Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Osteoartritis de cadera, qué es, síntomas y tratamientos

4.6 (92%) 563 votos
28-04-2015
Osteoartritis de cadera, qué es, síntomas y tratamientos
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La osteoartritis, también conocida como artrosis, es una enfermedad degenerativa que afecta a las articulaciones. Es la enfermedad más común entre personas de mediana edad.

Es común que la osteoartritis afecte también a la cadera, ya que es una articulación expuesta a sufrir sobrecarga articular.

La implantación de una prótesis de cadera es la solución más efectiva para mejorar la calidad de vida del paciente y disminuir el dolor que produce la osteoartritis.

​​

La osteoartritis es una enfermedad muy común entre la población, siendo la edad la principal causa de que ésta se produzca. Conforme aumenta la edad, el riesgo de padecer osteoartritis también aumenta. A partir de los 30 años de edad empieza a aumentar el riesgo de padecer osteoartritis, riesgo que aumenta a cifras cercanas a un 80% cuando se llega a los 65 años y puede llegar al 95% en edades superiores.

En lo que respecta a la incidencia de la osteoartritis de cadera, afecta más a mujeres que a hombres a partir de los 60 años, lo que puede deberse a cambios hormonales.

Los tipos de osteoartritis más comunes son la osteoartritis de rodilla y la osteoartritis de cadera, ya que son las articulaciones las que más peso soportan de nuestro cuerpo. Por ello, son las articulaciones que con más frecuencia requieren de una cirugía protésica. La osteoartritis también puede afectar a otras articulaciones, como las extremidades o la columna vertebral.

¿Por qué se produce la osteoartritis de cadera?

La osteoartritis de cadera puede producirse por diferentes causas, sin embargo hay una causa común en todos los procesos de osteoartritis: el desgaste del cartílago que recubre los huesos de la articulación.

El cartílago es el tejido encargado de proteger los huesos de las articulaciones. El cartílago, junto con un líquido llamado líquido sinovial, hace que los huesos se puedan deslizar unos sobre otros con suavidad.

Solicitar cita con un especialista en osteoartritis de cadera

Sin embargo, cuando el cartílago se rompe y se desgasta, los huesos rozan entre sí más bruscamente y es entonces cuando se produce la osteoartritis. Este desgaste del cartílago es producido por el desgaste que sufren las estructuras que lo forman, siendo la principal causa del desgaste los traumatismos, cambios hormonales, etc. El desgaste del cartílago hace que éste pierda elasticidad o que disminuya su grosor, pudiendo incluso llegar a desaparecer.

Del mismo modo, el líquido sinovial también se deteriora debido a las mismas razones que el cartílago. Es por ello por lo que empieza a espesarse y a perder sus propiedades.

La osteoartritis de cadera se produce cuando los huesos que forman la articulación de la cadera, la cabeza del fémur y el cotilo de la pelvis (cavidad de la pelvis donde se encaja la cabeza del fémur), comienzan a rozarse debido al desgaste del cartílago y del líquido sinovial.

El rozamiento entre los huesos es lo que provocará que se deterioren más rápidamente y que el paciente pueda sentir dolor.

Osteoartritis de cadera

¿Qué tipos de osteoartritis de cadera podemos encontrar?

La osteoartritis de cadera puede ser de diferentes tipos, dependiendo de cuáles sean las causas de su aparición o de cómo de graves sean los síntomas que sufra el paciente.

Según sean las causas que desencadenen la osteoartritis de cadera, podemos clasificarla en dos tipos:

  • Osteoartritis de cadera primaria: también es denominada esencial. Se produce cuando no hay una causa concreta que desencadene la enfermedad, sino que al ser una patología multifactorial, como el propio nombre indica, puede deberse a diversos factores de riesgo, de los que hablaremos más adelante. Este tipo de osteoartritis de cadera es el más común, manifestándose sobre todo en personas mayores de 65 años en adelante.
  • Osteoartritis de cadera secundaria: es producida cuando la aparición de la artrosis se debe a una causa concreta, como enfermedades que afectan a otras articulaciones, al organismo o debido a malformaciones de nacimiento (como las caderas displásicas).

Según sea la gravedad de los síntomas que presenta el paciente, la osteoartritis de cadera puede clasificarse en:

  • Osteoartritis de cadera leve: Cuando el paciente sufre este tipo de osteoartritis de cadera, siente un dolor intermitente desde la parte interior del muslo hasta la rodilla. La mayoría de personas con osteoartritis leve puede realizar sus actividades cotidianas con normalidad, ya que éstas apenas se ven afectadas. Principalmente, el dolor puede aparecer al iniciar la marcha por las mañanas o después de un ejercicio intenso de larga duración. El alivio de este dolor se puede conseguir con medidas farmacológicas o no farmacológicas, como veremos más adelante.
  • Osteoartritis de cadera moderada: Los pacientes con este tipo de osteoartritis de cadera, sienten dolor en la articulación la mayor parte de los días, además pueden sufrir ligeras deformaciones. Normalmente, el dolor les hace difícil la realización de muchas de las actividades del día a día que requieran la utilización de la articulación. En ocasiones, el dolor también puede aparecer mientras duerme o incluso estando en reposo.
  • Osteoartritis de cadera severa: Es común que, en los pacientes con osteoartritis de cadera severa, el dolor aparezca todos los días, incluso puede impedir al paciente dormir con normalidad por las noches. Además, muchas de las actividades físicas o actividades del día a día se ven bastante limitadas. La cirugía protésica, es decir, el implante de una prótesis de cadera es la mejor opción para tratar este tipo de osteoartritis.

Osteoartritis de cadera

Causas de la osteoartritis de cadera

Como comentábamos anteriormente, la osteoartritis de cadera es multifactorial, es decir, su aparición se debe a diversos factores, aunque según sea primaria o secundaria, encontramos distintos factores de riesgo que pueden propiciar su aparición.

Cuando la osteoartritis de cadera es primaria, los factores de riesgo que pueden causar su aparición son:

  • Edad avanzada: Es el factor de riesgo más común y el más importante. Con el envejecimiento aumenta la laxitud ligamentosa (aumentan los ligamentos sueltos en nuestro cuerpo), lo que produce que disminuya nuestra fuerza muscular, el grosor del cartílago, etc.
  • Obesidad: Es también uno de los factores más importantes. Además, es el único que los propios pacientes con osteoartritis de cadera pueden corregir por sí mismos. La pérdida de peso es esencial para los pacientes que padecen la enfermedad y para los que han sido reemplazados de cadera, puesto que una disminución del peso hará que la cadera soporte menos kilos y esté menos sobrecargada y, por tanto, que no se desgaste tan rápidamente por rozamiento de la articulación.
  • Deportes y profesiones: La práctica continuada de deporte de alto rendimiento o los trabajos en los que se levanta mucho peso, pueden llevar a la pérdida del cartílago debido a la presión que soporta la articulación.
  • Genética: Hay indicios que sugieren que la artrosis es hereditaria, por lo que si usted la padece, probablemente sus hijos también la padecerán.

Cuando la osteoartritis de cadera es secundaria su aparición se debe a que hay factores concretos que han propiciado su aparición, como pueden ser:

  • Trastornos del desarrollo fetal en el útero materno durante el embarazo.
  • Displasia de cadera.
  • Secuelas de enfermedades de la infancia o la adolescencia.
  • Fracturas de articulaciones.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Infecciones en las articulaciones.
  • Necrosis ósea vascular (flujo de sangre insuficiente a la cabeza femoral).
  • Dismetría (desigualdad en la longitud de las extremidades inferiores).

Osteoartritis de cadera

¿Qué síntomas presenta la osteoartritis de cadera?

El primer síntoma que sufre alguien que padece osteoartritis de cadera es el dolor, que lo más probable es que aumente cuando el paciente está caminando o después de hacer ejercicio. También es común su aparición cuando el paciente está en reposo mucho tiempo y se levanta para iniciar la marcha. También son comunes la deformidad articular y la pérdida de movilidad por rigidez articular.

El dolor puede ir en aumento, incluso cuando se está en reposo, sobre todo cuando el paciente sufre una osteoartritis de cadera moderada o severa. Este dolor se experimentará en la zona de la ingle, del glúteo o en la cara posterior del muslo. También es común que se sienta dolor en la zona de la rodilla.

En cuanto a la rigidez articular, el paciente puede experimentar una pérdida de fuerza en la pierna o tener cojera cuando, tras estar un rato en reposo, retoma la marcha (normalmente sucede por las mañanas cuando se despierta y va a levantarse de la cama). La rigidez articular limita el movimiento de la articulación durante unos minutos. Escuchar un sonido como de fricción o un crujido también es frecuente al mover la articulación.

¿Cómo se diagnostica la osteoartritis de cadera?

Para el diagnóstico de la osteoartritis de cadera, el especialista en primer lugar deberá saber cuál es el historial cínico del paciente, además de realizarle una entrevista previa para averiguar cuáles son sus síntomas y las causas del dolor que éste padece.

Tras la entrevista médica al paciente, el doctor puede realizar una exploración física, que puede mostrar:

  • Crujido de las articulaciones
  • Inflamación de las articulaciones
  • Imposibilidad de realizar determinados movimientos
  • Sensibilidad al presionar la articulación

Además del examen físico, el doctor puede hacer otro tipo de pruebas para confirmar el diagnóstico y las causas que han producido la osteoartritis de cadera, como la radiografía, que puede mostrar el desgaste de los huesos y la pérdida de espacio entre las articulaciones.

¿Qué tratamientos son recomendables para tratar una osteoartritis de cadera?

En primer lugar, bajar de peso es esencial para el paciente, puesto que cuanto menos pese, menos presión tendrá en la articulación de la cadera. Esta reducción puede ayudar al paciente a aliviar los síntomas de la osteoartritis de cadera.

Otro método para aliviar el dolor y la inflamación es la ingesta de fármacos, como paracetamol o ibuprofeno, aunque esto debe indicarlo el especialista.

Implantación de una prótesis de cadera (Artroplastia)

La artroplastia de cadera (así es como se llama a la implantación de una prótesis de cadera) tiene una duración aproximada de 1-2 horas, aunque su duración dependerá de factores como cuál sea el estado físico del paciente o cómo de dañada esté la articulación.

Si quieres saber más sobre la cirugía de prótesis de cadera, pincha en la siguiente imagen:

Conoce más sobre la intervención quirúrgica de prótesis de cadera

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 28-04-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 8.190 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso