Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Síndrome del túnel carpiano, qué es, causas, síntomas, prevención y tratamiento

03-12-2015
Síndrome del túnel carpiano, qué es, causas, síntomas, prevención y tratamiento
Valora esta Noticia:

El síndrome del túnel carpiano es una afección que puede dificultar mucho las actividades diarias de quienes lo padecen.

La única manera de solucionar de forma efectiva y definitiva el síndrome del túnel carpiano es mediante una intervención quirúrgica.

Las nuevas profesiones asociadas a la tecnología y al uso excesivo del ordenador están aumentando los casos de síndrome del túnel carpiano.

​​

El túnel carpiano es un conducto situado en la cara interna de la muñeca, entre los huesos de la muñeca y el ligamento anular del carpo. Por él pasan los tendones que permiten flexionar los dedos y también el nervio mediano. Es un conducto bastante estrecho.

El Síndrome del Túnel Carpiano (STC) es una patología por la que los tejidos de la zona, ligamentos y tendones principalmente, se inflaman y presionan el nervio mediano. Esta situación causa dolor, entumecimiento y hormigueo, entre otros problemas.

Por el túnel carpiano pasan multitud de tendones, por lo que el nervio mediano tiene un espacio muy estrecho para pasar, si los tendones se inflaman el espacio que queda para que pase el nervio mediano aún es menor, por lo que el nervio mediano queda presionado, ocasionando dolor e impidiendo realizar todas las funciones de la mano de una forma óptima.

El nervio mediano y los tendones son los encargados de mover los dedos de la mano, por lo que si el nervio está dañado es muy probable que se presente dificultad para mover correctamente la muñeca y los dedos.

Cuáles son las causas del síndrome del túnel carpiano

Normalmente, la aparición del Síndrome del Túnel Carpiano (STC) no tiene una única causa, sino que suele estar provocado por un conjunto de situaciones complementarias.

Las actividades que impliquen mover las muñecas o los dedos de forma repetitiva o forzada, el uso de herramientas que vibren, o traumatismos locales son factores que potencian enormemente la aparición del Síndrome del Túnel Carpiano.

Solicitar cita para la operación de síndrome del túnel carpiano

Las personas cuyo trabajo les exige realizar movimientos de muñeca de flexión y extensión de forma constante, como por ejemplo estar con el ratón de un ordenador o estar escribiendo con el teclado del ordenador, son más propensas a sufrir el Síndrome del Túnel Carpiano (STC). Estas profesiones han sido tradicionalmente las de charcuteros, mecanógrafos, transportistas y limpiadores, entre otros.

Hoy en día, con el avance de la tecnología y la implantación de los ordenadores en muchos puestos de trabajos ha aumentado la incidencia del Síndrome del túnel carpiano (STC).

Es más frecuente que el Síndrome del Túnel Carpiano (STC) se presente en personas de mediana edad, pero en los últimos años, debido al gran consumo de videojuegos por parte de los jóvenes, los casos de Síndrome del Túnel Carpiano (STC) se están viendo muy aumentados en la etapa de la adolescencia, debido al abuso de los videojuegos, tanto en los ordenadores como en otros tipos de consolas.

Más allá de las costumbres posturales y de movimientos, hay otros factores que pueden propiciar la aparición del síndrome del túnel carpiano:

  • Artritis en la muñeca.
  • Obesidad.
  • Alcoholismo.
  • Tumores o quistes en la zona de la muñeca.
  • Cambios hormonales y líquidos que se acumulan durante el embarazo o la menopausia.
  • Fracturas de huesos.

El factor hereditario también puede influir, ya que algunas personas tienen túneles carpianos más estrechos que otras, y esto puede heredarse.

Operación del síndrome del túnel carpiano

Síntomas

Los síntomas del STC van apareciendo poco a poco y se van acrecentando de manera progresiva. Algunos de los síntomas más comunes y extendidos son:

  • Problemas para mover los dedos de manera coordinada.
  • Calambres, hormigueos y entumecimiento en los dedos.
  • Dolor en los dedos y en la muñeca que se extiende hacia el resto del brazo.
  • Dificultad para poder coger objetos con las manos.

Si el síndrome del túnel carpiano no comienza a tratarse a tiempo, sus síntomas se van acrecentando con el tiempo pudiendo llegar a causar la atrofia de algunos de los músculos de la mano.

Es habitual que los síntomas del síndrome del túnel carpiano (STC) se incrementen durante la noche, ya que se suelen adoptar posturas en las que se flexionan las muñecas para dormir.

¿Cómo prevenir el síndrome del túnel carpiano (STC)?

Una buena alimentación resulta muy positiva para todo lo relacionado con el organismo, y también para prevenir el síndrome del túnel carpiano. El calcio, el potasio y el magnesio son nutrientes muy importante para que los músculos puedan funcionar de manera óptima y por tanto sea más difícil desarrollar el STC.

Usar herramientas que estén diseñadas específicamente para reducir las lesiones de muñeca (como teclados o ratones de ordenador especiales) y usar protectores de muñeca mientras se realizan estas actividades resulta muy beneficioso para prevenir la aparición de esta dolencia.

Operación del síndrome del túnel carpiano

Hacer descansos, sacudir la muñeca y realizar estiramientos cuando se lleve un rato realizando la misma actividad con la mano ayuda a aliviar la tensión que se va acumulando.

También resulta muy beneficioso intentar mantener una buena posición de la muñeca de forma continua, de manera que no se fuercen demasiado los músculos y tendones que acaban terminando por favorecer la aparición del Síndrome del Túnel Carpiano (STC).

Tratamientos del síndrome del túnel carpiano

Si el Síndrome del túnel carpiano se detecta en una fase muy temprana y se siguen una serie de hábitos, es posible tratarlo con opciones no quirúrgicas para reducir sus síntomas y para controlarlo durante largos periodos de tiempo. Si el Síndrome del túnel carpiano se encuentra en una fase muy avanzada, su única solución será la intervención quirúrgica.

Si el Síndrome del túnel carpiano no está muy avanzado, se recomienda el uso de férulas para ayudar a la muñeca a mantener una posición neutra. Es frecuente su uso durante la noche y durante las actividades de riesgo mencionadas anteriormente.

Aplicar paños fríos o calientes en la zona dolorida puede ayudar bastante a reducir el dolor en la zona de la muñeca o del brazo.

El uso de medicamentos para aliviar el dolor es muy frecuente, se usan medicamentos antiinflamatorios no esteroides, tan frecuentes como el ibuprofeno o el naproxeno. Si con estos medicamentos no es suficiente, es probable que en ocasiones sea necesario inyectar corticoides para proporcionar alivio, aunque los dolores volverán cuando se pase el efecto de cualquier tipo de medicamento que se consuma.

Resulta básico realizar cambios en los hábitos que producen y agravan el síndrome del túnel carpiano.

Tratamiento del síndrome del túnel carpiano

Cirugía de síndrome del túnel carpiano

Cuando el síndrome del túnel carpiano está muy avanzado su única solución es la intervención quirúrgica. La intervención consiste en cortar el ligamento que está presionando el nervio mediano, de esta manera el túnel carpiano se queda más espacioso para dejar hueco al nervio mediano y a los tendones. Al aumentar el tamaño del túnel, se reduce la presión en el nervio mediano.

Se accede a la zona a intervenir realizando una incisión en la palma de la mano y suele realizarse mediante un procedimiento ambulatorio y bajo anestesia local.

Tras la cirugía, el ligamento comienza a cicatrizarse y a crecer de manera transversal, dejando un mayor espacio de forma continua para que se ubiquen con soltura los tendones y el nervio mediano.

Solicitar cita para la operación de síndrome del túnel carpiano

A parte de la intervención en abierto, existe la posibilidad de intervenir el túnel carpiano mediante un procedimiento laparoscópico. Mediante el procedimiento laparoscópico, se realiza una incisión menor en la palma de la mano, se introduce un laparoscopio y se corta el ligamento desde el interior. El resultado es el mismo que el del procedimiento en abierto, pero el tiempo de recuperación es menor, ya que la incisión que se realiza es más pequeña.

Tras la intervención quirúrgica del túnel carpiano, será recomendable levantar la mano y mover los dedos de vez en cuando, para reducir la inflamación de la zona y prevenir una futura rigidez.

Tras la intervención, es normal tener dolor, inflamación y algo de rigidez durante los días posteriores, incluso es muy habitual usar muñequera durante las 3 semanas posteriores a la intervención quirúrgica. Durante varios meses después de la intervención es habitual tener molestias en la palma de la mano y alguna dificultad para coger objetos, pero se irá mejorando de forma progresiva con el paso del tiempo.

Descarga nuestro libro sobre el síndrome del túnel carpiano

 
Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 03-12-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Traumatología Traumatología
Síndrome del Tunel Carpiano

Síndrome del Tunel Carpiano

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 1.549 €
Financiación 
desde 75 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso