Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

La cirugía laparoscópica de hernia inguinal paso a paso

5 (100%) 582 votos
09-06-2015
La cirugía laparoscópica de hernia inguinal paso a paso
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

La hernia abdominal más común en hombres y en general es la hernia inguinal, producida, como su propio nombre indica, en la zona de la ingle.

La reparación de una hernia inguinal se puede hacer mediante varios métodos, siendo el más recomendable, por varios motivos, la cirugía por Laparoscopia.

La cirugía laparoscópica requiere un menor tiempo de recuperación y permite solucionar el problema sin dejar una herida quirúrgica apreciable como en la técnica convencional.

¿Qué es una hernia inguinal?

Las hernias inguinales, al igual que el resto de hernias abdominales, aparecen debido a un debilitamiento de la pared abdominal. Al encontrarse esta pared debilitada, en la mayoría de casos cuando el paciente realiza algún esfuerzo físico intenso en la zona (como levantamiento de peso, esfuerzos debido al estreñimiento, etc.), puede ocurrir que el peritoneo (membrana que recubre el abdomen) se introduzca a través de la zona dañada de la pared en el orificio inguinal, formando lo que se denomina “saco herniario”.

El saco herniario de la hernia inguinal se percibe como un bulto en la zona de la ingle.

En ocasiones, puede darse la posibilidad de que parte del intestino o de algún otro órgano se introduzca en el orificio inguinal, produciéndose un estrangulamiento. Esto puede causar que la sangre no circule correctamente por la zona, lo que puede ser peligroso y hay que operar con urgencia, siendo lo que llamamos una hernia inguinal estrangulada.

Solicitar cita para la operación de hernia inguinal por laparoscopia

Además de las hernias inguinales estranguladas, que requieren cirugía de urgencia, también existen las hernias inguinales incarceradas, que consisten en el mismo proceso que la estrangulada, la hernia no puede ser reducida manualmente, pero sin oprimir el tejido en exceso causando la falta de riego sanguíneo. De todos modos, por razones obvias, es muy común que una hernia incarcerada se convierta en estrangulada, por lo que también es conveniente repararla cuanto antes.

Cirugías de reparación de hernia inguinal

Cuando la hernia inguinal presenta síntomas en el paciente, como dolor en la zona o aumento de tamaño, el paciente debe plantearse seriamente someterse a una cirugía de reparación de la hernia inguinal, ya que no mejoran con el tiempo sino que pueden provocar problemas mayores.

Los dos tipos de técnica quirúrgica más habituales a los que puede someterse el paciente para reparar una hernia inguinal son los siguientes:

  • Hernioplastia: tras introducir el saco herniario hacia el interior de la cavidad abdominal, el especialista coloca una malla quirúrgica de material sintético en la parte defectuosa de la pared del abdomen. Esto impedirá que vuelva a producirse el saco herniario.
  • Herniorrafia: el especialista cierra el defecto de la pared abdominal con puntos de sutura.

Actualmente, podemos decir que la técnica más utilizada y con un mayor índice de éxito es la hernioplastia, puesto que impide que vuelva a producirse la hernia, produce menos dolor al paciente después de la intervención y también disminuye los tiempos de recuperación.

Operación de hernia inguinal por laparoscopia

Tipos de abordaje quirúrgico para hernioplastia

El especialista puede acceder de dos maneras distintas al interior de la pared abdominal para colocar adecuadamente la malla quirúrgica al paciente. La hernioplastia se puede realizar de dos maneras distintas:

  • Hernioplastia abierta: mediante una incisión en la zona de la ingle, el cirujano devolverá el defecto herniario a su interior y colocará la malla quirúrgica de modo que todo se mantenga en su lugar. Después, el cirujano, con puntos de sutura, cerrará la incisión capa por capa.
  • Hernioplastia laparoscópica: En este caso, la hernioplastia se realiza mediante un abordaje laparoscópico, que es mínimamente invasivo y permite una recuperación más rápida. Aquí la reparación se realiza del mismo modo pero desde el interior de la cavidad adominal. A continuación explicaremos paso a paso en qué consiste la hernioplastia inguinal por laparoscopia:

Hernioplastia laparoscópica inguinal paso a paso

Antes de pasar a explicar en qué consiste la hernioplastia laparoscópica, debemos explicar primero qué es un laparoscopio.

El laparoscopio consiste en una pequeña cámara conectada por fibra óptica a un monitor que permite al cirujano ver el interior sin necesidad de una cirugía abierta. Este laparoscopio tiene una luz en su extremo distal y es lo suficientemente flexible para observar todo el interior. Hoy en día, es posible el uso de la tecnología 3D para llevar a cabo esta cirugía, pudiendo el cirujano percibir mejor la profundidad en el monitor.

Operación de hernia inguinal por laparoscopio

Con el uso del laparoscopio, el cirujano procede a realizar la intervención, que consiste en lo siguiente:

  1. El cirujano realiza unas incisiones (normalmente son 3 o 4) en la zona a intervenir, en este caso, la zona de la ingle.
  2. A continuación, introduce un gas en el interior de la cavidad para ampliarla y permitir maniobrabilidad y mejorar así la seguridad.
  3. A través de una de estas incisiones, el cirujano introduce el laparoscopio en el interior del cuerpo del paciente. Además del laparoscopio, introducirá también otros instrumentos que le permitan realizar con éxito la cirugía.
  4. El cirujano procede a reparar la hernia con los instrumentos que ha introducido previamente en el interior del cuerpo del paciente, recolocando el tejido herniado en el interior de la cavidad.
  5. El especialista coloca una malla quirúrgica de material sintético en la pared abdominal que estaba dañada. Con esta malla quirúrgica la pared abdominal se consolida impidiendo que se vuelva a producir la hernia.
  6. El siguiente paso es asegurarse de que no se ha producido ningún daño en las estructuras y órganos y a continuación extraer las herramientas quirúrgicas y el gas que permitía ampliar la cavidad pélvico abdominal.
  7. Por último, el especialista en cirugía general cierra las pequeñas heridas quirúrgicas mediante puntos de sutura y posteriormente coloca un apósito.

La anestesia en la operación de hernia inguinal por laparoscopia es general en la mayoría de casos y la cirugía tiene una duración den entre 90 y 120 minutos.

Tras la última incisión, el cirujano colocará un apósito en la zona de las heridas quirúrgicas y se procederá al despertar del paciente.

Una vez el paciente esté despierto y pueda hablar con normalidad y moverse, será trasladado a la sala de reanimación donde permanecerá hasta que se recuperen sus constantes vitales por completo.

Completada la reanimación, se lleva al paciente a su habitación donde estará hasta ser dado de alta, que suele ser 24 h. tras la cirugía.

Solicitar cita para la operación de hernia inguinal por laparoscopia

Ventajas de la cirugía laparoscópica de hernia inguinal

Con respecto a la cirugía abierta, podemos encontrar algunas ventajas de la cirugía de hernia inguinal por laparoscopia:

  • A pesar de que la duración de la cirugía es más larga, la recuperación es más rápida.
  • La cirugía laparoscópica supone menor tasa de dolor en el paciente, además de una disminución del tiempo de hospitalización.
  • Disminuye la posibilidad de que se produzca una recidiva de la hernia (es decir, que vuelva a aparecer).
  • La cicatriz es apenas perceptible, a diferencia de la cirugía convencional, además de que cicatriza más rápido.
  • El paciente podrá volver a realizar sus actividades cotidianas con absoluta normalidad alrededor de tres  semanas tras la intervención.

Si bien el uso de esta cirugía conlleva numerosas ventajas para el paciente, es importante que se lleve a cabo por un cirujano con amplia experiencia en la materia.

Para conocer más sobre la operación de hernia inguinal por laparoscopia, puedes pinchar en la siguiente imagen:

Operación de hernia inguinal por laparoscopia

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 09-06-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal por Laparoscopia

Hernia Inguinal por Laparoscopia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.249 €
Financiación 
desde 158 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso