Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

La operación de juanetes y dedo martillo, ¿qué hay que saber?

4.8 (96%) 580 votos
09-06-2015
La operación de juanetes y dedo martillo, ¿qué hay que saber?
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

El dedo martillo es una deformación en los dedos segundo, tercero, cuarto o quinto del pie, que consiste en la flexión de una o varias de las articulaciones que forman cada dedo.

El dedo martillo es una consecuencia directa de tener juanetes a causa de hallux valgus en los pies y empeoran con el tiempo si no se trata adecuadamente.

La solución definitiva para el tratamiento de los juanetes y dedo martillo es la operación quirúrgica correctora.

Las deformidades en los dedos del pie, causadas principalmente por la desviación ósea que provoca los juanetes, son, hoy en día motivo de un gran número de consultas con especialistas en traumatología. Estas deformaciones pueden ser aisladas, sólo presentarse una de ellas, o estar asociadas con otras deformidades o alteraciones en el pie o los dedos.

Antes de explicar en qué consisten los juanetes, el dedo martillo o el hallux valgus, es importante saber que los cuatro dedos pequeños del pie, el dedo gordo es una excepción, están formados por tres huesos cada uno, llamados falanges. Estos huesos se denominan falange proximal, falange media y falange distal y cada una de las uniones entre ellos, al igual que cualquier otra unión de dos huesos, se considera una articulación.

¿Qué es un dedo martillo?

Generalmente, los dedos de los pies están en posición extendida, sin embargo, cuando existe una presión ejercida sobre los dedos puede causar que una o más articulaciones queden flexionadas. Esta presión puede ser causada en una gran mayoría de casos por la desviación ósea (hallux valgus) que causa los conocidos y molestos juanetes.

Como consecuencia de esto, los dedos del pie se curvan. Cuando los dedos se quedan curvados se denominan dedos en maza, dedos en martillo o dedos en garra. Su denominación dependerá de la articulación que quede flexionada.

Solicitar cita para la operación de juanetes

En el caso que nos compete en este artículo, los dedos en martillo, la falange proximal se queda extendida y las falanges medial y distal se quedan flexionadas. Este es uno de los tipos de deformación más frecuentes, sobre todo en el primer y segundo dedo del pie.

Cuando esta deformación solo se aprecia en un dedo estamos ante un dedo en martillo, sin embargo, cuando la deformación afecta a más dedos, estamos ante dedos en garra.

Tipos de dedo martillo

En fases iniciales de la deformidad, ésta puede pasar desapercibida, ya que la articulación todavía es flexible y puede adaptarse perfectamente a la forma de todo tipo de calzado. Sin embargo, poco a poco la deformidad avanza y llega a un punto en que la articulación aumenta su rigidez, lo que puede hacer empeorar los síntomas.

Juanetes y dedo martillo

Según la rigidez o la flexibilidad de los dedos en martillo, podemos diferenciar tres tipos:

  • Dedos en martillo flexibles: se aprecia la deformidad en el dedo, pero cuando lo manipulamos o ejercemos presión sobre él, la deformidad se corrige.
  • Dedos en martillo semirrígidos: cuando la deformidad de las articulaciones se corrige parcialmente a la presión.
  • Dedos en martillo rígidos: cuando la deformación ya se ha asentado y no es posible corregirla mediante manipulaciones.

El especialista, mediante la manipulación, será quien determine qué tipo de dedo en martillo tiene el paciente. Cuando el doctor ejerce presión sobre las articulaciones y el dedo se estira, estaremos ante un dedo en martillo flexible, por el contrario, si no se estira, será un dedo en martillo rígido.

Cuando los dedos en martillo se vuelven totalmente rígidos, el único tratamiento definitivo es la intervención quirúrgica. Es por ello, que es importante corregir la deformación de hallux valgus que causa los juanetes ya que a la larga también puede causar los dedos en martillo y requerir una cirugía mucho más complicada.

¿Por qué se produce el dedo martillo?

La única causa por la que se produce el dedo en martillo es un desequilibrio entre el músculo y el tendón de los dedos del pie. Este desequilibro es el causante de que se flexione el dedo.

Aparición de juanetes y dedo martillo

En ocasiones este desequilibrio aparece en las personas con el paso del tiempo debido a cambios mecánicos en el pie. Estos cambios pueden venir producidos por múltiples factores como:

  • Uso de calzado inadecuado: estrecho por la punta, por lo que presiona los dedos. El uso de calzado estrecho puede causar la contractura en los dedos. También el uso de tacones altos puede causar el dedo martillo.
  • Traumatismos anteriores: como consecuencia de una lesión o antigua fractura en los dedos. Las secuelas que puedan quedar pueden progresar y ser las causantes de los dedos martillo.
  • Factores hereditarios: en ocasiones existe un desequilibrio del músculo y del tendón que es hereditario o, en ocasiones, tener un dedo más largo, que propicie la deformación al no usar calzado adecuado.
  • Juanetes: la desviación del hueso (hallux valgus) que causa los juanetes también puede ser cauda del desarrollo de los dedos martillo.

Relación de los juanetes con el dedo martillo

Cuando una persona tiene un juanete, éste se manifiesta como una protuberancia en el lateral del dedo del pie (normalmente el dedo gordo). Un juanete viene producido por una desviación en el primer metatarsiano (hallux valgus), que se desvía en lugar de permanecer recto, como debería ser.

En ocasiones, cuando la desviación que causa el juanete no es tratada correctamente y a tiempo, puede hacer que el dedo se desvíe cada vez más y más, incluso llegando a montarse encima de los otros dedos.

La presión ejercida por el juanete en el resto de dedos a lo largo del tiempo puede causar el desequilibrio entre el músculo y el tendón, causante de la flexión de los dedos en martillo.

Relación de los juanetes con el dedo martillo

Para evitar a toda costa que un juanete produzca dedos martillo, lo más recomendable es consultar al especialista y, en la gran mayoría de casos, intervenir el juanete y arreglar la desviación que lo causa solucionando el problema cuanto antes. Cuanto más tiempo tarde el paciente en solucionar la desviación que causa los juanetes, más posibilidades de que se produzcan problemas más graves en el pie, como el dedo martillo o dedos en garra.

Operación de juanetes para evitar los dedos martillo

Cuando el juanete está demasiado desarrollado e inflamado y es susceptible de causar que los dedos se conviertan en dedos en martillo, el paciente debe plantearse la intervención quirúrgica para eliminar el juanete.

La cirugía es sencilla, y consiste en la corrección de la desviación del hueso, para evitar que se produzcan los dedos martillo, además de eliminar las desagradables molestias causadas por el propio juanete.

Existen dos técnicas quirúrgicas a las que el paciente con juanetes (causado por el hallux valgus, que es la desviación que se corrige) puede someterse de cara a evitar la aparición de dedos martillo:

Operación de juanetes o Hallux Valgus con osteotomía:

Esta intervención permite que el dedo del pie vuelva a su lugar inicial, corrigiendo así la deformidad del metatarsiano. El especialista extrae la parte del hueso que sobresale y después fija el resto de huesos con un tornillo quirúrgico.

Se trata de una operación bastante sencilla (siempre hablando a manos de cirujanos expertos), con una duración que ronda entre los 30 y los 90 minutos, siempre dependiendo de la gravedad de la desviación y del juanete.

Para saber más sobre la operación de juanetes con osteotomía, pincha en esta imagen:

Operación de hallux valgus (Juanetes) con osteotomía

Operación de juanetes o Hallux Valgus sin osteotomía:

La cirugía percutánea es otra de las técnicas más utilizadas mediante la cual se operan los juanetes o Hallux Valgus.

Esta técnica consiste en la realización de tres incisiones alrededor del juanete. A través de estas incisiones, el especialista introduce el material quirúrgico necesario para la intervención. Para obtener visibilidad en el interior del pie, el cirujano utiliza es un aparato radiológico, permitiéndole actuar sin necesidad de una cirugía abierta.

Tras la operación, cuando ya ha transcurrido una semana, se coloca al paciente una prótesis externa, con el objetivo de mantener el pie en una posición correcta.

Si quieres saber más sobre la operación de juanetes o hallux valgus sin osteotomía, pincha en esta imagen:

Cirugía de Juanetes sin osteotomía

La forma de operar siempre la determinará el especialista habiendo hecho un diagnóstico previamente y dependiendo de la gravedad de la desviación.

Es importante mencionar, que aunque la corrección del hallux valgus puede reducir las posibilidades de que se formen dedos en martillo, existen otras causas como el calzado que pueden hacer que éstos aparezcan.

En el caso de que el paciente sufra a la vez de juanetes (hallux valgus) y de dedos en martillo, durante el mismo proceso, el cirujano realizará la corrección de estos utilizando alguna de las siguientes técnicas:

Descarga gratis nuesto libro sobre Juanetes: "Hallux Valgus (Juanetes) de la aparición a la corrección"

Para conseguir nuestro libro sobre Juanetes tan sólo debes completar el siguiente formulario suscribiéndote a nuestra newsletter. Tras ello, recibirás un correo electrónico con el enlace a la descarga :)

 

Cirugía de corrección de dedos en martillo

Aparte de la corrección del hallux valgus, en la misma intervención de ser necesario se puede realizar otra intervención aparte para corregir los dedos en martillo. Esta corrección se puede llevar a cabo mediante diferentes técnicas quirúrgicas, las cuáles mencionamos a continuación:

  • Artroplastia. En este caso se procede a extirpar parte del hueso que provoca la deformación permitiendo corregir la desviación y recuperar la funcionalidad habitual. Éste suele ser el procedimiento más habitual para corregir los dedos en martillo.
  • Artrodesis. Esta técnica quirúrgica suele utilizarse en los casos más graves y consiste en la fusión de la articulación que causa el dedo en martillo para enderezarlo. Normalmente se utiliza una aguja o un pequeño dispositivo de fijación para mantener el dedo en la posición habitual mientras los huesos se van regenerando.
  • En los casos más severos, además de alguna de las técnicas mencionadas, es posible que el paciente requiera de otros procedimientos como puede ser la extirpación de piel, alargamiento del tendón o del músculo, realización de transferencias tendinosas o reubicar las articulaciones que rodean el tendón que afecta al dedo martillo.

La necesidad de una u otra técnica y los procesos asociados deben ser especificados por un especialista en traumatología en base al caso personal de cada paciente.

Solicitar cita para la operación de juanetes

Recuperación tras la cirugía de juanetes y dedo martillo

La recuperación total tras la operación de juanetes y dedo martillo, puede durar hasta ocho meses, sin embargo, hay casos en los que la recuperación solo dura un par de meses. Todo dependerá de:

  • El tejido afectado: cuanto más grave sea el juanete y el dedo martillo, su inflamación y la deformación del pie, mayor parte de tejido blando y piel quedará afectada durante la intervención. Es por esto por lo que se recomienda tratarse cuanto antes los juanetes. Cuanto menos grave sea el problema, más rápida será la recuperación.
  • Ejercicios de rehabilitación: cuando un paciente se somete a una operación para eliminar los juanetes y los dedos en martillo, pierde parte del movimiento del pie, por lo que para recuperar el movimiento, el paciente deberá seguir una tabla de ejercicios de rehabilitación diseñada por el especialista o un fisioterapeuta.

Es muy importante que el paciente siga todos los consejos e indicaciones del especialista tras haberse sometido a una operación de juanetes (hallux valgus) y más si se combina con la corrección de dedos en martillo, para eliminar cuanto antes las molestias y poder volver así a tener una vida normal. Cabe destacar que cuanto antes se decida un paciente a operarse mejor, ya que estos problemas son progresivos, es decir, se van agravando con el tiempo provocando a su vez que la cirugía de corrección sea cada vez más complicada. 

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 09-06-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Hallux Valgus (1) con osteotomía

Hallux Valgus (1) con osteotomía

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.649 €
Financiación 
desde 129 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso