Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Acumulación de líquido en un testículo, ¿hay que operar?

4.5 (90%) 550 votos
18-03-2015
Acumulación de líquido en un testículo, ¿hay que operar?
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La acumulación de líquido en el testículo es lo que denominamos habitualmente como hidrocele testicular.

El síntoma más común de la acumulación de líquido en el testículo es la molestia que causa el aumento de tamaño de la bolsa escrotal. No suele doler.

Para eliminar las molestias causadas por esta acumulación de líquido se suele realizar la hidrocelectomía, cirugía de extirpación de hidrocele.

La acumulación de líquido alrededor del testículo corresponde al término médico hidrocele testicular. El hidrocele puede se de dos tipos según las causas que hayan provocado la acumulación de este líquido, diferenciándose entre congénito y adquirido o crónico. A continuación explicamos todo lo que necesitas saber sobre la acumulación de líquido en el testículo.

En primer lugar, ¿En qué consiste la acumulación de líquido en el testículo?

La acumulación de líquido en el testículo para formar el hidrocele tal y como lo conocemos se produce alrededor del cordón espermático, formado por el conducto deferente que conecta el testículo con la uretra para la eyaculación, las arterias y venas que alimentan el testículo y otros elementos necesarios para el correcto funcionamiento del aparato reproductor masculino.

Solicita cita con un especialista en hidrocele

Esta acumulación, como comentábamos previamente, puede ser de carácter congénito y adquirdo. A continuación las diferencias:

  • Hidrocele congénito: En este caso, la acumulación de líquido en el testículo se produce desde el primer momento de la vida del niño, debiéndose principalmente a la comunicación entre el interior del abdomen y el escroto, lo que se denomina hidrocele testicular comunicante.
  • Hidrocele adquirido: Por otro lado encontramos la acumulación de líquido en el testículo a causa de una lesión en el testículo o el epidídimo así como una infección. También es común la aparición de hidrocele a raíz de una cirugía de varicocele.

Posibles síntomas de la acumulación de líquido en el testículo

El principal síntoma de la acumulación de líquido en el testículo es la molestia que acarrea el llevar un bulto en la zona escrotal, así como posibles problemas de carácter estético.

Es importante mencionar, que si el hidrocele testicular no se debe a una infección y no molesta, no está indicada la cirugía ya que no se considera necesario. Asimismo, el paciente puede optar a llevar a cabo la intervención por razones estéticas.

En lo que respecta al dolor que pueda causar un hidrocele, es muy poco común que la acumulación de líquido en el testículo duela, a no ser, como hemos comentado previamente, que el hidrocele se deba a una infección en el interior del escroto.

Operación de hidrocele, acumulación de líquido en el testículo

De todos modos, cualquier hombre que perciba la aparición de un pequeño bulto en el testículo o la bolsa escrotal debe acudir inmediatamente al especialista para determinar si se trata de un hidrocele o si por el contrario puede deberse a un tumor testicular o una torsión testicular, algo sustancialmente mucho más grave.

Diagnóstico de hidrocele

Una vez el paciente acude a la consulta con el especialista de atención primaria o con el urólogo directamente, éste le preguntará las razones y sensaciones que le causa el bulto del escroto.

Tras ello, el médico llevará a cabo la exploración física que consiste en la palpación del escroto para determinar si existe masa alguna en el interior de carácter quístico, que tenga tacto redondeado y observe si el paciente nota algún tipo de dolor al tacto. En el caso de que esto se cumpla, se percibe que se trata de un hidrocele testicular.

En el caso de que la acumulación de líquido en el testículo vaya acompañado de inflamación, puede requerirse la realización de una ecografía para determinar definitivamente si se trata de un hidrocele testis.

¿Hay que operar para extraer la acumulación de líquido en el testículo?

En ocasiones sí y en ocasiones no, depende de varios factores que explicamos a continuación:

Tratamiento del hidrocele congénito

En el caso de que la acumulación de líquido se produzca en un recién nacido, la principal recomendación es la de esperar hasta que el bebé tiene un año o año y medio, ya que en estos casos el hidrocele suele reabsorberse solo. En el caso de que no ocurra, se intentará drenar y como última opción, se llevará a cabo la intervención de extirpación.

Tratamiento quirúrgico de hidrocele

Por otro lado, si el hidrocele se encuentra asociado a una hernia inguinal, lo más probable es que haya que intervenir para eliminar problemas mayores.

Tratamiento del hidrocele adquirido

Este tipo de hidroceles no se solucionan de forma espontánea y para eliminarlos definitivamente será necesario llevar a cabo la operación de hidrocele testicular. Asimismo, es importante recalcar que los hidroceles tan sólo se operan cuando causan molestias por tamaño o dolor, además de por razones estéticas en algunos casos.

La conclusión es que la mejor opción es discutir con el especialista en urología si está indicada la cirugía según el caso de cada paciente, pero si no causa molestias de ningún tipo, no es necesario intervenir.

Solicita cita con un especialista en hidrocele

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 18-03-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Hidrocele tratamiento quirúrgico

Hidrocele tratamiento quirúrgico

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.989 €
Financiación 
desde 97 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso