Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Qué es la vesícula inflamada? Causas, síntomas y tratamientos

5 (100%) 553 votos
15-03-2019
¿Qué es la vesícula inflamada? Causas, síntomas y tratamientos
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La vesícula inflamada o colecistitis, consiste en el aumento del grosor de las paredes de la vesícula y su consecuente debilitamiento.

El proceso de vesícula inflamada puede ser agudo, si se produce de forma repentina, o crónico si se va produciendo ataques recurrentes en el tiempo.

La solución más común y más recomendada en estos casos es la operación de extracción de vesícula por laparoscopia.

¿Qué es una vesícula inflamada?

La vesícula inflamada es un concepto que engloba múltiples patologías de la vesícula biliar. En sí, podríamos definirlo como un aumento del grosor de las paredes o inflamación de la vesícula biliar que provoca alteraciones en la vascularización debilitando con ello la estructura propia de las paredes pudiendo provocar, si no se soluciona a tiempo, una rotura de las mismas. Esta inflamación puede deberse a la colelitiasis en muchos casos.

Vesícula inflamada, colecistitis

El término médico con el que se define una vesícula inflamada es el de colecistitis. Esta inflamación de la vesícula biliar puede suceder de forma aguda o de forma crónica en el tiempo. Esto quiere decir que la inflamación de las paredes de la vesícula biliar puede producirse en un corto periodo de tiempo (aguda) o a lo largo de varios días o semanas (crónica) con un crecimiento de la inflamación lento.

Las causas o etiología de una vesícula inflamada suelen ser preferentemente dos:

  • Una inflamación de la vesícula provocada por un cálculo de colesterol o biliar (vesícula inflamada o colecistitis litiásica)
  • Como manifestación de otra enfermedad o traumatismo (vesícula inflamada o colecistitis alitiásica) en el que no intervienen obstrucción por cálculos o litiasis.

A modo de recordatorio podemos definir la vesícula es un órgano que se localiza en la región inferior del hígado, en la zona superior derecha del abdomen. La vesícula biliar se encarga junto con el hígado de secretar sustancias que facilitan y promueven la digestión de los alimentos cuando pasan por los intestinos después de su recorrido por el estómago.

La colecistitis es la inflamación de la vesícula biliar. Generalmente ocurre cuando se bloquea el drenaje de la vesícula biliar.

La formación de cálculos se produce por el acúmulo de estas sustancias digestivas denominadas sales biliares y su precipitación en el interior de la vesícula.

¿Cuáles son los síntomas de la vesícula inflamada?

Las características clínicas o síntomas de la vesícula inflamada (colecistitis) suelen ser:

  • Episodio de dolor en la región derecha del abdomen con una intensidad mantenida en el tiempo y que no mejora con la toma de analgésicos suaves, de 24 o 48 horas de duración y que se haya iniciado después de una comida o cena copiosa.
  • La presencia de fiebre o temperatura corporal superior a 37ºC.

Después de estos dos síntomas clásicos, es posible que el paciente que padece de vesícula inflamada o colecistitis aguda puede asociar una tinción de la piel de un color amarillento que se hace más evidente en la esclerótica de los ojos (la región blanca de los mismos).

Vesícula inflamada, colecistitis

La ictericia, sólo está presente en un 20% de los casos de pacientes que sufren de vesícula inflamada.

A la exploración, es característico el dolor que se provoca al comprimir sobre el área de la vesícula biliar mientras el paciente realiza una inspiración profunda. Se denomina signo de Murphy y es propio de la colecistitis aguda.

¿Cómo se diagnostica una vesícula inflamada?

La vesícula inflamada se diagnostica, en primer lugar, por los síntomas acompañantes unido a una exploración física acorde con esta patología (Murphy positivo). Estos hallazgos y características nos permiten enfocar un diagnóstico de sospecha sobre esta patología.

Posteriormente, se suele solicitar una analítica de sangre de urgencia en la que se suelen ver elementos concordantes con datos de infección y de inflamación en la misma.

En la misma actuación suele ser rutinario la petición de:

  • Ecografía abdominal: se realiza esta prueba por imagen para ayudar en el diagnóstico, que nos da la confirmación del diagnóstico de vesícula inflamada o colecistitis.

La realización de otra serie de pruebas complementarias como el TAC de abdomen, la resonancia magnética nuclear o incluso la realización de una endoscopia a través del esófago y del estómago (CPRE) no es imprescindible pero puede ser necesario en los casos más dudosos de vesícula inflamada.

Si crees que presentas vesícula inflamada, colecistitis, y quieres consultar con un especialista, clica en la siguiente imagen para solicitar una consulta diagnóstica por 39 € con nuestros especialistas en Cirugía General y del Aparato Digestivo:

En caso de tener alguna duda sobre el funcionamiento de este servicio de consulta diagnóstica, puedes contactar con nuestro departamento de atención al paciente llamando al 902 90 75 45 o bien rellenando el formulario de contacto para que nosotros te llamemos y podamos resolver tus dudas ;)

¿Cuál es el tratamiento de la vesícula inflamada?

Tras ser diagnosticada la vesícula inflamada, colecistitis, y dependiendo de la gravedad del caso, el especialista podrá sugerir diversos tratamientos para solucionar el problema, desde seguir pautas como cambios en la dieta y toma de medicamentos (antiinflamatorios y antibióticos) hasta recurrir a la cirugía de extirpación de la vesícula, la colecistectomía abdominal o laparoscópica. A continuación te explicamos con mayor detalle en qué consisten estos tratamientos:

Tratamiento de vesícula biliar con fármacos

Si el paciente acude a urgencias antes de las primeras 72 horas desde que presenta los primeros síntomas de vesícula inflamada o colecistitis, suele realizarse un tratamiento médico más conservador a base de antibióticos y analgésicos o antiinflamatorios.

A ello se le añaden pautas como:

  • Guardar ayuno para el descanso de la vesícula
  • Llevar una dieta baja en grasas

Este tratamiento se lleva con el fin de reducir las molestias y dolores provocados por la colecistitis, así como para posponer la intervención quirúrgica entre 8 y 12 semanas, una vez que el proceso agudo haya cedido y la intervención quirúrgica ofrezca menos complicaciones.

Drenaje biliar

En ocasiones, previo a la cirugía, se realiza este procedimiento, por el que se coloca mediante endoscopia un tubo de drenaje que permita la salida de la bilis. Este tipo de drenaje o tubo suele ser colocado por los radiólogos especializados en intervencionismo.

Extirpación de vesícula biliar por laparoscopia paso a paso

Generalmente el tratamiento de la vesícula inflamada es la intervención quirúrgica por laparoscopia.

La operación de Colecistectomía por Laparoscopia tiene una duración aproximada de entre 1 y 2 horas.

Este tipo de intervención se considera como la primera línea de tratamiento de una de las complicaciones más peligrosas de la patología de la vesícula, como es la vesícula inflamada. Consiste en:

  1. Una vez haya hecho efecto la anestesia, el cirujano realiza tres pequeñas incisiones en el abdomen. A través de una de ellas introduce dióxido de carbono, que le permite ampliar la cavidad abdominal y así poder ver y maniobrar con mayor facilidad.
  2. A continuación, introduce el laparoscopio por una de las incisiones para observar el interior del abdomen y utiliza el resto de las incisiones para las material quirúrgico necesario durante la extirpación de la vesícula.
  3. Mediante la visión que le proporciona el laparoscopio, el cirujano extirpa cuidadosamente la vesícula y la extrae a través de una de las incisiones abdominales, suturando los conductos biliares que conectaban la vesícula con el intestino delgado y el hígado.
  4. Una vez finalizada la extracción, se procede a suturar las incisiones y al despertar del paciente de la anestesia.

Este tratamiento tiene una duración media de 1 a 2 horas de operación y una estancia hospitalaria de 1 – 2 días, se realiza bajo anestesia general y se caracteriza por una rápida recuperación, siendo en la mayoría de los casos, tras 5 – 10 días.

Si estás pensando en solucionar los problemas provocados por los cálculos biliares y crees que la mejor solución es su extirpación mediante la laparoscopia, clica en la siguiente imagen para solicitar una consulta de valoración con nuestros especialistas:

Colecistectomía abierta paso a paso

En determinadas ocasiones, sobre todo en pacientes con grandes comorbilidades o abundantes patologías o enfermedades asociadas, puede no ser posible la realización de una intervención quirúrgica por laparoscopia y ser necesaria la operación de extracción de la vesícula inflamada por vía abdominal. Esta intervención se realiza de la siguiente forma:

Vesícula inflamada, colecistitis

  1. En primer lugar, el anestesista administrará la anestesia general. Gracias a la cual el paciente permanecerá dormido y sin sentir dolor durante la operación.
  2. A continuación, el equipo limpiará el pecho y el abdomen del paciente, así como cubrirá la zona con sábanas para mantener el área quirúrgica limpia.
  3. El siguiente paso, será realizar una incisión (de aproximadamente 15 cm) en el abdomen, justo debajo de las costillas en el lado derecho.
  4. Tras haber localizado el órgano, el cirujano extraerá la vesícula biliar y los vasos sanguíneos adheridos a ella.
  5. Para evitar complicaciones, el médico revisará el área en busca de sangrados u otros problemas. También es frecuente colocar un pequeño tubo de drenaje. Este tubo drenará fluido del  abdomen al exterior, manteniéndolo limpio y permitiendo concluir la operación.
  6. Para finalizar, el cirujano cerrará la incisión con puntos de sutura y la cubrirá con un vendaje.

La colecistectomía abdominal tiene una duración de 30 – 90 minutos y requiere de estancia hospitalaria de 1 a 4 días, dependiendo de las particularidades de cada paciente. En cuanto a la anestesia empleada, se requiere de anestesia general, y la recuperación se completa tras 1 – 2 meses.

Otras técnicas quirúrgicas de extirpación de vesícula o cálculos biliares

La realización de otro tipo de técnicas quirúrgicas como la Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, CPRE suele realizarse cuando la obstrucción de las vías biliares se encuentra más cerca de intestino delgado, en la papila donde se unen los conductos procedentes del hígado y vesícula (colédoco) y del páncreas.

Este tipo de intervención es menos frecuente que la intervención quirúrgica habitual pero depende de la situación del cálculo biliar.

Solicitar una consulta de valoración quirúrgica con Operarme.es

Si estás pensando en solucionar los problemas provocados por la colecistitis con la operación de extracción de vesícula biliar por laparoscopia o por vía abdominal a través de Operarme.es, recuerda que puedes solicitar una consulta de valoración quirúrgica gratuita, inmediata y sin compromiso con nuestros cirujanos generales, llamando al 902 90 75 45; rellenando el formulario de contacto para que nuestros departamento de atención al paciente contacte contigo; o bien clicando a continuación:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 29 de enero, 2015

Fecha de modificación: 15 de marzo, 2019

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Colecistectomía por Laparoscopia (Piedras en la Vesícula Biliar)

Colecistectomía por Laparoscopia (Piedras en la Vesícula Biliar)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.470 €
Financiación 
desde 217 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.