La cirugía laparoscópica de hernia inguinal paso a paso

5 (100%) 656 votos
20-03-2020
La cirugía laparoscópica de hernia inguinal paso a paso
  • Publicado: | Actualizado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es | Revisado por Dr. Antonio Rebollo Marina (nº colegiado: 282834715)
Valora esta Noticia:

La cirugía laparoscópica de hernia inguinal es la alternativa mínimamente invasiva a la cirugía convencional (abierta)

Con la técnica por laparoscopia, la recuperación será mucho más rápida y la herida quirúrgica casi no será perceptible.

La operación de hernia inguinal por laparoscopia es de 45 minutos y 1 hora.

La cirugía de hernia inguinal por laparoscopia es una intervención mínimamente invasiva, que se realiza a través de 3 o 4 mini incisiones en el abdomen. Entre sus ventajas, está incluida la rápida recuperación y el poco dolor postoperatorio.

La técnica laparoscópica resultas ser la adecuada para tratar hernias inguinales bilaterales y hernias que han reaparecido tras repararlas quirúrgicamente.

Durante la intervención, se utiliza anestesia general, por lo que de ser intolerante, el especialista no recomendará la cirugía. Se colocará una malla quirúrgica para reparar y reforzar el defecto herniario.

Una vez finalice, podrás volver a casa a las 24 – 48 horas y retomar tu actividad laboral, a las 2 semanas.

¿Qué es una laparoscopia?

La laparoscopia es una técnica quirúrgica mínimamente que se realiza a través de 3 – 4 mini incisiones en el abdomen, para tratar las diferentes afecciones. El laparoscoopio es un tubo delgado, es decir, un endoscopio con una micro-cámara insertada. Este tubo se introduce por una de las mini incisiones y permite al cirujano ver el interior del cuerpo con una visión panorámica de los órganos, sin causar lesiones en el paciente.

La cirugía laparoscópica es una alternativa mínimamente invasiva a la cirugía abierta.

El laparoscopio transmite las imágenes de los órganos a un monitor, a través del cual el especialista puede guiarse para realizar el proceso quirúrgico. Las imágenes que envía este instrumento al monitor son grandes, en relación a su tamaño real, lo que permite una mejor visión y, en consecuencia, una reducción de error en la maniobra.

Ventajas de la técnica laparoscópica frente a las otras

Las ventajas asociadas a la cirugía laparoscópica vienen dadas por la propia técnica en sí. Al no realizarse una gran incisión, como en la cirugía convencional, no solo la cicatriz será casi imperceptible, sino que la recuperación será mucho más rápida.

Médico y paciente hablando sobre las ventajas de la cirugía por laparoscopia para la hernia inguinal

Además de ello, la cirugía laparoscópica de hernia inguinal cuenta con las siguientes ventajas:

  • Cirugía mínimamente invasiva
  • Menor necesidad de ingreso, siendo de 24h – 48h en la mayoría de pacientes.
  • Recuperación más rápida
  • Menos dolor postoperatorio
  • Reduce la posibilidad de que la hernia vuelva a aparecer (hernia recidiva)
  • Cicatriz apenas imperceptible
  • Retorno temprano a las actividades cotidianas, en 2 semanas aproximadamente,
  • Menor tasa de complicaciones: infecciones, hematomas, etc.

¿Quién es candidato a la operación por laparoscopia?

Para saber si eres o no candidato a la operación de hernia inguinal por laparoscopia, es necesario que acudas a un especialista que asegure que es la técnica idónea.

Sin embargo, la bibliografía médica, es decir, los estudios que se han realizado al respecto, aseguran que la técnica laparoscópica es la mejor opción para tratar hernias inguinales. Pero ¿en qué casos resulta óptimo reparar la hernia inguinal por laparoscopia?:

  • Hernias inguinales bilaterales (izquierda y derecha): la laparoscopia permite tratar dos afecciones desde un mismo puerto de entrada (incisión).
  • Hernias recidivadas: uno de los riesgos de la cirugía abierta es la reaparición de la hernia inguinal. Si esto sucede, lo habitual es recurrir a la laparoscopia para reintervenir la hernia, por dentro de la pared abdominal.
  • Anestesia general: la intervención se realiza con este tipo de anestesia, por lo que deberás ser tolerante al medicamento a nivel general.
  • Cirugías abdominales previas: en el caso de que ya hayas sido intervenido quirúrgicamente por la zona pélvica, la cirugía por laparoscopia será la mejor opción, gracias a su técnica de mínima invasión.

Sin embargo, en cualquier caso, deberá ser el especialista quien valore si es apropiado, o no, la cirugía por laparoscopia.

Especialista explicando en qué casos la laparoscopia es la mejor opción

¿En qué casos no está recomendada la cirugía laparoscópica para la hernia inguinal?

No todas las hernias inguinales pueden repararse con cirugía laparoscópica, ya que es un procedimiento que requiere el uso de anestesia general. Por lo tanto, si por alguna razón no toleras el medicamento, será necesaria la cirugía abierta para reparar la hernia inguinal.

Además de la tolerancia al anestésico, existen varias circunstancias que descartan la cirugía por laparoscopia para reparar la hernia inguinal:

  • Hernia encarcelada
  • Intolerancia a la anestesia
  • Trastornos de sangrado como hemofilia, etc.
  • Ingesta de medicamentos que previenen los coágulos de sangre
  • Contar con más de 2 – 3 cirugías abdominales anteriores, ya que el tejido de la cicatriz puede complicar el uso del laparoscopio
  • Enfermedades pulmonares graves. En algunos casos, el dióxido de carbono que se utiliza para inflar el abdomen, en la cirugía, puede interferir en la respiración.
  • Embarazo
  • Obesidad

No obstante, será el especialista quien, en cualquier caso aconseje una técnica (laparoscopia) u otra (abierta) para reparar la hernia inguinal, en función de: el estado de la hernia que presentes y, sobre todo, tu estado de salud.

¿Cómo se realiza la reparación de hernia inguinal por laparoscopia?

Los abordajes laparoscópicos tienen la ventaja de realizar incisiones de menor tamaño y de solucionar el problema de la hernia inguinal, desde el lado interno del defecto, es decir, por dentro de la pared abdominal.

Esta cirugía se puede llevar a cabo con las siguientes técnicas:

  • Técnica Transabdominal Peritoneal (TAPP): se accede a la cavidad abdominal y al defecto herniario desde su parte posterior, colocando la malla quirúrgica en el espacio preperotoneal
  • Cirugía Extraperitoneal total (TEP):la malla se coloca entre la musculatura y el peritoneo, sobre el punto de ruptura. Las estructuras anatómicas fijan la malla, por lo que no hace falta poner sujeción adicional.

Equipo médico practicando una cirugía de hernia inguinal por laparoscopia

Así pues, el paso a paso de la cirugía laparoscópica de la hernia inguinal es:

  • En primer lugar, se coloca una vía endovenosa y es posible que se administre algún sedante para relajarte.
  • A continuación, el anestesista inyecta el medicamento a nivel general para que no sientas nada durante la intervención.
  • Es posible que se inserte un catéter en la vejiga para drenar la orina
  • Se realizan 3 pequeñas incisiones, a la altura del ombligo, de unos 0,5 – 1 Para ello se utilizan 3 trocares.
  • Por uno de los puertos, se bombea dióxido de carbono para inflar el abdomen y así poder visualizar con claridad el contenido
  • A continuación, se inserta a través de una cánula (pequeño tubo hueco), el laparoscopio. Este instrumento tiene una cámara insertada, conectada a un monitor, a través del cual el cirujano puede ver los órganos abdominales.
  • El especialista pasará el resto de instrumentos necesarios, por los otros puertos.
  • Una vez dentro, se procede a devolver el saco herniario a su lugar de origen
  • Se coloca una malla quirúrgica en el agujero de la hernia inguinal, evitando así, que el intestino se retraiga a través del orificio.
  • El especialista revisa la zona abdominal para comprobar si ha habido hemorragias u otros daños que reparar.
  • Finalmente, se retira el laparoscopio y se deja una válvula en uno de los puertos para eliminar todo el dióxido de carbono del abdomen
  • Por último, las mini incisiones se cierran con suturas o grapas y se coloca una venda.

Se retira el catéter y se te trasladará a la sala de recuperación. En algunos casos, se administrarán medicamentos para paliar las pequeñas molestias que puedan surgir. En el momento en el que puedas ingerir líquidos, se retirará la vía endovenosa.

Pero ¿qué ocurre si no puede finalizarse la cirugía con la técnica laparoscópica?

En algunos casos, ya habiendo comenzado la cirugía por vía laparoscópica, no es posible finalizarla por razones técnicas: adherencias, dificultad para acceder a la zona inguinal, etc. En esos casos poco seguros, el cirujano convertirá la intervención en una cirugía convencional (cirugía abierta), asegurando la salud del paciente.

Solo el 5 % de las cirugías laparoscópicas, se convierten en cirugía abierta.

Por esta razón, es imprescindible que el especialista sea quien, a través de un examen exhaustivo determine la vía quirúrgica que mejor conviene a tu salud.

Así pues, si cuentas con la recomendación de tu médico para reparar quirúrgicamente tu hernia inguinal, Operarme.es te ofrece una primera consulta de valoración quirúrgica con uno de nuestros especialistas. De esta manera, podrá determinar si la intervención por laparoscopia es la mejor opción en tu caso.

Duración de la operación de hernia inguinal por laparoscopia

La cirugía laparoscópica de hernia inguinal tiene una duración de 45 a 60 minutos. 

Sin embargo, la necesidad de tiempo quirúrgico está influenciado por variables como el tipo de hernia, (bilateral, recidiva, etc.), cuadro médico y perfil del paciente, tamaño de la hernia inguinal, antecedentes quirúrgicos, etc.

Recuperación tras la cirugía por laparoscopia

Una vez finalice la cirugía, abandonarás el hospital a las 24 – 48 horas tras la intervención.

Así pues, desde que abandonas el hospital hasta que acudes a la revisión médica, el proceso de recuperación será el siguiente:

  • Inmediatamente después de la operación, te trasladarán a la sala de recuperación en la que estarás monitorizado durante 1 – 2 horas, hasta despertarte.
  • Cuando te recuperes de los efectos de la anestesia, tendrás que levantarte a orinas, caminar y empezar a tolerar líquidos.
  • Si no sientes molestias, podrás ser dado de alta antes de las 24 – 48 horas.
  • El especialista te recetará calmante para paliar las molestias que puedan surgir durante los primeros 4 – 5 días
  • Podrás retomar tu actividad normal en pocos días y realizar esfuerzos a las 2 semanas.
  • Después de ducharte deberás secar bien las heridas y curarlas con Betadine, para mejorar la cicatrización.

¿Cuáles son los riesgo de la laparoscopia?

Como en cualquier intervención, con la cirugía de hernia inguinal por laparoscopia también pueden surgir complicaciones. Así pues, algunas de los riesgos asociados a la hernia inguinal por laparoscopia, son:

  • Sangrado e infección, aunque son muy poco frecuentes.
  • Posibilidad de sufrir una lesión en la vejiga, intestinos, vasos sanguíneos o conducto espermático.
  • Dificultad para orinar, después de la cirugía. Aunque es poco probable, si sucede, se colocará una sonda en la vejiga durante, al menos, una semana.
  • Siempre, e independientemente de la técnica con la que se lleve a cabo la intervención, existe una posibilidad de que vuelva a aparecer la hernia inguinal.
La tasa de complicaciones tras una cirugía de hernia inguinal por laparoscopia es baja.

Así pues, es importante que sea el especialista quien determine, después del examen y estudio adecuado, qué técnica conlleva menor porcentaje de riesgos en tu caso.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo tardaré en incorporarme al trabajo?

Aunque el tiempo que tardes variará en función del tipo de esfuerzo que tengas que realizar en tu puesto de trabajo, podrás tardar hasta 2 semanas en hacerlo.

¿Cómo será mi recuperación tras la cirugía?

Será una recuperación tranquila. Podrás abandonar el hospital a las 24 – 48 horas, desde la intervención y, una vez en casa, podrás tomar medicamentos (previamente recetados por el médico) para paliar las molestias que puedan surgir.

¿Qué pasa si no se puede finalizar la cirugía por la vía laparoscópica?

Solo en el 5 % de los casos, la cirugía por laparoscopia se convertirá en una cirugía abierta por complicaciones que surjan tras el proceso como: posibles adherencias, dificultad para acceder a la zona inguinal, etc.

Trabajo levantando peso. Si me opero de hernia inguinal ¿cuándo podré incorporarme?

Si ocupas un puesto en el que se realizan esfuerzos físicos, el especialista no te dará el alta médica hasta las 2 semanas.

¿Me tengo que quedar ingresado en el hospital?

Normalmente, la estancia en el hospital tras la cirugía laparoscópica es de 1 – 2 días. No obstante, si presentas una correcta evolución, podrás abandonar antes el hospital.

Tengo una hernia bilateral ¿puedo operarme por la vía laparoscópica?

Si. De hecho, es la técnica recomendada para este tipo de hernias, ya que desde una misma incisión se pueden acceder a las dos afecciones inguinales.

Fuentes de información

Dr. Antonio Rebollo Marina

Dr. Antonio Rebollo Marina
Nº colegiado: 282834715
Médico Asistencial en Centro Médico Caser
ver más

Fecha de publicación: 9 de junio, 2015
Fecha de modificación: 20 de marzo, 2020

Aviso médico: Los contenidos publicados en Operarme.es tienen como objetivo la divulgación, a un público general, de información médica de confianza y están revisados por profesionales sanitarios. En ningún caso, debe ser utilizada para realizar un diagnóstico, indicar un tratamiento o sustituir la opinión médica de un profesional en consulta presencial. Más información en los enlaces a continuación:

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal por Laparoscopia

Hernia Inguinal por Laparoscopia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.249 €
Financiación 
desde 158 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso

Do you want to be assisted in english?

Hi, I’m Stéphanie, Patient Care assistant.

If you need to be assisted in english, you can contact us through the following ways:

Email: estefaniaperez@operarme.es

Calling +34 678 00 58 61

Or, if you prefer, you can write your name and telephone number, and we will call you back as soon as posible,

Thank you.