Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Operación de fisura anal y hemorroides, ¿se pueden solucionar a la vez?

27-10-2015
Operación de fisura anal y hemorroides, ¿se pueden solucionar a la vez?
Valora esta Noticia:

Las hemorroides y las fisuras anales son problemas del ano, por lo que en ocasiones se pueden dar a la vez y solucionarse en una misma cirugía.

La principal característica de la fisura anal es el dolor que ésta produce, sin embargo, en las hemorroides no siempre se da.

El tratamiento más eficaz y definitivo, tanto para una fisura anal como para las hemorroides, es la cirugía para su extirpación.

​​

Las fisuras en el ano y las hemorroides son dos de los problemas de cirugía general que se ven con mayor frecuencia en los pacientes. Más concretamente, estos problemas se encuentran asociados al ano y causan molestias y síntomas muy similares, por lo que se pueden confundir fácilmente.

Sin embargo, en otras ocasiones, hay pacientes que se encuentran con ambas patologías a la vez, lo que puede llegar a ser más molesto todavía.

En este punto, es importante señalar que el diagnóstico debe hacerlo un especialista en cirugía general y del aparato digestivo, que será él quien podrá concretar si se trata de una fisura anal, hemorroides o ambas a la vez.

En el caso de que estés pensando en operarte de hemorroides y fisura anal a la vez, puedes solicitar una consulta inmediata, gratuita y sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto.

Operación de hemorroides y fisura anal

Causas de ambas patologías: hemorroides y fisura anal

Las causas de la aparición de las hemorroides y la fisura anal al mismo tiempo también pueden estar asociadas, puesto que cuando se producen por separado, algunos de las causas son prácticamente las mismas. Estas causas pueden ser:

  • Diarrea: En el caso de las hemorroides, una diarrea crónica o que se produce con frecuencia, puede ocasionar la irritación de las venas hemorroidales, lo que causa su inflamación. Del mismo modo, las heces líquidas pueden causar quemazón en el ano, que provoca un debilitamiento de la mucosa anal y causa el desgarro, es decir, la fisura anal.
  • Estreñimiento: De manera totalmente contraria a la diarrea, el estreñimiento también puede causar una inflamación de las venas hemorroidales y una fisura anal. Esto se debe a que los esfuerzos realizados durante la defecación afectan al flujo sanguíneo de la zona, por lo que se acumula la sangre y se inflaman las venas hemorroidales. El esfuerzo realizado durante la defecación y la falta de lubricación del canal anal también provoca daños en la mucosa, por lo que se puede producir una fisura anal.
  • Embarazo y/o parto: Debido al peso del feto en el interior del útero materno, se ejerce presión en las venas ilíacas, lo que induce a la aparición de las hemorroides. Como causa del embarazo, la madre también puede experimentar estreñimiento, que como ya hemos dicho puede causar ambos problemas, fisura anal y hemorroides.
  • Hemorroides: Por otro lado, las hemorroides en sí mismas también pueden ser las causantes de la aparición de una fisura anal, puesto que pueden causar daños en la mucosa anal y producirse por lo tanto una fisura anal. Por otro lado, puede ocurrir lo contrario, que una hemorroide aparezca como reacción a una fisura anal, lo que se denomina “hemorroide centinela”.

Operación de hemorroides y fisura anal

Síntomas de las hemorroides y la fisura anal

Al igual que las causas, los síntomas de ambas patologías también son en algunos casos los mismos, puesto que ambas patologías se localizan en la misma zona y afectan al mismo tejido. Algunos de los síntomas que se dan cuando las hemorroides y la fisura anal se dan a la vez pueden ser:

  • Dolor: Es más característico de las fisuras anales que de las hemorroides (en su caso suele darse cuando son graves). El dolor se experimenta sobre todo cuando pasan las heces a través del canal anal. Este dolor puede durar unos minutos o incluso horas. Si las hemorroides se encuentran en estado grave y además se tiene alguna fístula en el ano, el dolor será bastante notable.
  • Sangrado anorrectal: En ambas patologías el sangrado es de un color rojo brillante y se manifiesta en el papel higiénico o incluso en las heces. El sangrado se debe al contacto de las heces con la zona dañada.
  • Picor: Es lo más característico junto con el dolor, ya que es la presencia de la mucosa lo que causa esta picazón o quemazón en la zona anal. Esta mucosa también podría manchar la ropa interior.
  • Molestias: Al sentarse, acostarse o cambiar de postura, la fisura y las hemorroides pueden ocasionar molestias al paciente.

Hay que destacar que las hemorroides en muchos casos no presentan síntomas, pero la fisura anal sí, por lo que cuando se dan a la vez los síntomas pueden estar asociados o a la fisura anal o a ambas patologías.

Tratamiento de hemorroides y fisura anal a la vez

Existen dos tipos de tratamientos para solucionar ambos problemas, ya se den a la vez o por separado.

Tratamiento conservador

Algunas de las medidas que indicará el especialista para la desaparición tanto de la fisura anal como de las hemorroides, serán las siguientes:

  • Seguir una dieta rica en fibra: Para evitar el estreñimiento y, por tanto, el empeoramiento de la fisura y las hemorroides, es recomendable seguir una dieta rica en frutas, verduras, cereales, legumbres, alimentos integrales, etc. Esto facilitará la expulsión de las heces.
  • Realizar baños de asiento: Lo recomendable tras cada deposición es la realización de baños de asiento con agua fría o templada y jabón en lugar de usar papel higiénico, ya que así se mejora la higiene en la zona, además de relajar el esfínter.
  • Tratamiento farmacológico: El especialista también pude recomendar la aplicación de pomadas que contienen anestésicos y antiinflamatorios, que lubricarán la zona y reducirán la inflamación de la zona.
  • Tomar muchos líquidos: La ingesta de líquidos (mínimo un litro y medio al día), al igual que la dieta rica en fibra, facilita la expulsión de las heces, ya que las ablanda.

Este tratamiento conservador puede o no funcionar, puesto que la zona a tratar es muy delicada. En el caso de que no haga efecto, ya sea porque el problema está muy avanzado o por otro motivo, habría que recurrir al tratamiento definitivo para eliminar tanto las hemorroides como la fisura anal: la cirugía.

Paciente con fisura anal y hemorroides

Tratamiento quirúrgico

En este caso será el especialista quien recomiende o no la cirugía.

Respondiendo a la pregunta que nos hacíamos al inicio de este artículo (“Operación de fisura y hemorroides, ¿se pueden solucionar a la vez?”), la respuesta es sí. Ambas patologías pueden repararse en una misma operación, en la que se realizará una hemorroidectomía y una esfinterotomía.

La hemorroidectomía es la operación mediante la cual se extirpa el plexo vascular (el conjunto de venas hemorroidales) causante de las hemorroides. En cuanto a la esfinterotomía es la operación mediante la cual se repara una fisura anal.

Una vez realizada la intervención de ambas patologías, el paciente notará una notable mejoría en los síntomas y molestias que sufría con ambos problemas.

La realización de ambas operaciones tendrá una duración aproximada de una  hora y media, siempre dependiendo de la gravedad del problema y de las características personales del paciente.

Recuperación de la operación de hemorroides y fisura anal

La recuperación o postoperatorio de ambas operaciones realizadas en una misma intervención requerirá más cuidados que si se tratara solo de una de las dos operaciones por separado, ya que la zona será más sensible todavía.

En cuanto a la hospitalización del paciente será por regla general de 24 h.

Antes de abandonar el hospital, el especialista dará una serie de instrucciones y recomendaciones que el paciente debe seguir cuidadosamente para acelerar el proceso de recuperación y para no sufrir los síntomas postoperatorios. Algunas de estas instrucciones serán: comer alimentos con mucha fibra, realizar dos o tres baños de asiento al día para limpiar la herida, ingerir laxantes si existe estreñimiento, etc.

Operación de hemorroides y fisura anal, recuperación

Si las medidas se siguen adecuadamente, las heridas sanarán con éxito y lo más probable es que no vuelvan a aparecer las hemorroides ni las fisuras anales.

En cuanto a la recuperación total del paciente, será de aproximadamente un mes para la fisura anal y de 15-20 días para las hemorroides, siempre que todo vaya bien, por lo que la recuperación total puede ser un mes o mes y medio.

Por último, cabe destacar que la intervención de ambas patologías es segura y no suele tener ninguna complicación, por lo que es muy recomendable en pacientes que sufran estas patologías al mismo tiempo (o por separado), ya que verán una mejoría prácticamente inmediata de los molestos síntomas.

Descarga gratis nuestro libro sobre hemorroides

Si quieres conocer todo sobre las hemorroides y los problemas asociados a las mismas, puedes descargarte nuestro libro gratuito sobre las hemorroides, desde su aparición hasta su solución mediante tratamientos conservadores o quirúrgicos, puedes hacerlo rellenando el formulario a continuación:

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 27-10-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hemorroides (extirpación)

Hemorroides (extirpación)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.950 €
Financiación 
desde 95 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso