Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Artrosis de rodilla, causas, síntomas y tratamientos

4.7 (94%) 453 votos
29-08-2014
Artrosis de rodilla, causas, síntomas y tratamientos
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La artrosis de rodilla consiste en la degeneración y pérdida del cartílago que recubre los huesos de la articulación, causando un deterioro acentuado de la calidad de vida.

La artrosis de rodilla es una de las más comunes debido a que es la articulación del cuerpo humano que más sufre a lo largo de la vida. Con el tiempo llega a deformarse por la artrosis.

El único tratamiento definitivo para solucionar la artrosis de rodilla, cuando el resto de tratamientos fallan, es la implantación de una prótesis.

¿Qué es la artrosis de rodilla?

La artrosis de rodilla es una manifestación, en la articulación de la rodilla, de una enfermedad degenerativa, progresiva y crónica como es la artrosis, de la cual no existe una cura concreta y que se presenta de forma general en la edad avanzada. La artrosis, consiste en la degeneración de los cartílagos que forman parte de las articulaciones del cuerpo humano. Es posible encontrar artrosis en cualquier articulación del cuerpo humano aunque hay algunas de ellas que por sus características biomecánicas, al soportar más presión y sufrir más desgate que otras como por ejemplo las rodillas, suelen ser las más afectadas y las que requieren de una cirugía de reemplazo con más frecuencia.

La rodilla es una de las articulaciones que más sufren de artrosis, debido principalmente a que es una de las articulaciones que soportan con más exigencia el peso del cuerpo humano. En actividades cotidianas como correr, andar, subir o bajar escaleras estamos ejerciendo un peso y una presión importante sobre ambas rodillas. Si durante la juventud o en nuestra edad adulta hemos practicado deporte de forma intensa o hemos sufrido algún tipo de lesión en la rodilla es más fácil que la artrosis aparezca.

Solicitar cita con un especialista en rodilla

Síntomas de la artrosis de rodilla

Como comentábamos, la artrosis es una enfermedad degenerativa de los cartílagos de las articulaciones. Esta degeneración hace que los cartílagos dejen de ofrecer la protección necesaria para el movimiento de la articulación y se produzca un desgaste de los huesos que la forman provocando que la persona que lo sufre padezca dolor con los movimientos de la articulación afectada. La artrosis es una enfermedad muy frecuente en la población de edad avanzada, según los últimos estudios, si todas las personas mayores de 50 años se sometieran a radiografías de sus rodillas casi el 80% de ellas tendrían signos radiológicos de artrosis, aunque unas en mayor o menor medida.

Artrosis de rodilla, tratamiento

Las personas que sufren de artrosis de rodilla suelen padecer un dolor intenso en alguna o ambas rodillas, sobre todo al inicio de los movimientos, al levantarse de una silla, al subir o bajar escaleras y al inicio de la movilización. Suele ser característico que el dolor desaparezca si el movimiento continúa durante unos minutos, dando la sensación de que hace falta que la articulación se “caliente” para que pueda funcionar sin dolor, sin embargo, también es característico que si el movimiento se mantiene un tiempo determinado más prolongado, el dolor vuelva a aparecer siendo necesario parar de hacer el ejercicio para que desaparezca.

En algunas ocasiones, la rodilla afectada de artrosis puede aumentar su tamaño y parecer hinchada, caliente e incluso presentar un leve enrojecimiento. Estos episodios agudos se deben a un acúmulo del líquido sinovial que se encuentra de forma natural en el interior de la rodilla pero en menor cantidad. Esta situación se produce por el desgaste de los cartílagos y un aumento de la producción del líquido sinovial buscando proteger de otra manera a los huesos que forman parte de la articulación de la rodilla.

¿Cuáles son las causas de la artrosis de rodilla?

La artrosis de la rodilla se forma a partir de una alteración en la formación de proteínas que forman parte de la estructura de los cartílagos de la rodilla. El cartílago de las rodillas son estructuras vivas que tapizan los huesos que forman parte de la articulación de la rodilla y que permiten que éstos se desplacen de forma suave y precisa entre sí efectuando el movimiento de la articulación. Estos cartílagos están formados, entre otros componentes, por una serie de células que llamamos condrocitos los cuáles son los encargados de generar una serie de proteínas que formarán parte del cartílago regenerándolo y permitiendo que no se desgaste, ni se agriete ni se altere.

Artrosis de rodilla, tratamiento

Se ha comprobado que en las personas que padecen de artrosis de rodilla, se produce una alteración en los condrocitos de manera que no son capaces de fabricar de forma adecuada estas proteínas, disminuyendo de esta manera la calidad del cartílago, tornándolo más frágil y delgado y haciendo que los huesos que forman parte de la articulación sufran, provocando los episodios de dolor y tumefacción tan característicos de las personas que sufren de artrosis de rodilla.

También se ha comprobado que las alteraciones de los huesos que se encuentran por debajo de los cartílagos intervienen de alguna manera en el empeoramiento de las rodillas con artrosis.

¿Cómo se diagnostica la artrosis de rodilla?

La artrosis de rodilla se diagnostica mediante una adecuada anamnesis entre el médico de familia o el reumatólogo con el paciente, una exploración física completa y la realización de radiologías simples de rodilla.

Con la anamnesis médica (entrevista en la que el médico solicita información al paciente sobre el problema) establece con el paciente las características del dolor en cuanto a su intensidad, su frecuencia, en qué actividades se presenta de forma más intensa, en su temporalidad, etc.

Con la exploración física adecuada, el médico interpreta si la rodilla presenta derrame articular, si es posible que estén afectadas otras estructuras como los ligamentos cruzados o los ligamentos laterales. También puede comprobar si existen criterios para pensar en otro tipo de monoartritis de rodilla como las artritis sépticas, las artritis gotosas, etc. En ocasiones, el médico se verá obligado a realizar una punción articular de la rodilla para poder sacar y analizar el líquido articular. De esta manera podrá asegurarse la presencia de líquido compatible con artrosis de rodilla descartando los demás procesos arriba reseñados.

Mediante la radiografía bilateral simple de rodillas en sus dos proyecciones, anteroposterior y lateral, el médico valora el grado de degeneración y de destrucción de los cartílagos y los huesos de la articulación afectada.

¿Quieres saber cuál es la salud de tu rodilla?

Para conocer el estado de salud actual de tu rodilla y si pudieras necesitar una prótesis, ponemos a tu disposición el cuestionario Oxford de salud de rodilla. Tras rellenarlo, recibirás una valoración médica gratuita de los resultados del cuestionario. Tan sólo necesitas pinchar en el siguiente banner:

Hacer cuestionario de salud de rodilla

Tratamiento de la artrosis de rodilla  

El tratamiento para la artrosis de rodilla en sus estadios iniciales es siempre para paliar los síntomas. El objetivo es que la persona que padece de una artrosis en sus inicios pase la mayor parte del tiempo sin dolor y retrasar así la progresión de la enfermedad lo máximo posible. Sin embargo, al tratarse de una enfermedad crónica, irreversible y degenerativa la solución definitiva en estadios avanzados de la enfermedad es el recambio mediante una prótesis total de rodilla.

En las primeras etapas de aparición de la enfermedad el objetivo principal del tratamiento para la artrosis de rodilla es la minimización de su clínica reduciendo los momentos de dolor y tumefacción e intentar frenar la progresión de la enfermedad al mínimo exponente. Para ello, los médicos que controlan su enfermedad se centraran en una serie de medidas higiénico-dietéticas y en el tratamiento farmacológico.

Para el control del dolor en los episodios de dolor agudo suele ser habitual el uso de antiinflamatorios no esteroideos y analgésicos habituales tales como el ibuprofeno, el naproxeno, el paracetamol, el metamizol y el tramadol. El objetivo será disminuir la inflamación producida por el desgaste articular y disminuir el dolor que se produce.

Conoce más sobre el tratamiento de la artrosis de rodilla mediante una próteisis de rodilla

Para disminuir la progresión de la enfermedad la principal prioridad es alcanzar el peso ideal por parte del paciente. No debemos olvidar que el sobrepeso y la obesidad consiguen cargar con mayor presión sobre unas rodillas ya afectadas permitiendo la progresión rápida del desgaste y de la enfermedad. Todas las medidas encaminadas a la pérdida de peso enlentecerán la progresión de la enfermedad. No hay ninguna dieta en concreto que mejore la sintomatología de la artrosis, el objetivo será, tal y como hemos dicho, el control del peso del paciente.

En estadios moderados de la enfermedad el uso de infiltraciones con corticoides o ácido hialurónico suelen mejorar durante unas semanas o meses la clínica de dolor e inflamación de las rodillas con artrosis. Por medio de estas infiltraciones, a través de una aguja en el interior de la articulación, se busca disminuir la inflamación a nivel local con los corticoides y añadir una capa de sustancia gelatinosa y protectora como el ácido hialurónico con el fin de minimizar el roce de los huesos en las rodillas desgastadas que están afectadas de artrosis.

Solicitar cita con un especialista en rodilla

La introducción de nuevos fármacos como el condroitin sulfato, el sulfato de glucosamina o la diacereína han permitido mejorar la sintomatología desde un punto de vista clínico más agudo y proteger el cartílago que aún nos queda de su erosión tan rápida. Sin embargo, estos fármacos deben de utilizarse con cuidado y respetar paréntesis de descanso en su toma habitual debido a posibles complicaciones y efectos secundarios que hay que conocer y tener en cuenta.

En artrosis avanzadas en las cuales la toma de fármacos no mejora el dolor ni la tumefacción y en las cuales las infiltraciones ya no surgen efecto, la indicación quirúrgica de recambio total de prótesis de rodilla suele ser la solución definitiva para eliminar el dolor y mantener una movilización y calidad de vida mejorada respecto a la anterior.

Descarga gratis el manual "Prótesis de rodilla, el primer paso hacia una vida mejor"

Suscríbete a nuestra newsletter y descarga de forma gratuita nuestro manual sobre prótesis de rodilla. Descubre todo lo que necesitas saber sobre la operación de prótesis de rodilla con este cómodo manual:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 29-08-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Rodilla (Artroplastia)

Prótesis total de Rodilla (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 7.990 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso