Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Cómo puedo controlar el dolor postoperatorio de la hernia inguinal?

4.5 (90%) 591 votos
27-06-2015
¿Cómo puedo controlar el dolor postoperatorio de la hernia inguinal?
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Tras una operación de hernia inguinal, el equipo médico debe enseñar al paciente cómo debe curar la herida quirúrgica, para evitar complicaciones como la infección.

El dolor postoperatorio puede aliviarse de diferentes maneras, una de ellas es mediante la ingesta de analgésicos.

Para aliviar o evitar el dolor, el paciente también debe poner de su parte, evitando realizar determinadas actividades.

A pesar de ser una intervención sencilla (a manos de un experto en cirugía general por supuesto) y de corta duración, tras la cirugía de hernia inguinal el paciente puede padecer algunos dolores postoperatorios en la zona de la herida quirúrgica, donde se encontraba la hernia, debido a la sutura de los elementos. Para controlar el dolor, el equipo médico le recetará analgésicos al paciente y le enseñará a controlar el dolor postoperatorio y a reducirlo con éxito.

Clasificación del dolor postoperatorio según su duración

Según sea la duración en el tiempo del dolor tras una operación de hernia inguinal, podemos clasificarlo en:

  • Dolor postoperatorio agudo: Se trata del dolor que aparece inmediatamente después de la intervención y que puede durar algunas semanas después de la intervención  en algunos casos. Es muy normal que este dolor aparezca, prácticamente lo padecen todos los pacientes intervenidos de hernia inguinal, sobre todo en la cirugía abierta de hernia inguinal. Suele poder controlarse con analgésicos.
  • Dolor postoperatorio crónico: Es el dolor que todavía puede existir  un año después de haberse realizado la intervención y es el menos habitual. En ocasiones se piensa que el dolor más importante es el que existe inmediatamente después de realizarse la operación, sin embargo, algunos de los pacientes sufren dolor tras haber transcurrido un año e incluso dos. Suele depender de la gravedad de la hernia operada o en aquellas cirugías debidas a recidivas herniaria.

Reparación de hernia inguinal por laparoscopia

Clasificación del dolor postoperatorio en función de su intensidad

Según sea la intensidad del dolor que siente el paciente tras la operación de hernia inguinal, podemos clasificarlo en:

  • Dolor leve: Se trata de un dolor moderado y ocasional, es decir, es un dolor que no limita el movimiento del paciente ni su actividad. Se suprime fácilmente con analgésicos habituales.
  • Dolor frecuente: Es un dolor que el paciente sufre con más frecuencia y que puede impedirle realizar algunas actividades que requieran de esfuerzo físico, como por ejemplo hacer deporte.
  • Dolor severo: Este tipo de dolor es muy frecuente y constante e impide al paciente realizar actividades simples, como caminar. En estos casos puede requerir de una analgesia superior, aunque como todos, acabará desapareciendo con el tiempo.

Dolor tras la operación

Tras la operación, el paciente comenzará a moverse poco a poco y el equipo médico le administrará analgésicos para disminuir el dolor postoperatorio tras la reciente operación de hernia inguinal.

Lo más común es que el paciente sufra dolor, rigidez y malestar general tras la intervención. El cansancio también es normal, ya que no nos olvidemos que a pesar de que no es una cirugía grave, se trata de una intervención quirúrgica con anestesia general o epidural en la mayoría de casos.

Dolor postoperatorio tras la operación de hernia inguinal

En el caso de la hernia inguinal en hombres, éstos pueden experimentar dolor en los testículos e incluso hinchazón. Es posible que tras la cirugía el paciente tenga dificultad para orinar ( sobre todo los pacientes con problemas prostáticos )y precise de una sonda vesical de forma transitoria.

Control del dolor postoperatorio en el hogar

Una vez explicadas las molestias que el paciente puede experimentar, hay que decir que el control del dolor postoperatorio tras la operación de hernia inguinal es sencillo.

El paciente puede tomar analgésicos o antiinflamatorios de uso corriente, como el ibuprofeno, de venta libre en cualquier farmacia. Siempre es aconsejable consultarlo antes con el especialista, ya que por ejemplo la aspirina no es recomendable debido a que hace que la sangre sea más líquida y puede ocasionar la aparición de hematomas. Si el paciente observa una secreción blanca o amarillenta, hinchazón de la zona operada, enrojecimiento, es importante que acuda al médico ya que la herida podría estar infectada.

Una vez retirados  los puntos de sutura, no suelen ser necesarios ningún tipo de apósitos ni más curas salvo indicación expresa por el cirujano.

Reparación de hernia inguinal por laparoscopia

Realización de actividades tras la operación

El mismo día de la cirugía el paciente ya podrá salir del hospital por su propio pie y mantenerse en movimiento.

Durante varias semanas tras la operación de hernia inguinal es recomendable que el paciente evite por completo realizar cualquier tipo de esfuerzo, como levantar peso, o actividades físicas importantes

Además, también está contraindicado realizar deportes que impliquen contacto físico e incluso correr o nadar.

El paciente se puede duchar tras la cirugía teniendo siempre la precaución de secar bien la herida  y aplicar algún antiséptico como betadine o cualquier otro que indique su especialista.

Dolor postoperatorio tras la operación de hernia inguinal

Para volver a reanudar las actividades deportivas y habituales el paciente debe consultar con el especialista, aunque pasadas más o menos 4 semanas el paciente ya podrá retomar su vida normal, siempre y cuando el médico se lo haya indicado.

A modo de conclusión, podemos decir que el control del dolor postoperatorio tras la operación de hernia inguinal es sencillo, solo hay que ser constante y hacerlo todo con mucho cuidado.

Para conocer más sobre la operación de hernia inguinal puedes pinchar en la siguiente imagen:

Conoce más sobre la operación de hernia inguinal por laparoscopia

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 27-06-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal por Laparoscopia

Hernia Inguinal por Laparoscopia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.249 €
Financiación 
desde 158 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso