Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Colecistitis aguda. Causas, síntomas y tratamiento

20-01-2015
Colecistitis aguda. Causas, síntomas y tratamiento
Valora esta Noticia:

La colecistitis aguda consiste en la inflamación y posterior infección de la vesícula biliar debido al bloqueo de los conductos biliares por colelitiasis.

Los sintomas de la colecistitis aguda coinciden a los de los cólicos biliares, pero en muchos casos será necesario una cirugía de urgencia.

El único tratamiento definitivo para aliviar los síntomas de la colecistitis aguda es la operación de colecistectomía, ya sea quirúrgica o laparoscópica.

​​

¿Qué es la colecistitis aguda?

Una colecistitis aguda se define como la inflamación e infección de la vesícula biliar. Dicha inflamación y posterior infección se produce en la mayoría de los casos por la oclusión del conducto de salida de la vesícula biliar por los cálculos biliares o litiasis biliares. En otras ocasiones se produce por una inflamación crónica de la vesícula que acaba degenerando en un proceso infeccioso.

Cualquier paciente puede desarrollar un cuadro de colecistitis aguda si se dan las circunstancias necesarias que puedan favorecerlo y que hemos comentado en las líneas anteriores. A pesar de esta circunstancia, es más frecuente en mujeres obesas y multíparas (mujeres que han dado a luz más de una vez en su vida) que han sobrepasado la cuarta década de la vida.

Solicita cita con un especialista en colecistectomía abierta

De forma general, los cuadros de colecistitis agudas se engloban dentro de las litiasis biliares sintomáticas con complicaciones, tal y como definíamos en el texto de litiasis biliar. Esto nos indica que cumple las condiciones necesarias para realizar la intervención quirúrgica oportuna para extirpar la vesícula biliar dependiendo del momento del diagnóstico de la colecistitis aguda. A pesar de ser una indicación propia de intervención quirúrgica, no suele ser un proceso quirúrgico de alto riesgo salvo en personas mayores de 70 años, diabéticos o inmunodeprimidos. Este tipo de pacientes deben ser valorados con mayor cuidado debido a los factores de riesgo que incorporan y que aumentan los porcentajes de infecciones sistémicas y complicaciones a corto y medio plazo. Hoy día se calcula que aproximadamente el 25% de las colecistectomías practicadas se deben a colecistitis agudas, en las cuales la mayoría de estos pacientes tienen historia previa de cólicos biliares.

Causas de la colecistitis aguda

Las principales causas de colecistitis agudas se dividen en obstructivas, si intervienen los cálculos o litiasis biliares y las causas inflamatorias. Dentro de ambas causas, las más frecuentes suelen ser las obstructivas.

Las colecistitis agudas obstructivas son aquellos episodios de inflamación y posterior infección de la vesícula biliar por la obstrucción causada por parte de los cálculos biliares. Esta obstrucción del conducto cístico (conducto de drenaje de la vesícula biliar al colédoco o conducto final de drenaje del hígado y páncreas al intestino) por parte de las litiasis biliares. Estos cálculos biliares y su obstrucción, provocan una retención de los jugos de la vesícula o sales biliares en el interior de la misma provocando una importante irritación de las paredes de la vesícula biliar. Esto favorece la inflamación y el sobrecrecimiento bacteriano en su interior y provoca el cuadro clínico de colecistitis aguda.

Operación de colecistitis aguda

Síntomas de la colecistitis aguda

Los pacientes que padecen de colecistitis aguda generalmente han padecido anteriormente de cólicos biliares. Los síntomas de la colecistitis aguda son semejantes a la del cólico biliar aunque con algunas diferencias:

  • Dolor. El dolor que se produce cuando un paciente tiene o presenta una colecistitis aguda comienza en la parte superior del abdomen o epigastrio y se irradia hacia el lado derecho del mismo, justo por debajo de las costillas de esa zona (hipocondrio derecho). Este tipo de dolor es menos intenso que los cólicos biliares y generalmente se mantiene constante a lo largo del tiempo a diferencia del dolor de cólico biliar que presenta aumentos y descensos del mismo a lo largo del tiempo. Es característico de la colecistitis aguda la presencia de dolor a la palpación del abdomen en el lado derecho con la toma de aire forzada por parte del paciente (signo médico conocido como Murphy positivo). Normalmente se acompaña de náuseas y vómitos y presenta picos febriles en las primeras horas hasta que se instaura una fiebre mantenida que disminuye relativamente poco con la ingesta de antipiréticos como el paracetamol.
  • Náuseas y vómitos. Del mismo modo que en los cólicos biliares, es común que los pacientes tengan náuseas y vómitos, algo que unido al resto de síntomas de la colecistitis aguda permitirá al médico de atención primaria o al especialista diagnosticar correctamente el problema.
  • Fiebre. Al deberse a una infección, la colecistitis aguda cursa con fiebre, bajando relativamente poco con la toma de paracetamol como comentábamos previamente.

Solicita cita con un especialista en colecistectomía abierta

Diagnóstico de la colecistitis aguda

El diagnóstico de colecistitis aguda suele ser claro y evidente en la mayoría de los casos y suele ser muy orientativa la presencia de la triada clásica exploratoria y clínica que hemos comentado anteriormente (dolor abdominal en hipocondrio derecho (Murphy positivo) + náuseas y vómitos + fiebre). A través de la exploración y la anamnesis del paciente el diagnóstico de sospecha suele ser evidente aunque es necesario que se confirme con la realización de otras pruebas complementarias como la analítica de sangre (en la que suelen encontrarse signos de infección e inflamación) y la realización de una prueba de imagen como la ecografía abdominal o la tomografía computerizada (TAC).

Normalmente el diagnóstico definitivo se obtiene con la positividad de la ecografía abdominal que generalmente permite diferenciar entre la colecistitis aguda y otras entidades o enfermedades abdominales. En determinados ocasiones puede ser necesaria la realización de TAC abdominal por dificultades en la interpretación de la ecografía abdominal por parte del médico especialista en radiología por las propias características anatómicas de los pacientes.

¿Cuáles son las complicaciones de la colecisititis aguda?

La colecistitis aguda, al ser un proceso inflamatorio e infeccioso, se debe considerar como una enfermedad séptica, es decir, potencialmente mortal si no se consigue un tratamiento adecuado en los primeros días de su aparición.

La vesícula biliar que se encuentra afectada por una colecistitis aguda presenta riesgo de edematizarse y provocar con ello una dificultad para la vascularización o riego sanguíneo que la nutre pudiendo inducir, con el paso del tiempo y sin tratamiento, una necrosis de las paredes de la misma y una probable peritonitis abdominal si el contenido de la vesícula logra salir al interior del abdomen como consecuencia de la colecistitis aguda. Afortunadamente la frecuencia de este tipo de complicaciones en la época actual es mínima.

Cirugía de colecistitis aguda

Tratamientos de la colecistitis aguda

El tratamiento de las colecistitis agudas es eminentemente quirúrgico. Tal y como hemos explicado en anteriores textos y párrafos previos, cuando un paciente diagnosticado de litiasis en la vesícula o colelitiasis presenta una complicación, como puede ser una colecistitis aguda, debe ser intervenido quirúrgicamente para la extracción de la misma.

El tiempo de la cirugía y el tipo de intervención quirúrgica es lo que diferencia entre algunas de las actuaciones.

Generalmente se definen las actuaciones quirúrgicas, según el tiempo de duración del cuadro de colecistitis aguda, en 2 opciones distintas:

  1. Tratamiento quirúrgico urgente en todos los casos de colecistitis aguda durante el primer ingreso: este tipo de actuación se define como el tratamiento de los pacientes con colecistitis agudas de menos de 2 días de duración a las cuales se les debe intervenir durante las primeras 48 horas de la hospitalización. Durante este tiempo de espera se le  deben administrar al pacientes sueros, antibióticos y antipiréticos como el paracetamol o similares.
  2. Tratamiento médico e intervención quirúrgica solamente de aquellos enfermos que padecen de colecistitis aguda y no responden bien al tratamiento inicial durante las primeras 48 horas, o sufren complicaciones. El resto de los pacientes son intervenidos en un segundo ingreso, de manera electiva entre 6-8 semanas más tarde al ingreso primero.

El tipo de intervención quirúrgica abarca 2 grandes opciones de tratamiento. En la primera de ellas se realiza la extracción de la vesícula biliar a través del abdomen con una incisión en el mismo hasta alcanzar la localización de la vesícula y tras su extracción se termina con el cierre de la pared abdominal.

La segunda de estas técnicas quirúrgicas se realiza mediante la técnica laparoscópica. Este tipo de intervención se define como la intervención quirúrgica con la que se puede acceder al interior de la cavidad abdominal mediante la introducción de 2 o 3 instrumentos quirúrgicos en forma de bastón, uno de ellos equipado con una lente óptica, a través de 2 o 3 mínimas incisiones en la pared del abdomen con el fin de disecar y extraer la vesícula sin necesidad de abrir la pared abdominal en una incisión mayor. Este tipo de intervención suele ser la más utilizada en este tipo de procedimientos aunque en ocasiones no es posible su uso por las características propias de cada paciente y de la enfermedad ocasionada, en este caso la colecistitis aguda. Para conocer todo sobre la extracción de vesícula por laparoscopia haz click en el siguiente banner:

Operación de colecistectomía por laparoscopia

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 20-01-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Colecistectomía por Laparoscopia (Piedras en la Vesícula Biliar)

Colecistectomía por Laparoscopia (Piedras en la Vesícula Biliar)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.470 €
Financiación 
desde 217 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso