Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Cirugía de hallux valgus

14-10-2014
Cirugía de hallux valgus
Valora esta Noticia:

La cirugía de hallux valgus es el único tratamiento definitivo para la corrección de la desviación del hueso del pie.

La cirugía de hallux valgus puede llevarse a cabo mediante osteotomía o sin ella, dependiendo de las características del paciente.

La recuperación tras una cirugía de hallux valgus varía según la técnica utilizada para llevar a cabo la intervención..

¿Qué es el hallux valgus?

Se conoce al hallux valgus del pie como el crecimiento hacia fuera de la articulación del primer dedo del pie provocando con ello una deformidad y dolor intenso durante el apoyo del mismo. Esta deformidad y crecimiento del hueso es provocada por un desplazamiento de uno de los huesos del pie, llamado primer metatarsiano, hacia fuera y el desplazamiento del primer hueso que forma el primer dedo del pie hacia dentro. Estas alteraciones en la estructura de los huesos del pie provocan un crecimiento anómalo de esta primera articulación que comprime el paso de un nervio que transcurre lateralmente (este nervio se denomina nervio colateral externo o nervio colateral peroneo). La compresión de este nervio es la causa del dolor que suele acompañar a este tipo de patologías.

¿Es necesaria la cirugía de hallux valgus?

La cirugía del hallux valgus se considera actualmente como el tratamiento definitivo para la resolución de esta patología que ocasiona molestos síntomas que interfieren en la vida cotidiana de los pacientes que la sufren. Por consenso, la opción del tratamiento definitivo mediante la cirugía del hallux valgus se considera cuando el tratamiento conservador no es viable o cuando no ha dado los resultados esperados.

Solicita consulta con un especialista en operación de juanetes

Tratamiento conservador del hallux valgus

El tratamiento conservador del hallux valgus se basa principalmente en terapia farmacológica y medidas físicas que buscan contener el avance de la desviación y crecimiento óseo típico del hallux valgus. El tratamiento farmacológico se fundamenta en la toma de antiniinflamtorios y analgésicos en los episodios de dolor para evitar la destrucción articular en los periodos de inflamación de las articulaciones. Las medidas físicas buscan mejorar la biomecánica del pie en los periodos asintomáticos del hallux valgus mediante el uso de férulas o plantillas ortopédicas, uso de calzado adaptado al pie de cada paciente y la realización de terapias de rehabilitación individualizadas encaminadas a fortalecer la musculatura de los tendones que rodean la primera articulación del pie reeducando la forma de caminar y de desarrollarse el pie del paciente.

Cirugía de hallux valgus como tratamiento definitivo

Una vez que las medidas y tratamientos conservadores para el hallux valgus no han producido el efecto necesario se debe considerar la cirugía del hallux valgus para la resolución definitiva de esta patología. La cirugía del hallux valgus ha ido evolucionando de forma progresiva a lo largo de los últimos años siendo actualmente una intervención quirúrgica breve, con anestesia local y en la cual el paciente abandona la clínica u hospital el mismo día de la intervención.

Foto cirugía hallux valgus

Actualmente la cirugía del hallux valgus puede realizarse mediante dos tipos de técnicas según las características propias del hallux valgus, la morbilidad de los pacientes y el grado de desestructuración que presenten el resto de articulaciones del pie. De forma general podemos dividir la cirugía del hallux valgus en operaciones con osteotomía o sin osteotomía. Se considera osteotomía a la resección parcial o completa de un componente óseo:

Cirugía de hallux valgus con osteotomía

La cirugía de hallux valgus con osteotomía se realiza en deformidades de más de 30º y consiste en la resección parcial de la parte superior, en ocasiones también de la porción final, del primer metatarsiano del pie afectado. Para ello el cirujano accede a la articulación del primer dedo del pie afectado por hallux valgus tras abrir la cápsula que recubre la articulación. Una vez en la articulación, el cirujano traumatólogo elimina parte del tejido óseo que se ha producido por la anatomía alterada del pie y recoloca la simetría de la articulación buscando la congruencia entre todas las articulaciones del dedo y el pie. Para fijar la articulación y permitir que los cambios provocados permanezcan tras la intervención quirúrgica se suelen colocar tornillos traumatológicos en su interior.

Ampliar información sobre la cirugía de hallux valgus con osteotomía

Tras la resección ósea y la movilización de la articulación hacia la congruencia se procede al cierre de la piel dejando a la cápsula que recubre la articulación abierta, impidiendo con ello que la inflamación provocada durante la intervención y los apoyos posteriores modifiquen, posteriormente y con el paso del tiempo, la estructura anatómica del pie.

Cirugía de hallux valgus sin osteotomía

La cirugía del hallux valgus sin osteotomía se engloba dentro de una técnica general que se denomina cirugía percutánea. Este tipo de cirugía se realiza mediante un equipo de mínima invasión que mediante 3 o 4 incisiones de pequeño tamaño consigue acceder al interior del pie y de la articulación del primer dedo del pie afectado pudiendo realizarse tareas de resección ósea mucho más dirigidas, alineación de uno de los tendones de la articulación y la rotura de la cápsula articular. Los beneficios de este tipo de cirugía de hallux valgus se fundamentan en una reducción del dolor postquirúrgico debido sobre todo a la mínima incisión necesaria para su realización, un comienzo mucho más precoz de la rehabilitación, permite la deambulación inmediata, una recuperación mucho más rápida y una reintegración a la actividad cotidiana y laboral en mucho menos tiempo que en otros tipos de intervenciones quirúrgicas.

Ampliar información sobre la cirugía de hallux valgus sin osteotomía

Generalmente después de la cirugía percutánea o sin osteotomía del hallux valgus es necesario el uso de un vendaje compresivo durante al menos una semana y la utilización de una pequeña férula de inmovilización, situada entre el primer y el segundo dedo del pie afecto, durante 6-7 semanas. El objetivo de este tipo de inmovilización es permitir una correcta consolidación de las estructuras anatómicas alteradas durante la intervención. El inicio de la deambulación es inmediato, gracias sobre todo a la inmovilización mediante el vendaje y la férula, consiguiendo con ello una mejor recuperación y la reintegración parcial inmediata a la vida cotidiana de los pacientes.

Solicita consulta con un especialista en operación de juanetes

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 14-10-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Hallux Valgus (1) con osteotomía

Hallux Valgus (1) con osteotomía

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.649 €
Financiación 
desde 129 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso