Complicaciones de la operación de histerectomía
Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Complicaciones de la operación de histerectomía

26-06-2015
Complicaciones de la operación de histerectomía
Valora esta Noticia:

Una histerectomía consiste en la extirpación del útero como consecuencia de un cáncer de útero, miomatosis uterina, etc.

En ocasiones, la operación de histerectomía puede tener algunas complicaciones asociadas a otros factores, como la obesidad.

La operación de histerectomía debe hacerse, por lo tanto, por un especialista con experiencia para evitar posibles complicaciones.

La operación de histerectomía es el procedimiento mediante el cual se extirpa a una mujer el útero. En ocasiones la extirpación del útero viene acompañada por la extirpación de otros órganos o estructuras anexas que también sea necesario extirpar a causa de la patología.

La mayoría de las veces, los factores de riesgo asociados a la operación de histerectomía o las posibles complicaciones que puedan surgir tras la intervención son las cuestiones que más preocupan a las mujeres que se van a someter a una histerectomía.

Como toda operación, ésta no está exenta de riesgos y posibles complicaciones que puedan surgir durante la cirugía, aunque no debemos olvidar que esta es una de las intervenciones más realizadas en mujeres hoy en día.

Solicitar cita para la operación de histerectomía por laparoscopia

Factores de riesgo que pueden complicar la operación de histerectomía

Debemos señalar algunos factores de riesgo que pueden hacer surgir algunas complicaciones. Algunos de estos factores de riesgo pueden ser:

  • Que la paciente padezca obesidad.
  • Que la paciente fume.
  • Que padezca anemia por falta de hierro.
  • Que la paciente padezca alguna enfermedad del corazón o del pulmón.
  • Que la paciente padezca diabetes.
  • Que la paciente haya sido intervenida previamente en la zona de la pelvis o que haya padecido una infección grave en la zona.
  • Que la paciente ingiera algunos medicamentos recetados o no recetados. En cuanto a esto, es recomendable que la paciente avise al especialista antes de ser sometida a la intervención de todas las medicaciones que esté tomando en la actualidad.
  • Edad de la paciente.

El cirujano valorará todos los factores de riesgo y basado en su experiencia hará que las posibles complicaciones sean las menos posibles en la realización de la histerectomía

Complicaciones de la operación de histerectomía

Posibles complicaciones de la operación de histerectomía

Como ya hemos dicho, la operación de histerectomía, como cualquier otra, no está exenta de riesgos y/o complicaciones que se pueden producir tras la intervención, aunque debemos diferenciar los riesgos y complicaciones según qué tipo de histerectomía se haya hecho.

Hemorragias

Puede producirse una hemorragia precoz durante las primeras 24 horas tras la operación. Esta hemorragia puede localizarse en la zona de la vagina o el abdomen, dependiendo de qué tipo de histerectomía se haya realizado. Sin embargo, es más común que la hemorragia se produzca cuando se ha realizado una histerectomía vaginal que en una histerectomía abdominal.

En estos casos, el cirujano suele realizar un taponamiento en la zona cuando el sangrado es leve. Cuando el sangrado es grave, el cirujano debe realizar una inspección bajo anestesia para solucionar los posibles problemas.

También pueden producirse hemorragias más tardías, entre el séptimo y el vigésimo primer día tras la intervención de histerectomía vaginal o abdominal. Algunos de los motivos por los que podrían producirse las hemorragias tardías pueden ser: reabsorción de los hilos de sutura, necrosis de los tejidos locales, haber practicado relaciones sexuales antes de la completa cicatrización, etc.

Infecciones

Se producen sobre todo cuando se ha practicado una histerectomía vaginal, debido a que las operaciones en las que se debe abrir la vagina están asociadas a la contaminación por las bacterias que hay en la misma. Mediante la ingesta de antibióticos puede controlarse la infección adecuadamente, aunque esto debe ser indicado por el especialista siempre.

La infección, al igual que el sangrado por hemorragia puede presentar síntomas en las primeras 24 – 48 horas tras la intervención. El primer síntoma suele ser la fiebre elevada de la paciente, aunque no siempre está asociada a una infección, sino que puede tener otro origen.

Las infecciones también pueden producirse algunos días después de la operación y pueden localizarse en la herida quirúrgica, en la zona pélvica, en el tracto urinario, etc. Es importante acudir al especialista en estos casos.

Complicaciones de la operación de histerectomía

Complicaciones digestivas

Generalmente, el aparato digestivo de la paciente debe recuperar la normalidad al tercer día de la operación. El intestino delgado suele recuperarse tras pasar 6 – 12 horas tras la intervención, el estómago en las 12 – 24 horas siguientes y el intestino grueso de las 24 – 48 horas. La obstrucción intestinal se produce raramente, en un 2% de todas las histerectomías abdominales y un 0,2% de las histerectomías vaginales aproximadamente. Las adherencias (cuando los tejidos u órganos se quedan pegados entre sí o a la pared abdominal) suelen ser la causa más común de que se produzca una obstrucción en el intestino.

Lesiones urinarias

Se producen, sobre todo, en las histerectomías abdominales, aunque esta cifra es muy pequeña, menos del 2%. Se producen en menos del 0,5% de las histerectomías vaginales. En el caso de que el cirujano localice la lesión durante la operación, la reconstruirá de inmediato.

Para evitar este tipo de lesiones es fundamental que el cirujano conozca perfectamente la zona a operar y la revise antes de finalizar la cirugía.

Solicitar cita para la operación de histerectomía por laparoscopia

Formación de fístulas

La mayor parte de las fístulas en el tracto urinario se produce cuando la histerectomía es radical (extirpación del útero, el cuello del útero, la parte más alta de la vagina y todos los ganglios y conductos linfáticos que la rodean), aunque solo se producen en nmenos del 1% de los casos. Como consecuencia de las fístulas grandes la paciente sufre pérdidas de orina, que son fácilmente diagnosticadas por el especialista. En cuanto a las fístulas pequeñas, pueden cicatrizar por sí solas.

También se pueden producir fístulas gastrointestinales, aunque se producen en raras ocasiones, requiriendo una cirugía más compleja.

Ventajas de la operación de histerectomía

A pesar de los riesgos señalados que pueden producirse durante o después de la operación de histerectomía, debemos tener muy en cuenta las ventajas que tiene la operación.

La principal ventaja, por supuesto, es la mejora de los síntomas que sufría la paciente y la eliminación del dolor y las molestias que ésta sufría antes de someterse a la operación.

Debemos tener en cuenta que, a pesar de las posibles complicaciones mencionadas, esta es una de las intervenciones ginecológicas más realizadas en mujeres con una tasa de éxito muy elevada entre las pacientes, siempre que sea practicada con un cirujano reputado y especialista en este tipo de intervenciones.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 26-06-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Ginecología Ginecología
Operación de histerectomía laparoscópica (extirpación de útero)

Operación de histerectomía laparoscópica (extirpación de útero)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 5.865 €
Financiación 
desde 285 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso