Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Razones para extirpar una vesícula

29-08-2013
Razones para extirpar una vesícula
Valora esta Noticia:

La mayoría de nosotros conocemos a alguien a quién le han tenido que extirpar la vesícula. La explicación más común que estas personas suelen darnos es que padecían digestiones muy pesadas o porque tenían dolores muy intensos. La realidad es que existen diversas alteraciones de la vesícula que requieren de su extirpación siendo, ciertamente, los síntomas anteriormente mencionados, las causas principales para decidir someterse a la colecistectomía.

La vesícula biliar es un órgano con forma de pera, situado debajo del hígado, donde se almacena la bilis que produce el hígado para la digestión de los alimentos más grasos. Ambos están conectados al intestino delgado por el conducto biliar común. Durante la digestión de los alimentos en el intestino, la vesícula libera bilis a través de este conducto ayudando, como mencionábamos antes, a la digestión de los alimentos grasos.

Solicitar cita con un especialista en extracción de vesícula

Como hemos podido comprobar, la función de la vesícula biliar es importante, pero no es imprescindible para la vida. Por ello, muchos de los problemas relacionados con la vesícula se subsanan extirpándola. A continuación exponemos algunas de las afecciones más comunes:

  • Cálculos biliares. Son depósitos de cristales que se pueden formar tanto en la vesícula biliar como en los conductos biliares. Es lo que comúnmente llamaríamos “piedras en la vesícula”. La causa principal de estos cálculos biliares es el colesterol, estando también, en ocasiones, formados por sales de calcio. Muchas personas adultas son portadoras de cálculos asintomáticos que a veces son descubiertos en una exploración rutinaria (Ecografía) por otro motivo. Ante el diagnóstico de colelitiasis, aún siendo asintomática se aconseja la colecistectomía, para evitar complicaciones posteriores (colecistitis aguda, pancreatitis, etc)
  • Cálculos en la vesícula biliar. Son los producidos en la propia vesícula. En el caso de que éstos produzcan repetidos ataques de dolor a pesar de haber realizado cambios en la dieta, los médicos suelen aconsejar la extracción de la vesícula mediante un proceso llamado colecistectomía, siendo hoy la colecistectomía laparoscópica la más utilizada.
  • Cálculos en los conductos biliares. Son los que aparecen en los conductos biliares pudiendo causar problemas graves. Por ello es necesaria su extirpación un procedimiento llamado colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), basada en introducir un tubo endoscópico a través del aparato digestivo hasta llegar al intestino delgado, donde solucionará el problema y extraerá los cálculos de los conductos a través del esfínter de Oddi (lugar por donde entra la bilis al intestino procedente de la vesícula).
  • Colecistitis aguda. Consiste en la inflamación de la pared de la vesícula biliar, normalmente producida por un cálculo en el conducto cístico, causando dolores agudos (cólicos) en la zona abdominal. Casi el 100% de las personas que sufren colecistitis aguda tiene cálculos biliares, siendo los casos más raros causados por una infección bacteriana. La colecistitis es bastante grave, por lo que requiere la extirpación de la vesícula con urgencia.
  • Otras afecciones. Otros problemas surgidos en la vesícula biliar o los conductos biliares son, la Colecistitis crónica, que es la inflamación de la vesícula por un largo periodo de tiempo provocando ataques repetidos de dolor abdominal grave y agudo. Menos frecuentes son los tumores de la vesícula biliar y de los conductos biliares

Como hemos expuesto anteriormente, la causa más común para la extirpación  de la vesícula biliar son las piedras. Los cálculos biliares son más frecuentes entre los adultos mayores, mujeres y personas con sobrepeso. La Colecistectomía mejora la calidad de vida de aquellas personas que han padecido durante mucho tiempo digestiones pesadas  y dolores de tipo cólico importantes. Por ello no debe demorarse la operación en exceso. Hoy en día, esta operación se realiza mediante técnicas de mínima invasión, como es la colecistectomía laparoscópica

A continuación te dejamos un enlace por si deseas más información sobre la operación de vesícula.

Más información sobre la colecistectomía laparoscópica.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 29-08-2013

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Colecistectomía por Laparoscopia (Piedras en la Vesícula Biliar)

Colecistectomía por Laparoscopia (Piedras en la Vesícula Biliar)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.470 €
Financiación 
desde 217 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso