Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

Hernia de ombligo en adultos, ¿Hay que operar?

4.6 (92%) 658 votos
15-02-2016
Hernia de ombligo en adultos, ¿Hay que operar?
  • Publicado:
  • Escrito por Equipo de redacción de Operarme.es
Valora esta Noticia:

Las hernia de ombligo en adultos es bastante habitual y la solución de finitiva es la reparación quirúrgica.

Existen una serie de factores de riesgo que favorecen la aparición de hernias de ombligo, como es el IMC.

La cirugía de hernia de ombligo puede realizarse con diferentes técnicas y hablamos de ellas en este artículo.

A modo de curiosidad inicial, decir que la palabra hernia proviene del latín y significa rotura.

Una hernia es una protrusión anómala de estructuras abdominales a través de un orificio de la pared abdominal contenidas en un saco herniario, es decir, una hernia se produce cuando una parte del cuerpo sobresale dentro de un área donde no debería. En el caso de que esto se produza en la zona del ombligo se demonina hernia de ombligo o más correctamente, hernia umbilical. La única solución definitiva ante una hernia de ombligo es la cirugía

Las hernias tienen 3 partes principales: el orificio en la pared abdominal a través de que sale la hernia, el contenido de una cavidad que protruye a través del orificio y el saco herniario.

Ciertas zonas de la pared abdominal son naturalmente propensas a debilitarse y provocar lo que conocemos como hernias. Con el envejecimiento y las tensiones físicas consecuencia de la actividad diaria, estas partes del abdomen pueden debilitarse aún más y romperse. Una rotura en la pared abdominal puede permitir que los intestinos u otros tejidos del interior de la cavidad abdominal sobresalgan a través de la zona dañada. Cualquier abertura en la pared abdominal es propensa a debilidad. Esto incluye los canales naturales en el área de la ingle y aberturas producidas anteriormente que ya han cerrado pero que vuelven a causar problemas, como pueden ser el ombligo o incisiones quirúrgicas ya cicatrizadas.

Operación de hernia umbilical precio

¿Cómo se clasifican las hernias abdominales?

Las hernias abdominales se clasifican según su localización y pueden ser:

Internas, es decir, unas protrusiones hacia un compartimento en la cavidad abdominal. Estas hernias no se pueden observar por fuera.
Externas que se ven por fuera:

  • Inguinocrural: inguinales y femorales
  • Ventrales: umbilicales, epigástricas, Spiegel, postincisionales.

Hernia de ombligo, ¿Hay que operar?

Las hernias abdominales se clasifican según su clínica como:

  • Congénitas, es decir, el problema ya existe cuando nace el bebé
  • Adquiridas: la debilidad abdominal aparece con el paso del tiempo
  • Recidivante: la hernia aparece en el lugar de una hernia anterior
  • Reductible: se puede introducir hacia la cavidad abdominal
  • Incarcerada: la hernia queda atrapada por los músculos abdominales
  • Estrangulada: La hernia es irreductible, hay bloqueo del tránsito intestinal y de la irrigación del intestino herniado, pudiendo ir la víscera a la necrosis, gangrena y perforación.

Hernia de ombligo, ¿Hay que operar?

Según el contenido del saco herniario se distinguen:

  • Desplazamiento: la hernia está compuesta por el contenido de la cavidad abdominal
  • Richter: contiene sólo una parte de la pared del intestino
  • Littré: contiene un divertículo de Meckel
  • Amyand: contiene el apéndice cecal con apendicitis o no

Según el tamaño de la hernia podemos hablar de:

  • Hernias de pequeño tamaño (menor de 2 centímetros)
  • Hernias de mediano tamaño (entre 2 y 4 centímetros)
  • Hernias de gran tamaño (mayor de 4 centímetros)

¿Cómo se define la hernia umbilical?

La hernia umbilical es un abultamiento alrededor del ombligo, la cual puede contener epiplón (capa de tejido graso que recubre y soporta los intestinos y órganos del abdomen inferior), intestino delgado o intestino grueso dentro del saco herniario.

¿Cómo se forman las hernias umbilicales?

Una hernia umbilical se desarrolla cuando la presión abdominal empuja los intestinos u otros tejidos a través de una zona débil cerca del ombligo. Primero el revestimiento abdominal sobresale a través de un área débil y comienza a formar el saco herniario. El saco en esta fase puede contener grasa, intestino u otros tejidos y en este momento la hernia puede causar o no protuberancia visible.

Posteriormente el intestino empuja aún más hacia el interior del saco y se forma una protuberancia visible. En esta fase cuando el paciente se acuesta o empuja su hernia hacia adentro, esta puede aplanarse. Esto se llama hernia reducible y no causa ningún peligro inmediato.

Hernia de ombligo, ¿Hay que operar?

Más adelante el saco que contiene el intestino puede quedar atrapado por el músculo de la pared abdominal, es decir, quedar encarcelado. En esta fase ya no se puede aplastar el bulto y la patología se llama hernia umbilical irreducible. El síntoma principal en esta fase es el dolor y a menudo es necesario un tratamiento inmediato.

Si el intestino queda fuertemente atrapado, se estrangula. La zona estrangulada pierde el suministro sanguíneo y puede necrosarse. Si esto ocurre el paciente tendrá dolor severo y bloqueo intestinal. La intervención quirúrgica es urgente para aliviar la obstrucción.

¿Cuáles son los factores de riesgo de una hernia umbilical?

Algunos factores facilitan el desarrollo de las hernias de ombligo:

  • Obesidad con IMC mayor de 35
  • Tos crónica
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
  • Fibrosis quística
  • Tabaquismo
  • Levantar objetos pesados, esfuerzo excesivo
  • Desnutrición
  • Enfermedad Obstructiva Urinaria
  • Ascitis
  • Estreñimiento
  • Enfermedades de la próstata
  • Embarazos

¿Cuáles son los síntomas de la hernia de ombligo?

En la mayoría de los casos no hay síntomas y la hernia solo causa problemas estéticos. Algunas personas tienen molestia o dolor en la zona del ombligo. El dolor puede ser peor al hacer esfuerzo o levantar objetos pesados. Cuando la hernia se agranda y queda atrapada dentro del orificio y pierde su riego sanguíneo, es decir, se estrangula, el paciente tendrá náuseas, vómitos, y no será capaz de eliminar gases o tener evacuaciones intestinales. En este caso se necesita una cirugía de inmediato.

¿Cómo se diagnóstica la hernia del ombligo?

Generalmente el médico puede ver o sentir la hernia durante la exploración física del paciente. Le pueden solicitar que tose, puje, levante algo o se agache. Durante estas pruebas la hernia puede agrandarse. Se puede hacer una ecografía o tomografía computarizada para conocer las características de la hernia. Cuando hay obstrucción en el intestino, la radiografía del abdomen ayudará en el diagnóstico.

¿Cómo se trata la hernia umbilical?

El único tratamiento y el definitivo para la hernia de ombligo es la operación quirúrgica.  La pared abdominal se compone de capas de músculo, grasa y otros tejidos. Estas capas son responsables para dar fuerza a la pared abdominal. Durante la intervención quirúrgica el objetivo es la reparación de la debilidad en el tejido muscular y conectivo. Esto impide que los intestinos u otros tejidos sobresalgan una vez más.  Durante las reparaciones tradicionales se realiza una incisión sobre la hernia. Se cose el tejido muscular que está debilitado. Se cierran las capas superiores.

Hernia de ombligo, ¿Hay que operar?

La otra opción es la reparación de la pared abdominal sin tensión con malla. En este caso el músculo abdominal no se sutura, sino una malla cubre el área debilitada como un parche. En este caso no hay tensión en los músculos. La recuperación tras esta operación es más rápida y menos dolorosa. Con el tiempo, los tejidos cercanos crecen en la malla para reforzar la reparación. La reparación con malla según la colocación de esta puede ser:

  • Reparación frontal: En este caso un parche de malla se coloca en el frente de la zona debilitada, el parche se sutura a los tejidos cercanos para mantenerlo en su lugar.
  • Reparación trasera: El parche de malla está colocado detrás de la zona débil y se sutura a los tejidos cercanos. En este caso la presión dentro del abdomen ayuda a mantener el parche en su lugar.
  • Reparación combinada: Los parches de malla se colocan delante y detrás de la zona débil.

La cirugía puedes ser abierta o laparoscópica. Durante la cirugía abierta se realiza una incisión por encima o por debajo del ombligo hasta llegar al defecto herniario. El cirujano recolocará las vísceras en el interior del abdomen empujándolo hacia adentro. Posteriormente se coloca la malla y se cierra la incisión. Cuando la cirugía es laparoscópica se realizan 3 o 4 pequeñas incisiones en el abdomen. La malla se introduce con la ayuda del laparoscopio a través de estas incisiones pequeñas. Después de la colocación correcta de la malla se cierran las incisiones con unos puntos.

¿Qué debe hacer antes de la cirugía de reparación de la hernia de ombligo?

  • Informarle  a su médico qué medicamentos, suplementos o plantas medicinales toma.
  • Su médico le comentará que medicamentos debería dejar de tomar antes de la intervención.
  • Deje de fumar, porque el tabaquismo afecta el flujo sanguíneo y puede retrasar la cicatrización.
  • Lavar suavemente la zona quirúrgica la noche anterior de la cirugía.
  • No beba ni coma nada después de la medianoche antes de la intervención.

Hernia de ombligo, ¿Hay que operar?

¿Qué pasará el día de la cirugía?

  • Se le pedirá que se ponga una bata de hospital.
  • Se le colocará una vía intravenosa para administrarle medicamentos y líquidos.
  • Se desinfectará la zona de la operación.
  • Se le administrará la anestesia.
  • Se realizará la intervención quirúrgica. Conoce el paso a paso de la operación de hernia umbilical.

¿Qué le pasará después de la intervención quirúrgica?

  • Primero se le llevará al área de recuperación para que descanse.
  • Se monitorizará su tensión arterial y su frecuencia cardiaca.
  • Se le administrarán analgésicos para controlar el dolor.
  • Puede irse a casa cuando el cirujano se lo indique.
  • Siga las instrucciones de su cirujano referente a la rehabilitación.

Llame a su médico si nota hinchazón, sangrado, dolor que va aumentando, fiebre por encima de 38 ºC, problemas para orinar, náuseas, vómitos, enrojecimiento o supuración de la incisión.

Operación de hernia umbilical precio

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 15-02-2016

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Umbilical (tratamiento quirúrgico)

Hernia Umbilical (tratamiento quirúrgico)

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 2.179 €
Financiación 
desde 105 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso