Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Postectomía, razones, cirugía y postoperatorio

4.5 (90%) 544 votos
17-03-2015
Postectomía, razones, cirugía y postoperatorio
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La postectomía o circuncisión es la intervención que tiene como finalidad la resección de parte del prepucio para permitir dejar el glande al descubierto.

La postectomía se puede realizar por razones médica, como es el caso de aliviar la fimosis, por razones religiosas, como se realiza en las creencias judías, o por razones estéticas.

La cirugía de postectomía se realiza de forma ambulatoria y tiene un postoperatorio relativamente sencillo aunque puede ser molesto.

La postectomía o circuncisión es una cirugía que consiste en eliminar parte del prepucio sobrante que recubre la punta del pene, el glande, para permitir que ésta quede al descubierto. Las razones para llevar a cabo esta intervención pueden ser diversas, desde razones médicas hasta religiosas o estéticas.

A continuación exponemos brevemente algunas de las razones por las que se suele llevar a cabo la postectomía:

Postectomía por razones médicas: fimosis

Esta es la principal razón por la que se realiza la postectomía y la única que recomiendan los médicos directamente a causa de los problemas que causa este problema. La fimosis consiste en la imposibilidad de retraer el prepucio que recubre el glande tanto en reposo como durante la erección.

Solicita una consulta gratuita, inmediata y sin compromiso con un especialista en postectomía

Esto se puede deber a varios factores, como la estrechez del prepucio completo que impide la más mínima retracción del prepucio (fimosis completa o filiforme), la formación de un anillo fibroso que impide una retracción completa (fimosis anular) o la compresión de parte del prepucio que permite tan sólo una retracción parcial (fimosis anular parcial).

En estos casos la cirugía de postectomía se realiza con la intención de aliviar estos problemas evitando así posibles complicaciones derivadas de la fimosis como son las infecciones por la falta de higiene de la zona, las molestias durante la consumación del acto sexual e incluso problemas a la hora de orinar debido a la presión que ejerce el prepucio.

Es común pensar que la fimosis es un problema médico característico de la infancia, ya que la mayoría de las intervenciones a causa de ello se producen al inicio de la adolescencia, pero también es posible la operación de fimosis en adultos.

Te hablamos brevemente de la fimosis en el siguiente vídeo:

Postectomía por razones religiosas

La circuncisión o postectomía es una de las cirugías más antiguas de la historia y lleva realizándose desde hace miles de años, por ejemplo, en la cultura judía a todos los recién nacidos. Del mismo modo, en otras culturas también se ha realizado la postectomía por las razones médicas específicadas en el apartado anterior.

Paciente de cirugía de postectomía foto

Postectomía por razones estéticas

Hoy en día, muchos hombres deciden someterse a la operación de postectomía por razones estéticas y de higiene. Debido a la descompresión del glande al extirpar el prepucio y el frenillo, así como al secarse el glande, se tiene la impresión de que el pene aumenta de tamaño. Del mismo modo, tras la postectomía se pierde sensibilidad en el glande por lo que es posible incrementar la duración del acto sexual.

Por otra parte, también existen objetivos higiénicos con la postectomía ya que al eliminar el prepucio que recubre el glande se reduce la segregación de líquido, favoreciendo su limpieza, reduciendo las posibilidades de infección y minimizando los posibles olores causados por la sustancia segregada.

La cirugía de postectomía paso a paso

Para poder llevar a cabo la cirugía de postectomía será necesaria la realización de un preoperatorio en la mayoría de casos. Entre las pruebas requeridas para la realización del preoperatorio podemos encontrar un electrocardiograma, un análisis de sangre completo y una placa de tórax.

Cada una de estas pruebas revelará un punto importante para poder realizar la cirugía de postectomía con la mayor seguridad posible. Por ejemplo, el electrocardiograma permite conocer el estado de salud del corazón, el análisis de sangre permite conocer si el paciente se encuentra en condiciones de salud óptimas para poder someterse a la intervención y la placa de tórax permite conocer si existen indicios de infección.

  1. Tras el preoperatorio, que puede ser el mismo día de la cirugía o uno de los días previos, el paciente ingresa en el hospital. La postectomía se trata de una intervención de carácter ambulatorio, por lo que el paciente no requerirá de una habitación y simplemente esperará en una sala hasta que el equipo médico solicite su presencia en quirófano para la cirugía.
  2. Una vez le avisan, el paciente pasará a una sala donde se le solicitará que se desvista y se coloque la ropa de quirófano. Tras ello pasará a quirófano y se colocará en una camilla boca arriba y con las piernas separadas, parecido a la posición de las embarazadas durante el parto, y se procederá a administrarle anestesia local en la zona. Durante la postectomía el paciente notará que se manipula el pene pero no notará dolor o molestia.
  3. Cuando la anestesia haga efecto, el cirujano utilizará un bisturí para cortar la parte sobrante del prepucio y en algunos casos cortará el frenillo liberando el glande, evitando así la posibilidad de que se rompa durante el acto sexual.
  4. A continuación colocará los puntos y los apósitos necesarios. Éstos puntos se caerán al cabo de una semana por su cuenta.
  5. La duración de la postectomía es de entre 20 y 30 minutos. Tras la cirugía, el paciente concertará una cita para la revisión postoperatoria y podrá abandonar el hospital el mismo día.

Tras esto, se inicia el postoperatorio de la postectomía o circuncisión.

Solicita una consulta gratuita, inmediata y sin compromiso con un especialista en postectomía

Postoperatorio de la postectomía

El postoperatorio de la postectomía es relativamente sencillo aunque por la situación de la herida quirúrgica, puede causar algunas molestias sobre todo los primeros días. A continuación exponemos los diferentes cuidados postoperatorios necesarios para evitar complicaciones:

  • Tras la cirugía de postectomía el urólogo le recetará analgésicos para controlar los pequeños dolores y molestias postoperatorias.
  • Ya en casa, el paciente deberá cuidar la herida manteniendo la zona del glande limpia y así evitar posibles infecciones en la herida quirúrgica.
  • Hay que evitar mojar las gasas o vendas que el cirujano le haya colocado al paciente tras la postectomía durante al menos las primeras 24 horas, secándolas en el caso de que se mojen. Esto no quiere decir que no se deba orinar. Por otro lado, una vez retirada la venda, hay que cambiar las gasas a diario después de lavar la herida.
  • Debido a las erecciones nocturnas, se recomienda colocar un recipiente de agua fría a los pies de la cama. De este modo, si el paciente empieza a notar tirantez en la zona debido a una erección durante la noche, tan sólo tendrá que sacar los pies de la cama y colocarlos en el barreño para rebajar el problema.
  • Los primeros 10 – 15 días es importantísimo lavar cuidadosamente la herida secándola al aire libre y aplicando betadine en la zona. No es recomendable que entre jabón o suciedad, por lo que se recomienda lavar el pene aparte de la ducha completa.
  • De cara a proteger el glande se recomienda utilizar una gasa mientras que para la reducción de la posible inflamación se indica utilizar ropa interior ajustada para evitar roces y movimientos molestos, calzoncillos slip por ejemplo, además de colocar el pene hacia arriba.
  • Los puntos utilizados en la postectomía desaparecerán o caerán por si solos a las 2 semanas de la operación, aunque dependerá del caso en particular.
  • Si el paciente se despierta con un poco de sangre en la gasa no debe preocuparse ya que es normal por las erecciones mencionadas o al roce durante la noche.
  • El tiempo estimado para volver a la actividad sexual tras la cirugía de postectomía es de entre tres y cuatro semanas aproximadamente, debido a la tirantez que pueden causar las erecciones durante ese periodo. Tras ello, se puede llevar una vida sexual activa y sin problemas.
  • Si durante el postoperatorio en casa la herida quirúrgica segrega un líquido amarillento o blanco, el paciente deberá llamar inmediatamente a su especialista.

Para conocer más sobre la cirugía de postectomía o circuncisión puedes pinchar en el siguiente botón.

Conoce más sobre la operación de postectomía o circuncisión

Descarga gratis nuestro libro sobre fimosis, circuncisión

¿Quieres saberlo todo sobre la fimosis y la cirugía de circuncisión? Descárgate gratis nuestro libro sobre la circuncisión rellenando el formulario a continuación:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 17-03-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Fimosis, circuncisión

Fimosis, circuncisión

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 760 €
Financiación 
desde 37 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso