Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Posibles complicaciones tras una colecistectomía por laparoscopia

20-01-2016
Posibles complicaciones tras una colecistectomía por laparoscopia
Valora esta Noticia:

La colecistectomía por laparoscopia es la técnica quirúrgica más utilizada para la extirpación de la vesícula biliar.

Las complicaciones de una colecistectomía por laparoscopia son poco habituales, aunque existe la posibilidad de que se produzcan.

Una de las complicaciones más habituales son los efectos secundarios de la anestesia, los cuáles desaparecen unas cuantas horas después de la cirugía..

​​

¿En qué consiste la colecistectomía por laparoscopia?

La cirugía de la vesícula biliar se denomina laparoscópica cuando se lleva a cabo a través de pequeñas incisiones haciendo uso de una cámara diminuta que se introduce a través de una de ellas y permite al médico observar el interior de la cavidad abdominal del paciente sin necesidad de una incisión de gran tamaño. Se trata de una intervención quirúrgica  de mínima invasión, además de que es la más usada hoy en día para realizar colecistectomías. La intervención se lleva a cabo con anestesia general. 

La extracción de la vesícula biliar es el tratamiento preferido para la mayoría de las personas que tienen cálculos biliares que causan síntomas y la laparoscopia es la técnica más utilizada. Durante la colecistectomía laparoscópica se realizan varias incisiones pequeñas en el abdomen para permitir la inserción de varios instrumentos quirúrgicos y una pequeña cámara de vídeo, tal y como mencionábamos antes. Después de las incisiones iniciales, el médico cirujano utiliza dióxido de carbono para inflar la cavidad abdominal, de cara a mejorar la visibilidad y accesibilidad de los órganos abdominales. La cámara introducida en la cavidad abdominal envía imágenes ampliadas del interior del cuerpo a un monitor de video, dando al cirujano una vista cercana de los órganos y tejidos. El cirujano observa el monitor y realiza la operación mediante la manipulación de los instrumentos quirúrgicos a través de pequeñas incisiones separadas en el abdomen.

Colecistectomía por laparoscopia

La vesícula biliar es identificada y cuidadosamente diseccionada librándola de sus anexos en el hígado. Una de las partes más importantes de la intervención es la identificación del triángulo de Calot,  un área anatómica limitada por el hígado, el conducto cístico y el conducto hepático común. El conducto cístico y la arteria cística se identifican, se pinzan con clips de titanio y se cortan. La vesícula biliar se separa entonces del lecho del hígado y se retira a través de una de las pequeñas incisiones.

¿Cuáles son las ventajas de la colecistectomía por laparoscopia?

Con la colecistectomía laparoscópica el paciente puede regresar a trabajar mucho antes, tener menos dolores después de la intervención quirúrgica, una menor estancia hospitalaria y necesitar un menor tiempo de recuperación. La mayoría de los pacientes tras una operación abierta de vesícula biliar necesitan 2 semanas de recuperación, mientras que tras una laparoscopia el paciente puede volver a su casa dentro de las 24 horas siguientes. Aunque durante la laparoscopia se realiza más de una incisión en la pared abdominal, cada corte es mucho menor que la típica incisión abierta, que puede llegar hasta de 10 a 15 cm de longitud, lo que favorece que la recuperación sea mucho más rápida. Los procedimientos de la colecistectomía laparoscópica se llevan a cabo más como una cirugía ambulatoria que como una cirugía mayor, lo que significa que el paciente se va a casa el mismo día de la operación y puede recuperarse en la comodidad de su hogar, aunque es habitual quedarse una noche o dos en el hospital. Como resumen, la colecistectomía por laparoscopia tiene las siguientes ventajas:

  • Es un procedimiento de invasión mínima.
  • Tiene una recuperación muy rápida, con una hospitalización de 1 a 2 días y con un postoperatorio muy confortable con mínimo dolor.
  • Todo esto hace posible un rápido reintegro laboral.

Colecistectomía por laparoscopia

¿Cuáles son las complicaciones de la colecistectomía laparoscópica?

Como cualquier cirugía, este procedimiento quirúrgico también puede causar ciertas complicaciones, aunque se trata de una intervención bastante habitual que en pocas ocasiones suele presentar complicaciones serias. Entre las complicaciones hay que mencionar:

La lesión del conducto biliar

Puede haber daños en la vía biliar, siendo su incidencia ligeramente superior a la de la cirugía abierta (0,3% frente a 0,5%). Esto puede causar pérdida de bilis y dolor abdominal poco después de la intervención.

Colección o absceso intraperitoneal

Es una de las complicaciones más frecuentes de la colecistectomía laparoscópica, dentro de lo poco habituales que suelen ser las complicaciones cuando la cirugía se lleva a cabo en manos de un cirujano con experiencia. Se trata de una acumulación de pus de pequeño tamaño y se encuentra localizada en en el lecho vesicular. Pueden tener su origen en una lesión de la vía biliar, una fístula del muñón cístico o en un conducto menor del lecho hepatico.

Infección

Las infecciones de las heridas son raras y de poca relevancia clínica, pudiéndose solucionar de forma sencilla con el tratamiento adecuado.

Colecistectomía por laparoscopia

Hemorragia

La hemorragia puede originarse en:

  • En el sitio de punción de los trócares (herramienta quirúrgica que permite la introducción de los instrumentos necesarios para la intervención laparoscópica).
  • En el epiplón, que se trata de una especie de membrana de tejido graso que cubre los órganos del abdomen inferior y conecta el estómago y los intestinos hasta el hígado entre otras funciones.
  • En el pediculo vesicular (arteria cística o una de sus ramas)
  • En el lecho hepático, referente a la zona del hígado donde se sitúa la vesícula.

Efectos secundarios de la anestesia

Después de la cirugía el paciente puede experimentar problemas como, náuseas y vómitos, alteraciones de la tensión arterial, mareos o dolor de cabeza. Todos ellos son efectos secundarios de la anestesia que se irán solucionando en las horas siguientes a la cirugía.

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 20-01-2016

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Colecistectomía por Laparoscopia (Piedras en la Vesícula Biliar)

Colecistectomía por Laparoscopia (Piedras en la Vesícula Biliar)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 4.470 €
Financiación 
desde 217 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso