Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Problemas de próstata, HPB, prostatitis, cáncer de próstata

29-09-2014
Problemas de próstata, HPB, prostatitis, cáncer de próstata
Valora esta Noticia:

Los problemas de próstata suelen causar un aumento de tamaño de la próstata y dificultades o dolor durante la micción.

La hiperplasia prostática benigna es el principal causante de los problemas de próstata más comunes.

Para aliviar los problemas de hiperplasia prostática benigna, la única opción definitiva es la operación de próstata.

¿Qué es la próstata?

La próstata es un órgano glandular del aparato reproductor masculino. Tiene forma de castaña y se encuentra situada a la salida de la vejiga, frente al recto y atravesada por la uretra (que es el conducto que conecta la vejiga con el exterior). La función de la próstata es la de producir parte del líquido seminal necesario para la formación del semen, completándose con el líquido seminal aportado por las vesículas seminales. El líquido seminal aportado por la próstata proporciona una serie de nutrientes a los espermatozoides que les permite llevar a cabo su función.

Existen varios problemas de próstata comunes, entre los que encontramos principalmente la hiperplasia prostática benigna, consecuencia del aumento del tamaño de la próstata con la edad y los cambios hormonales asociados a este proceso. Este problema de próstata no es grave, sino que más bien se trata de un problema bastante molesto debido a los síntomas urinarios que provoca.

Pero aunque el más común es la hiperplasia prostática benigna, existen otros problemas de próstata que revisten mayor o menor gravedad.

Solicitar cita con un especialista en operación de próstata

¿Qué tipo de problemas de próstata hay?

Como ya hemos mencionado, el principal y más común de los problemas de próstata es la hiperplasia prostática benigna (afecta alrededor de 528 millones de hombres en el mundo y subiendo) aunque existen otros problemas de próstata como el cáncer de próstata o la prostatitis:

Prostatitis

La prostatitis es un problema de próstata causado por la inflamación de la misma. Es importante diferenciar una inflamación de la próstata por prostatitis de un agrandamiento de próstata por hiperplasia prostática benigna o por cáncer de próstata.

Existen varios tipos de prostatitis según sus síntomas y su persistencia. Los problemas de próstata causados por prostatitis son la prostatitis bacteriana aguda, la prostatitis bacteriana crónica y el síndrome del dolor pelviano crónico (que es la prostatitis no bacteriana).

Síntomas de la prostatitis

Los síntomas de la prostatitis pueden ser parecidos a los de la hiperplasia prostática benigna (dificultad al orinar, dificultad para vaciar la vejiga, aumento de la frecuencia urinaria etc.) aunque tiene otros síntomas incluso más molestos. Los problemas de próstata derivados de la prostatitis nos determinarán el tipo de prostatitis que es:

  • Prostatitis bacteriana aguda: Los síntomas son fiebre, molestias al orinar parecidas a la hiperplasia prostática benigna, escozor al orinar e incluso dificultades para ello.
  • Prostatitis bacteriana crónica típica: Este tipo de prostatitis no es muy frecuente y tiene como características episodios frecuentes de infección urinaria.
  • Síndrome de dolor pelviano crónico: Los síntomas son dolor, problemas durante la micción y pérdida de la calidad de vida. La frecuencia de este tipo de problema de próstata es bastante común.

Problemas de próstata

Hiperplasia prostática benigna

La hiperplasia prostática benigna es el problema de próstata por excelencia y el que tienen más probabilidad de padecer los hombres si llegan a edades avanzadas. A partir de los 40 años, pero sobre todo a partir de los 50, el tamaño de la próstata empieza a aumentar de forma anormal debido en gran medida a los cambios hormonales que sufre el hombre al hacerse mayor.

Este aumento del tamaño de próstata implica una presión en el conducto uretral que reduce el espacio del mismo. Esto provoca una serie de problemas urinarios que son conocidos habitualmente como los problemas de próstata.

La hiperplasia prostática benigna es una patología prostática de carácter benigno, lo que la diferencia del cáncer, además de que existen numerosas formas de tratarla con éxito.

Síntomas de la hiperplasia prostática benigna

Los problemas de próstata relacionados con la hiperplasia prostática benigna suelen estar relacionados principalmente con la micción:

  • Intermitencia al orinar
  • Retención de orina en la vejiga, dificultades para vaciarla del todo
  • Pérdida de calibre urinario y de la fuerza al orinar
  • Aumento de la frecuencia urinaria nocturna
  • Problemas renales, sangre en la orina e infecciones de orina en los casos más graves.

Los tratamientos para la hiperplasia prostática benigna buscan siempre la solución de los problemas de próstata a través del alivio de los síntomas, siendo siempre la única opción definitiva la operación de próstata.

Problemas de próstata

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es de entre los problemas de próstata el más grave y a su vez el más temido. Es importante decir que si se lleva a cabo una detección precoz del mismo las probabilidades de supervivencia son muy altas.

Este problema de próstata se origina a partir de las células glandulares de la próstata que son las encargadas de la producción del líquido seminal, llamándose este cáncer iniciado en estas células adenocarcinoma. A pesar de que existen sarcomas, carcinomas de células pequeñas o carcinomas de células de transición, el tipo más común de cáncer de próstata es el de adenocarcinoma.

La mayoría de los cáncer de próstata crecen de forma lenta, por lo que es sencilla su detección a través de las pruebas periódicas que se realizan a los hombres mayores de 40-50 años, aunque también hay casos en los que el cáncer se propaga rápidamente, aunque son los menos. Una curiosidad es el hecho de que en muchas de las autopsias de pacientes de edad avanzada que han muerto por otras razones, se ha detectado cáncer de próstata que no les afectó nunca.

Síntomas del cáncer de próstata

El cáncer de próstata no suele presentar síntomas en su etapa inicial, pero a medida que avanza puede presentar síntomas parecidos a los problemas de próstata causados por la hiperplasia prostática benigna:

  • Problemas en la micción, disminución de la fuerza y el calibre urinario, aumento de la frecuencia de la micción sobre todo de noche, etc.
  • Sangre en la orina, aunque esto no quiere decir que haya cáncer de próstata, pudiendo ser infección o problemas en los riñones.
  • Impotencia, dificultad para conseguir una erección.
  • Dolor por caderas, tórax, espalda y otras zonas debido a la propagación del cáncer a los huesos.
  • Dolor o entumecimiento de piernas, pies, pérdida del control de la vejiga o los intestinos a causa de presión ejercida por el cáncer de próstata en la médula espinal.

No hay que asustarse, ya que estos síntomas pueden ser causados por otro tipo de afecciones, pero siempre es recomendable acudir a las visitas periódicas con el urólogo y comentar cualquier síntoma o problema que presente.

Operación de próstata

¿Cómo se diagnostican los problemas de próstata?

El diagnóstico de los problemas de próstata es muy común, siendo algunos de los métodos de diagnóstico útiles para detectar cualquiera de los diferentes problemas de próstata mientras que otros son específicos para la detección de uno de los problemas de próstata en concreto:

Tacto rectal

El tacto rectal es quizá la prueba diagnóstica más importante para la detección de problemas de próstata. A través de esta prueba el médico puede diferenciar entre una próstata aumentada por hiperplasia prostática benigna, una próstata afectada por cáncer de próstata y una próstata inflamada debido a prostatitis:

  • Hiperplasia prostática benigna: Si el paciente presenta síntomas relacionados con la micción procederá a llevar a cabo el tacto rectal. En el caso de que se trate de HPB, el médico notará una próstata elástica en lugar de blanda, que es el tacto de una próstata sana, pudiendo detectar a su vez el tamaño de la misma.
  • Cáncer de próstata: El tacto de una próstata aquejada de cáncer de próstata es duro, notando nódulos rígidos. El tacto rectal es la prueba más importante y útil para detectar este problema médico.
  • Prostatitis: En este caso, al palpar la próstata el paciente notará dolor, permitiendo al médico asegurar el diagnóstico.

Cuestionario IPSS de síntomas prostáticos

Esta prueba permitirá al médico conocer la salud actual de la próstata del paciente y el alcance de los problemas de próstata que pueda tener, dándole indicios de la posibilidad de que exista un agrandamiento de la misma. Si lo considera así, puede solicitarle un análisis de sangre para determinar los niveles de PSA en sangre y proceder a realizar el antes mencionado tacto rectal.

Imagen cuestionario IPSS de síntomas prostáticos

Análisis PSA de sangre

El PSA es un antígeno que sólo produce la próstata, aumentando levemente su presencia en la sangre a medida que aumenta el tamaño de la próstata. Este análisis ayudará a contrastar su diagnóstico de HBP previo.

Análisis de orina

Uno de los problemas de próstata mencionados es la prostatitis, la cuál puede ser causada por una infección bacteriana en la próstata. Si es así, al realizar el análisis de orina el urólogo detectará infección y podrá proceder a un tratamiento antibiótico para solucionar los síntomas.

Ecografía prostática

Una vez el médico ha determinado que los problemas de próstata se deben a un aumento del tamaño de ésta, procederá a realizar una ecografía prostática para conocer el tamaño exacto de ésta y determinar así el tratamiento más adecuado.

Biopsia prostática

Esta prueba diagnóstica se realiza para determinar la presencia de un cáncer de próstata.

Tratamiento para los problemas de próstata

Tratamiento prostatitis

Como ya hemos mencionado anteriormente, la detección de la prostatitis puede hacerse mediante un análisis de orina. Si al realizarlo el urólogo detecta infección por bacterias se trata de una prostatitis bacteriana y lo más probable es que le recete antibióticos y los síntomas desaparezcan al finalizar el tratamiento.

Tratamiento de problemas de próstata

Por otra parte, existe la prostatitis no bacteriana la cuál es más complicada de tratar. Para ello, el médico le puede recetar analgésicos y bloqueadores alfa. Estos últimos relajan el tejido muscular de la próstata aliviando ligeramente los problemas de próstata. Además de ello, el médico le hará cambiar de dieta y le proporcionará una serie de instrucciones como son los baños tibios.

En muchos casos, los síntomas de la prostatitis desaparecen solos.

Tratamiento hiperplasia prostática benigna

Para el tratamiento de los problemas de próstata causados por la hiperplasia prostática benigna se puede hacer uso de fármacos o tratamientos quirúrgicos para reducir su tamaño. En todos los casos, el tratamiento para los problemas de próstata causados por la hiperplasia prostática benigna tiene como finalidad el alivio de los síntomas. A continuación hablaremos brevemente de algunas de las cirugías para el tratamiento de los problemas de próstata (HPB):

Operación de próstata con liberación uretral (Sistema Urolift)

Esta intervención es la única que existe en la actualidad que permite aliviar los problemas de próstata causados por la hipertrofia prostática mediante una operación ambulatoria de tan sólo 20 minutos, minimizando las posibles complicaciones y permitiendo a los pacientes conservar la función sexual completa, incluyendo la eyaculación.

El alivio sintomático de los problemas de próstata es inmediato y para llevar a cabo esta operación no es necesaria anestesia regional o general, tan sólo anestesia local y sedación, permitiendo al paciente abandonar el hospital por su propio pie unas pocas horas después de la intervención.

La operación de próstata con liberación uretral (Sistema Urolift) se realiza con un dispositivo diseñado para acceder a través de la uretra hasta la próstata, colocar varios implantes en las zonas que bloquean la uretra y aliviar así los problemas de próstata. Además, al finalizar la intervención el cirujano puede introducir un endoscopio y ver si el conducto uretral está liberado del todo o si es necesaria la colocación de otro implante.

Para conocer todo sobre esta innovadora intervención pincha en el siguiente enlace: Operación de próstata con liberación uretral, sistema urolift.

Solicitar cita con un especialista en operación de próstata

Operación de próstata con láser de tulio

La operación de próstata con láser de tulio es la intervención con láser más novedosa para el tratamiento de los problemas de próstata relacionados con la hiperplasia prostática benigna. Esta técnica permite tratar próstatas de tamaño considerable y funciona mediante la introducción de una fibra de haz láser por la uretra hasta llegar a la próstata. Una vez allí, el cirujano vaporiza el tejido prostático agrandado liberando el conducto uretral.

La vaporización con láser de tulio consiste en el calentamiento del agua intracelular hasta temperaturas superiores a los 100 grados, momento en el que se evapora junto con el resto de material celular. Esta técnica permite que el calor que se dispersa hacia el tejido cercano al vaporizado provoque un efecto hemostático que minimiza el sangrado.

Reducción de próstata con láser de tulio

Esta reducción del sangrado permite la reducción del tiempo de estancia hospitalaria a tan sólo 1 día, la minimización de las complicaciones como problemas de erección o de incontinencia y permiten una recuperación postoperatoria mucho más rápida que en por ejemplo la RTU convencional.

Tratamientos para Cáncer de próstata

Para el tratamiento del cáncer de próstata existen tres tipos principales de  tratamiento como son  la extirpación quirúrgica de la próstata ,la radioterapia y el tratamiento hormonal.

Cirugía para la extirpación  radical de la próstata

La cirugía de próstata consiste en la extirpación de toda la glándula prostática, eliminando por completo las células cancerosas. Esta intervención puede hacerse de forma abierta o mediante técnicas de mínima invasión laparoscópicas o con el robot Da Vinci. En este enlace encontrarás información sobre la prostatectomía radical con Robot Da Vinci: Operación de cáncer de próstata con Robot Da Vinci

Radioterapia

Esta técnica para combatir el cáncer de próstata consiste en el uso radiación para  eliminar  las células cancerosas o reducir el tamaño de los tumores. 

Descárgate gratis nuestro libro de próstata: "Hiperplasia benigna de próstata, causas, síntomas y tratamientos"

Para descargarte nuestro libro sobre próstata tan sólo tienes que rellenar el siguiente formulario, disfrútalo:

 
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 29-09-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de Próstata con Láser de Tulio

Operación de Próstata con Láser de Tulio

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 5.790 €
Financiación 
desde 281 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso