Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Osteoartritis de rodilla, qué es, síntomas y clasificación

03-02-2015
Osteoartritis de rodilla, qué es, síntomas y clasificación
Valora esta Noticia:

La osteoartritis de rodilla es cualquier enfermedad o entidad que daña los cartílagos d de forma progresiva.

Existen varios niveles de gravedad en la osteoartritis de rodilla, leve, moderada y grave.

En los casos más graves de osteoartritis de rodilla se recomienda llevar a cabo la sustitución protésica de la articulación.

¿Qué es la osteoartritis de rodilla?

La osteoartritis es una enfermedad sistémica y generalizada que afecta a casi todas las articulaciones del cuerpo humano. Esta enfermedad se produce por el daño cronificado en cualquiera de las articulaciones que conforman la estructura ósea del cuerpo humano. Esta afectación se produce de forma preferente sobre el cartílago que envuelve dichas articulaciones.

La osteoartritis de rodilla se refiere a la entidad o enfermedad que daña de forma progresiva y lenta los cartílagos que tapizan los huesos que forman parte de la articulación de la rodilla. Los cartílagos articulares de la rodilla se encuentran rodeando al fémur (hueso largo que abarca desde la cadera a la rodilla) y a la tibia y al peroné (los huesos que articulan los miembros inferiores desde la rodilla hasta el pie).

Solicitar cita con un especialista en rodilla

Funciones del cartílago articular y causas de su afectación

La función de los cartílagos en las articulaciones es muy importante. Estos tejidos se encargan de permitir un desplazamiento fácil y suave de los huesos que conforman la articulación. Además, son los encargados de absorber las fuerzas de los impactos que se producen durante el movimiento normal de cualquier articulación. Estas funciones principales son vitales para poder permitir el movimiento normal de los seres humanos. Cuando uno o varios de los cartílagos que conforman las articulaciones del cuerpo humano fallan o se vuelven inexactos se van produciendo pequeñas alteraciones en la conformación de los ligamentos y los huesos que componen las articulaciones. Estas modificaciones en la articulación acabarán, de forma lenta pero inexorable, por inflamar y dañar el normal funcionamiento de la misma impidiendo su movilidad completa y, en los casos más severos, ocasionando grandes episodios de dolor e impotencia funcional.

En la osteoartritis de rodilla se afectan en primer lugar, tal y como hemos dicho en el párrafo anterior, los cartílagos articulares, fundamentalmente por dos motivos:

  • Causa bioquímica. Las causas bioquímicas de la osteoartritis de rodilla se producen por una alteración en la composición de los cartílagos articulares por un proceso de envejecimiento. Conforme van pasando los años, la composición de sustancias que conforman los cartílagos hialinos de la rodilla se van modificando y sustituyendo una serie de sustancias habituales por otras sustancias más rígidas, haciendo que estos cartílagos sean más susceptibles a las presiones y a los traumatismos volviéndolos más frágiles.
  • Causa mecánica. Las causas mecánicas del daño de los cartílagos en la osteoartritis de rodilla son diversas. Principalmente se producen por pequeñas alteraciones en la anatomía normal de la rodilla que hacen que los movimientos normales de la articulación provoquen pequeños microtraumatismos que, junto con los cambios bioquímicos de los cartílagos, provocan un daño leve pero progresivo. Los microtraumatismos por alteraciones en la anatomía normal de la rodilla son una de las causas principales de osteoartritis de la rodilla.

Rodilla con osteoartritis

¿Cómo se clasifica la osteoartritis de rodilla?

La osteoartritis de rodilla se clasifica generalmente según el grado de dolor e impotencia funcional que va asociada al diagnóstico. Por este motivo, normalmente los pacientes con osteoartritis de rodilla sufrirán uno de estos 3 grados de enfermedad:

  • Osteoartritis de rodilla leve. Una osteoartritis leve es aquella en la que aún no se han producido alteraciones evidentes en la radiografía simple de rodilla y que cursa con episodios de molestias tras la realización de grandes esfuerzos. Estos episodios de molestias asociados a la osteoartritis leve se solucionan con la ingesta de analgésicos suaves durante pocos días y con el reposo, pudiendo mantener una vida activa durante las reagudizaciones de los mismos.
  • Osteoartritis de rodilla moderada. Una osteoartritis moderada se produce cuando ya hay cambios perceptibles en la radiografía de rodilla y los episodios de dolor se manifiestan tras largos periodos de pie o con ejercicios moderados. La toma de analgésicos y antiniinflamtorios mejora el cuadro y se producen varios episodios de dolor a lo largo del año. La rigidez y la impotencia funcional no son evidentes durante los periodos en los que no hay dolor pudiendo ser invalidantes en los procesos agudos.
  • Osteoartritis de rodilla severa. La osteoartritis de rodilla severa se asocia a pacientes con episodios de dolor en la rodilla tras esfuerzos leves o estancias cortas en bipedestación. Generalmente se produce una rigidez y dolor en los primeros 20 minutos del día y va mejorando conforme transcurren las horas de la mañana. Generalmente se producen varios episodios de derrame articular con la rodilla inflamada y hay evidentes signos radiográficos de destrucción del cartílago con cambios óseos adaptativos. En estos pacientes los episodios de dolor pueden durar varias semanas y ser frecuentes en un mismo año. La impotencia funcional de la rodilla puede no recuperarse entre los episodios de dolor agudo quedando un déficit de movimiento evidente de forma crónica.

Foto de rodilla con osteoartritis

¿Cuáles son los síntomas de una osteoartritis de rodilla?

Los síntomas más evidentes de una osteoartritis de rodilla son el dolor, la inflamación y la impotencia funcional. Como impotencia funcional nos referimos a la incapacidad por parte del paciente de realizar todos los grados de movimiento de la rodilla siendo limitadas sus acciones.

La inflamación de la rodilla se produce por la acumulación de líquido inflamatorio en el interior de la articulación. Este hecho se produce por el daño de los cartílagos de la articulación de la rodilla y la generación de líquido inflamatorio que ésto provoca. Las rodillas con osteoartritis que presentan inflamación impiden el normal apoyo del miembro inferior afectado e imposibilitan los movimientos de la rodilla. Cuando la acumulación de líquido en el interior de la misma es muy evidente es posible extraerlo mediante una infiltración y analizarlo para descartar otro tipo de patologías de la rodilla. Esta extracción de líquido articular provoca un alivio inmediato del dolor y una mejora más rápida del proceso agudo de la osteoartritis de rodilla.

El dolor de la rodilla en las personas afectadas de osteoartritis es muy característico. Generalmente se produce por las mañanas, sobre todo en los grados severos, y es necesario un periodo de “calentamiento” de la rodilla para que cese. En los grados más severos también se producen los procesos de dolor tras largas inmovilizaciones sobre todo cuando se doblan las rodillas (por ejemplo cuando se mantienen largas horas sentado).

¿Quieres saber cuál es la salud de tu rodilla?

Para conocer la salud de tu rodilla ponemos a tu disposición el cuestionario Oxford de salud de rodilla. Tras rellenarlo, recibirás una valoración médica gratuita de los resultados del cuestionario. Tan sólo necesitas pinchar en el siguiente banner:

Hacer cuestionario de salud de rodilla

Tratamiento de la osteoartritis de rodilla

Como ya hemos comentado previamente, en los estadios más leves de la osteoartritis de rodilla es posible paliar los dolores y los síntomas con analgésicos habituales, mientras que en los casos moderados se suele requerir un tratamiento más importante, aunque asumible sin cirugía en muchos casos. Por otro lado, en el caso de la osteoartritis de rodilla severa, la cuál impide al paciente estar de pie sin dolor, reduce su movilidad y en definitiva, reduce su calidad de vida a puntos mínimos, la mejor opción es someterse a una operación de prótesis de rodilla. Esto deberá ser consensuado entre la paciente, el cirujano y su familia, pero con los grandes avances que existen en materia de sustitución protésica de rodilla es una opción muy a tener en cuenta. 

Solicitar cita con un especialista en rodilla

Descarga gratuita de nuestro libro sobre Prótesis de rodilla

En el siguiente formulario puedes descargar gratis el libro “Prótesis de rodilla, el primer paso hacia una vida mejor”:

 
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 03-02-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Rodilla (Artroplastia)

Prótesis total de Rodilla (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 7.990 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso