Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Tratamiento de miomas uterinos

27-11-2014
Tratamiento de miomas uterinos
Valora esta Noticia:

Los miomas uterinos son tumores benignos de la zona pélvica que se producen en el útero de las mujeres, sobre todo a partir de la tercera década de vida.

Para solucionar los miomas uterinos existen dos tipos de tratamientos, el farmacológico y el quirúrgico.

En la mayoría de casos, el único tratamiento definitivo para solucionar los miomas uterinos es el tratamiento quirúrgico.

¿Qué son los miomas uterinos?

Los miomas uterinos son los tumores pélvicos, generalmente de origen benigno, más frecuentes en mujeres en cualquier rango de edad, siendo más habitual a partir de la 3ª o 4ª década de la vida. Esta tumoración se produce por el crecimiento clonal de una sola célula en el seno del útero en al menos el 60% de los casos, siendo el resto de causas y orígenes de carácter multifactorial. Los miomas uterinos son conocidos también como leiomiomas uterinos, fibromiomas, leiofibromiomas y fibroleiomiomas y desde un punto de vista celular están compuestos por grandes cantidades de una matriz extracelular formada por diversas proteínas (colágeno tipo I y II, proteoglicanos y fibronectina).

Epidemiológicamente hablando, al menos entre el 20-40% de las mujeres en edad reproductiva se encuentran afectadas por miomas y de ellas sólo el 20-25% presentan síntomas, por lo que una amplia mayoría de las mujeres afectadas desconoce la presencia de miomas en el interior del útero. En estudios en autopsias de mujeres (cadáveres) se ha calculado la presencia de miomas de cualquier tamaño en el 80% de los úteros estudiados.

Solicita cita con un especialista en ginecología, miomas uterinos

Tipos de tratamientos para miomas uterinos

De forma generalizada dentro de la comunidad médica, se entiende que aquellas mujeres que padecen de miomas uterinos y que no presentan síntomas acompañantes o provocados por ellos, debe de mantenerse una actitud expectante desde el punto de vista médico. En esos casos se recomienda un control y seguimiento anual.

Para aquellas mujeres que presenten síntomas, el tratamiento para los miomas uterinos dependerá del tamaño de la lesión, su localización, su sintomatología, la edad de la mujer y la historia obstétrica y ginecológica así como si sus deseos genésicos han sido ya satisfechos.

En aquellas mujeres que se opte por iniciar un tratamiento dirigido a la resolución de los miomas uterinos dividiremos las opciones en dos grandes grupos: tratamiento médico o farmacológico y tratamiento quirúrgico.

Cirugía de miomas uterinos

Tratamiento farmacológico de miomas uterinos

El tratamiento farmacológico para los miomas uterinos se debe considerar como la primera línea de opciones terapéuticas cuando la paciente es la primera vez que accede a un tratamiento específico para los miomas uterinos, aunque generalmente sólo el tratamiento quirúrgico ofrecerá una solución permanente y definitiva para este tipo de lesiones miomatosas uterinas.

El tratamiento farmacológico de los miomas uterinos busca aliviar la sintomatología acompañante que, tal y como hemos visto en textos anteriores, consta principalmente de un sangrado uterino anormal, presencia de déficit de hierro y/o anemia, dolor pélvico, síntomas obstructivos urinarios, intestinales e infertilidad.

Este tratamiento médico para los miomas uterinos se centra en la toma de distintos componentes hormonales con mezclas de estrógenos y progestinas, moduladores de los receptores de estrógenos (que son las dianas biológicas de los miomas uterinos en las cuales los estrógenos naturales se asientan y promueven el sobrecrecimiento de los miomas en el interior del útero) y la terapia androgénica.

Tratamiento farmacológico para los miomas uterinos

Las mezclas de estrógenos y progestágenos busca conseguir la atrofia del endometrio (que es la capa que rodea el útero por dentro y bajo la que se asientan la inmensa mayoría de los miomas) consiguiendo con ello la estabilización o la disminución del tamaño de los miomas uterinos.

Los moduladores de los receptores de estrógenos son sustancias que compiten con los estrógenos naturales por acceder a los propios receptores estrogénicos de los miomas. Cuando una de las sustancias que se derivan del uso de estos moduladores se une al receptor lo inactiva, consiguiendo con ello la disminución del crecimiento del mioma, una inhibición del ciclo ovárico normal y la alteración de la vascularización de los miomas.

La terapia androgénica busca inhibir a nivel del hipotálamo (órgano que se encarga de segregar las hormonas que activan la fabricación de los estrógenos y progestágenos) las hormonas que promueven el crecimiento de los miomas uterinos.

La toma de todos estos productos puede ser por vía oral, en forma de píldora diaria o inyección intramuscular mensual o en forma de DIU (dispositivo intrauterino) con liberación progresiva de las sustancias especificadas anteriormente a nivel local, en el interior del útero.

Intervención de miomas uterinos

Tratamiento quirúrgico de miomas uterinos

El tratamiento quirúrgico para los miomas uterinos es de forma clara, la terapia más efectiva tanto a corto como a largo plazo para la resolución definitiva de los miomas uterinos. Las principales indicaciones que recogen la necesidad de proceder a una intervención quirúrgica para miomas uterinos son los sangrados uterinos anormales que no se controlan con el tratamiento médico, la presencia de anemia acusada y déficit de hierro que no se controla con otros medios terapéuticos, el crecimiento de los miomas posteriormente a la menopausia, la infertilidad y la presión y dolor pélvico que no se soluciona con el tratamiento farmacéutico previamente instaurado.

Las principales formas o tipos de intervenciones quirúrgica para el tratamiento de los miomas uterinos son:

  • Histerectomía o extracción del útero de forma completa, es el tratamiento que más veces se efectúa para la resolución de los miomas uterinos, sobre todo en aquellas mujeres que ya hayan cumplido sus deseos genésicos. Este tipo de intervención presenta pocas complicaciones siendo <0.1% la afectación del sistema urinario y la presencia de fístulas vesicovaginales.
  • Miomectomía abdominal: es la opción más clara en aquellas mujeres en las que se desea mantener el útero íntegro tratando con ello sólo los miomas de tamaño medio o grande y que estén provocando la clínica actual. Este tipo de intervención requiere la toma de hormonas parecidas a las del tratamiento médico durante 1 o 2 meses previos a la intervención con el objetivo de disminuir lo más posible el tamaño de los miomas uterinos a extirpar. Este tipo de intervención requiere un acceso al útero a través de la pared abdominal mediante la incisión y posterior sutura de las distintas capas del abdomen hasta llegar a la pelvis.
  • Miomectomía laparoscópica: es una alternativa a la cirugía abierta que propone la miomectomía abdominal, únicamente dirigida a mantener la integridad del abdomen lo máximo posible. En este tipo de intervención está en entredicho la toma previa de hormonas de estrógenos y progestágenos. El acceso a la pared del útero y de los miomas se produce a través de la introducción de 2 o 3 trócares o instrumentos quirúrgicos en forma de tubo al interior del abdomen disminuyendo con ello el daño a la pared abdominal.

Solicita cita con un especialista en ginecología, miomas uterinos

  • Miomectomía por histeroscopia o por vía vaginal: es el procedimiento en el cual se produce la extirpación de los miomas uterinos a través de la vagina con la introducción de un histeroscopio. Las principales contraindicaciones de este tipo de intervención es la presencia de cáncer endometrial o de cuello de cérvix, las infecciones del tracto reproductivo bajo y los miomas submucosos que infiltren la pared del útero más del 50%.
  • Miólisis y criomiólisis: son técnicas distintas que buscan eliminar los miomas uterinos mediante el uso del láser, en el primer lugar o del nitrógeno líquido en el caso del segundo. Aún no se han obtenido resultados científicamente demostrados de superioridad respecto a las otras técnicas.
  • Embolización de las arterias uterinas: técnica intervencionista que consiste en la localización de las arterias uterinas que son las que irrigan el cuerpo del útero mediante una arteriografía de la zona. Una vez que son localizadas se procede a canalizar cada una de ellas para insertar un combinado de sustancias químicas que generan trombos en el interior de esas arterias disminuyendo el flujo sanguíneo hacia los miomas haciendo que modifiquen su tamaño. Se consigue una disminución del tamaño de los miomas entre un 20-50% en un plazo de 3 meses a partir de la embolización.

Tratamiento quirúrgico de los miomas uterinos

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 27-11-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Ginecología Ginecología
Operación de miomectomía por laparoscopia (miomas uterinos)

Operación de miomectomía por laparoscopia (miomas uterinos)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.985 €
Financiación 
desde 242 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso