Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Consecuencias de la operación de próstata

4.8 (96%) 490 votos
19-11-2014
Consecuencias de la operación de próstata
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La operación de próstata, sea con la técnica que sea, se realiza con el objetivo de aliviar los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata.

Como en cualquier intervención, en la operación de próstata existen consecuencias positivas y posibles consecuencias negativas.

El porcentaje de consecuencias negativas tras una operación de próstata es muy bajo, siendo superior el porcentaje positivo de estas.

Hiperplasia benigna de próstata

La hiperplasia benigna de próstata (HBP) es una entidad anatomoclínica caracterizada por un aumento del tamaño de la próstata a expensas del tejido glandular. Ese crecimiento fomenta una clínica de obstrucción de la salida de la orina a través de la uretra provocando dificultades en la micción. En un gran número de estos casos, la única solución posible para aliviar estos síntomas será la operación de próstata.

¿Quieres conocer si sufres síntomas relacionados con la hiperplasia benigna de próstata?

Realiza nuestro cuestionario gratuito IPSS de síntomas prostáticos y recibirás una valoración de nuestro equipo médico.

Imagen cuestionario IPSS de síntomas prostáticos

Tipos de operación de próstata para solucionar la HBP

Entre todos los tratamientos disponibles para el manejo de esta patología la operación de reducción de próstata es el tratamiento definitivo que soluciona las principales complicaciones y síntomas que caracterizan esta patología. Para ello encontramos una serie de alternativas quirúrgicas distintas dependiendo de las características de la próstata de cada paciente. Las principales son:

La operación de próstata y las consecuencias positivas

Resección Transuretral de Próstata (RTU): Se trata de una operación de dificultad intermedia que consiste en la introducción de un aparato llamado resectoscopio a través de la uretra, que es el conducto que va desde la punta del pene hasta la vejiga. El resectoscopio permite que cuando se ha alcanzado la localización de la próstata se puedan introducir instrumentos con los que poder fraccionar la misma desde su interior y poder extraerlo.

Operación de próstata con láser: 

  • Láser Tulio: Esta técnica es una gran alternativa en próstatas de pequeño tamaño (<30g) y de tamaño medio (30-60 gramos).
  • Láser Holmium: Es una alternativa en próstatas de pequeño y mediano tamaño (próstatas <60g) en pacientes con/sin factores de riesgo añadidos.
  • Láser verde: Es un láser bastante más antiguo que el Tulio y Holmium aunque fue de los primeros en los que se usó con el sistema de vaporización prostática. Su eso se aconseja en próstatas <50 gramos.
  • Sistema urolift: Ésta es una intervención en la que mediante la colocación de implantes a ambos lados de la próstata sujetas a elementos naturales se consigue un aumento del calibre del chorro urinario al comprimir la glándula prostática que se encuentra a ambos lados de la uretra, mejorando con ello los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata. Se aconseja su uso en próstatas <50 gramos

Consecuencias de la operación de próstata

Consecuencias positivas de la operación de próstata: Mejora de los síntomas

Las consecuencias directas de cualquier operación de próstata para la resolución de la hiperplasia benigna pasan por una mejora en el flujo de la micción, menor cantidad de orina retenida en la vejiga tras cada micción y la mejora en la calidad de vida de los pacientes que padecen de próstata agrandada, lo cuál puede ser medido con los cuestionarios internacionales estandarizados (IPSS).

Todo ello constituye una mejora directa de la calidad de vida de los pacientes, permitiendo mejorar la calidad del sueño al no tener que levantarse por la noche con la necesidad de orinar, mejora en la calidad del flujo de la orina y la disminución de complicaciones habituales de la hiperplasia benigna de próstata como las infecciones urinarias y la disfunción eréctil.

Consecuencias de la operación de próstata

Teniendo en cuenta las diferentes técnicas comentadas con anterioridad podemos establecer las siguientes consecuencias:

  • Tanto la RTU como la intervención con láser Holmium, Tulio y Verde mejoran el flujo urinario máximo hasta reestablecer la normalidad en un 90% de los casos. El sistema urolift mejora estos parámetros en cerca del 95% de los casos.
  • El residuo de orina en la vejiga tras la micción (parámetro que permite vislumbrar la frecuencia de las micciones) se reestablece hasta la normalidad en el 95% de los casos con la intervención del láser Holmium, siendo de entre el 80-85% con la RTU y el láser Tulio y Verde. El sistema urolift logra mejorar este parámetro en el 90% de los casos.
  • La mejoría en la escala de calidad de vida y sintomatología de la IPSS es de más del 50% sobre el valor total en todas las técnicas descritas, siendo ligeramente superior el efecto del láser Holmium y el sistema urolift respecto a la RTU y el láser Tulio.

A pesar de los datos, en los casos en los que no se consigue una mejora excelente de los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata se debe a problemas asociados del paciente o a la gravedad de la patología.

Posibles consecuencias negativas de la operación de próstata

Toda intervención quirúrgica conlleva una serie de riesgos de posibles consecuencias desfavorables durante el postoperatorio inmediato y a medio plazo. Con el avance de las tecnologías y de las nuevas técnicas quirúrgicas, el porcentaje de estos efectos adversos ha disminuido a porcentajes mínimos que aseguran porcentajes de curación sin complicaciones en la gran mayoría de los pacientes. Las características de cada intervención y la morbilidad o patologías asociadas de cada paciente marcan la indicación de la intervención en una u otra dirección según los beneficios esperados.

Conoce más sobre la operación de próstata con sistema urolift

De forma general podemos hablar de efectos adversos inmediatos (en el postoperatorio inmediato) y de posibles efectos adversos en un corto o medio plazo. Los principales son:

  • Sangrado intraoperatorio: la posibilidad de un sangrado de menor cuantía durante el desarrollo de la intervención se mide, desde un punto de vista clínico, en la disminución de la hemoglobina en los controles analíticos y la necesidad de transfusiones sanguíneas inmediatamente después de la operación. En este sentido la operación de próstata con el sistema urolift es la técnica que mejores resultados presenta ya que no disminuye la hemoglobina y tan sólo es necesaria la transfusión de sangre en menos de 0.5% de los casos. La intervención con láser (tanto Tulio, Holmium como Verde) no reduce las cifras de hemoglobina y la necesidad de transfusión sanguínea es menor del 1% de los casos.
  • La incontinencia urinaria definida como la dificultad para retener la orina a demanda del paciente es una complicación muy poco frecuente relacionada con la lesión parcial de alguno de los esfínteres que rodean la próstata y que son los encargados de mantener la orina en el interior de la vejiga. En este sentido, el sistema urolift presenta esta complicación en menos del 1% de los casos, el tratamiento con láser en torno a un 1-2% y la RTU en torno al 3% de los casos.
  • La eyaculación retrógrada se define como la salida del esperma después de cada eyaculación hacia la vejiga impidiendo su salida a través de la uretra o el pene. Esta complicación se produce por la afectación durante la intervención quirúrgica de parte del músculo detrusor de la vejiga en la zona más adyacente a la próstata. En este sentido, el sistema urolift presenta una incidencia menor al 5% de los casos, la intervención con láser en torno al 30-50% y la intervención con RTU en un 50-70% de los pacientes.
  • La disfunción eréctil es una patología compleja en la que intervienen varios factores tanto genéticos, emocional, orgánicos y vasculares. En relación con la intervención de próstata es posible dañar parcialmente las barreras que rodean el pene y la uretra dificultando el llenado de los cuerpos cavernosos que forman el pene y dificultando la erección. La RTU es la intervención que provoca un leve aumento del riesgo de esta complicación situándose en torno al 5-7% de los casos, seguido del láser con menos de un 4% de los casos. El sistema urolift presenta menos de un 2% de probabilidades de provocar disfunción eréctil.

Descárgate gratis nuestro libro de próstata: "Hiperplasia benigna de próstata, causas, síntomas y tratamientos"

Para descargarte nuestro libro sobre próstata tan sólo tienes que rellenar el siguiente formulario, disfrútalo:

 
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 19-11-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Operación de Próstata con Liberación Uretral (Sistema Urolift), Ambulatoria

Operación de Próstata con Liberación Uretral (Sistema Urolift), Ambulatoria

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 6.190 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso