Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Miomas uterinos y embarazo

5 (100%) 494 votos
02-12-2014
Miomas uterinos y embarazo
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Las mujeres que sufren miomas uterinos tienen más posibilidades de sufrir problemas para conseguir el embarazo.

Según el tipo de mioma uterino que se sufra implicará un problema diferente relacionado con el embarazo.

Los miomas uterinos submucosos son los que causan problemas más graves a la hora de cencebir.

Relación de los miomas uterinos y el embarazo

Un mioma uterino es un tumor pélvico que se asienta en una de las capas que conforman el útero de las mujeres. Este tumor pélvico es benigno en la gran mayoría de las ocasiones y la sintomatología que provoca se debe al crecimiento del mismo hacia el interior del útero o hacia el exterior del mismo provocando alteraciones en las estructuras adyacentes. Si hablamos de los miomas uterinos debemos destacar que existen varios tipos de los mismos dependiendo de la capa del útero a partir de la cual se desarrollan. Dependiendo del tipo de miomas uterinos habrá una relación más o menos directa con el embarazo.

Los miomas uterinos suelen provocar alteraciones anatómicas del útero de la mujer que pueden provocar alteraciones a la hora de concebir. Se ha establecido que existe una relación directa entre mujeres con abortos múltiples y la presencia de miomas uterinos en ellas, así como en la prevalencia de esterilidad.

Solicita cita con un especialista en ginecología, miomas uterinos

La relación entre la esterilidad y los miomas uterinos

Por esterilidad se entiende la incapacidad de conseguir un embarazo por parte de una pareja tras 1 año de búsqueda de concepción sin uso de sistemas anticonceptivos. Esta definición, como todo en medicina, debe de individualizarse en cada pareja y no debe seguirse de forma categórica. Se estima que el 80% de las parejas menores de 35 años debe quedarse embarazada en el primer año de búsqueda de concepción sin el uso de métodos anticonceptivos.

La relación de los miomas uterinos y el embarazo, en este caso la falta de él o esterilidad, es más débil que si la comparamos con la infertilidad, tal y como veremos más adelante. Se calcula que sólo el 5% de las causas de esterilidad se atribuyen de forma directa a la presencia de miomas uterinos.

Miomas uterinos y embarazo

La esterilidad se considera primaria cuando la pareja nunca ha llegado a concebir un hijo o hija y secundaria cuando tras uno o varios embarazos a término no se produce concepción en 2 años de búsqueda.

Relación entre infertilidad y los miomas uterinos

La infertilidad se define como la incapacidad de lograr el embarazo o una vez logrado, la imposibilidad de que este llegue a buen término. De esta manera podemos diferenciar también la infertilidad primaria y la secundaria, siendo la primaria la que se produce cuando no ha existido embarazo a término con anterioridad y la secundaria cuando habiendo tenido hijos se produce las circunstancias arriba mencionadas.

Miomas uterinos y embarazo

La relación entre infertilidad y los miomas uterinos y el embarazo es más fuerte que la concretada en el apartado anterior con la esterilidad. Se calcula que entre el 10% y el 15% de los problemas de infertilidad tiene o presentan como causa fundamental la presencia de miomas uterinos en el seno de la mujer.

¿Cuáles son los mecanismos a través de los cuales se relacionan los miomas uterinos y el embarazo?

Las principales causas que relacionan la infertilidad y los miomas uterinos con el embarazo hacen referencia sobre todo a distorsiones de la arquitectura normal del útero, bien sea por modificaciones de la cavidad o por procesos obstructivos, las más frecuentes son:

  • Cambios en la anatomía debido a los miomas uterinos que implican alteraciones de carácter mecánicos sobre los ovarios, impidiendo la bajada del óvulo. 
  • Distorsión de la cavidad endometrial que impide al óvulo fecundado adherirse a las paredes internas del útero. 
  • En algunos casos, los miomas uterinos causan la obstrucción de los ostium tubáricos u orificios de entrada a las trompas de Falopio que comunican los ovarios con el útero impidiendo la fecundación y el embarazo. 
  • Alteración en la musculatura que permite la contracción del útero. 
  • Problemas obstructivos o alteraciones anatómicas que impiden el correcto transporte de los gametos (espermatozoide y óvulo) hasta la zona de fecundación. 
  • En otros casos, la presencia de los miomas uterinos causa alteraciones de carácter vascular en el útero que impidie a los vasos sanguíneos alcanzar la zona donde se encuentra el embrión para nutrirlo y permitir su crecimiento. 
  • La elongación de la cavidad uterina debido a los miomas uterinos también puede tener una relación directa con la dificultad para conseguir el embarazo. 
  • Del mismo modo, el desplazamiento del cérvix uterino a causa de los miomas uterinos puede ser causa de problemas para la concepción.

Tipos de miomas uterinos y su relación con el embarazo

Tal y como hemos dicho con anterioridad, la presencia de miomas uterinos se ve reflejada en alteraciones en el trascurso normal del embarazo o en la dificultad que presentan algunas parejas para la concepción. A continuación denominaremos la relación de cada uno de los tipos de miomas uterinos y su particular reflejo sobre el embarazo.

  • Miomas uterinos subserosos: son aquellos miomas que crecen a partir de una capa del útero que denominamos serosa y que se encuentra en la parte más externa del mismo. Estos miomas presentan poca relación con el embarazo ya que su sintomatología habitual redunda de su crecimiento hacia el exterior del útero y su relación con las estructuras orgánicas de alrededor.
  • Miomas uterinos intramurales: estos miomas uterinos son los más frecuentes en cuanto a su prevalencia. La relación de estos miomas con el embarazo se presenta por alteraciones en la vascularización del útero y por su tamaño, ya que son los que crecen en mayor cantidad y los que distorsionan en mayor medida la cavidad uterina. La extirpación de estos miomas uterinos mejora de forma parcial la posibilidad de concepción y de conseguir un embarazo viable en parejas que presentan problemas como la esterilidad o la infertilidad.
  • Miomas uterinos submucosos: son aquellos miomas que crecen en relación con el endometrio del útero, capa más interna del útero y más proliferativa ya que es la que crece durante el ciclo ovulatorio y la que se descama durante la menstruación. Esta capa es también la que se desarrollará para acoger al embrión y propiciar su crecimiento. La relación de los miomas uterinos submucosos con la infertilidad y con los problemas del embarazo es la más fuerte de todos los tipos de miomas que se encuentran. La extirpación de estos miomas uterinos es la que con mayor fuerza se relaciona con mejoría en las tasas de embarazo en las mujeres que los padecen.

Solicita cita con un especialista en ginecología, miomas uterinos

Los miomas uterinos no solo provocan alteraciones en las fases previas a la concepción y en las primeras semanas, sino que tiene una gran importancia en las fases finales del embarazo. En este sentido, éstos pueden aumentar de tamaño o producir dolor abdominal por degeneración en las últimas semanas de la gestación. Además se ha observado una mayor frecuencia de crecimiento intrauterino retardado, rotura prematura de membranas, parto pretérmino, aborto espontáneo y hemorragia postparto y cesárea en mujeres que sufren de miomas uterinos durante el embarazo.

Operación de miomectomía por laparoscopia para extirpar los miomas uterinos

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 02-12-2014

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Ginecología Ginecología
Operación de miomectomía por laparoscopia (miomas uterinos)

Operación de miomectomía por laparoscopia (miomas uterinos)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.985 €
Financiación 
desde 242 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso