Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Qué tipos de hernias inguinales existen?

5 (100%) 577 votos
22-05-2015
¿Qué tipos de hernias inguinales existen?
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Una hernia inguinal se manifiesta como un abultamiento en la ingle, producido por un defecto en la pared abdominal.

Las hernias inguinales pueden clasificarse según su origen, su disposición anatómica y desde el punto de vista clínico (síntomas).

El único tratamiento definitivo para tratar una hernia, sea ésta del tipo que sea, es la cirugía, aunque puede haber alguna excepción.

​​

Una hernia inguinal surge por el debilitamiento de la pared abdominal del paciente, lo que provoca la salida de un saco herniario recubierto de peritoneo (capa que recubre los órganos del abdomen) por la zona debilitada a nivel inguinal, es decir, en la zona de la ingle.

Normalmente, el interior del abdomen presiona positivamente las paredes hacia afuera, lo que causa que, si se produce alguna pequeña abertura debido al debilitamiento del abdomen, las vísceras o el peritoneo puedan salir a través de ella, formando lo que conocemos como saco herniario.

Operación de hernia inguinal por laparoscopia

La región  inguinal (la que da nombre a la hernia inguinal) es la región  que se sitúa a ambos lados del abdomen, pero en la región inferior y lateral de éste. Esta región  tiene forma de triángulo: se forma una línea recta desde la parte más alta de la cadera, hasta el centro del pubis. Así en ambos lados de la cadera.

Existen varias formas de clasificar las hernias inguinales, desde el punto de vista de su origen, de su disposición anatómica y en base a los síntomas que presenta:

Tipos de hernias inguinales según su origen

Las hernias inguinales pueden clasificarse según el origen de su aparición:

  • Hernias inguinales de origen congénito: estas hernias inguinales implican que el paciente (aparece en hombres en la mayoría de casos) nace con un defecto en una porción de la pared abdominal que con el tiempo producirá  la aparición de la hernia.
  • Hernias inguinales de origen adquirido: este tipo de hernias inguinales se produce debido a distintas circunstancias  a lo largo de la vida del paciente. Este tipo de hernia inguinal, a su vez, puede ser de dos tipos según el momento en que se produzca.
  • Hernia inguinal adquirida aguda: surge de repente y es producida cuando el paciente realiza un gran esfuerzo que causa la aparición de un abultamiento o protusión en la región inguinal conocido como hernia.
  • Hernia inguinal adquirida insidiosa o crónica: se produce cuando la formación del saco herniano es un proceso lento y constante en el tiempo. Finalmente el paciente llega a notar una especie de bulto en la región inguinal.

¿Qué tipos de hernia inguinal existen?

Las hernias inguinales congénitas surgen, sobre todo, porque durante el descenso de los testículos en los niños, la cavidad pélvico-abdominal no terminó de cerrarse correctamente, conllevando una debilidad en la zona. Sin embargo, la hernia inguinal adquirida puede deberse, por ejemplo, a un esfuerzo puntual, como levantar mucho peso, o procesos patológicos como el estreñimiento o el síndrome prostático.

Tipos de hernias inguinales según su disposición anatómica

Desde un punto de vista anatómico, las hernias inguinales pueden ser:

  • Hernias inguinales directas: Son aquellas producidas por una debilidad en el suelo inguinal más concretamente en la fascia transversalis que hace que el contenido intestinal protuya y se produzca la hernia  
  • Hernias inguinales indirectas: En este tipo de hernia inguinal, el saco donde se encuentra el órgano abdominal se desplaza por el orificio inguinal interno y se introduce en el canal inguinal, por el que avanza. La apertura de la pared abdominal suele estar alejada del centro del cuerpo, por lo que a este tipo de hernia inguinal también se le denomina hernia inguinal lateral. Hay algunos casos en los que puede llegar al escroto en el caso del hombre (hernia inguino-escrotal ) y al pubis en el caso de la mujer debido al debilitamiento de la pared abdominal en esa zona.
  • Hernias inguinales mixtas: Llamamos así a la hernia inguinal cuando en la misma región se encuentran las dos variedades anteriores de hernias.

Cirugia de hernia inguinal

Tipos de hernias desde el punto de vista clínico

  • Hernias inguinales primarias: Se le llama así a una hernia cuando aparecen por primera vez al paciente.
  • Hernias inguinales recidivadas: Al contrario que la hernia inguinal primaria, estas son las que reaparecen tras haber sido operadas previamente.
  • Hernias inguinales reductibles: cuando el contenido del saco herniario puede ser reintroducido en la cavidad abdominal de forma manual, siendo hernias inguinales irreductibles cuando no pueden reintroducirse de forma manual.
  • Hernias inguinales incarceradas: Se llama así a la hernia inguinal cuando el saco herniano está compuesto por intestino y queda atrapado en el agujero de la hernia, puesto que no puede ser reducido de forma manual.
  • Hernias inguinales estranguladas: Es igual que una hernia incarcerada, pero más grave, ya que dificulta el intercambio de oxígeno y sustancias entre los vasos sanguíneos y el tejido del saco herniano. Esto provoca que haya un flujo sanguíneo inadecuado y que aparezca necrosis en la zona, además de producir mucho dolor al paciente. En estos casos se requiere una cirugía de hernia inguinal de urgencia.

Operación de hernia inguinal por laparoscopia

Tratamiento de las hernias inguinales

A menos que el paciente decida no intervenirse debido a que la hernia es muy pequeña y no produce sintomatología, lo más recomendable cuando el paciente tiene una hernia inguinal es operar. Este es el único tratamiento definitivo para su completa resolución, ya que una hernia inguinal es imposible que se reduzca y cierre por sí sola, sino que con el tiempo irá aumentando de tamaño.

En cuanto a las hernias incarceradas o estranguladas, lo más recomendable es realizar una intervención quirúrgica cuanto antes, requiriendo cirugía de urgencia en el caso de las hernias inguinales estranguladas.

Operación quirúrgica para tratar las hernias inguinales

Actualmente hay dos técnicas quirúrgicas mediante las cuales se pueden tratar las hernias inguinales:

  • Hernioplastia: Esta intervención consiste en colocar una malla de material sintético en la parte de la pared abdominal que está dañada, después de introducir el saco herniario en el interior de la cavidad abdominal.
  • Herniorrafia: En esta intervención, el cirujano coloca puntos de sutura en la parte de la pared abdominal que está dañada, cerrando así la herida que ha provocado que el saco herniario saliera al exterior.

La hernioplastia ha demostrado ser la técnica más eficaz, puesto que es la técnica que produce menor número de recidivas  de la hernia inguinal. Además, también destaca por ser una técnica que provoca menos dolor al paciente y más pronta recuperación.

Si quieres saber más sobre las hernias inguinales o las técnicas quirúrgicas para tratarlas, pincha en esta imagen:

Conoce más sobre la operación de hernia inguinal

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 22-05-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal por Laparoscopia

Hernia Inguinal por Laparoscopia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.249 €
Financiación 
desde 158 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso