Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Hipertrofia benigna de próstata

4.7 (94%) 482 votos
13-11-2014
Hipertrofia benigna de próstata
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La hipertrofia benigna de próstata consiste en el aumento excesivo del tamaño de la próstata causando síntomas de obstrucción o irritración en la uretra.

La principal causa de la hipertrofia benigna de próstata es la edad, ya que a medida que los hombres alcanzan edades superiores a los 50 años la prevalencia aumenta.

El tratamiento definitivo para la hipertrofia benigna de próstata es la operación quirúrgica para reducir su tamaño.

​​

¿Qué es la hipertrofia benigna de próstata?

La próstata es una glándula exclusiva del aparato genitourinario masculino, formada por tejido muscular y glandular y con un peso aproximado de 20 gramos. La próstata tiene forma de «castaña» y presenta una consistencia elástica, con una superficie lisa y con un surco que la divide. La próstata se localiza alrededor de la porción final de la vejiga, rodeándola a ella y a la uretra, conducto que comunica la vejiga con el exterior a través del pene. La hipertrofia benigna de próstata es una entidad anatomoclínica ca­racterizada por un aumento del tamaño de la próstata a expensas del tejido glandular. Ese crecimiento fomenta una clínica de obstrucción de la salida de la orina a través de la uretra provocando dificultades en la micción que se caracterizan por una disminución en la cantidad de orina y una dificultad para iniciar la micción.

Estas dificultades propician una retención de orina que generalmente provoca la necesidad de ir a orinar más veces a lo largo del día empeorando, sobre todo por la noche (momento en el cual el cuerpo humano realiza una reabsorción de líquidos y propicia un mayor aumento de orina en la vejiga). Estas características provocan un gran desajuste e incomodidad para los pacientes que sufren de hipertrofia benigna de próstata. En los casos en que se deteriora en gran medida la calidad de vida del paciente, se suele recomendar la cirugía de próstata.

Solicitar cita con el especialista en urologia

La hipertrofia benigna de próstata presenta una relación directa con la edad ya que el crecimiento de la porción glandular de la misma se produce durante toda la vida. De esta manera, se estima una prevalencia de hipertrofia benigna de próstata del 14% en varones con edades comprendidas entre los 35 y los 45 años y de un 30-40% en varones a partir de los 60 años, aumentando con la edad.

Causas de la hipertrofia benigna de próstata

La hipertrofia benigna de próstata se considera sintomática a partir de un peso prostático superior a 30 gramos si, además, presenta un flujo urinario máximo de 15 mL/segundo y una sintomatología moderada o severa según las escalas de valoración prostática. Dentro de las escalas de valoración de la clínica prostática la más ampliamente recomendada es la denominado Baremo Internacional de los Síntomas Prostáticos, (IPSS) que consta de 8 ítems distribuidos en dos dimensiones: síntomas y preocupación por los síntomas. La puntuación oscila entre 0 (mejor calidad de vida) y 35 (peor calidad de vida) y según la puntuación obtenida la sintomatología se clasifica en leve (0-7 puntos), moderada (8-19 puntos) y grave (20-35 puntos).

Tal y como hemos dicho anteriormente el crecimiento de la próstata es lento hasta los 30 años, cuando empieza a aumentar de tamaño a una velocidad en torno a 1.6% de su tamaño cada año. Por tanto, el envejecimiento es una de las claves que explican la aparición de este tipo de patología en edades más avanzadas de la vida. Sin embargo, este crecimiento también presenta una causa de origen hormonal, el papel de la testosterona y los estrógenos son fundamentales para explicar el crecimiento de la próstata. La testosterona y la enzima 5-α-reductasa provocan un aumento de la próstata sobre todo en edades medias de la vida.

hipertrofia benigna de próstata

Según pasan los años aunque en el cuerpo humano disminuye la cantidad de testosterona, se produce un aumento de los receptores de estrógenos en la glándula prostática provocando con ello que la misma cantidad de estrógenos provoque un aumento mayor de tamaño de la próstata. También pueden estar implicados otros factores como los genéticos y dietéticos aunque hoy por hoy no están del todo definidos. En este sentido, se ha observado cierta variabilidad individual, geográfica y racial, en las cuales se ha detectado un tamaño menor en japoneses y chinos en comparación con australianos y norteamericanos y un aumento de la misma en pacientes de raza negra respecto a pacientes de raza blanca.

Síntomas de la hipertrofia benigna de próstata

La clínica de la hipertrofia benigna depende en gran medida de la zona de la próstata en la cual se produce el aumento de tejido. Generalmente, tal y como hemos explicado anteriormente, ese crecimiento es debido a una proliferación del tejido glandular en la zona más cercana a la uretra (región periuretral y parauretral) y en la zona de transición.

Si el crecimiento se fundamenta en la zona peri o parauretral los síntomas de la hipertrofia benigna de próstata se encaminarán hacia la obstrucción, en primer lugar, y a la irritación en segundo lugar. En la etapa inicial donde predomina la obstrucción se produce una estenosis o estrechamiento provocado por el aumento de tamaño de la próstata a nivel del cuello de la vejiga y de la uretra que atraviesa la próstata dificultando con ello la salida de la orina. Esta dificultad obliga a la parte muscular de la próstata a aumentar su tamaño para poder ejercer más fuerza para vencer la obstrucción. El aumento de tamaño del músculo detrusor de la próstata provoca una disminución en la capacidad de llenado de la vejiga impidiendo almacenar tanta orina en la misma.

hipertrofia benigna de próstata

En la segunda fase, donde predominan los síntomas irritativos, el músculo detrusor de la próstata no es capaz de vencer la obstrucción de la próstata a la vejiga favoreciendo la retención de orina, aumento del número de infecciones, la necesidad de acudir en varias ocasiones a miccionar (polaquiuria) y la sensación de no haber podido excretar toda la cantidad de orina contenida en la vejiga una vez terminada la micción (tenesmo). En la fase más avanzada, la retención de orina es crónica y se pierde la capacidad contráctil de la vejiga, por lo que puede aparecer retención aguda de orina y la incontinencia uri­naria secundaria a la micción por rebosamiento, con riesgo de infecciones e incluso de insuficiencia renal.

Tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata

Las 3 alternativas terapéuticas para el tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata se fundamentan en medidas higiénico dietéticas, tratamiento farmacológico o intervención quirúrgica.

  • Las medidas higiénico dietéticas van encaminadas a eliminar las costumbres adquiridas que fomentan la micción nocturna como disminuir ingesta de líquidos a partir de media tarde, disminución de sustancias excitantes de la vejiga como el alcohol, café o el té a partir de la noche y el fomento de ejercicios de fortalecimiento del músculo detrusor de la próstata y limitación en lo posible de otros fármacos que fuercen la micción (diuréticos, anticolinérgicos, anticatarrales…).
  • El tratamiento farmacológico para la hipertrofia benigna de próstata incide en la toma de medicación que intenta limitar el crecimiento de la próstata al mismo tiempo que mejore los síntomas ya presentes en el paciente. Generalmente la combinación de una terapia antiandrógena (que frene los efectos de la enzima 5-α-reductasa) y los bloqueantes alfa (buscan disminuir la contracción muscular prostática específicamente) permite disminuir el crecimiento de la próstata y retardar la presencia de sintomatología prostática.
  • El tratamiento quirúrgico para la hipertrofia benigna de próstata será el tratamiento definitivo en aquellas personas en las que el tratamiento médico y las medidas higiénico dietéticas no hayan producido una mejoría de su sintomatología y en aquellas personas en las cuales el crecimiento de la próstata es tan importante que no es posible obtener un beneficio por otras terapias. Hoy en día existen una multitud de terapias quirúrgicas cuyos resultados a largo plazo son excelentes dejando las complicaciones y efectos secundarios en porcentajes mínimos. Generalmente se puede realizar un tratamiento de la hipertrofia benigna de próstata mediante láser (Tulio y Holmium) en próstatas de tamaño medio, en torno a 50-60 gramos, siendo posible en tamaños mayores en determinadas circunstancias. La liberación uretral con el sistema urolift es una intervención menor a nivel local en la que a través de puntos en el interior de la próstata, permite liberar a la uretra de la obstrucción de la próstata en tamaños menores de 50 gramos con un alivio sintomático inmediata permitiendo mantener los efectos a medio plazo.

Más información sobre la operación de próstata con láser de tulio

Para aquellas próstatas de tamaño medio-grande, es decir entre 60 y 80 gramos, se puede utilizar el láser holmium aunque también es posible la realización de una RTU (resección transuretral de próstata), considera como gold standard hace años pero que ha ido disminuyendo su importancia tras la entrada de los tratamientos láser.

Descárgate gratis nuestro libro de próstata: "Hiperplasia benigna de próstata, causas, síntomas y tratamientos"

Para descargarte nuestro libro sobre próstata tan sólo tienes que rellenar el siguiente formulario, disfrútalo:

 
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 13-11-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de Próstata con Láser de Tulio

Operación de Próstata con Láser de Tulio

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 5.790 €
Financiación 
desde 281 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso