Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Hay que operar el hidrocele en niños?

13-04-2015
¿Hay que operar el hidrocele en niños?
Valora esta Noticia:

El hidrocele es muy común en los niños recién nacidos y suele desaparecer entre los primeros 12 y 24 meses de vida.

Normalmente, los niños presentan un bulto en el escroto que se vuelve más grande a lo largo del día, aunque ellos no suelen sentir molestia alguna.

Los niños con hidrocele no comunicante no requieren de ningún tratamiento específico, solamente requieren vigilancia. En otros casos, será necesaria la cirugía.

El hidrocele testicular es la acumulación de líquido alrededor del testículo y puede ser de dos tipos: congénito (cuando se produce desde que nace el niño) o adquirido (a causa de lesiones testiculares o infecciones, siendo en estos casos necesaria la cirugía de hidrocele).

¿Por qué los niños nacen con hidrocele testicular?

Durante el desarrollo del niño en el útero, más concretamente en los últimos meses de su gestación, los testículos se desplazan por un conducto desde su lugar de formación, el interior del abdomen, hasta su localización definitiva, el escroto. Cuando este conducto no se cierra completamente y se acumula el líquido alrededor del cordón espermático es cuando hablamos de hidrocele. En este recorrido los testículos arrastran un líquido desde el abdomen a través de ese conducto abierto, que se queda en el escroto.

Esta acumulación de líquido suele desaparecer en los primeros 2 años de vida del niño (normalmente entre los 12 y los 24 meses de vida).

Solicita consulta con un especialista en hidrocele testicular

¿Cómo puedo saber si un niño tiene hidrocele?

Normalmente, los niños con hidrocele presentan un bulto indoloro en el escroto, es decir, una hinchazón testicular que puede localizarse en uno o ambos lados, llamándose hidrocele bilateral en este último. A la vista puede parecer similar a un pequeño globo hinchado de agua, que por las mañanas es pequeño pero que puede aumentar de tamaño y tensión a lo largo del día en algunos casos.

El hidrocele puede ser fácilmente diagnosticado por un especialista, ya sea de atención primaria o en urología. Este diagnóstico consiste en poner una luz debajo del escroto e iluminar la bolsa que contiene el líquido, que tomará una apariencia rosada. En algunos casos, podría ser necesaria una ecografía para confirmar el diagnóstico de hidrocele.

Tratamiento del hidrocele en niños

El hidrocele congénito suele reabsorberse por sí solo antes de los dos años de edad, por lo que en los niños no requiere ningún tratamiento en concreto, solamente se requiere vigilancia.

En el caso de que el hidrocele no desaparezca después de los primeros 24 meses de vida del niño, crezca muy rápidamente, sea muy grande y con mucha tensión o esté asociado a una hernia inguinal, puede ser necesaria la cirugía de extirpación de hidrocele, junto con la reparación de la hernia inguinal si se diera este último caso.

Cirugía de hidrocele

Operación de hidrocele testicular

Como hemos mencionado, en el caso de que el hidrocele en niños sea de un tamaño considerable, esté asociado a una hernia inguinal o no se reabsorba por si mismo, es muy probable que se requiera de una intervención quirúrgica para extirparlo, aunque por supuesto, esto debe indicarlo un especialista en urología.

En el caso de que se decida llevar a cabo la intervención, al igual que en la cirugía de hidrocele testicular en adultos, se someterá al niño a un preoperatorio y se le realizará la extirpación mediante una cirugía de carácter ambulatorio (aunque en algunos casos el paciente puede permanecer una noche en el hospital) con anestesia regional y una ligera sedación, de modo que el niño esté dormido durante la intervención.

Solicita consulta con un especialista en hidrocele testicular

A continuación se llevará a cabo la hidrocelectomía, que es la técnica quirúrgica que se utiliza para la extirpación de hidrocele:

  • El cirujano realiza una pequeña incisión en la bolsa escrotal por donde tendrá acceso al cordón espermático donde se encuentra el hidrocele.
  • Una vez dentro, extirpará el saco relleno de líquido seroso y drenará el líquido sobrante del escroto.
  • Por último, suturará la herida quirúrgica, se colocará el apósito de rigor y se procederá al despertar del paciente.

La operación de hidrocele, tanto en niños como en adultos, dura entre 30 y 60 minutos.

Para conocer más sobre la cirugía de extirpación de hidrocele testicular, pincha en la siguiente imagen:

Conoce más sobre la operación de hidrocele testicular

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 13-04-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Urología Urología
Hidrocele tratamiento quirúrgico

Hidrocele tratamiento quirúrgico

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.989 €
Financiación 
desde 97 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso