Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Extirpar un quiste sebáceo, ¿Qué hay que saber?

4.5 (90%) 279 votos
06-11-2015
Extirpar un quiste sebáceo, ¿Qué hay que saber?
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Extirpar un quiste sebáceo es una intervención sencilla, rápida y que no requiere ingreso hospitalario.

La extirpación de un quiste sebáceo se puede realizar por estética o por molestias  causadas por él.

Los cuidados postoperatorios tras la extirpación de un quiste sebáceo son sencillos pero muy importantes.

Un quiste sebáceo es un quiste benigno compuesto por material cutáneo muerto y láminas de queratina.

Un quiste sebáceo se produce cuando las células de la superficie de la primera capa de la piel (epidermis) quedan dentro de la piel (dermis) y se multiplican en lugar de exfoliarse y renovarse.

Los quistes sebáceos van creciendo progresivamente conforme las capas de piel se van adheriendo a él; dentro de él la piel estancada se va transformando en un material sebáceo y el tamaño del quiste va aumentando progresivamente con el paso del tiempo.

Los quistes sebáceos suelen producirse en el cuero cabelludo, en la cara, en la espalda y en la ingle, aunque pueden producirse en cualquier parte del cuerpo.

Solicitar cita para la operación de quiste sebáceo

Normalmente un quiste sebáceo suele dejarse sin tratamiento hasta el momento en el que se infecta, crece demasiado o provoca demasiadas molestias. También suelen eliminarse por cuestiones puramente estéticas, sin necesidad de que se haya infectado ni de que haya crecido desmesuradamente.

Un quiste sebáceo no desaparece solo, se mantiene y suele ir creciendo poco a poco.

En caso de que el quiste esté infectado sí que resulta necesario extirparlo, si se padecen los síntomas de dolor, enrojecimiento y calor en la zona del quiste es probable que el quiste se encuentre infectado, por lo tanto es aconsejable acudir al médico.

¿Cómo evitar la aparición de un quiste sebáceo?

No se puede evitar su aparición, pero sí que se pueden seguir una serie de hábitos que disminuyan las probabilidades de que los quistes sebáceos aparezcan en nuestra piel.

Extirpar quistes sebáceos, cicatriz

Los hábitos a seguir para prevenir la aparición de quistes sebáceos pueden resumirse en llevar un estilo de vida saludable.

Es aconsejable dormir las horas suficientes y evitar el exceso de azúcar para tener un sistema inmunológico fuerte; también conviene evitar la sobreexposición al sol y usar siempre protección solar (mejor si puede ser sin aceites).

La parte más importante es la de exfoliar la piel con frecuencia para eliminar las células muertas y favorecer que las capas de piel se vayan renovando continuamente.

¿Qué soluciones existen para los quistes sebáceos?

Cuando un quiste comienza a infectarse es necesario tomar medidas para controlar su inflamación y su infección y evitar que el problema se agrande.

Extirpar un quiste sebáceo mediante cirugía

La solución más recurrente para los quistes sebáceos infectados  suele consistir en practicar una pequeña intervención quirúrgica de incisión y drenaje.

Se realiza una incisión en el quiste y se vacía su contenido. Pasados varios días, cuando la infección ha remitido, se extrae quirúrgicamente la pared del quiste para evitar que este pueda volver a desarrollarse. Al finalizar la intervención el médico suele poner algunos puntos de sutura.

Extirpar quistes sebáceos, médico

Se trata de una intervención quirúrgica mínima que se realiza de forma ambulatoria y aplicando anestesia local. El paciente puede volver a su casa nada más termine la intervención, aunque en función de la zona en la que haya sido la intervención, puede que necesite varios días de reposo antes de volver a sus actividades normales para evitar el dolor y que pueda saltar alguno de los puntos de sutura.

En ocasiones, se puede usar otra técnica bastante reciente para la eliminación de quistes sebáceos: la vaporización con láser de dióxido de carbono. Esta técnica solo suele llevarse a cabo en algunos casos, cuando los quistes sebáceos tienen menos de 1,5 cm de diámetro y cuando están muy poco adheridos a las capas internas de la piel. 

El procedimiento se lleva a cabo mediante la realización de una pequeña incisión con el láser, posteriormente se realiza el drenaje del quiste sebáceo. De esta manera la cicatriz que queda es mínima, en ocasiones prácticamente nula, por lo que esta técnica ofrece una gran ventaja estética frente a la intervención quirúrgica convencional. 

Cuidados postoperatorios tras la extirpación de un quiste sebáceo

Una vez que el paciente se encuentre en su casa recuperándose de la intervención es necesario que lleve una serie de cuidados con los puntos de sutura que se le han puesto. Es muy importante cuidar y curar los puntos para que estos se curen correctamente y no se infecten.

Es necesario lavar la zona intervenida a diario con agua y jabón neutro, después hay que secarla con mucho cuidado, evitando frotar y procurando realizar suaves pulsaciones sobre la zona con una toalla limpia o con una gasa hasta que la zona esté completamente seca.

Posteriormente, una vez que la zona intervenida esté limpia y seca, tenemos que aplicar algún tipo de solución de povidona yodada y vendar la zona para protegerla de golpes o roces con la ropa.

Solicitar cita para la operación de quiste sebáceo

Es muy importante evitar los roces o golpes en la zona; si la intervención se ha realizado en una zona que molesta para caminar o realizar otras actividades es conveniente guardar reposo hasta que la herida esté curada.

Siempre se deben seguir las instrucciones del médico en cuanto a la curación e higiene después de una intervención quirúrgica, sea esta de la magnitud que sea.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Es importante que contacte con su médico si tiene síntomas fuera de lo común o los síntomas que presenta se mantienen durante demasiado en el tiempo.

En cualquier caso es recomendable acudir a su médico en caso de:

  • Tener fiebre alta.
  • Dolor que no cesa ni con medicamentos.
  • Que la zona intervenida aumente su tamaño.
  • Que la zona intervenida se vuelva de un color extraño.
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 06-11-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Lipomas y quistes sebáceos, extirpación

Lipomas y quistes sebáceos, extirpación

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 390 €
Consultar
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso