¿Qué tipos de hernia existen?

5 (100%) 355 votos
24-03-2020
¿Qué tipos de hernia existen?
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es | Revisado por Dr. Antonio Rebollo Marina (nº colegiado: 282834715)
Valora esta Noticia:

Las hernias son una salida del contenido abdominal por alguna zona debilitada

Entre las hernias ventrales o abdominales distinguimos: la umbilical, la epigástrica y la incisional

La hernia discal sucede por la protrusión del núcleo del desgarro de uno de los anillos que forman la espina dorsal

Una hernia se produce cuando parte del contenido abdominal se protruye por un área debilitada, conocida como fascia, o agujero en el peritoneo (pared que mantiene los músculos abdominales). Este fallo abdominal se produce por un aumento de presión en la zona, que repercute en la resistencia de la pared abdominal.

Cuando se produce una hernia, los órganos y tejidos se introducen por el orificio que se forma en la cavidad abdominal, llevando consigo la formación de una protuberancia.

Aunque la hernia puede ser de carácter congénito, apareciendo en el nacimiento, en la mayoría de casos suelen ser a causa de sobreesfuerzos o problemas de salud.

Normalmente, todas las hernias se producen por el mismo mecanismo de acción, pero se las conoce con distintos nombres, en función del lugar del cuerpo en el que se desarrollen:

  • Hernia inguinal
    • Hernia inguinal directa
    • Hernia inguinal indirecta
    • Hernia femoral o inguino-crural
  • Hernia ventrales o eventraciones
    • Hernia umbilical
    • Hernia epigástrica
    • Hernia incisional
  • Hernia de hiato
  • Hernia discal

Hernia Inguinal

La hernia inguinal se  manifiesta en forma de bulto en la zona inguinal, a consecuencia de un fallo de la pared abdominal. Este tipo de hernia se produce, con mayor incidencia en personas que realizan un trabajo pesado o actividades físicas muy intensas.

La hernia inguinal puede aparecer a cualquier edad, pero es más común en los hombres adultos.

Entre las principales casusas por las que se produce esta afección inguinal, destaca: el sobrepeso, el embarazo, tos crónica o estornudos continuos, esfuerzo al orinar, sobre todo en hombres con próstata agrandada o hiperplasia benigna.

Especialista explicando cuántos tipos de hernias inguinales existen

La hernia inguinal podrá ser directa o indirecta, en función de donde se originen:

Hernia inguinal directa

En este caso, las vísceras o el contenido abdominal entran por la pared abdominal que está rota, rodeando el canal inguinal y yendo hacia el exterior. Este tipo de hernia siempre suele darse con mayor incidencia en hombres mayores de 40 años, a causa del envejecimiento o lesiones.

La hernia inguinal directa es adquirida, nunca es congénita.

Hernia inguinal indirecta

En este caso, el asa intestinal hace presión contra el canal inguinal que, por algún defecto congénito, presenta un mayor riesgo de romperse y dar lugar al prolapso del contenido, desarrollando la hernia inguinal.

A diferencia de la directa, la hernia inguinal indirecta es un defecto congénito, de nacimiento, siendo tan frecuente en hombres como mujeres.

Hernia femoral

La hernia femoral, también conocida como hernia crural o inguino-crural, es una protrusión en la zona inguinal, que surge cerca del muslo, a causa de un debilitamiento de la pared abdominal. Se manifiesta en la parte superior del muslo, justo debajo de la ingle.

Esta hernia es susceptible de estrangulación del intestino delgado, puesto que este, es el que suele formar la protrusión (saco herniario). Así pues, la operación quirúrgica sería casi obligatoria y de urgencia, para reparar la hernia femoral.

A diferencia de la hernia inguinal, la hernia crural o femoral es más común en mujeres, pudiendo ser muy dolorosa.

Hernias ventrales o eventraciones

Las hernias ventrales se producen en zonas debilitadas de la pared abdominal, por lo que también se las conoce como hernias abdominales, por una causa médica, es decir, por alguna infección, necrosis vascular, etc. También pueden darse a causa de un traumatismo como un accidente quirúrgico, etc.

En este tipo de hernias el saco nunca es peritoneal. Se trata de una cicatriz distendida que simula el peritoneo.

Así pues, dentro de las hernias ventrales, distinguimos:

  • Hernia umbilical
  • Hernia epigástrica
  • Hernia incisional

Hernia umbilical

La hernia umbilical se desarrolla en el ombligo o cerca de él, por una debilidad congénita. Este tipo de hernia supone el prolapso de parte del intestino sobresale, a través de la abertura en los músculos abdominales, por los que paso el cordón umbilical antes del nacimiento.

Aunque el cordón umbilical desaparece, dejando solo una cicatriz, la zona del músculo puede quedar debilitada. Esto, con el paso del tiempo, puede desembocar en un fallo de la pared abdominal, propiciando la aparición de la hernia.

Dolor de hernia umbilical

Este tipo de hernias son muy comunes y no suelen presentar riesgo alguno. Aunque se pueden producir en lactantes, es más común que se desarrolle en la vida adulta de manera adquirida, aunque por un cierre defectuoso de la cicatriz umbilical.

Las hernias umbilicales infantiles suelen cerrarse solas entre los 2 y 5 primeros años de vida.

En el caso de los adultos, es más probable que se precise de la intervención quirúrgica para repararla.

Hernia epigástrica

La hernia epigástrica se manifiesta en forma de bulto, en la parte alta del abdomen, entre el esternón y el ombligo. Ocurre a consecuencia de una debilidad de la pared abdominal que permite la salida de los tejidos internos, a través de la pared.

Este tipo de hernia es más común en el nacimiento. Aunque es muy similar a la umbilical, la hernia epigástrica se forma entre el ombligo y el pecho.

Aunque se desconoce la causa exacta por la que se desarrolla una hernia epigástrica, es cierto que ocurre cuando los tejidos en la pared abdominal no se cierran completamente, durante su desarrollo. Así pues, el aumento de tensión entre la región epigástrica y el diafragma, fomentaría su aparición.

Las medidas que se toman para prevenir este tipo de hernias son: llevar una alimentación saludable, evitar realizar esfuerzos por encima de nuestras posibilidades. En cualquier caso, si surgen, el especialista podrá recomendarte la intervención quirúrgica.

Hernia incisional

La hernia incisional supone la protuberancia de contenido abdominal a través de una cicatriz quirúrgica, manifestándose en la propia cicatriz o cerca de ella.

Especialistas realizando una cirugía abdominal

La hernia incisional se da en un 10 % - 23 % de los casos, tras una cirugía abdominal.

La causa principal es por el fallo en algunos puntos de la sutura o de los tejidos cercanos. Así pues, si la zona está sometida a un aumento de tensión, o bien, la sutura se ha infectado, se padece de obesidad, etc., existe un riesgo mayor de que este tipo de hernias se produzcan.

Hernia de hiato

Antes de nada, es importante que entiendas qué es el hiato y dónde está ubicado. El hiato es un pequeño orificio que tiene el diafragma, a través del cual pasa el esófago (tubo de alimentación) antes de enlazarse con el estómago.

Así pues, la hernia de hiato surge cuando hay una protuberancia de tejido estomacal por el orificio (hiato). En los casos en los que la hernia es mínima, los síntomas son inapreciables. De hecho, es posible que si tienes una hernia de este tipo, no te enteres, a no ser que se realice un control médico diagnóstico.

Por el contrario, si la hernia de hiato es de gran tamaño, es probable que presentes acidez estomacal. En casos en los que la hernia alcana un tamaño superior, el especialista te remitirá a cirugía para tratar la hernia hiatal.

Hernia discal

La hernia de disco o discal es un problema que surge en uno de los amortiguadores cartilaginosos ubicado entre los huesos individuales que forman la espina dorsal. Cada disco tiene un núcleo que, en algunos casos, se protruye hacia afuera, por un desgarro del anillo, dando lugar a la hernia discal.

Así pues, este tipo de hernia puede ocurrir en cualquier parte de la espina dorsal y, en función de dónde se produzca, podrá causar síntomas como el dolor, entumecimiento o perdida de fuera en un brazo o pierna.

Preguntas frecuentes

Tengo un bulto en la barriga que me duele cuando hago algún esfuerzo ¿puede ser una hernia?

Las hernias abdominales o ventrales (eventraciones) surgen en la pared abdominal, pudiendo ser de un tipo u otro, en función de a qué altura del abdomen se encuentre y los síntomas que presentes. (Hernias ventrales)

Tengo un bulto en la cicatriz de la barriga por una cirugía ¿puede ser una hernia?

La hernia incisional es un tipo de hernia que surge a consecuencia de un fallo en la sutura quirúrgica. (Hernia incisional)

Tengo acidez de estómago ¿puedo tener una hernia de hiato?

Uno de los síntomas más comunes de una hernia de hiato que ha alcanzado un gran tamaño es la acidez estomacal y el dolor abdominal. (Hernia de hiato)

¿Por qué tengo un bulto en la ingle?

La hernia inguinal se manifiesta en forma de bulto en la zona inguinal, siendo esta afección muy común en personas que realizan trabajos pesados. (Hernia inguinal)

Fuentes de información

Dr. Antonio Rebollo Marina

Dr. Antonio Rebollo Marina
Nº colegiado: 282834715
Médico Asistencial en Centro Médico Caser
ver más

Fecha de publicación: 19 de agosto, 2013
Fecha de modificación: 24 de marzo, 2020

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal (tratamiento quirúrgico)

Hernia Inguinal (tratamiento quirúrgico)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.385 €
Financiación 
desde 116 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.