Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Artroplastia de cadera, qué es, tipos y operación

03-02-2015
Artroplastia de cadera, qué es, tipos y operación
Valora esta Noticia:

La artroplastia de cadera consiste en la sustitución quirúrgica de una articulación dañada por una prótesis artificial.

La sustitución protésica de la cadera es uno de los avances médicos más importantes de la historia, permitiendo mejorar la calidad de vida de muchos pacientes.

La artroplastia de cadera puede ser de diferentes tipos dependiendo de muchos factores que se explican a continuación.

En primer lugar, antes de hablar específicamente de la artroplastia de cadera, es importante saber qué es una artroplastia. Lo explicamos a continuación:

¿Qué es una artroplastia?

El prefijo artro- se refiere a articulación, por lo que la propia palabra ya nos indica que se trata de una intervención enfocada a estas estructuras.

El concepto artroplastia se refiere a la cirugía que se realiza para la sustitución de articulaciones dañadas por diversas causas, como son fracturas de cadera, artrosis u otras enfermedades reumáticas, por articulaciones artificiales denominadas prótesis. Estas prótesis están hechas de diversos materiales, destacando aleaciones variadas de cromo, cobalto o titanio así como polietilenos de alta densidad que hacen la función de las partes blandas de la articulación, como sería el caso de los meniscos en las artroplastias de la rodilla.

Solicita cita con un especialista en prótesis de cadera

Una artroplastia es una cirugía compleja que requiere un cirujano especializado y un estudio previo e individualizado de las características del paciente para conseguir los mejores resultados. Su realización tiene como principal objetivo la mejora de la calidad de vida del paciente haciendo desaparecer los dolores que acarrea por ejemplo la artrosis, corregir las deformaciones que se producen a raíz de la misma y recuperar la movilidad perdida debido a esta u otras enfermedades reumáticas.

Por ello, una de las artroplastias más realizadas hoy en día es la artroplastia de cadera. Esta afirmación tiene mucho sentido si nos fijamos en que tanto la cadera como la rodilla son las articulaciones que más sufren a lo largo de la vida al realizar muchos más movimientos y sufrir más presión respecto al resto.

Asimismo, además de la artroplastia de cadera o rodilla, existen otro tipo de artroplastias menos comunes que enumeramos a continuación:

  • Artroplastia de hombro: Esta cirugía consiste en la sustitución de la articulación del hombro debido a daños estructurales causados por fracturas muy graves, artritis o artrosis, tumores o problemas graves en la cabeza del húmero. Esta cirugía es parecida a la artroplastia de cadera, pero adaptada a la articulación del hombro.
  • Artroplastia de codo: Del mismo modo que la artroplastia del hombro, la realización de esta cirugía se lleva a cabo principalmente en personas que sufren de enfermedades artríticas graves, siendo la prótesis que se implanta del tipo bisagra al igual que la articulación.
  • Artroplastia de tobillo: Como su nombre indica, en este caso la articulación que se sustituye es el tobillo, siendo las razones las mismas que en el resto, fracturas graves o enfermedades degenerativas.

Foto de artroplastia de cadera

Tipos de artroplastia de cadera

Del mismo modo que se debe individualizar el caso de cada paciente según sus necesidades, también existen diferentes tipos de artroplastias de cadera (cirugía de cadera) siendo unas más aptas para unos pacientes que otras.

Se pueden diferenciar varios tipos de artroplastia de cadera según diversos factores como el tipo de prótesis de cadera a implantar, los materiales de que está compuesta, el uso de cemento óseo o no, si se trata de la primera vez que se coloca una prótesis de cadera o si se sustituye una ya implantada. Para cualquiera de estas artroplastias, el cirujano tendrá en cuenta numerosos factores como la edad del paciente, la actividad física que suele realizar, la calidad ósea y el grado de desgaste o deformación de la articulación.

A continuación te explicamos los diferentes tipos de artroplastia de cadera:

Artroplastia de cadera parcial o total

La diferencia entre una artroplastia parcial o total de cadera es la cantidad de articulación que se sustituye. En el caso de la artroplastia parcial de cadera se sustituye sólo la cabeza femoral, mientras que en el caso de la artroplastia total se sustituye tanto la cabeza femoral como el cotilo (la oquedad de la pelvis donde se encaja el fémur). La realización de una u otra intervención dependerá de la gravedad del problema, de las características del paciente y de la opinión del cirujano.

Artroplastia de cadera primaria o de revisión

La principal diferencia entre ambas es que la primaria se refiere a la implantación de una prótesis de cadera en una pierna por primera vez y la de revisión es la que se realiza para sustituir una cadera previamente implantada.

  • Prótesis de cadera primarias. Las prótesis de cadera primarias suelen tener el vástago (parte alargada de la prótesis que se coloca en el interior del fémur) más corto que las de revisión. Esto es para que en el caso de que sea necesario realizar una artroplastia de revisión se puede realizar de forma más sencilla. En la mayoría de casos, se intenta retrasar al máximo el implante de la prótesis para evitar que los paciente requieran un recambio de prótesis, ya que suelen durar 15-20 años, aunque hoy en día las técnicas han mejorado tanto que no supone un gran problema realizar una artroplastia de revisión.
  • Prótesis de cadera de revisión. A diferencia de las prótesis de cadera primarias, las de revisión son de mayor tamaño y se colocan para sustituir una prótesis de cadera desgastada.

Imagen de consulta para artroplastia de cadera

Artroplastia de cadera según longitud del vástago

Como hemos mencionado previamente, el vástago de la prótesis es la pieza que se implanta en el canal femoral. Según la longitud de éste podemos diferenciar 3 tipos de prótesis:

  • Artroplastia con prótesis convencional. Este tipo de prótesis de cadera tienen el vástago más largo. Se trata del tipo de prótesis que se utiliza en las artroplastias de revisión, en personas que tienen una calidad ósea muy baja o personas en edades muy avanzadas. La implantación de este tipo de prótesis es ligeramente más compleja que en las prótesis con vástago de tamaño menor, pero sigue siendo una opción muy recomendada en pacientes con problemas muy severos de artrosis, deformación y sobretodo de dolor.
  • Prótesis de cadera de vástago corto. Como comentábamos en el apartado anterior, es el tipo de prótesis escogida en las artroplastias primarias debido a que la invasión del canal femoral es menor y permitirá en el futuro realizar una artroplastia de revisión con una prótesis convencional sin necesidad de cemento óseo.
  • Artroplastia con prótesis de superficie (resurfacing). Es uno de los últimos tipos de prótesis desarrollados y se utiliza principalmente en pacientes jóvenes (menores de 55 años) que a pesar de llevar una vida activa y tener una calidad de hueso bastante buena, necesitan una sustitución de cadera. Este tipo de prótesis conservan una mayor cantidad de hueso, ya que apenas ocupan canal femoral, permitiendo una mayor duración tardando más en requerir una prótesis de vástago corto o convencional, así como una reducción del desgaste y las posibilidades de luxación gracias a los diferentes tipos de materiales de los que están compuestas.

Artroplastia cementada y no cementada

La cementación durante una artroplastia de cadera se refiere a si se hace uso de una sustancia denominada cemento óseo para la fijación del vástago o no. Dependiendo de ello, se pueden distinguir:

  • Artroplastia de cadera no cementada. En este caso, ninguno de los dos componentes de una prótesis, sea total o parcial, requieren de cemento óseo para implantarse al hueso.
  • Artroplastia de cadera cementada. A diferencia del caso de la artroplastia no cementada, en este caso ambas partes de la prótesis requieren de cemento para adherirse al hueso. Suelen ser los casos en los que los pacientes tienen una calidad ósea muy baja debido a la edad o a enfermedades que afectan a la densidad del hueso como la osteoporosis.
  • Artroplastia híbrida. En este tipo de artroplastia se cementa el vástago al fémur mientras que el cotilo no.
  • Prótesis total de cadera híbrida invertida. El cemento óseo se coloca en el cotilo mientras que el vástago no lo requiere.

A pesar de las diferentes clasificaciones mencionadas, las artroplastias de cadera son una conjunción de todas ellas, es decir, una artroplastia puede ser  primaria, total, cementada y de vástago corto.

¿Quieres conocer la salud de tu cadera?

Conoce la salud actual de tu cadera con el Cuestionario Oxford de Salud de Cadera y recibe una valoración gratuita de nuestro equipo médico. Para acceder al formulario tan sólo tienes que pinchar en la imagen:

Cuestionario Oxford de salud de cadera

Artroplastia de cadera paso a paso, la operación

La operación de artroplastia de cadera, como hemos comentado previamente, es la cirugía que consiste en la sustitución de una cadera dañada o deteriorada tanto por enfermedades como por traumatismos, por una articulación artificial.

Para llevarla a cabo, una vez el cirujano y el paciente han acordado la realización de la artroplastia de cadera, se procede a lo siguiente:

En ocasiones, se solicita al paciente que done sangre antes de la operación para hacerle transfusiones de su propia sangre si fuera necesario durante la cirugía, ya que las transfusiones de sangre propia son las más compatibles.

Por otro lado, en todas las operaciones, se lleva a cabo un preoperatorio que consiste en 3 pruebas:

  • Electrocardiograma. Con esta prueba preoperatoria se conocerá la salud actual del corazón del paciente, algo muy importante para determinar el tipo de anestesia a utilizar y si el paciente es apto para una operación tan importante como la artroplastia de cadera.
  • Análisis de sangre. De forma previa, se realiza un análisis de sangre completo para detectar posibles infecciones, algo importante para evitar la posibilidad de infección de la prótesis, así como conocer el tipo de anestesia compatible con el paciente.
  • Placa de tórax. Esta prueba, que consiste en una radiografía del tórax, permite al paciente conocer si la tráquea está bien situada para la intubación si se determinase así como detectar signos incipientes de infección con la observación de los ganglios.

Tras realizar estas pruebas preoperatorias y antes de la operación de artroplastia de cadera, el paciente tendrá que consultar con el anestesista los resultados del preoperatorio así como llevar a cabo una entrevista con él para acabar de determinar el tipo de anestesia a utilizar.

Imagen de enlace a operación de artroplastia de cadera

Llegado el día escogido para la artroplastia de cadera, el paciente es ingresado y a la hora determinada se le lleva al quirófano y se inicia la cirugía:

  • En el quirófano estarán el cirujano, el anestesista y algunos miembros del equipo de enfermería. Al entrar, el paciente deberá colocarse como el cirujano le indique.
  • La anestesia se le administrará por vía intravenosa a través del brazo al paciente. El anestesista se mantendrá en el quirófano toda la intervención monitorizando las constantes vitales del paciente y regulando la anestesia.
  • A continuación el cirujano limpiará la zona por la que se realizará el abordaje quirúrgico haciendo uso de una solución antiséptica para tras ello efectuar una incisión vertical de 20 centímetros de largo lo suficientemente profunda para llegar hasta la articulación.
  • El siguiente paso es mediante una sierra quirúrgica cortar el hueso a la altura del cuello del fémur extrayendo la cabeza femoral afectada por la artrosis. Después, el cirujano preparará el canal femoral para introducir el vástago, lo cual se realizará dependiendo de la técnica, tipo de prótesis y demás que se haya escogido como opción (artroplastia de cadera cementada o no, prótesis de vástago corto o de resurfacing, etc).

Solicita cita con un especialista en prótesis de cadera

  • Tras ello, se prepara el acetábulo de la pelvis para colocar el cotilo, lugar donde encajará la cabeza femoral para poder efectuar el movimiento habitual de la articulación.
  • Una vez colocada la prótesis, el cirujano repara los ligamentos y tendones que puedan haberse visto afectados y se coloca un drenaje que permitirá extraer el líquido que pueda quedar en la articulación tras la operación.
  • Por último, se suturará la herida quirúrgica, se colocará un vendaje en la zona y se llevará al paciente a la sala de reanimación donde terminará de recuperarse de la artroplastia de cadera.

La duración de la artroplastia de cadera es de entre 1 hora y 2, aunque depende de cada caso. La estancia hospitalaria es de entre 3 y 5 días.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 03-02-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 8.190 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso