Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Cómo solucionar una hernia en la ingle?

5 (100%) 596 votos
03-07-2015
¿Cómo solucionar una hernia en la ingle?
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Las hernias en la ingle, también llamadas hernias inguinales, son un tipo de hernia abdominal causadas por un debilitamiento de la pared abdominal a nivel inguinal.

Como única solución para eliminar una hernia en la ingle encontramos la operación quirúrgica, puesto que una hernia en la ingle no se puede cerrar por sí sola.

Las formas de solucionar una hernia en la ingle son dos: mediante cirugía abierta y mediante cirugía laparoscópica. Esta última es la menos invasiva.

¿En qué consiste una hernia en la ingle?

Antes de contestar a esta pregunta, debemos plantearnos: “¿Qué es una hernia?”. Pues bien, una hernia surge debido al debilitamiento de la pared abdominal del paciente que la padece. Este debilitamiento causa que salga por él una especie de saco, llamado “saco herniario”, que está recubierto de peritoneo (membrana que recubre los órganos de la cavidad abdominal). Este saco herniario, normalmente contiene parte de algún órgano, que suele ser el intestino delgado.

La hernia se percibe como un abultamiento en la piel del paciente. La zona donde se localice este abultamiento dependerá del lugar donde se haya producido la hernia.

Centrándonos ya en la hernia en la ingle o hernia inguinal, ésta es la que se encuentra localizada en la zona de la ingle. La zona de la ingle se sitúa a ambos lados del abdomen, pero en su región inferior y lateral. Es una zona con forma de triángulo: desde la parte más alta de la cadera hasta el centro del pubis e igual en el otro lado de la cadera.

Las hernias en la ingle solamente pueden solucionarse mediante una intervención quirúrgica, ya que, aunque presionemos el bulto hacia el interior del abdomen, éste volverá a salir cuando dejemos de hacer presión.

Solicitar cita para la operación de hernia inguinal por laparoscopia

Formas de solucionar una hernia en la ingle

Cuando el paciente decide que es hora de operarse debido a que los síntomas y las molestias que causa la hernia no desaparecen, debe saber que existen dos técnicas quirúrgicas mediante las cuales se puede eliminar por completo la hernia en la ingle. Éstas son las más habituales:

  • Hernioplastia: consiste en la colocación de una malla quirúrgica de material sintético en la zona que se encontraba defectuosa. Antes de la colocación de esta malla, el especialista introduce el saco herniario en el interior de la cavidad abdominal. La malla quirúrgica hará que no vuelva a producirse la hernia, impidiendo que ésta pueda volver a protruir.
  • Herniorrafia: este tipo de intervención quirúrgica consiste en la introducción del saco herniario en el interior de la cavidad abdominal del paciente. Posteriormente, el cirujano pasa a consolidar la pared abdominal mediante puntos de sutura.

En términos generales, podemos decir que las técnicas son parecidas, aunque en una de ellas (la hernioplastia) se coloca una malla quirúrgica y en la otra no. La ventaja que tiene la colocación de la malla quirúrgica es principalmente que impide que vuelva a producirse la hernia, además, la hernioplastia es una técnica que produce menos dolor al paciente una vez realizada la intervención que la Herniorrafia. Los tiempos de recuperación también son menores con la hernioplastia.

Operación de hernia inguinal por laparoscopia

Hernioplastia para solucionar una hernia en la ingle

La hernioplastia, como ya hemos dicho, es la técnica quirúrgica más recomendada para los pacientes que tienen una hernia en la ingle.

El cirujano, sin embargo, para realizar la hernioplastia puede hacerlo de dos maneras distintas, lo que llamamos “abordajes”.

Abordaje abierto para solucionar una hernia en la ingle

Mediante este tipo de abordaje, el cirujano realiza una incisión en la zona de la ingle (en este caso) donde se encuentre la hernia.

Mediante la realización de esta incisión, el cirujano podrá acceder a donde se encuentre el defecto herniario, es decir, la pared abdominal defectuosa. Una vez lo haya localizado, el especialista procede a introducir el saco herniario en el interior de la cavidad abdominal, donde se situaba originalmente.

A continuación, el cirujano pasa a cerrar con puntos de sutura el debilitamiento de la pared abdominal y después coloca una malla quirúrgica de material sintético en la zona donde la pared abdominal se encontraba debilitada y, por tanto, por donde protruyó la hernia.

Una vez colocada la malla quirúrgica, el cirujano pasará a cerrar la herida con puntos de sutura y por último colocará un apósito en la zona.

Operación de hernia inguinal por laparoscopia

Abordaje laparoscópico para solucionar una hernia en la ingle

Este abordaje se realiza con una herramienta quirúrgica denominada laparoscopio.

Un laparoscopio es un instrumento alargado que tiene una cámara integrada en uno de sus extremos. Esta cámara, la cual está conectada por fibra óptica a un monitor situado en el quirófano, permite al cirujano poder ver el interior de toda la cavidad abdominal del paciente. El laparoscopio también tiene una fuente de luz en su extremo, mediante la cual se le hace más fácil ver el interior de la cavidad abdominal.

Con los avances médicos de hoy en día, los cirujanos pueden incluso ver en 3D en el interior del paciente, lo que les permite percibir mejor la profundidad de la zona a operar.

La técnica laparoscópica consiste básicamente en realizar 3 o 4 incisiones al paciente en la zona a intervenir, que en este caso es la ingle. A continuación, se introduce un gas en el interior de la cavidad abdominal, lo que permite que ésta se amplíe y que el cirujano pueda operar de una manera más cómoda y segura.

A través de las incisiones que comentábamos anteriormente, el especialista introduce el laparoscopio y por el resto de incisiones realizadas, introduce otras herramientas quirúrgicas para poder reparar la hernia con éxito.

A continuación, una vez reparada la hernia, el cirujano coloca la una malla quirúrgica de material sintético que cubrirá el defecto producido en la pared abdominal, fortaleciendo así la zona y evitando que pueda volverse a producir la hernia en la ingle.

Por último y una vez retiradas las herramientas quirúrgicas utilizadas en la cirugía, se cierran las pequeñas incisiones con puntos de sutura.

Operación de hernia inguinal por laparoscopia

En cuanto a la duración de hernioplastia inguinal, ésta dependerá del tipo de abordaje utilizado, aunque normalmente la cirugía abierta tiene una duración de unos 30 – 40 minutos y la cirugía laparoscópica dura aproximadamente entre 90 y 120 minutos, es decir, entre una hora y media y dos horas.

Los tiempos que durará la intervención dependerán también la gravedad y el tamaño de la hernia.

¿Qué técnica quirúrgica es la más recomendable?

Hay que decir que ambas técnicas son igualmente recomendables para un paciente con una hernia en la ingle, puesto que al final la solución es la misma: eliminar completamente la hernia inguinal. Si no se interviene, la hernia podría aumentar su tamaño y su gravedad, causando dolor al paciente o incluso estrangulándose (esto ocurre cuando el espacio que tiene la hernia para salir es muy estrecha y queda atascada. Es muy peligroso para el correcto funcionamiento del organismo), lo que habría que operar de urgencia.

Solicitar cita para la operación de hernia inguinal por laparoscopia

Sin embargo, es cierto que el paciente puede tener dudas sobre cuál de estas dos técnicas es la mejor para él. Aquí el cirujano es el que deberá recomendarle una técnica u otra,

Algunas ventajas de la cirugía laparoscópica son, además: recuperación más rápida del paciente (aunque la operación tenga una duración mayor), menos dolor en la zona una vez realizada la intervención, disminuye la probabilidad de que se vuelva a producir la hernia, la cicatriz es mucho más pequeña, casi imperceptible, además su cicatrización es más rápida.

Tras la intervención de hernia en la ingle, el paciente tardará aproximadamente 4 semanas en recuperarse totalmente en el caso de la cirugía abierta. En el caso de la cirugía laparoscópica, la recuperación total será menor, aproximadamente en 3 semanas.

Una vez recuperado totalmente, el paciente podrá volver a realizar sus actividades cotidianas con total normalidad.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 03-07-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal por Laparoscopia

Hernia Inguinal por Laparoscopia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.249 €
Financiación 
desde 158 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso