Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Qué remedios hay para las almorranas?

4.9 (98%) 612 votos
11-09-2015
¿Qué remedios hay para las almorranas?
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Las almorranas (hemorroides) son un problema que puede ocasionar una serie de síntomas al paciente si no las trata adecuadamente.

Existen una serie de medidas que el paciente debe tomar y realizar correctamente para que las almorranas desaparezcan.

El único tratamiento definitivo para tratar las almorranas es la intervención quirúrgica, que las hace desaparecer por completo.

Las almorranas o hemorroides, como ya hemos explicado en otras ocasiones, se producen cuando unas venas del ano, llamadas venas hemorroidales y que tenemos todos nosotros, se inflaman y se vuelven varicosas por distintas razones, las cuales explicaremos más adelante.

Debido a esta inflamación, las venas pueden salirse de su cavidad dando lugar a lo que llamamos almorranas. Éstas pueden inflamarse en el exterior o en el interior del ano, es decir, pueden ser externas o internas.

Dependiendo del grado de gravedad de las almorranas, podemos hablar de: almorranas de grado I, II, III o IV. Las de grado tres y cuatro son las más graves, pudiendo causar al paciente dolores y sangrado.

Causas de las almorranas

Algunas de las causas por las que se producen las almorranas son las siguientes:

  • Estilo de vida: permanecer sentado o de pie mucho tiempo, llevar una vida sedentaria, levantar objetos muy pesados, entre otras cosas, causan la inflamación de las almorranas, ya que hace que aumente la presión y dificulta el riego sanguíneo en la zona.
  • Estreñimiento: las almorranas también se pueden producir cuando se realiza mucho esfuerzo a la hora de evacuar. Esto hace que se realice también presión en las venas hemorroidales. Para acabar con el estreñimiento existe una serie de remedios que comentaremos más adelante.
  • Genética: las almorranas no es lo que se hereda, sino el hecho de que los tejidos que soportan las venas sean débiles.
  • La obesidad y el embarazo: ambos, debido al aumento de peso, ejercen presión en la zona del abdomen y en las venas causantes de las hemorroides.

Solicitar cita con un especialista en hemorroides

Remedios para las almorranas

Una vez aparecen las almorranas, es difícil reducirlas si no es mediante una intervención quirúrgica, aunque existe una serie de medidas y remedios que se pueden poner en práctica para evitar, por ejemplo, que se produzca el estreñimiento que da lugar a las almorranas. Podemos distinguir entre tres tipos de tratamientos para tratar las almorranas: tratamiento conservador o higiénico – dietético, tratamiento farmacológico y tratamiento quirúrgico.

Tratamiento conservador o higiénico – dietético

Este tratamiento consiste, básicamente, en la ingesta de una serie de alimentos recomendados para tratar las almorranas y de las medidas higiénicas que el paciente debe tomar con el objetivo de aliviar las molestias.

Es imprescindible mantener limpia y aseada la zona anal, puesto que en caso contrario, podría infectarse. Lo más recomendable es lavarse en el bidé después de la deposición, siempre con agua fría o templada y jabón. El agua fría es más recomendable, ya que contraerá los vasos sanguíneos y reducirá la hinchazón, aliviando la zona.

Remedios para las almorranas

En cuanto a limpiar la zona anal tras las deposiciones, lo mejor es hacerlo con toallitas, puesto que el papel higiénico podría provocar hemorragias.

El tratamiento dietético consiste en llevar una buena dieta, que facilite la digestión evitando al máximo que pueda producirse estreñimiento, dado que es éste el que hace que las heces hagan presión sobre las venas hemorroidales y se produzca el sangrado, que podemos ver en las heces o en el ano. Algunos de los alimentos que debemos ingerir para facilitar la digestión pueden ser:

  • Todos aquellos alimentos ricos en fibra: facilitarán, como ya hemos dicho, la expulsión de las heces, ya que éstas serán más blandas y no dañarán las paredes del ano al ser expulsadas.
  • Cereales: sobre todo algunos como el trigo, el arroz y el maíz. Sobre todo, los copos de avena tomados durante el desayuno facilitan mucho el tránsito intestinal, ya que es el cereal más rico en fibra.
  • Comida integral: también es recomendable tomar otros alimentos en su variante integral, como la pasta o el pan, por ejemplo.
  • Legumbres: como las lentejas, garbanzos, habichuelas, judías, guisantes y el resto de legumbres en general también son alimentos con mucha fibra que facilitan la digestión.
  • Verduras y hortalizas: como la alcachofa, la zanahoria, la patata
  • Frutas: algunas también tienen fibra, como la naranja, el kiwi, las fresas, la manzana, el plátano, los higos, etc. Hay que señalar que la cantidad de fibra que contienen éstas no es tanta como, por ejemplo, la de los cereales antes comentados, sin embargo, una fruta o dos al día puede facilitar el tránsito.
  • Frutos secos: como las uvas pasas o las nueces son también muy recomendables por su alto contenido en fibra.

Ingiriendo estos alimentos a menudo, el tránsito intestinal será más fácil de realizar, ya que no se producirá estreñimiento alguno y, por lo tanto, las almorranas aparecerán más difícilmente. En el caso de que ya se padezca de almorranas, comer estos alimentos facilitará la expulsión de las heces y no dañará las almorranas.

Remedios para las almorranas

Otros remedios o consejos nutricionales que podemos seguir para las almorranas pueden ser:

  • Beber mucha agua durante el día, aproximadamente un litro y medio al día o incluso más. Beber agua hará que las heces se reblandezcan y no causen dolor en las venas hemorroidales al expulsarse.
  • Tomar alimentos ricos en flavonoides, como por ejemplo: las manzanas, el brócoli, las granadas, las limas, el chocolate, las naranjas, los limones, los tomates, las cebollas, los ajos… Los flavonoides fortalecen las venas y pueden incluso reducir la severidad y duración de los síntomas que causan las almorranas.
  • Tomar alimentos ricos en potasio: éstos sirven para curar las almorranas sangrantes, además ayudan a que no se produzca estreñimiento. Estos alimentos pueden ser los plátanos, la remolacha y las verduras de hojas verdes y oscuras en general.
  • Alimentos ricos en vitamina C: la vitamina C tonifica y reduce el tamaño de las venas, favoreciendo también el proceso de curación de las almorranas. Esta vitamina está presente en: naranjas, fresas, mandarinas, col morada, pimiento rojo y kiwi.
  • Alimentos ricos en vitamina E: también ayuda a la coagulación de la sangre, al igual que los alimentos ricos en calcio. Hace que se reduzca también el sangrado, favoreciendo la curación de las almorranas. Algunos de los alimentos que contienen vitamina E son: el aguacate, las almendras, las acelgas, las espinacas, las avellanas, el perejil, la papaya, las aceitunas,…
  • Alimentos ricos en Zinc: el Zinc también acelera el proceso de curación, haciendo que los síntomas sean menores. Algunos alimentos que contienen Zinc son: el pollo, la cebada, el trigo, el pavo,…
  • Tomar infusiones: algunas como la manzanilla o el té cedrón facilitan el tránsito intestinal.
  • Aceites: añadir aceites a la dieta hace que el tubo digestivo se mantenga lubricado, lo que facilitará la expulsión de las heces sin dañar la zona anal.

Por otro lado, también hay algunos alimentos que hay que evitar cuando se padece de almorranas. Algunos de éstos son aquellos que contienen grasas, los picantes, el alcohol, el café, los alimentos que contengan mucha sal o se conserven en salazón, los alimentos con azúcares refinados. Estos alimentos, favorecen el estreñimiento, pudiendo perjudicar así a las almorranas.

Remedios para las almorranas

Tratamiento farmacológico

Hay que destacar que este tratamiento siempre debe ser recomendado por un especialista.

Los preparados antihemorroidales que recomendará el especialista suelen ser combinaciones de varios componentes en forma de pomadas, que vamos a comentar a continuación:

  • Corticoides: éstos son los que mejor actúan sobre la inflamación, por ello son recomendables sobre todo cuando las almorranas se encuentran prolapsadas, es decir, expulsadas e inflamadas.
  • Anestésicos locales: alivian la picazón o comezón anal que pueden producir las almorranas, además de aliviar el dolor y la irritación de la zona.
  • Vasoconstrictores: tienen la función de comprimir las paredes de los vasos sanguíneos dilatados, con el objetivo de aliviar también los síntomas causados por las almorranas como la picazón, la irritación y el dolor.
  • Antisépticos, astringentes y rubefacientes: tienen la función de evitar que se produzcan infecciones en la zona anal causadas por las almorranas, además alivian el dolor, la irritación y el picor, dejando una sensación de bienestar y de frescor debido a los rubefacientes.
  • Protectores emolientes y capilares: previenen la irritación de la piel y tienen propiedades antiinflamatorias.

Como ya hemos dicho, será el especialista el que explique al paciente las indicaciones y contraindicaciones de estos medicamentos. Siempre hay que consultarlo con él antes de aplicar nada en la zona hemorroidal.

Solicitar cita con un especialista en hemorroides

Tratamiento quirúrgico

Hay que señalar que el tratamiento quirúrgico es el definitivo para eliminar por completo las almorranas, puesto que consiste en la extirpación de las venas hemorroidales. Debido a esto, las almorranas no se podrán volver a producir.

Este tratamiento siempre será indicado cuando las almorranas se encuentren en grado 3 o 4 de gravedad, cuando es más difícil que el tratamiento conservador y el farmacológico tengan efecto. También será indicado cuando los otros tratamientos no funcionen, independientemente del grado de la enfermedad.

Dos de los tratamientos quirúrgicos más realizados para eliminar las almorranas son los siguientes:

  • Hemorroidectomía abierta o de Milligan – Morgan: consiste en la extracción del plexo vascular, es decir, el conjunto de venas, que forma la almorrana por parte del cirujano. El cirujano disecciona o corta la almorrana en el punto más alto, dejando posteriormente la herida quirúrgica sin suturar. Esta técnica suele usarse cuando es complicado cerrar la herida decido a su tamaño, ubicación, etc.
  • Hemorroidectomía cerrada o de Ferguson: esta técnica se realiza exactamente igual que la hemorroidectomía abierta, pero con una única diferencia: la herida quirúrgica es suturada una vez terminada la intervención.

Será el especialista la persona que indicará cuál de las dos técnicas es más recomendable en el caso de cada paciente. Cabe destacar que la intervención de almorranas no suele durar más de una hora aproximadamente, pudiendo marcharse a casa el paciente tras la intervención.

Una vez intervenido, es recomendable que el paciente siga con la dieta rica en fibra y tomando los alimentos recomendados para evitar el estreñimiento.

Descarga gratis nuestro libro sobre hemorroides

Si quieres conocer todo sobre las hemorroides y los problemas asociados a las mismas, puedes descargarte nuestro libro gratuito sobre las hemorroides, desde su aparición hasta su solución mediante tratamientos conservadores o quirúrgicos, puedes hacerlo rellenando el formulario a continuación:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 11-09-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hemorroides (extirpación)

Hemorroides (extirpación)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.950 €
Financiación 
desde 95 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso