevará a cabo una radiografía para ver la gravedad de la lesión y confirmar la enfermedad con hallazgos típicos de la artrosis de cadera: disminución del espacio articular, presencia de osteofitos, esclerosis condral o quistes subcondrales.

En algunos casos muy puntuales, se realizan pruebas de perfil reumatológico para descartar otros procesos inmunológicos. Por otro lado, si el diagnóstico no es claro, el especialista podrá pedir una resonancia para garantizar el diagnóstico.

Tras establecer un diagnóstico claro de artrosis de cadera, el especialista podrá recomendarte una de sus tantas opciones para tratar la enfermedad. No obstante, el único tratamiento definitivo para la artrosis es la opción quirúrgica, sobre todo en casos donde ha alcanzado su etapa más avanzada.

Si cuentas con un diagnóstico claro de artrosis de cadera y tu médico te ha recomendado la cirugía, puedes solicitar una primera consulta con el especialista en Cirugía para conocer su valoración al respecto.

Tratamientos no quirúrgicos para la artrosis de cadera

Tras diagnosticar la artrosis de cadera, lo más probable es que el especialista te indique la artroplastia como único tratamiento efectivo para la enfermedad. Este supuesto, generalmente se recomienda en casos severos de artrosis de cadera.

En algunos casos, en los que la artrosis está en su etapa inicial, el especialista puede valorar el tratamiento conservador con el fin de minimizar el dolor y la inmovilización, y así intentar retrasar lo máximo posible la progresión de la enfermedad.

Dentro de los tratamientos conservadores, distinguimos:

Medidas de prevención para retrasar la artrosis de cadera

Una de las causas de la artrosis de cadera es el paso del tiempo. Aunque no se podrá evitar la enfermedad, si podrás tener en cuenta unas cuantas medidas de prevención para así retrasar su aparición.

Algunas acciones que puedes realizar, son:

  • Perder peso para no sobrecargar la articulación y disminuir el dolor ocasionado.
  • Usar plantillas para corregir las malformaciones o alteraciones anatómicas
  • Evitar movimientos dolorosos
  • Adoptar posturas cómodas y buenas para la articulación
  • Utilizar bastones o muletas para contar con un punto de apoyo y no sobrecargar la articulación
  • Hacer ejercicio, con moderación, para mejorar la funcionalidad de la cadera

Tratamientos farmacológicos para la artrosis de cadera

Los tratamientos farmacológicos tienen el objetivo de calmar el dolor y las molestias causadas por la enfermedad. Si estas molestias son leves, será suficiente con el efecto de una aspirina.

Consulta con el Especialista para la artrosis de cadera

Sin embargo, existen diferentes tratamientos a base de medicamentos para la artrosis de cadera, en función del escalón terapéutico que sea necesario para reducir los síntomas de la enfermedad:

  • Si se busca el alivio del dolor o analgesia, será suficiente con Paracetamol
  • Si resulta insuficiente, es posible añadir antiinflamatorios como el Ibuprofeno.
  • En el caso de que el dolor no remita, es posible escalar a una terapia con opioides menores como el Tramadol
  • Por último, podrán tomarse opioides mayores aquellos pacientes con artrosis severa invalidante

En cualquiera de los casos mencionados, es necesario contar con la aprobación médica del especialista, puesto que pueden tener efectos secundarios y la automedicación no está recomendada en ningún caso.

En el caso de que nada de lo anteriormente mencionado funcione, el especialista te aconsejará la intervención quirúrgica. Aunque se trate de una intervención mayor, la prótesis de cadera es uno de los grandes avances de la cirugía ortopédica para el tratamiento de la artrosis de cadera.

Tratamiento quirúrgico para la artrosis de cadera

La cirugía para la artrosis de cadera, también conocida como artroplastia de cadera, es el tratamiento recomendado e indicado cuando los medicamentos dejan de hacer efecto.

La artroplastia de cadera supone un aumento en la calidad de vida

La operación de prótesis de cadera consiste en remplazar la articulación de la cadera por una prótesis artificial, siendo esto uno de los grandes avances tecnológicos de la cirugía ortopédica. Además, tiene una tasa muy baja de complicaciones, convirtiéndola así en uno de los tratamientos más seguros de la rama Traumatológica.

Así pues, el tratamiento quirúrgico para la artrosis de cadera se realiza de la siguiente manera:

  • El especialista desinfectará la zona donde hará la incisión
  • A continuación, cortará el cuello y la cabeza femoral, con el fin de hacer hueco para insertar el vástago de la próstesis.
  • El siguiente paso será fresar el acetábulo pélvico para introducir el cotilo, que permitirá el correcto movimiento de la articulación.
  • Fijará los componentes de la prótesis de cadera: vástago, cotilo, cabeza femoral e inserto.
  • Finalmente, el equipo médico comprobará que los ligamentos y tendones no han sufrido daños y colocará un drenaje para extraer el líquido que pueda quedar dentro.
  • Por último, suturará la incisión, capa a capa, para conseguir que la herida cicatrice lo mejor posible.

La operación de artrosis de cadera dura 1 – 2 horas, según la situación de cada paciente

Si estás pensando en someterte a la operación para solucionar la artrosis de cadera, te recordamos que Operarme.es te ofrece una primera consulta con el especialista, de manera gratuita, inmediata y sin compromisos, para determina la necesidad quirúrgica en tu caso.

Para reservar esta consulta, puedes llamar a nuestro número de Atención al Paciente 902 90 75 45, o bien, rellenando el formulario web.

En cualquier caso, el Equipo de Operarme.es estará a tu disposición para resolverte las dudas que puedan surgirte y/o gestionarte la consulta.

Dr. Antonio Rebollo Marina

Dr. Antonio Rebollo Marina
Nº colegiado: 282834715
Médico Asistencial en Centro Médico Caser
ver más

Fecha de publicación: 28 de agosto, 2014
Fecha de modificación: 4 de febrero, 2020

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 8.190 €
Consultar financiación
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.