Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Lipoma abdominal, qué es, causas y tratamientos

4.5 (90%) 565 votos
29-04-2015
Lipoma abdominal, qué es, causas y tratamientos
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Los lipomas son tumores benignos que aparecen debajo de la piel en cualquier parte del cuerpo, aunque suelen aparecer especialmente en espalda, hombros, cuello y superficie del abdomen.

Los lipomas están compuestos por células grasas y se presentan en forma de nódulos que son blandos al tacto.

La única manera eficaz de eliminar los lipomas abdominales es la intervención quirúrgica, mediante la cual se extirpan.

Los lipomas son un motivo muy frecuente de consulta médica hoy en día, puesto que puede padecerlo cualquier persona.

Se trata de un bulto formado por tejido graso, que se encuentra siempre a nivel subcutáneo, es decir, debajo de la piel. Los lipomas son llamados comúnmente tumores benignos y aparecen en forma de nódulos blandos, localizados normalmente en las zonas de la espalda, los hombros, el cuello y la superficie del abdomen. Los lipomas también pueden localizarse en estructuras más profundas de la piel.

¿Qué es un lipoma abdominal?

Un lipoma abdominal, al igual que el resto de lipomas localizados en otras partes del cuerpo, tiene un tacto blando y una forma redondeada que es perceptible al tacto, además está recubierto de piel de aspecto normal. Los lipomas no suelen estar adheridos a planos profundos de nuestro cuerpo (sino se situan a un nivel más superficial), por lo que cuando los tocamos es posible que notemos cómo se desplazan debajo de nuestra piel.

En cuanto a los lipomas abdominales, al igual que el resto de lipomas, pueden ser de tamaño variable: pueden ser tan pequeños como una lenteja o crecer y llegar a alcanzar un tamaño considerable , además de ser  visibles a simple vista. Hablamos de lipomatosis cuando los lipomas son múltiples y aparecen muy agrupados.

Solicita cita con un especialista en lipomas abdominales

Los lipomas abdominales pueden aparecen de los 20 a los 25 años, aunque son más comunes en personas de entre 40 y 60 años y muy infrecuentes en niños. Con la edad puede aumentar el número de lipomas.

¿Cuáles son las causas de la aparición de un lipoma abdominal?

Actualmente, se desconocen cuáles son las causas exactas que originan la aparición de un lipoma abdominal, sin embargo hay algunos factores de riesgo que pueden propiciar su aparición. Estos factores de riesgo pueden ser:

  • Factores hereditarios: La tendencia a desarrollar un lipoma no es necesariamente hereditaria, sin embargo, la lipomatosis (recordemos que es cuando aparecen múltiples lipomas agrupados en una zona de nuestro cuerpo) sí tiene un alto componente hereditario.
  • Obesidad: Al tratarse de bultos formados por tejido graso, la aparición de los lipomas abdominales podría estar asociada al aumento de peso del paciente, sin embargo, no hay estudios concluyentes que confirmen que ésta sea una causa.
  • Género: Las probabilidades de padecer un lipoma abdominal aumentan en la mujer, ya que es más propensa a acumular grasa en distintas partes de su cuerpo, como muslos, mamas o abdomen, entre otras. La lipomatosis, al contrario, suele ser más común en el género masculino.
  • Golpes o lesiones: En algunos casos, un golpe o una lesión puede producir el crecimiento de un lipoma. Los casos más comunes son en muslos y piernas, aunque su aparición no es muy frecuente.
  • Consumo de alcohol: La ingesta de grandes cantidades de alcohol también podría aumentar el riesgo de que una persona padezca lipomatosis.
  • Condiciones médicas: Podría aumentar el riesgo de padecer un lipoma abdominal padecer una enfermedad hepática  o tener dificultad  para controlar el azúcar en nuestra sangre.

Mujer con un lipoma abdominal

¿Cuáles son los signos y síntomas de un lipoma abdominal?

Dependiendo del lugar donde se encuentren, los lipomas pueden presentar unos síntomas u otros, aunque normalmente el paciente no sufre ningún síntoma.

Al tacto, los lipomas abdominales son suaves, redondeados y se pueden mover debajo de la piel. En ocasiones un lipoma abdominal puede ser doloroso, aunque no es lo más común.

En ocasiones, los lipomas abdominales pueden producir al paciente dolor e inflamación, producidos por microtraumatismos repetitivos en la zona del abdomen.

Los lipomas abdominales, al igual que el resto, pueden infectarse en alguna ocasión, produciendo un aumento de tamaño y enrojecimiento de la piel. En estos casos la administración de antibióticos puede ser necesaria para controlar la infección, aunque lo más recomendable es visitar al especialista.

Diagnóstico de los lipomas abdominales

Para diagnosticar un lipoma con total seguridad y poder diferenciarlo de un tumor maligno, el paciente debe acudir a la consulta del especialista, que será quien confirme o desestime el diagnóstico.

Lipomas abdominales

A la hora de realizar un diagnóstico del lipoma abdominal, el especialista podrá realizar al paciente distintos exámenes y pruebas médicas:

  • Entrevista al paciente acerca de su historial clínico.
  • Palpación del lipoma abdominal.
  • Ecografía u otra prueba de imagen, como una resonancia magnética.La RMN se realiza en aquellos lipomas que tienen un tamaño considerable para conocer bien su situación y límites
  • Biopsia: En esta prueba se extrae una pequeña muestra de tejido del lipoma, que se envía al laboratorio para su examen

Tratamiento del lipoma abdominal

Si el lipoma crece de tamaño, provoca síntomas como dolor al paciente o simplemente se quiere tratar debido a razones estéticas, hay varias formas por las cuales puede realizarse:

  • Liposucción: El especialista introduce una jeringa con una aguja para extraer el lipoma. En ocasiones, el doctor hace una pequeña incisión e introduce un endoscopio para facilitarle la visión del lipoma.
  • Extirpación quirúrgica.

Solicita cita con un especialista en lipomas abdominales

Extirpación quirúrgica de un lipoma abdominal

El tratamiento definitivo para la extirpación por completo de un lipoma abdominal es la cirugía.

La extirpación de lipomas abdominales o de cualquier tipo mediante cirugía es muy común, puesto que se trata de una operación sencilla y asegura la completa desaparición del lipoma.

A grandes rasgos, la eliminación del lipoma abdominal se realiza siguiendo estos pasos:

  • En primer lugar, aplicando anestesia local alrededor del lipoma.
  • Después, el especialista realiza una incisión en la piel y pasa a diseccionar el lipoma del abdomen.
  • Por último, se cierra la incisión con sutura.

Se trata de una operación sencilla y de corta duración (entre 30 y 40 minutos, dependiendo de cada caso).

Tras la intervención, el especialista dará al paciente una serie de recomendaciones para el cuidado de la cicatriz quirúrgica.

Si estás interesado en saber algo más sobre la extirpación quirúrgica de un lipoma abdominal, pincha en esta imagen:

Conoce más sobre la operación de lipomas

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 29-04-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Lipomas y quistes sebáceos, extirpación

Lipomas y quistes sebáceos, extirpación

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 390 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso