Instalamos cookies propias y de terceros para optimizar la navegación, realizar estudios estadísticos para mejorar la funcionalidad de los servicios ofrecidos y ofrecer publicidad relacionada con las preferencias de sus usuarios en función de sus patrones de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su instalación en su navegador. Ahora bien, puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.

ACEPTAR

¿Qué anestesia se utiliza en la operación de hernia inguinal?

08-04-2016
¿Qué anestesia se utiliza en la operación de hernia inguinal?
Valora esta Noticia:

La reparación de una hernia inguinal se puede realizar mediante hernioplastia con malla quirúrgica o mediante herniorrafia, siendo la primera la más utilizada.

El abordaje para llevar a cabo la operación de hernia inguinal puede ser tanto abierto, como laparoscópico, teniendo este último ventajas sobre el otro.

La operación de hernia inguinal necesita de anestesia obligatoriamente, aunque dependerá del paciente y de la opinión del médico el uso de un tipo u otro.

Ante una operación de hernia inguinal, ya sea por laparoscopia o mediante cirugía abierta, el paciente realizará previamente un preoperatorio, para de este modo poder llevar a cabo la cirugía de la forma más segura posible y conocer el tipo de anestesia que conviene ponerle al paciente según sus propias características.

¿En qué consiste el preoperatorio?

El preoperatorio consiste en 3 pruebas que se realizan por diferentes razones:

Analítica de sangre completa

Una analítica permitirá tanto al médico como el anestesista conocer la salud del paciente. Principalmente se realiza para conocer si existe alguna infección que pueda suponer una complicación durante la intervención o causar problemas durante la cirugía. Del mismo modo, si en la analítica aparecen problemas de coagulación y otros síntomas que puedan suponer un riesgo para el paciente es importante conocerlo.

Electrocardiograma

En este caso, el electrocardiograma permitirá al cirujano que realizará la operación de la hernia inguinal así como al anestesista que asistirá en la cirugía si el paciente tiene un corazón lo suficientemente saludable para poder soportar la anestesia.

Anestesia en la operación de hernia inguinal

Placa de tórax

Se trata de una radiografía del tórax permitiendo ver el corazón, los pulmones, las vías respiratorias, huesos de la columna, vasos sanguíneos y tórax. Su uso permite conocer si existe algún indicio de infección, algún problema cardiaco o pulmonar, o si la tráquea está bien colocada, por si fuera necesario intubar durante el uso de la anestesia general.

Consulta con el anestesista

En la mayoría de casos, después de realizar las pruebas preoperatorias, es habitual que el anestesista tenga una consulta con el paciente para conocer los resultados y revisar la historia clínica completa del paciente.

De este modo, podrá determinar el tipo y cantidad de anestesia, general o regional, que necesita cada paciente en concreto.

También es habitual que además de la revisión del historial, se le realicen una serie de preguntas asociadas a los hábitos de vida e incluso de antecedentes familiares de alergias o problemas cardiacos.

¿Qué anestesia se puede utilizar en estas cirugías?

La anestesia que se utiliza en la cirugía de hernia inguinal, ya sea laparoscópica o abierta, suele ser principalmente general o regional, utilizándose anestésico local en muy contadas ocasiones:

Anestesia general

Este tipo de anestesia duerme al paciente por completo, lo que evita notar cualquier tipo de dolor o molestia durante la cirugía. Del mismo modo, la anestesia permite evitar ansiedad por parte del paciente. Este tipo de anestesia se administra por vía intravenosa, pudiéndose compaginar con la inhalación de un gas mediante una máscara.

El efecto de la anestesia se produce de forma progresiva y la cirugía no se iniciará hasta que el paciente esté completamente dormido.

En el caso de la anestesia general es necesario intubar al paciente para ayudarle a respirar y evitar problemas postoperatorios, siendo una de las razones por las que se realiza la placa de tórax, determinándose que la tráquea está colocada correctamente.

Anestesia en la operación de hernia inguinal

Anestesia regional

La anestesia regional, siendo en este caso epidural o espinal, duerme al paciente de mitad del cuerpo hacia los pies. Esto permitiría al paciente permanecer despierto durante la cirugía sin sentir ningún tipo de dolor, aunque para evitar cualquier tipo de ansiedad se le suele sedar para que no note nada y la cirugía se le pase más rápido.

La anestesia regional consiste en la introducción de un medicamento anestésico en la zona lumbar, más concretamente en el canal medular, insensibilizando temporalmente la parte baja del cuerpo.

¿Qué tengo que indicarle al cirujano o anestesista?

Sin duda, hay una serie de aspectos que hay que indicarles, como por ejemplo:

  • Si estás o crees que podría estar embarazada
  • Cualquier tipo de medicamento que esté tomando, ya sea con receta o sin receta, así como suplementos, hierbas o cualquier cosa que esté tomando.
  • En el caso de que seas diabético, también es importante que lo sepa el cirujano, ya que si bien para efectuar la intervención no tiene por qué ser un problema, a la hora de recuperarse y de que cicatrice la herida es importante hacerlo con mucho cuidado.
  • También es importante indicar si se ha sometido a alguna cirugía con anterioridad, sobre todo si ocurrió cualquier tipo de complicación.

¿Qué tengo que evitar antes de la cirugía de hernia inguinal?

  • Evitar tomar durante mínimo la semana antes de la cirugía medicamentos que dificultan la coagulación de la sangre como son la aspirina, el ibuprofeno u otros, importante comentárselo al cirujano para que te indique.
  • También es importante dejar de fumar antes de la cirugía (y en general), para favorecer la coagulación y la recuperación postoperatoria, ya que el tabaco dificulta la cicatrización de las heridas.

La anestesia durante la operación de hernia inguinal

Una vez en el quirófano, el paciente se encontrará con el cirujano, el anestesista y un miembro del equipo de enfermería.

Allí se procederá a administrarle la anestesia, ya sea vía intravenosa en el caso de la general o mediante la punción lumbar en el caso de la raquídea, y se monitorizará al paciente durante toda la intervención para revisar cualquier posible alteración de sus constantes vitales, así como regular la anestesia evitando que se despierte y sufra dolor.

En el caso de la anestesia regional es posible que se le administre un sedante para reducirle la ansiedad y permitir que la cirugía se pase rápido.

La cirugía tan sólo empieza cuando la anestesia ha hecho efecto por completo. Si quieres conocer más sobre la cirugía de hernia inguinal pincha en la siguiente imagen:

Información sobre la operación de hernia inguinal

Riesgos de la anestesia en la cirugía de hernia inguinal

Los principales riesgos de la anestesia están asociados a la edad, enfermedades asociadas como cardiopatías y diabetes, la obesidad o el consumo de sustancias como el tabaco o el alcohol.

Reacciones a los medicamentos, aunque esto ocurre en muy pocas ocasiones ya que se realiza el preoperatorio para evitarlo.

Problemas respiratorios, asociados principalmente a la anestesia general pero poco habituales.

Si tienes más preguntas sobre los riesgos de la anestesia, lo mejor es hablarlo con el cirujano que va a llevar a cabo tu intervención.

 ¿Qué sentiré después de la cirugía con anestesia general?

Es normal despertarse cansado y mareado tras la intervención debido a los fármacos de la anestesia, pudiendo llegar a sentir ganas de vomitar, boca reseca, dolor de garganta y frío.

De todos modos, no hay que preocuparse ya que no aparecen siempre y se pasan al cabo de un par de horas.

Si estás pensando en someterte a una operación de hernia inguinal, solicita una consulta de valoración quirúrgica gratuita y sin compromiso pinchando a continuación:

Consulta para operación de hernia inguinal

Información Médica de Confianza

Artículo de elaboración propia bajo la supervisión de nuestra Dirección Médica.

Fecha de publicación: 08-04-2016

comments powered by Disqus

La publicación de comentarios a través de DISQUS es un servicio que gestiona Disqus Inc. sita en EEUU, por lo que con la aceptación de su Política de Privacidad y la publicación de comentarios, Usted consiente expresamente la transferencia internacional de datos a dicho país con las finalidades descritas por Disqus y al tratamiento de sus datos por esta entidad. Operarme.es se limitará a responder su comentario y no tratará los datos para ninguna otra finalidad ni los cederá a terceros.

Cirugía general Cirugía general
Hernia Inguinal por Laparoscopia

Hernia Inguinal por Laparoscopia

PRECIO CERRADO
(Todo incluido) 3.249 €
Financiación 
desde 158 €/mes
Solicitar Cita
Consulta gratuita, inmediata
y sin compromiso