Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Qué es la coxartrosis de cadera? Causas y posibles tratamientos

14-04-2015
¿Qué es la coxartrosis de cadera? Causas y posibles tratamientos
Valora esta Noticia:

La artrosis es una enfermedad degenerativa que afecta a las articulaciones. La coxartrosis es la artrosis de cadera.

Cuando la enfermedad está avanzada, entre los síntomas que sufre el paciente encontramos dolor y deformación articular que impiden la movilidad.

La mejor solución para los pacientes con coxartrosis de cadera severa y generalizada es la implantación de una prótesis total.

La cadera está formada por la cabeza del hueso del fémur y el cotilo de la pelvis, la unión de los cuales, mediante tendones, ligamentos y otras estructuras blandas, forma la articulación. Además, la superficie de estos huesos se encuentra recubierta por un tejido llamado cartílago, que junto con el líquido sinovial (líquido que segrega el cuerpo en la cápsula articular para favorecer la movilidad) reduce significativamente el rozamiento entre los huesos durante el movimiento para disminuir el máximo posible su deterioro.

La degeneración de la cadera debido a artrosis o coxartrosis de cadera, consiste en el desgaste del cartílago que recubre el fémur y el cotilo o acetábulo (cavidad de la pelvis donde se encaja la cabeza del fémur) debido al rozamiento o al envejecimiento del paciente. Esta enfermedad degenerativa surge principalmente debido a los cambios que sufren las células y estructuras que conforman el cartílago (condrocitos en su mayor parte), principalmente debido a traumatismos, cambios hormonales o diferentes deficiencias que pueden implicar una reducción de la capacidad para soportar la presión que sufre la articulación.

Solicita consulta con un especialista en coxartrosis de cadera

En estos casos, razón por la que estar en un peso ideal es clave para reducir los problemas de coxartrosis, la presión ejercida sobre el cartílago junto con el aumento del espesor del líquido sinovial, el cual pierde sus propiedades por los mismos cambios hormonales y deficiencias que el cartílago, implican una pérdida de elasticidad, reducción de grosor e incluso en algunos casos su desaparición.

Esto provocará que los huesos rozarán entre ellos causando un deterioro progresivo más rápido y un considerable aumento del dolor y la pérdida de movilidad.

Una formación común en muchos pacientes a raíz de la coxartrosis de cadera son unos salientes de hueso llamados osteófitos. Su aparición se debe a un intento del cuerpo humano por regenerar el hueso dañado debido a la pérdida del cartílago, intentando encajar la articulación para limitar la movilidad y así evitar el deterioro. El problema de ello, es que esta regeneración   se produce de forma errónea y lo que consigue es que el paciente pierda movilidad y aumenten los dolores y la deformación.

A pesar de ello, a modo de resumen, podemos decir que la coxartrosis de cadera se debe al desgaste del cartílago que recubre los huesos que forma la articulación de la cadera.

En lo que respecta a la prevalencia de esta enfermedad, la coxartrosis de cadera afecta más a mujeres que a hombres, aunque hoy en día el número de hombres que la sufren es mayor debido al progresivo aumento de la esperanza de vida de la población.

Coxartrosis de cadera

¿Qué tipos de coxartrosis de cadera podemos encontrar?

En base a las causas de aparición de la coxartrosis

Existen varias formas de clasificar la coxartrosis de cadera, siendo una de ellas la distinción en base a las causas que desencadenan su aparición:

Coxartrosis de cadera primaria. Hablamos de coxartrosis primaria cuando no existe una causa directa de la aparición de la artrosis, razón por la que se define a esta enfermedad degenerativa como una patología multifactorial. Éste tipo de coxartrosis de cadera es común en individuos de más de 60 años de edad.

Coxartrosis de cadera secundaria. El caso de la artrosis de cadera secundaria (recordemos que coxartrosis es la artrosis de cadera) se denomina así cuando la aparición de la artrosis se puede atribuir a alguna causa en concreto, como por ejemplo en las caderas displásicas que son una malformación anatómica de nacimiento, causando la aparición de la artrosis en pacientes más jóvenes que en el caso de la primaria. A pesar de ello, es importante mencionar que aunque un paciente esté afectado de algún problema que propicie la artrosis, su aparición también está sujeta a los factores que causan la coxartrosis primaria.

En base a la gravedad de los síntomas

Por otro lado, también se puede clasificar esta enfermedad degenerativa en base a la gravedad de los síntomas y al deterioro de la calidad de vida del paciente que implican:

Coxartrosis de cadera leve. En este estadio de la artrosis el paciente nota principalmente dolor, más acentuado en la parte interior del muslo hasta la rodilla (casualmente no duele en lo que conocemos como cadera), siendo los dolores más puntuales, quizá al iniciar el movimiento por la mañana o tras un ejercicio intenso de larga duración.  Además, también es posible que el paciente sufra dolor durante un tiempo y después pasen meses hasta que lo vuelva a notar.

Coxartrosis de cadera moderada. Los casos de coxartrosis de cadera moderada implican una continuidad mayor en el dolor que en los casos de artrosis leve. Los pacientes empiezan a perder parte de la movilidad articular, en parte porque el dolor les impide realizar según qué movimientos, al mismo tiempo que se empieza a apreciar ligera deformación y dificultades para desplazarse. En muchos casos, los pacientes empiezan a sufrir dolores por la noche que les impiden dormir y es necesario el uso de analgésicos e infiltraciones continuamente para controlar el dolor. Es difícil poner la línea entre coxartrosis moderada y severa ya que debido a la progresión de la enfermedad esto puede variar en relativamente poco tiempo.

Mujer con coxartrosis de cadera

Coxartrosis de cadera severa. En los casos de artrosis de cadera severa, el paciente siente mucho dolor, no sólo durante el movimiento sino incluso por las noches impidiéndole dormir o despertándole en mitad de la noche. Además del dolor, la deformación causada por la coxartrosis, como ya hemos mencionado el cuerpo intenta “soldar” los huesos para limitar el movimiento, reduce la movilidad del paciente y con ello la capacidad para valerse por sí mismo y poder realizar las tareas cotidianas. Todo ello implica una pérdida de la calidad de vida de la persona y a la larga, podrá acarrear otro tipo de problemas asociados al sedentarismo e incluso depresión.

Cuando la coxartrosis de cadera es tan grave y se han agotado los tratamientos conservadores de analgesia, infiltración y rehabilitación, la única y mejor opción que queda es la cirugía de reemplazo de cadera.

¿Qué causa la coxartrosis de cadera?

La coxartrosis de cadera, como ya comentábamos, es multifactorial, aunque siguiendo la línea de la diferenciación entre primaria y secundaria podemos mencionar las siguientes causas:

Cuando la coxartrosis de cadera es primaria, aunque no se encuentre una causa desencadenante, existen una serie de factores de riesgo que pueden desencadenar su aparición como pueden ser:

  • Envejecimiento: Con el envejecimiento aumenta la laxitud ligamentosa (ligamentos sueltos), lo que implica una disminución de la fuerza muscular, inestabilidad articular, reducción del grosor del cartílago, etc. En mujeres, la coxartrosis de cadera suele ser común a partir de los 50 años.
  • Obesidad: Como hemos apuntado previamente, la obesidad es un factor crucial en la aparición de la coxartrosis. Si la cadera se ve sobrecargada, la presión provoca un aumento en el rozamiento y el esfuerzo de la articulación, causando un desgaste prematuro de la misma. En estos casos, la pérdida de peso es algo vital en pacientes con artrosis y pacientes reemplazados de cadera.
  • Práctica continua y de alto rendimiento de deporte: Del mismo modo que en la rodilla, la práctica de deporte de élite de forma continuada puede conllevar la pérdida prematura de cartílago y hacer necesaria la operación de prótesis de cadera.
  • Algunos tipos de trabajos: La sobrecarga diaria de la articulación en trabajos que requieren levantar mucho peso, como es el caso de los obreros, puede propiciar la aparición de la coxartrosis de cadera por la sobrecarga a la que se ve sometida.
  • Causas genéticas: Los factores hereditarios son muy comunes en este tipo de enfermedades, siendo muy probable que si un padre o una madre ha sufrido coxartrosis, sus hijos la padecerán.

Por otro lado, cuando la coxartrosis de cadera es secundaria, ésta se debe a que es consecuencia de algún factor en particular como pueden ser los siguientes:

  • Trastornos del desarrollo fetal en el útero materno durante el embarazo.
  • Displasia de cadera.
  • Secuelas de enfermedades de la infancia o la adolescencia.
  • Fracturas de articulaciones.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Infecciones en las articulaciones.
  • Necrosis ósea vascular (flujo de sangre insuficiente a la cabeza femoral).
  • Dismetría (desigualdad en la longitud de las extremidades inferiores).

Síntomas de la coxartrosis de cadera

Los pacientes que padecen coxartrosis de cadera sufren como síntomas principales el dolor, que aumenta cuando el paciente camina o se mueve, deformidad articular y a la larga pérdida de movilidad por rigidez articular. En el caso del dolor, va en aumento hasta estar presente incluso en reposo.

En lo que respecta al dolor es el principal síntoma y suele ser, principalmente, en la zona de la ingle, en la zona del glúteo o en la cara posterior del muslo, aunque en ocasiones el dolor también puede experimentarse en la zona de la rodilla. Cuando la coxartrosis de cadera está más avanzada, el paciente puede experimentar crujidos al mover la articulación e incluso pérdida de fuerza en la pierna, pudiendo llegar incluso a tener cojera.

Radiografía de cadera

Otro síntoma de la coxartrosis de cadera es la rigidez articular, que limita el movimiento de las articulaciones y que suele aparecer cuando el paciente pasa en reposo un periodo de tiempo más o menos prolongado e intenta retomar el movimiento. A pesar de ello, normalmente esta rigidez dura tan sólo unos pocos minutos. Además de estos síntomas, las anomalías a la hora de caminar o la atrofia muscular también son síntomas de la coxartrosis de cadera.

Diagnóstico de la coxartrosis de cadera

Saber el historial clínico del paciente es esencial para el especialista, además de una exhaustiva entrevista médica sobre cuáles son los síntomas y elementos causantes del dolor. Además, tras la anamnesis (entrevista médica), el especialista llevará a cabo una exploración física y solicitará exploraciones complementarias (radiografías, TAC,RM,etc.).

La radiografía se realiza de las dos caderas y en una sola placa, lo que permite la comparación entre ambas caderas para ver si existe displasia de cadera o si existen signos de coxartrosis de cadera.

En principio, una radiografía puede ser suficiente para diagnosticar la coxartrosis de cadera, sin embargo, el especialista puede realizar otras pruebas complementarias para determinar el origen del dolor y certificar que existe coxartrosis de cadera.

Tratamiento de la coxartrosis de cadera

En un principio, el peso corporal del paciente debe ser controlado, puesto que cuanto más pese, más presión tendrá en la cadera y más desgaste en los huesos. En ocasiones bajar de peso ayuda al paciente a aliviar los síntomas en gran medida.

El doctor también puede recomendar al paciente que haga ejercicio aeróbico, es decir, montar en bicicleta o nadar para mantener la fuerza y la movilidad, sobretodo en la musculatura adyacente a la articulación de la cadera.

También es posible que el especialista recomiende la ingesta de fármacos, como paracetamol, un analgésico puro que actúa solamente contra el dolor o analgésicos con efecto antiinflamatorio, como el ibuprofeno. Todo ello siempre con indicación del especialista.

La rehabilitación puede ser otra forma de reducir los dolores que causa la coxartrosis de cadera, al igual que evitar levantar peso o estar de pie mucho tiempo.

Solicita consulta con un especialista en coxartrosis de cadera

Cirugía para corregir la coxartrosis de cadera (Artroplastia)

La cirugía para corregir la coxartrosis de cadera e implantar una prótesis es el método más efectivo para mejorar la calidad de vida del paciente aliviando los síntomas de la artrosis y permitiéndole llevar una vida normal.

Esta cirugía, llamada artroplastia de cadera, se lleva a cabo únicamente  cuando el paciente sufre dolores muy intensos, cuando les es imposible dormir debido al dolor que la coxartrosis de cadera les produce así como cuando apenas tienen movilidad en la articulación o ésta se le deforma progresivamente.

La duración de la cirugía mediante la cual se sustituye la cadera por una prótesis (artroplastia) tiene una duración aproximada entre 1 y 2 horas y dependerá de cuál es el estado físico del paciente, además del grado de deformación y lo dañada que esté la cadera.

Este tipo de intervención es de las más realizadas hoy en día, debido a la elevada tasa de éxito que tiene entre los pacientes, a la considerable mejora de la calidad de vida de los pacientes así como al continuo aumento de la esperanza de vida de la población.

Para conocer más sobre la cirugía de coxartrosis de cadera o artroplastia, pincha en la siguiente imagen:

Conoce más sobre la operación de prótesis de cadera

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 14-04-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 8.190 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso