Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Hidrocele y hernia inguinal indirecta, ¿cuál es su relación?

05-03-2015
Hidrocele y hernia inguinal indirecta, ¿cuál es su relación?
Valora esta Noticia:

El hidrocele consiste en la acumulación de líquido entre las dos capas que forman la bolsa escrotal de los hombres.

Una hernia inguinal consiste en una apertura causada por la debilidad de la pared abdominal por donde se cuela tejido interno.

Para solucionar los problemas asociados a un hidrocele y a una hernia inguinal en un mismo paciente, se requiere cirugía.

¿Qué es un hidrocele?

El hidrocele es una acumulación de líquido entre dos de las capas que envuelven los testículos dentro de la bolsa escrotal. Esa acumulación de líquidos puede tener varios orígenes y se pueden aglutinar en distintas cantidades pudiendo alcanzar hasta un litro en los casos más severos.

La bolsa escrotal, que contiene en su interior los dos testículos y todos los túbulos que conectan a éstos con el resto de los órganos sexuales masculinos, está conformada por una serie de distintas capas de tejidos. Anatómicamente podemos dividir las capas que forman la bolsa escrotal de fuera adentro hasta llegar al testículo de la siguiente manera: escroto, el músculo dartos, una capa de tejido seroso, un músculo que denominamos cremáster, otra fina capa de tejido seroso y, finalmente la túnica vaginal del testículo.

Solicita cita con un especialista en hidrocele

De todas las capas que hemos nombrado anteriormente es la túnica vaginal la que va a formar parte principal del desarrollo del hidrocele y la hernia inguinal indirecta como relación secundaria. La túnica vaginal o capa más interna de la bolsa escrotal está formada por dos tipos de subtejido o capas más finas que se denominan capa parietal y capa visceral. Esta conformación de la capa de tejido más interior de la bolsa escrotal y que más en contacto se encuentra con los testículos permite el movimiento de éstos en su interior.

El hidrocele se forma por la acumulación de líquido entre las capas parietales y viscerales.

¿Cómo se forma el hidrocele y cuál es su relación con las hernias inguinales?

La formación de un hidrocele y las hernias inguinales indirectas no tienen porqué compartir un origen común de manera sistemática pero si presentan una relación estadísticamente significativa favoreciendo con ello la presencia conjunta de hidrocele y hernia inguinal indirecta.

La formación de un hidrocele depende en gran medida de la conformación de la anatomía de la túnica vaginal. Si la túnica vaginal está constituida de la forma habitual, es decir, no presenta ninguna alteración, el líquido se acumulará entre ambas capas parietales y viscerales de la bolsa escrotal. Esta acumulación se debe principalmente a un desequilibrio entre la formación y la absorción de un líquido transparente y claro que se genera de forma natural para permitir un adecuado deslizamiento de las diversas capas de la bolsa escrotal. Este líquido natural hace las funciones de un lubricante natural. En los hidroceles adquiridos o constituidos de forma normal (no a raíz de una cirugía de varicocele) el equilibrio se rompe a favor de la segregación y la proliferación por factores aún no del todo conocidos.

Relación entre hidrocele y hernia inguinal indirecta

Cuando el hidrocele aparece en los niños, se debe fundamentalmente a la persistencia de un orificio o conducto (denominado de forma médica peritoneo-vaginal) que comunica estas capas que componen la túnica vaginal con el interior del abdomen, permitiendo un flujo de líquido entre éstas y el peritoneo.

El conducto peritoneovaginal es fundamental para entender la relación y la formación del hidrocele y de las hernias inguinales. El conducto peritoneovaginal es permeable en el momento de nacer, pero luego se oblitera normalmente antes del primer año de vida. La obliteración puede realizarse de forma completa, dando paso a una conformación normal de la bolsa escrotal y de la túnica vaginal o puede realizarse de forma incompleta.

Si el cierre del conducto peritoneovaginal es incompleto puede provocar 3 situaciones distintas en la formación del hidrocele y su relación con las hernias inguinales: 

  • Si queda abierto el segmento más proximal, es decir el más cercano al orificio profundo del conducto inguinal, se podrá producir una hernia inguinal indirecta si parte del contenido abdominal es capaz de atravesar dicho orificio y penetrar en el interior de la región inguinal.
  • Si se obliteran los dos extremos, el proximal y el distal o más lejano y se mantiene abierto el segmento del conducto que pasa entre medias se formará un quiste de cordón.
  • Finalmente, cuando el conducto peritoneovaginal no se ha ocluido en ningún punto, se constituye el hidrocele comunicante, es decir, una comunicación directa entre las cavidades vaginal y peritoneal. 

Relación entre hidrocele y hernia inguinal indirecta

¿Hay que operar el hidrocele asociado a una hernia inguinal?

La respuesta es sí. Para solucionar los problemas que pueda causar un hidrocele asociado a una hernia inguinal la única opción definitiva es la cirugía. A pesar de ello, la intervención deberá realizarse en dos tiempos, ya que la cirugía de hidrocele es realizada por un cirujano especialista en urología mientras que la operación de hernia inguinal deberá realizarla un cirujano general. Para decidir cuál de los dos problemas médicos se soluciona primero el proceso es tan sencillo como determinar cuál es el problema más grave y el que está causando más molestias al paciente. 

Una vez decidido esto, se procede a la realización de las intervenciones. Normalmente éstas se realizan en dos sesiones quirúrgicas diferentes, debido a lo que hemos comentado de la necesidad de dos cirujanos diferentes, aunque en algunos casos se puede optar por efectuar la intervención en el mismo acto quirúrgico estando ambos especialistas en quirófano y evitándole al paciente requerir atravesar por un proceso quirúrgico en dos ocasiones.

Si tienes una hernia inguinal asociada a un hidrocele y estás buscando solucionarlos, ponte en contacto con nosotros pinchando en la imagen a continuación:

Solicitar cita para ver a un especialista

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 05-03-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Hidrocele tratamiento quirúrgico

Hidrocele tratamiento quirúrgico

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.989 €
Financiación 
desde 97 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso