Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Cirugía de lipomas en el brazo, duración y recuperación

11-05-2015
Cirugía de lipomas en el brazo, duración y recuperación
Valora esta Noticia:

Es común la aparición de los lipomas en hombros, espalda y cuello. También pueden localizarse en el brazo, aunque con menor frecuencia.

La aparición de lipomas en el brazo puede causar la compresión de los nervios del mismo causando una pérdida de fuerza en manos y dedos.

El tratamiento definitivo para eliminar un lipoma en el brazo y evitar complicaciones en el futuro, es la extirpación mediante cirugía.

Los lipomas son una especie de bultos no cancerosos (benignos) formados por células de tipo graso que provienen de tejido adiposo. Al tacto podemos observar que los lipomas son blandos y tienen forma redondeada además de ser subcutáneos, es decir, se presentan debajo de la piel. En ocasiones también pueden localizarse en zonas más profundas e incluso llegar hasta el hueso.

Los lipomas pueden aparecer en diferentes partes del cuerpo, siendo los más comunes los que aparecen en hombros, espalda y cuello. A pesar de ello, en ocasiones pueden aparecer en otras partes del cuerpo, como los brazos o antebrazos.

Estadísticamente, los adultos, tanto hombres como mujeres, de entre 40 y 60 años son los más propensos a la aparición de los lipomas, aunque también pueden aparecer en adultos jóvenes y niños.

Puedes ampliar más información sobre los lipomas en el vídeo-resumen que hemos preparado sobre el tema:

Lipomas en el brazo

Como ya hemos mencionado, la aparición de lipomas en el brazo o antebrazo es poco común, aunque es posible que se produzca.

En estos casos, los lipomas en el brazo pueden llegar a comprimir algún nervio, provocando una pérdida de fuerza o movilidad en la mano o los dedos.

El tratamiento más recomendable para tratar este tipo de lipomas es la extirpación del mismo mediante cirugía, puesto que si no se trata correctamente y su crecimiento es progresivo, en un futuro podría provocar molestias mayores y una pérdida más acentuada de fuerza en la extremidad afectada.

Solicitar consulta inmediata, gratuita y sin compromiso con un especialista en lipomas

Causas de la aparición de lipomas en el brazo

Del mismo modo que no se conoce cuál es el factor exacto que implica la aparición de cualquier lipoma, en el caso de los lipomas en el brazo tampoco se sabe, aunque sí se puede decir que existen factores que propician la aparición de los lipomas. Entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • Historial familiar: La herencia genética se establece como un factor importante como desencadenante de la aparición de lipomas, aunque no se conoce con exactitud en el caso de lipomas puntuales. Por otro lado, la lipomatosis, que consiste es la aparición de múltiples lipomas en el cuerpo, incluyendo los lipomas en el brazo, sí que se ha establecido una correlación genética con la herencia familiar.
  • Obesidad: El aumento de peso del paciente puede propiciar la aparición de lipomas en el brazo (recordemos que los lipomas están formados por tejido graso), aunque no todas las personas con obesidad sufren lipomas ni todas las que sufren lipomas son obesas.
  • Género: En mujeres es más común la aparición de lipomas en el brazo y en otras partes del cuerpo, ya que éstas son más propensas a acumular grasa en lugares como muslos, mamas, abdomen, etc. A pesar de ello, esto no excluye la aparición de lipomas en hombres.
  • Golpes o lesiones: Los golpes o lesiones en el brazo pueden causar la aparición de lipomas, aunque este no es el caso más común de aparición.
  • Historial médico: Cuando el paciente padece alguna enfermedad en el hígado o tiene dificultad para controlar el azúcar en sangre, es más probable que aparezca un lipoma en el brazo o en cualquier otra zona, que en un paciente que no tenga estos problemas.

Cirugía de lipomas en el brazo

Síntomas de los lipomas en el brazo

Los lipomas en el brazo, al igual que en el resto de partes del cuerpo donde pueden localizarse, son redondeados y blandos al tacto, además se mueven debajo de la piel si se presionan.

Este tipo de limpoas, los cuales son sobre todo más comunes en la parte del antebrazo, son casi siempre indoloros, aunque en ocasiones pueden comprimir algún nervio que cause molestias al paciente.

Esta compresión nerviosa por parte del lipomas puede causar que el paciente tenga dificultades para mover el brazo o los dedos de la mano debido a que ello puede acarrear una acentuada pérdida de fuerza. En este caso, la extirpación mediante cirugía del lipoma es lo más recomendable para evitar problemas mayores y recuperar la función completa del brazo.

También hay casos en los que los lipomas en el brazo, al igual que el resto, pueden infectarse y/o aumentar de tamaño y causar enrojecimiento de la piel. En estos casos se recomienda visitar a un especialista, puesto que podría requerir de un tratamiento antibiótico y una cirugía un poco más delicada.

Diagnóstico de los lipomas en el brazo

Para confirmar o desestimar si el lipoma en el brazo se trata de una tumoración benigna o de algo más grave, lo más recomendable es que el paciente visite al especialista y éste realice el diagnóstico correctamente.

Las pruebas médicas más comunes a realizar por el especialista son las siguientes:

  • Entrevista exhaustiva al paciente para saber si la aparición del lipoma se debe a factores genéticos o no.
  • Examen físico al paciente, es decir, palpación de la zona para ver si el lipoma se encuentra en zonas superficiales de la piel o en zonas más profundas y para saber si éste presiona o no algún nervio.
  • Pruebas de imagen, como ecografía o resonancia magnética. Esta prueba es realizada, sobre todo, cuando el lipoma en el brazo tiene un tamaño considerable.
  • Biopsia, mediante la cual se extrae una muestra de tejido del lipoma y se envía al laboratorio para su análisis. No es muy común.

Cirugía de lipomas en el brazo

Tratamiento de un lipoma en el brazo

Cuando el lipoma crece de tamaño, el paciente experimenta dolor en el mismo o presenta dificultades para mover el brazo o los dedos debido a la presión que éste ejerce sobre algún nervio, se debe tratar quirúrgicament para evitar posibles problemas mayores. Las formas de tratar los lipomas son las siguientes:

  • Liposucción: Mediante la introducción de un liposuctor , el especialista succiona el tejido adiposo que contiene el lipoma. Esta técnica no asegura la completa extirpación del lipoma, puesto que éste puede reaparecer.
  • Extirpación quirúrgica: Además de ser la técnica más recomendable, es también la más demandada por los pacientes, puesto que es la única manera de extirpar el lipoma del brazo por completo.

Cirugía de lipomas en el brazo

La cirugía es el tratamiento definitivo para asegurar la completa desaparición del lipoma.

El especialista realiza la cirugía de la siguiente manera:

  • En primer lugar, se inyecta al paciente anestesia local alrededor del lipoma, siendo el brazo en este caso. En el caso de que el lipoma se encuentre en una zona a la que es difícil llegar con una simple incisión en la piel puede ser necesaria una cirugía bajo anestesia general, aunque esto es poco común y se basará en el criterio del cirujano.
  • A continuación de aplicar la anestesia al paciente, el especialista realiza una incisión en la piel y extirpa la proliferación de tejido celular. Se trata de un proceso bastante sencillo en manos de especialistas.
  • Por último, se cierra la incisión con puntos de sutura.

Duración de la cirugía de extirpación de un lipoma en el brazo

La extirpación de un lipoma en el brazo en general dura lo mismo que la extirpación de un lipoma en cualquier otra parte del cuerpo.

La duración siempre va a depender de la gravedad de cada caso o de la cantidad de lipomas a extirpar, aunque normalmente se trata de una operación sencilla y de corta duración (entre 30 y 60 minutos aproximadamente).

Solicitar consulta inmediata, gratuita y sin compromiso con un especialista en lipomas

Recuperación tras la cirugía de lipomas

La recuperación tras la cirugía de extirpación de un lipoma en el brazo es bastante rápida.

Tras la operación el paciente debe acudir a consulta con el especialista para  retirar puntos a los ocho o diez días de la misma.

Después de la cirugía es recomendable evitar los movimientos bruscos del brazo o la realización de deportes que puedan provocar la apertura de los puntos.

El cuidado de las cicatrices por parte del paciente en casa, sin embargo, es algo más lenta. Es importante su cuidado para que éstas queden lo menos visibles posible.

El especialista recomendará al paciente usar alguna crema cicatrizante y aceite de rosa mosqueta, además de que se debe evitar que dé el sol en la cicatriz para que no queden marcas.

Para saber más sobre los lipomas en el brazo y su extirpación mediante cirugía, pincha en esta imagen:

Conoce más sobre la operación de lipomas en el brazo

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 11-05-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Lipomas y quistes sebáceos, extirpación

Lipomas y quistes sebáceos, extirpación

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 390 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso