Tipos de lesiones meniscales. Lesiones del menisco medial
Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Tipos de lesiones meniscales. Lesiones del menisco medial.

27-09-2013
Tipos de lesiones meniscales. Lesiones del menisco medial.
Valora esta Noticia:

En cada una de nuestras rodillas encontramos dos meniscos diferentes, cada uno de los cuales puede proceder a lesionarse en algún momento de nuestra vida. Estos meniscos son el menisco medial, del cual se hablará en este artículo, y el menisco lateral. En este texto se mostrarán las características del menisco medial, su situación en la rodilla y el tipo de lesión que puede sufrir.

El menisco medial recuerda a una C y se encuentra situado por delante de la inserción en la que se sitúa el ligamento cruzado anterior en la base espinal de la tibia, y unido en la zona central del menisco, a la porción profunda del ligamento colateral medial, o también llamado ligamento capsular.

Solicita cita con un especialista en artroscopia de menisco

A la hora de hablar de las lesiones del menisco medial, es preciso diferenciar entre tres grupos de afectados, diferenciados principalmente por la salud del menisco, lo cual está directamente relacionado con la edad del individuo:

  • Lesión del menisco en pacientes jóvenes: Es una lesión propia de deportistas, lo cual quiere decir que el menisco contiene condrocitos jóvenes, por lo que se trata de un traumatismo sobre un menisco sano.
  • Lesiones de menisco en individuos de mayor edad: Son meniscos con un proceso degenerativo anterior, por lo que para romperse tan solo necesita un mínimo traumatismo, provocando una molestia permanente con pocos síntomas, por lo que los pacientes toman altas dosis de antiinflamatorios. En estos casos, el menisco suele romperse en la parte posterior de la cara inferior del menisco medial. Lo cual es una de las causas más usuales de dolores en la rodilla, sobre todo en mujeres. A pesar de la creencia popular, las lesiones meniscales son más frecuentes en meniscos degenerativos que en los jóvenes pertenecientes a deportistas.
  • Lesiones de menisco en individuos que presentan microtraumas en el menisco medial debido a la postura de trabajo, debido a que pasan gran parte del tiempo con la rodilla flexionada. Aunque no es un menisco sano, cabria englobarlo como tal ya que no se considera un menisco con un proceso degenerativo.

La forma de producirse la rotura traumática del menisco medial también se diferencia según la salud del menisco. En el caso de los meniscos previamente sanos, las roturas se suelen producir en futbolistas, mineros y tapiceros, por ejemplo, ya que se trata de individuos que trabajan mucho con la rodilla en máxima flexión, provocando microtraumas en el menisco de forma continuada. La lesión en estos casos se suele producir debido a una descoordinación entre el movimiento de flexoextensión y el de rotación, que provoca la rotura del menisco en la cara posterior, o en algunos casos una desinserción del menisco (llamada también lesión del paramenisco).

Lesiones del menisco medial

En el caso de que se produzca una compresión, la rotura del menisco será vertical e incluso un poco oblicua. En este caso, se produce la denominada “rotura en asa de cubo”, que se caracteriza por el desprendimiento de una zona del menisco y posterior desplazamiento al centro de la articulación, provocando un bloqueo en la rodilla y la consecuente imposibilidad de flexionar o extender la rodilla. En el caso de que la lesión se produzca a nivel del paramenisco, la lesión será muy dolorosa pero con posibilidad de cicatrización.

En cambio, las lesiones en meniscos previamente degenerados, la rotura se produce de modo horizontal. En estos casos, los meniscos gozan de menor elasticidad que los sanos, por lo que un simple movimiento puede provocar el fallo de control del ligamento cruzado anterior y del cuádriceps, que sujetan la rodilla, produciéndose una rotura de menisco por un fenómeno de cizallamiento. Puede producirse en cualquier situación, incluso al dar la vuelta en la cama. Cabe mencionar, que esta última lesión es más propensa en mujeres que en hombres.

Solicita cita con un especialista en artroscopia de menisco

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 27-09-2013

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

Artroscopia de Rodilla (lesiones de menisco)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.849 €
Financiación 
desde 138 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso