Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Lesiones de rodilla. La Triada.

23-09-2013
Lesiones de rodilla. La Triada.
Valora esta Noticia:

De entre las lesiones de rodilla que se pueden producir, la triada es de las que más miedo dan a los deportistas de élite debido al largo periodo de recuperación que requieren.

Esta lesión de rodilla es un cúmulo de varias lesiones que en muchos casos se producen de forma independiente, como son la rotura de ligamentos o la fractura del menisco.

Para solucionar la triada, la única solución posible es la cirugía, siendo recomendable principalmente la artroscopia.

La Triada es una de las lesiones más temidas por los deportistas de alto nivel, debido al largo periodo de tiempo necesario para su recuperación, el número de estructuras implicadas, la posibilidad de no recuperar la movilidad anterior a la lesión y, por supuesto, la necesidad obligada de pasar por el quirófano si se tiene intención de volver a competir.

En este tipo de lesión de rodilla, también llamada la triada de O’Donoghue, se ven implicados prácticamente todas las estructuras no óseas de la rodilla, como son el menisco, los ligamentos laterales y los ligamentos cruzados, tanto anterior como posterior. Dicha lesión se produce a causa de una desaceleración brusca o frenada en seco, seguida de un cambio de dirección con la pierna de apoyo.

Solicita cita con un especialista en artroscopia de menisco

En ese instante el pie del individuo se queda “clavado” en el suelo, produciéndose una rotación de la tibia sobre el fémur que no puede ser soportada por las estructuras de la rodilla, momento en el que se escucha el famoso “chasquido”, audible no tan solo por el propio individuo sino que también por la gente de alrededor. Las consecuentes sensaciones tras la lesión son un dolor intenso en la zona de la rodilla junto con la sensación de inestabilidad en la articulación, lo que impide poder caminar.

Foto de la lesión de rodilla de la triada

Debido a la cantidad de estructuras implicadas, es necesario realizar una serie de pruebas para diagnosticar el alcance de la lesión. Además de las pruebas físicas que lleva a cabo el médico, se realizan pruebas radiológicas de cara a descartar fracturas óseas, así como una resonancia magnética.

A la hora de escoger el tratamiento, es necesario conocer el estado de cada uno de los elementos implicados en la lesión de forma individual en primer lugar y después en su conjunto. Por ejemplo, en las lesiones de ligamentos laterales de grado 1 y 2, no es necesaria la cirugía, debido a que cicatrizan espontáneamente. De este modo, cuando el estado de la rodilla mejora lo suficiente, se inicia la rehabilitación para ayudar a la regeneración del ligamento. En cambio, los ligamentos cruzados, siempre van a requerir de cirugía para su reparación, pues en este caso no se regeneran por sí mismos. En definitiva, como mencionábamos al principio, para poder seguir al mismo nivel de actividad física/deportiva que antes de la lesión, es imprescindible someterse a cirugía, siendo recomendable realizarla mediante artroscopia.

Imagen sobre lesiones de rodilla

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 23-09-2013

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (reconstrucción de ligamentos cruzados)

Artroscopia de Rodilla (reconstrucción de ligamentos cruzados)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.649 €
Financiación 
desde 226 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso