¿Es recomendable la operación de cadera en personas mayores?
Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Es recomendable la operación de cadera en personas mayores?

29-04-2015
¿Es recomendable la operación de cadera en personas mayores?
Valora esta Noticia:

En la actualidad se estima que del 1 al 3% de la población mayor de 65 años necesitará un implante de prótesis de cadera para aliviar los dolores de la artrosis.

Las fracturas de cadera, así como el deterioro de la articulación son mayores en mujeres, puesto que durante la menopausia sufren cambios hormonales que causan una disminución de la densidad ósea.

La operación de prótesis de cadera sí es recomendable en personas mayores que sufran un deterioro importante de la articulación a causa de la artrosis impidiéndole llevar una vida plena.

La recomendación de la sustitución de cadera por una prótesis debe ser dada por un especialista en cirugía ortopédica y traumatológica tras una exploración física y el estudio de las pruebas correspondientes. En el caso de que la deformación, el desgaste y le pérdida de calidad de vida sean severos y la salud del paciente lo permita, suele ser recomendable llevar a cabo la sustitución protésica de cadera.

Cuando nos referimos a una operación de cadera en personas mayores, hablamos aquellas personas con edades superiores a 65 años, pudiéndose clasificar en tres grupos:

  • Entre 65 y 74 años
  • Entre 75 y 84 años
  • Más de 85 años

Cuando el paciente forma parte de este último grupo de edad es considerado muy anciano, aunque esto no quiere decir que no se le pueda efectuar el reemplazo de cadera. Esto dependerá de su estado de salud y de patologías asociadas, que a estas edades suele ser común.

Debido al aumento progresivo de la esperanza de vida de la población (solo en España se estima actualmente que el 17% de la población tiene edades superiores a los 65 años), se prevé que el grupo de edad que más se va a incrementar en los próximos años es el de mayores de 85 años, por lo que el número de reemplazos de cadera, así como prótesis de rodilla, se verá incrementado en los próximos años.

¿Es recomendable la operación de cadera en personas mayores?

¿Por qué realizar la operación de prótesis de cadera en una persona mayor?

Con los años, una persona puede padecer distintas patologías que pueden causar el deterioro de huesos, articulaciones y los tejidos blandos de la articulación, siendo un ejemplo de ello la artrosis de cadera.

Esta enfermedad provoca que se desgaste en un primer momento el cartílago que recubre los huesos de la articulación y, tras ello, el desgaste de los propios huesos por el rozamiento que se produce entre ellos durante el movimiento. A raíz de ello, es muy común que cuando esto pasa el paciente sienta dolor en la articulación y vea limitadas muchas de las actividades que realiza en su vida cotidiana.

Este dolor articular tiene la característica de que aumenta cuando el paciente camina o realiza algún movimiento, así como al iniciar la marcha por la mañana.

En estadios más avanzados de la enfermedad el paciente puede sentir dolor incluso cuando está en reposo. Además, puede notar algún crujido en la articulación al moverse, e incluso puede perder fuerza en la misma, lo que puede provocarle cojera.

Otro de los síntomas que puede sufrir el paciente es la rigidez articular, que puede limitar el movimiento de las articulaciones y la realización de muchas actividades necesarias en la vida diaria, lo que reduce considerablemente la calidad de vida.

Además, por si fuera poco, el desgaste producido en los huesos de la articulación puede llegar a provocar la deformación de la cadera impidiendo, todavía más, el movimiento.

En el caso de la artrosis de cadera, el implante de una prótesis total de cadera supondrá en el paciente un alivio considerable del dolor que produce la artrosis de cadera, la recuperación de la movilidad articular y la corrección de la deformación. El padecimiento de estos síntomas que impiden a los pacientes vivir una vida plena es lo que implica que los pacientes ancianos demanden este tipo de cirugía para vivir sus últimos años con la mejor calidad de vida posible.

Si deseas consultar tu caso con un especialista en cadera y ver si necesitas o no una prótesis de cadera, pincha en la siguiente imagen:

Solicitar cita con un especialista en traumatología y ortopedia

Prótesis de cadera por fractura

Además de la artrosis de cadera, una caída que haya producido una fractura en la cadera del paciente puede ser otra de las causas por las que un paciente deba someterse a una operación de prótesis de cadera, siendo estos casos más comunes en mujeres debido a que son más propensas a sufrir osteoporosis, enfermedad que reduce la densidad del hueso debilitando y facilitando su fractura.

Al igual que en el caso de la coxartrosis, la implantación de una prótesis de cadera debido a una fractura también aumenta la calidad de vida del paciente, sobre todo en los casos en que se haya sufrido una fractura de cadera grave, ya que en estos casos el dolor suele ser incluso más alto que en la artrosis y la pérdida de movilidad es prácticamente total.

¿Qué riesgos existen en la operación de prótesis de cadera en personas mayores?

A pesar de que la operación de prótesis de cadera se suele realizar en personas mayores, la cirugía en este tipo de pacientes puede tener una serie de riesgos asociados que son menores en adultos jóvenes (50-65 años), aunque esto siempre dependerá de la salud y características propias de cada paciente, ya que hay casos en que una persona de 75 años está mucho más sana que una de 58, por lo que cada caso debe ser revisado por un especialista.

Del mismo modo, también dependerá de la gravedad de la deformación de la articulación.

¿Es recomendable la operación de cadera en ancianos?

Para reducir riesgos así como para conocer si el paciente es apto para la cirugía, es necesario realizar un preoperatorio que servirá para determinar el tipo de anestesia que se utilizará en el paciente así como la viabilidad de la operación (electrocardiograma, placa de tórax y análisis completo de sangre). Además, el especialista en traumatología revisará el historial médico del paciente para comprobar si existen patologías o problemas médicos que puedan suponer algún tipo de riesgo, como son:

  • Enfermedades que padezca el paciente relacionadas con la edad, como hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca congestiva, diabetes mellitus, insuficiencia vascular cerebral, demencia senil, entre otras.
  • Deterioro de las funciones básicas de los órganos del paciente que puedan implicar problemas graves durante la intervención.

A pesar de estos riesgos asociados, es importante, como ya hemos mencionado, consultar cada caso con un especialista en cirugía ya que en ocasiones si las patologías están controladas es posible la realización de la intervención.

Posibles complicaciones postoperatorias

Las posibles complicaciones postoperatorias de una cirugía de reemplazo de cadera en personas mayores son exactamente las mismas que en pacientes más jóvenes e incluso en la mayoría de cirugías de las diferentes especialidades. Estas complicaciones son:

  • Infección de la prótesis: Esta complicación se produce en un número muy reducido de los casos (poco más del 1%) y se suele prevenir con la ingesta previa a la cirugía de antibióticos y su continuidad durante las semanas siguientes a la cirugía.
  • Las posibles complicaciones comunes en todas las cirugías son: anemia, infecciones de la herida quirúrgica, trombosis venosa o pulmonar, infecciones respiratorias, etc.

De cara a prevenir estos riesgos postoperatorios, es imprescindible la limpieza de la herida quirúrgica así como la movilización y rehabilitación temprana del paciente, puesto que la mayoría de estas complicaciones se producen en los casos en que el paciente permanece demasiado tiempo en cama.

A pesar de la existencia de posibles complicaciones en la operación de prótesis de cadera en personas mayores, las ventajas asociadas a la cirugía, sobre todo en mejora de la calidad de vida, hacen que la intervención valga la pena.

Solicitar cita con un especialista en traumatología y ortopedia

Ventajas de la operación de cadera en personas mayores

Sin duda, la principal ventaja de la operación de prótesis de cadera en personas mayores es, como hemos recalcado en varias ocasiones a lo largo del artículo, la mejora de la calidad de vida.

Aunque es cierto que la recuperación tras la implantación de una prótesis de cadera en una persona mayor es relativamente lenta, de entre 6 meses a un año de rehabilitación para una recuperación total (se podrá reincorporar a sus actividades cotidianas mucho antes), la movilización se inicia en el hospital cuanto antes y a los pocos días ya podrá moverse por su cuenta ayudándose de un andador o un bastón, el cuál podrá ir abandonando poco a poco a medida que la recuperación vaya avanzando.

Es importante mencionar que el tiempo de recuperación será más largo en los casos en que el paciente sufra daños y deformación muy graves, por lo que se recomienda no esperar en exceso a la hora de someterse a la cirugía de reemplazo de cadera (por supuesto, siempre hablando de los casos en los que está indicada la intervención).

Otra ventaja importante es la recuperación de la movilidad articular que permite al paciente realizar actividades cotidianas que antes resultaban complicadas e incluso imposibles para él.

Además, sin duda, una de las ventajas más importantes es la de la desaparición del dolor.

Por otro lado, en lo que respecta al plano sexual tras una intervención de prótesis de cadera, si bien hay que ir con cuidado en algunos tipos de posturas para evitar forzar demasiado la articulación, sí que se percibe una mejora tanto en la líbido como en el disfrute de las relaciones, ya que previo a la intervención puede que éstas se hubieran abandonado o no fueran del todo satisfactorias debido a molestias o dolores en la cadera. Puede leer más sobre este tema en nuestro artículo relaciones sexuales tras una operación de prótesis de cadera

Para finalizar, si bien existen riesgos y complicaciones, los resultados tras la implantación de una prótesis de cadera en personas mayores son habitualmente muy buenos, ya que le permiten recuperar la autonomía y con ello, en muchos casos la posible autoestima perdida, dejando atrás los dolores que le causaba la articulación de la cadera y disfrutando de nuevo el día a día. Es por ello por lo que no debe dudarse a la hora de operar a una persona mayor de edad avanzada siempre y cuando la operación de prótesis de cadera esté indicada por el especialista y se encuentre en unas condiciones de salud aptas para llevarla a cabo.

Para saber más sobre el proceso quirúrgico de implantación de prótesis de cadera en personas mayores de 65 años, pincha en la siguiente imagen:

Paso a paso de la operación de prótesis de cadera

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 29-04-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

Prótesis total de Cadera (Artroplastia)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 8.190 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso