Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Hernia inguinal en mujeres, ¿Es habitual?

04-12-2015
Hernia inguinal en mujeres, ¿Es habitual?
Valora esta Noticia:

Las hernias inguinales son aquellas que se sitúan, como su propio nombre indica, en la zona de la ingle y pueden manifestarse como un bulto (saco herniario).

En las mujeres, muchas veces se puede confundir la hernia inguinal con la hernia crural o femoral debido a la zona en la que se encuentra.

La hernia inguinal es más común en hombres que en mujeres y sólo se puede reparar mediante cirugía. 

​​

¿Qué es y cómo se manifiesta una hernia inguinal en mujeres?

Una hernia inguinal se presenta como una protuberancia o bulto causado por un saco herniario. Las hernias son causadas por un debilitamiento en la pared interior de los músculos del abdomen que produce un desgarro de ésta, lo que hace que salga al exterior el contenido del abdomen (vísceras en su gran mayoría) y se manifieste como un bulto en el paciente.

Las hernias inguinales son aquellas que aparecen en la ingle debido al debilitamiento de la pared del músculo situado en esta zona. En otros casos, las hernias inguinales pueden ser congénitas, es decir, pueden aparecer desde el momento del nacimiento debido a una predisposición genética. En este caso hay que decir que es más común en niños que en niñas.

¿Cómo detectar si tengo una hernia inguinal? Síntomas

Si la paciente padece un bulto en la zona de la ingle debe acudir cuanto antes al especialista en cirugía general y del aparato digestivo, puesto que será él quien confirme el diagnóstico.

Las hernias inguinales son de fácil detección, puesto que al especialista le basta con realizar una exploración física, ya que se percibe como un abultamiento, como ya hemos dicho antes.

Solicitar cita para la operación de hernia inguinal en mujeres

También es posible que el doctor quiera comprobar que efectivamente se trata de una hernia inguinal haciendo a la paciente realizar algunas acciones para confirmarlo, como pueden ser: toser, orinar, levantar peso o realizar otro tipo de esfuerzos. Es normal que al realizar estas acciones el paciente pueda sentir dolor, lo que es un síntoma claro de hernia inguinal.

¿Por qué aparecen las hernias inguinales en mujeres? Causas

Como ya hemos comentado, una hernia inguinal en mujeres puede ser causada por un debilitamiento del canal inguinal y posterior debilitamiento de la pared abdominal durante la formación del feto en el útero materno, aunque la protrusión de la hernia también puede deberse a la realización de esfuerzos físicos importantes que aumenten la presión en el tejido y en los músculos abdominales. Algunos de los factores que pueden aumentar la presión en el abdomen y pueden provocar la hernia pueden ser:

  • Levantamiento de objetos pesados.
  • Padecer tos crónica.
  • Padecer estreñimiento crónico: realización de esfuerzo durante las evacuaciones.
  • Tener náuseas y vómitos.
  • Padecer sobrepeso.
  • Debilitamiento de la pared abdominal a causa de la edad.

Las hernias inguinales pueden ser de dos tipos: agudas o crónicas.

  • Las hernias inguinales agudas son aquellas que aparecen de repente debido a la realización de algún esfuerzo físico o debido a una intervención previa realizada en la pared abdominal.
  • Las hernias inguinales crónicas son aquellas que se desarrollan a lo largo del tiempo, conforme se desarrolla también la debilidad en la pared abdominal de la mujer. En estos casos no se determina una causa concreta de su aparición, sino que el propio debilitamiento de la pared abdominal es la causa.

¿Son igual de comunes las hernias inguinales en mujeres que en hombres?

Hay que decir que las hernias inguinales aparecen con mayor frecuencia en hombres que en mujeres, pero ¿por qué razón? La explicación es sencilla y es la siguiente:

En el caso de los fetos varones, cuando se desarrollan en el interior del útero materno y conforme van creciendo y madurando, sus testículos comienzan a desarrollarse en el abdomen para poco después pasar al escroto. El conducto mediante el cual se desplazan del abdomen al escroto se denomina “canal inguinal”.

Operación de hernia inguinal en mujeres

Una vez los testículos han llegado al escroto, el canal inguinal se cierra, lo que impide que los testículos se vuelvan a desplazar hacia el abdomen. Sin embargo, puede haber ocasiones en las que el canal inguinal no se cierre completamente, lo que puede causar que una porción del intestino se introduzca al interior de éste causando la hernia.

Por otro lado, en el caso de las mujeres, el debilitamiento en el canal inguinal también se puede dar, puesto que también lo tienen.

Sin embargo, y como comentaremos más adelante, en ocasiones la hernia inguinal en mujeres puede confundirse con la hernia inguino–crural o femoral, mucho más frecuente en mujeres.

Hernia femoral: más común en mujeres. Diferencias con la hernia inguinal

Es muy fácil confundir una hernia inguinal con una hernia femoral o inguino–crural, puesto que la zona donde se localizan ambas es casi la misma. En el caso de la hernia femoral, el orificio se sitúa justo debajo de la ingle, donde se inicia la pierna, por el contrario, la hernia inguinal se sitúa en la región más cercana al pubis.

Esta afección, como ya hemos dicho antes, es más común en mujeres que la hernia inguinal debido a la predisposición anatómica de las mujeres.

La hernia femoral, al contrario que la hernia inguinal, es en todo los casos adquirida, puesto que no se ha podido demostrar que existan orígenes congénitos en su formación. Sin embargo, su origen adquirido es, al igual que en el caso de la hernia inguinal, debido al debilitamiento de la pared del abdomen y a la realización de esfuerzo abdominal por parte de la paciente.

Una de las causas de la aparición de una hernia femoral en mujeres son los embarazos múltiples, ya que las mujeres que han tenido varios hijos a lo largo de su vida son más propensas a sufrir el debilitamiento de la pared abdominal.

Operación de hernia inguinal en mujeres

Llegados a este punto hay que destacar que el diagnóstico de la hernia por parte de un especialista en cirugía general y del aparato digestivo con experiencia es vital, puesto que será él quien distinga correctamente el tipo de hernia. El diagnóstico por parte del especialista debe realizarse cuanto antes, puesto que cuanto más tarde se realice, más posibilidades tendrá la paciente de sufrir una incarceración y estrangulación de la hernia, sobre todo en el caso de padecer una hernia femoral. Esto requeriría una cirugía de urgencia, puesto que parte del intestino se queda atrapado en la hernia y puede producirse necrosis o muerte del tejido, lo que puede ser peligroso para la paciente.

Tratamientos para la hernia inguinal en mujeres, intervención quirúrgica

La única forma que existe de reparar una hernia, sea del tipo que sea, es la intervención quirúrgica.

La paciente debe acudir cuanto antes al especialista por los motivos que hemos explicado anteriormente, además, si no se trata cuanto antes, la hernia puede aumentar de tamaño y dificultar el éxito de su tratamiento y, por lo tanto, aumentar el número de complicaciones que pueden poner en riesgo la vida de la paciente.

Para reparar la hernia inguinal o cualquier otro tipo de hernia, existen tres formas de hacerlo.

Reparación de hernia inguinal en mujeres por herniorrafia

Esta intervención consiste en la sutura del defecto herniario, es decir, cerrar con sutura el defecto en la pared abdominal, lo que impide que vuelva a protruir el contenido abdominal.

Este tipo de intervención se realiza cada vez menos, puesto que la hernioplastia ofrece una serie de ventajas al paciente. En todo caso, será el especialista el que recomiende al paciente un tipo de intervención u otro.

Operación de hernia inguinal en mujeres

Reparación de hernia inguinal en mujeres por hernioplastia abierta

En este caso, el especialista repara la hernia colocando una malla quirúrgica de material sintético donde se encuentra el defecto herniario. Esta malla lo que hace es hacer de pared abdominal justo donde ésta se encuentra defectuosa, lo que hace que la cavidad abdominal no pueda volver a protruir hacia el exterior.

La hernioplastia es la técnica más utilizada hoy en día, puesto que es la técnica que menos posibilidades da a la hernia de volver a salir al exterior.

Reparación de hernia inguinal en mujeres por hernioplastia laparoscópica

En esta técnica quirúrgica, la principal diferencia con la hernioplastia abierta es que se utiliza un instrumento quirúrgico denominado laparoscopio y que no es necesario realizar grandes incisiones en la zona para reparar la hernia. Además, los tiempos de recuperación de la paciente y el dolor postoperatorio son menores con esta técnica.

El laparoscopio es un instrumento que tiene una cámara diminuta en uno de sus extremos y que, introduciéndolo mediante una pequeña incisión en la zona de la hernia de la paciente, es posible ver el interior de la cavidad y permitir al cirujano operar la zona con mayor precisión.

Solicitar cita para la operación de hernia inguinal en mujeres

A través de unas pequeñas incisiones en la zona, el cirujano puede operar correctamente y sin complicaciones. Una vez reparado el defecto, se coloca también una malla quirúrgica que impedirá que la hernia vuelva a protruir. Finalmente, se suturan las pequeñas incisiones.

En cuanto a la duración de la intervención, siempre dependerá del tipo de técnica utilizada, aunque normalmente la hernioplastia abierta tiene una duración de unos 30-40 minutos y la hernioplastia laparoscópica dura unos 90-120 minutos.

El tiempo de duración siempre dependerá de la gravedad y tamaño de la hernia.

¿Son habituales las hernias inguinales en mujeres?

Para finalizar y como ya hemos dicho a lo largo del texto, las hernias inguinales son más frecuentes en hombres que en mujeres debido a su anatomía, aunque no podemos descartar que se produzcan también en mujeres en algunos casos.

Como también hemos señalado, las hernias inguinales en mujeres pueden confundirse fácilmente con las hernias femorales o inguino–crurales, debido a que ambas se sitúan casi en la misma zona. Las femorales son mucho más frecuentes en mujeres que las inguinales.

En todo caso, es necesario acudir cuanto antes al especialista para que éste determine el tipo de hernia.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 04-12-2015

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal por Laparoscopia

Hernia Inguinal por Laparoscopia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.249 €
Financiación 
desde 158 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso